Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2009/12/04

Tomás Domínguez Arévalo, Conde de Rodezno, un político profundamente antidemocrático, responsable y cómplice del exterminio político.

"...fue uno de los grandes impulsores de la guerra civil y de la represión, con el resultado de miles y miles de muertes, tanto en Navarra como en el resto del estado español…"

Tomás Domínguez nace en Madrid en 1882, de familia andaluza por parte paterna y navarra por línea materna. Su primer cargo público es el de alcalde de Villafranca en los años de la Restauración, y posteriormente siguió progresando en su carrera política, dentro de las filas del tradicionalismo carlista

Con la llegada de la II República dejó bien claro su pensamiento antidemocrático, afirmando “somos sustantivamente antiparlamentarios y no podemos sentir más que sustantiva desafección al sistema electoral vigente”. Sin embargo, no dudó en impulsar la participación política del carlismo. De sus años como parlamentario, destacaron sus intervenciones en contra de las reformas laicas del primer bienio, así como en oposición a la Reforma Agraria Posteriormente, tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, también impulsa, como el resto de dirigentes de Comunión Tradicionalista, la organización paramilitar del carlismo, para la cual se crea una red de tráfico clandestino de armas desde diferentes puntos de Europa.

Con la llegada de Mola a Navarra, se producen diversas conversaciones entre éste y los dirigentes carlistas, siendo su intervención del Conde de Rodezno fundamental para la definitiva participación del requeté en el golpe. Posteriormente, es el dirigente carlista más propicio al Decreto de Unificación firmado por Franco, que supone la creación del partido único, Falange Española Tradicionalista y de las JONS.

El 30 de enero de 1938 Franco constituyó lo que se puede considerar el primer gobierno formal del bando sublevado durante la guerra. En este gobierno Tomás Domínguez, Conde de Rodezno, ocupó un puesto clave para la reorganización administrativa y penal del Nuevo Estado, el Ministerio de Justici. Tiene así el honor de ser el Ministro de Justicia de la España contemporánea bajo cuyo mandato más ejecuciones se han llevado a cabo. No se puede olvidar que fueron cerca de 150.000 las personas asesinadas por la represión franquista, en un ejercicio de exterminio político claramente planificado. Ser Ministro de Justicia en este contexto es necesariamente ser cómplice de miles de asesinatos y ejecuciones. Además, también impulsó una serie de medidas dirigidas a recortar los avances en igualdad de derechos entre hombres y mujeres que se habían producido en el periodo republicano. También se distingue su periodo en el Ministerio de Justicia por su labor en la explotación laboral de los presos y presas.
En 1940 está de nuevo inmerso en la política navarra, siendo designado Diputado Foral y accediendo a la vicepresidencia de la Diputación hasta 1948. En estos años siguió siendo una figura clave de la política navarra, plenamente identificado con el régimen franquista.
Así pues, Tomás Domínguez Arévalo ha sido una persona funesta en la historia de Navarra, enemigo de la democracia, de la justicia social y de la igualdad entre hombres y mujeres. Además, fue uno de los grandes impulsores de la guerra civil y de la represión, con el resultado de milies y miles de muertes, tanto en Navarra como en el resto del estado español. Es por lo tanto un insulto y una vergüenza para nuestra ciudad que todavía se le dedique el nombre de esta plaza y de esta sala de exposiciones, y por eso mismo seguiremos trabajando, impulsando que en su lugar se ponga a estos lugares nombres que honren la memoria de quienes sufrieron esta política criminal.

!No a los nombres franquistas en nuestra ciudad!

Archivo del blog