Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2009/10/14

FALANGISTAS Y DEMÓCRATAS DE TODA -O CASI TODA- LA VIDA: A PROPÓSITO DE LA GUERRA CON O SIN CUARTEL QUE ESTÁN DANDO ESTOS DÍAS LOS FASCISTAS

"...esos villanos y vividores políticos que, como es sabido, les dejan manifestarse para tratar de amedrentar al pueblo, usando a los fascistas a su antojo, ora soltándoles el lazo como si de perros de presa se tratasen, ora recogiéndolos, según cual sea la coyuntura del momento"

Informacion y agitacion (Kaos en la red)
Como ya habrán deducido nuestros más fieles lectores, el objetivo último de INFORMACIÓN Y AGITACIÓN no es hacer crítica ni balances puntuales del día a día; de esos hechos y desechos cotidianos que conforman nuestra más rabiosa actualidad: los jaques u órdagos a la chiquita o a la grande (esto es, al CDN o al PP) lanzados por Miguel I de Navarra (también conocido como El Bravo Corellano), las virtudes del macho Camacho al frente del galeón osasunista… o, por qué no decirlo, las distintas gracietas que, maldita sea la gracia, están perpetrando últimamente los falangistas; para analizar avatares como esos u otros igual de divertidos ya están otros blogs, como los que tenemos enlazados en esta bitácora. Nuestro primer y principal objetivo no es ese, sino formar, informar y agitar conciencias y mentes tratando de aportar algo de sal y pimienta al gris-Barcina que actualmente preside el contendido de los medios de comunicación: razón ésta por la que desde el principio estamos apostando por escribir artículos de fondo, más o menos irónicos, sobre asuntos no basados directamente en hechos puntuales, sea cual sea su gravedad. Para reflexionar e ironizar sobre los mismos, acerca del devenir diario, ya están los otros citados, y lo hacen muy bien, por cierto. Lo que pasa es que con la guerra que últimamente, en sus distintas acepciones (variadas las mismas aunque siempre dentro de un mismo color, el azul mahón) están dando los autodenominados a sí mismos “falangistas”, estando dicha guerra sin o con cuartel –o cuartelillos(s)- de por medio, no podemos menos que hacer algunas reflexiones al respecto; y es que la cosa tiene su gracia: todas las carreteras, calles y plazas de nuestros pueblos, en un alarde de atosigante policromía, llenas de polis de todos los colores (incluso se ha quedado corto el viejo slogan de los 80 que aseguraba que de azul, verde o marrón, un cabrón era un cabrón, rojos a tutiplé como los hay ahora también), todas las vías públicas sembradas de todo tipo de cámaras “de seguridad”… y a la hora de la verdad, ¡nadie ve a nadie ni sorprende a nadie in fraganti haciendo el mal! ¡ningún artilugio grabador registra nada! Cuando, según de qué se trate, por acciones significativamente menores (fijar carteles conmemorativos, de denuncia o informativos –por ejemplo-) enseguida aparecen ellas, las denominadas Fuerzas de Seguridad, prestas a atizar o democrATIZAR (curioso, ¿no?) a golpe de identificación, multa… o golpes diversos con lo que más a mano tengan, en lo peores casos. Sí, curioso cuando menos que quienes como San Fermín, todo lo ven, no vean nada en según qué casos. Como el árbitro ultra-casero que nunca ve penalty en el área visitante o como cuando roban en el bar de abajo… y nadie, ningún vecino oye nada. Ninguno de esos que a la mínima ocasión en que la música del bar parece un poco más alta que lo normal llaman prestos a la Policía denunciando que pueden descifrar incluso las notas del pentagrama, poco menos… En fin. Y ¿qué decir acerca del derecho de manifestación de los falangistas, que siempre les es concedido? ¿Qué acerca de nuestros políticos, demócratas de toda la vida –o casi-, de esos que, estén quienes estén en la Delegación del Gobierno, siempre permiten que campen a sus anchas? De esos villanos y vividores políticos que, como es sabido, les dejan manifestarse para tratar de amedrentar al pueblo, usando a los fascistas a su antojo, ora soltándoles el lazo como si de perros de presa se tratasen, ora recogiéndolos, según cual sea la coyuntura del momento; y es que, ¿cómo explicarnos sino que, con los antecedentes que en cualquiera de sus acepciones tiene La Falange, siempre, por sistema, se autoricen sus concentraciones? ¿No existe la Ley de Partidos para ellos? Bien, prosigamos; ¿por qué a unos, a Askatasuna el día de las regatas de Donostia –por ejemplo-, se le deniega el derecho de manifestación en base a los presuntos incidentes que podrían producirse y a otros, a La Falange, siempre se les autoriza… aun a sabiendas de los disturbios que se van a producir? ¿No es válida la acción preventiva, en este caso? Al camarada Manuel Andrino, jefe estatal de Falange, ¿también le denunciarán por "exaltación del terrorrisno" y amenazas? Y tanto él como su partido, he aquí la auténtica madre del cordero, ¿qué ganan con esto, con circos como el montado en Pamplona el domingo 11? ¡Si no hay más que ver la foto que adjuntamos aquí, con el orador hablando sobre la mesa que hace de escenario! Porque algo ganarán, ¿no? Sino ¿para qué se presta semejante cuadrilla de Torrentes a estos circos? Así las cosas, llegados a este punto, queda claro lo siguiente: que a alguien, por lo que sea, (¿tratar de amedrentar tal vez? Va a ser que sí) le interesa que esos disturbios se produzcan, y que para que tengan lugar necesitan a otro alguien con suficiente capacidad de… “convicción” para ello, digámoslo así.

Y a nuestros políticos un último aviso, antes de terminar: que también con o contra ellos puede ir la jugada llegado el momento, por lo que perfectamente les puede salir el tiro por la culata. Además, 1936, no sería la primera vez. Y si no lo creéis, políticos hipócritas, klikad aquí y veréis qué dicen de vosotros los fascistas que, por los intereses de que se trate, os están haciendo ahora el trabajo sucio. ¿Que qué decir y deciros, banda de políticos apandadores? Que no juguéis con los fantasmas del pasado. Que no juguéis a resucitar viejos miedos para tratar de frenar sempiternas aspiraciones, reivindicaciones o posibilidades de cambio en el viejo Reyno como la actual. Que os andéis con cuidado, tal y como dice el fascio en su web, a no ser que todo sea un txoteo; que tengáis cuidado con lo que hacéis, y no sólo porque el que juega con fuego se mea en la cama (tal y como nos decían de pequeños) sino porque quien lo hace puede quemarse finalmente… y las llamas pueden alcanzar a los demás, y con un treinta y seis ya tuvimos bastante. Y es que, según qué cosas, mejor ni mentarlas. La próxima vez que vengan o amenacen los falangistas con hacerlo de vosotros depende que no lo hagan: la fuerza, y no sólo la pública, la fuerza pública, está con vosotros: no en vano tenéis los votos, la ley y los medios.

Archivo del blog