Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2009/10/03

Los “nichos de mercado” de la extrema derecha

"La extrema derecha alemana sigue presente en las instituciones al tiempo que los delitos relacionados con su actividad han aumentado un 15% con respecto a 2007."

Carmela Negrete (DIAGONAL)
Las elecciones regionales del 30 de agosto, además de suponer un golpe para el partido de Ángela Merkel, reafirmaron la presencia del NPD, de extrema derecha, en la región de Sajonia, con cuatro representantes. Aunque pasó a tener la mitad de diputados, es la primera vez en la historia alemana después de la II Guerra Mundial que un partido de extrema derecha consigue representación en dos candidaturas consecutivas.

El NPD (Partido Nacional Alemán) es la primera fuerza política alemana de extrema derecha. Cuenta con unos 7.000 afiliados, según datos del Verfassungsschutz, el servicio secreto alemán que se encarga de defender la Constitución. Tiene su propia revista, La Voz Alemana, en cuyo consejo de redacción se sientan políticos de este partido y desde la cual divulgan su idea central: la creación de un nuevo orden en Alemania. El término ‘raza’ ha sido sustituido por el de ‘etnia’, entendido como un concepto biológico. El segundo gran partido de extrema derecha, el DVU (Deutsche Volks Union, Unión del Pueblo Alemán) tiene unos 6.000 afiliados.

La existencia de diferentes partidos ha evitado que la extrema derecha accediese al Parlamento Federal hasta este momento. Además, el número de afiliados en ambos partidos ha descendido. Sin embargo, los actos criminales políticamente motivados de la derecha dieron lugar a casi 19.900 actos delictivos en 2008, un 15% más que en 2007. De esos delitos, 1.042 fueron actos de agresiones violentas.
La islamofobia ‘puntúa’
Las elecciones del 30 de agosto manifestaron en Renania la creciente popularidad del partido de extrema derecha Pro-Köln. La formación política, abiertamente antiislámica, sentará cinco concejales en el Ayuntamiento de Colonia. En su programa destaca el control de la inmigración, el incremento policial, el freno a la medicación de los drogadictos y la liberalización económica. En el imaginario de la derecha la Voz del Pueblo Nacional juega un papel simbólico muy especial. Una de las publicidades de Pro-Köln reza “regálanos tu voz”, poco después de declarar en el mismo folleto que lo que ellos defienden es la cultura renana autóctona y que quieren acabar con la ideología “multiculti” de la ciudad. La lucha antiislámica en Colonia fue paradigmática para toda la derecha europea.

El conflicto comenzó cuando una comunidad musulmana presentó en el Ayuntamiento un proyecto para construir una mezquita que retaría a la catedral de Colonia, la mayor de Alemania. En ese momento, Pro-Köln se posicionó en contra del proyecto y desde entonces sus electores se han incrementado también, sobre todo en Ehrenfeld, la zona donde va a ser construida.
En mayo de 2009, Pro-Köln intento convocar sin éxito un congreso internacional antiislamista. Ya lo había intentado en septiembre de 2008. En esa ocasión había invitado a la extrema derecha belga (Vlaam Belag), a los austríacos FPÖ, la Liga Norte italiana, el Frente Nacional francés y el Partido Nacional británico. Este congreso fue prohibido por la policía por cuestiones de “seguridad pública”. Las acciones de grupos antifascistas –corte de vías de tren, manifestaciones, etc.– fueron determinantes en la anulación del congreso.
Tal como ha señalado Arturo Guerrero, investigador del CSIC, la islamofobia para este partido de extrema derecha es un recurso político, al igual que para el resto de la extrema derecha europea. Entre las propuestas que hacen en su programa se encuentran: evitar las sociedades islámicas paralelas, prohibir el velo en escuelas y universidades y expulsar a los predicadores y apologistas del “islamismo radical”, así como a los “potenciales terroristas”. El candidato de Pro-Köln a la Alcaldía de Colonia afirmaba en 2009 en una entrevista que “el tema de la islamización en grandes ciudades puede proporcionar puntos. Hemos ocupado el nicho de mercado y hemos llegado a personas que sin este tema no habríamos alcanzado”.

Archivo del blog