Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2010/02/28

Uno de los ultimos discursos de Bob Doyle y cronica del homenaje en Gasteiz a los brigadistas irlandeses

"La unidad de todos los que rechazan el fascismo y comparten el deseo de un mundo mejor es un elemento esencial para el triunfo"


http://primeralineamadrid.blogspot.com/

Hola a todos: Estoy aquí de pie, en el campo de batalla de Jarama, y recuerdo con dolor los camaradas que sacrificaron sus vidas. Pienso especialmente en los compañeros irlandeses: Charlie Donnelly y Kit Conway, personas bondadosas que vinieron a España, como yo, para combatir el fascismo. Sí, vinimos a luchar, pero también compartíamos un ideal, una visión del futuro. Veíamos al fascismo como la expresión más cruel del capitalismo y por ello luchamos por un mundo diferente; un mundo donde todos pudiéramos vivir en paz, en hermandad y en armonía con el medio ambiente.

Al mirar al mundo actual, sin caer en la sentimentalidad, debo hacer la siguiente pregunta: “¿Mis camaradas sacrificaron en vano sus vidas?” Algunos dicen: “Sí, perdimos la guerra en España, pero el fascismo fue finalmente derrotado. Ahora tenemos democracia en España e, incluso, un gobierno socialista”. Bien, todo eso puede ser cierto, pero ¿y el ideal por el que vivieron y murieron mis camaradas? ¿Acaso podemos afirmar que ese ideal ha triunfado en España cuando en las últimas elecciones cerca de la mitad del electorado votó por un partido que está volviendo a sus raíces fascistas?

Miembros de la Colummna Connolly que agrupo a la
mayoria de los brigadistas irlandeses
Todo el mundo ha podido contemplar los asesinatos en masa cometidos en Latinoamérica y Vietnam así como los genocidios o limpieza étnica que se están cometiendo en Sudán y en Palestina. Vemos un imperialismo brutal en Iraq y Afganistán, aumenta la producción y venta de poderosos armamentos, el uso de armas químicas y la militarización del espacio. Vemos ataques descarados a los derechos y libertades civiles y la introducción, cada día más alarmante, de tecnologías para la vigilancia y control de las personas por parte del Estado. La justicia ha sido ha quedado enlodada con el secuestro de sospechosos sin sentencia judicial para ser torturados… y todo ello en nombre de la democracia.

Puede que Hitler y Franco estén muertos, pero ¿podemos afirmar que el fascismo ha sido derrotado? En lugar de uniformes ahora llevan trajes. En lugar de siniestros símbolos y saludos, utilizan las compañías de relaciones públicas. En lugar de desenfrenados discursos racistas y chauvinistas, ahora utilizan el lenguaje del Cristianismo y la Democracia. Pero no podemos caer en sus trampas. Los fascistas están vivos y gozan de buena salud; siguen presentes en las instituciones de poder. Por tanto, vuelvo a hacer la pregunta: “¿Mis camaradas sacrificaron sus vidas en vano?”

Hoy estamos a punto de sufrir una terrible catástrofe medioambiental. El capitalismo no tiene medios para resolverla porque es el propio capitalismo quien la ha causado. Hace pocos días, algunos importantes hombres de negocios del mundo emitieron una declaración urgiendo a George Bush a tomarse en serio el calentamiento global. Esos hombres de negocios no son estúpidos y ven el futuro que se nos echa encima. Pero piensan que con algunos simples retoques podrán conservar su poder y riqueza.

En 1905 un obrero irlandés mostró en un libro la naturaleza del capitalismo con una parábola parecida a las de Cristo: “Si un día nos damos cuenta de que es posible envasar el aire, los capitalistas lo harán. El aire se convertirá en una mercancía básica y será comprado y vendido. Entonces aparecerán los aire-millonarios, quienes tendrán grandes almacenes con botellas de aire, más del que podrían necesitar y con el cual podrían respirar en muchas vidas... Al mismo tiempo, existirán personas - hombres, mujeres y niños - muriendo en las calles por falta de aire”.

Esta era el futuro del capitalismo que Robert Tressal preveía en 1905. ¿No se parece al que vemos hoy en día? Personas que mueren por falta de agua potable, de alimentos y medicinas y ven el medio ambiente destruido por el saqueo de sus recursos naturales… mientras otras viven en medio de un lujo extravagante. La visión de un mundo en donde todos podamos vivir juntos en hermandad, y en armonía con el medio ambiente, parece cada vez más lejano. Y, por tanto, me vuelvo a preguntar: “¿Sacrificaron en vano sus vidas mis camaradas?” Si Uds., las generaciones de ahora, no hacen nada, el fascismo triunfará y la humanidad tendrá que afrontar una terrible catástrofe. En ese caso, tendré que responder a la pregunta que vengo haciendo: “Sí, mis camaradas murieron en vano”. De Uds. depende la decisión de luchar por un mundo diferente. Pero nunca olviden que están luchando por un ideal. Si bien algunas veces nos vimos obligados a defendernos con las armas, éstas nunca pueden ni deben imponerse a las ideas. Las armas de la victoria son la educación, la organización y la desobediencia civil.

Lo que puedo decirles hoy a Uds., desde mi experiencia de una vida de lucha, es la importancia de la unidad. La unidad de todos los que rechazan el fascismo y comparten el deseo de un mundo mejor es un elemento esencial para el triunfo, sean cristianos o marxistas, liberales o anarquistas, reformistas o revolucionarios. Ésta es la versión actual del viejo Frente Popular. Si tenemos que movernos a un ritmo lento, seamos pacientes y movámonos, aunque sea despacio. Pero siempre unidos y hacia adelante. Y si tenemos en cuenta todo esto, cuando vuelva a preguntar: “¿Sacrificaron en vano sus vidas mis camaradas?” La respuesta dependerá de Uds. Tomen la lucha y únanse en la larga batalla por la más noble de las causas: la liberación de la humanidad. Entonces, el sacrificio de mis camaradas no habrá sido en vano; habrá sido una fuente de aliento.


KRONIKA
Gasteizko Paddy Shorts Taberna aukeratu zuen bigarren aldiz Ahaztuak 1936-1977 elkarteak 36ko brigadista irlandar antifaxistak omentzeko.

Joan den urteko udaberrian, urtarrilak 22an zendu zen 92 urteko Bob Doyle omendu zuten, bizirik geratzen zen azkenengo brigadista irlandarra. Gizon honen bizitza gogoratzean irlandar brigadista guztiak gogora ekarri nahi izan zituzten.

Haurtengo omenaldian brigadista irlandarrak omendu nahi izan dituzte eta Doylerekin batera Charlie Donnelly ere gogora ekarri dute. Pixkat berandutu da omenaldiaren hasiera eta ordurako taberna beteta zegoen. Brigada Internazionalen ibilbidea eta Bob Doyleren bizitza azaltzen zuen bideoa jarri dute lehenbizi.

Bob, Dublinen jaio zen 1916an. Oso gazte ezagutu zuen kapitalismoak eragindako pobrezia eta Britainiar inperioaren okupazio militarra. 30. hamarkadarako erakunde errepublikar sozialistetan antolatu zen. Garai hartan “alkondara urdinak” izenez ezagutzen ziren irlandar faxisten aurka ekin egin izan behar zioten hainbat biderrez kaleetan eta halako kale burruka batean begibakar geratu zen kolpe baten ondorioz.

1936ko altxamendu militar faxistak eragina izan zuen bere bizitzan eta beste 300 irlandarrekin batera Brigada Internazionalistetan sartu zen 15. konpainia sortuz, Columna Connolly izenez ezagutzen zena hain zuzen. Preso hartu zuten eta falangisten bortizki torturatu zuten, gerora Gestaporen esku utzi zuten eta nazien galdeketei aurre egin behar izan zien. Urte batez konzentrazio eremu batean izan zuten eta aske geratzean PCrekin lan egiten hasi zen II. Gerra Mundiala amaitu arte.

Gerra bukatzerakoan Londresera joan zen bizitzera Lola izena zuen etorkin asturiar batekin. Bertan borroka antikapitalistetan murgildurik eman zuen bizitza, tartean, kannabisaren aldeko kanpainetan. Barreak entzun dira tabernan Boben hitzak entzutean kannabisaren inguruan egindakoak aipatu dituenean.

Bideoa bukatuta Ahaztuak 1939-1977 elkarteko kide batek hartu du hitza eta ekitaldiaren arrazoiak azaldu ditu zeintzu "oroimen historiko antifaxista eta demokratikoa" aldarrikatzea izango lirateke. Gogoratu nahi izan du joan den urtean gertatutakoa non polizi espainiarra tabernaren kanpoaldean bi gazte atxilotu zituen Okzitania eta Euskal Herriko toki batzutan eman zen ETAren aurkako operazio zabal baten barnean. Gaur egun omenaldian atxilotutako gazte bat espetxean jarraitzen du oraindik.

Ondoren, oroimen historikoaren inguruan lan egiten ari diren irlandar talde baten izenenan gizon batek hartu du hitza. Itzultzaile baten laguntzaz jakitera eman digu Dungannon herritik zetozela, Britainiar Koroak okupatutako Ulster probintziako Tyrone kondadutik hain zuzen ere. Beraien herriko Charlie Donnelly nor izan zen azaldu dute, izan ere omenalditxoa egin diote asteburu honetan Gaztelan.

Gazte olerkari honek erakunde sozialistetan lan egin zuen nahiz eta katolikoa izan eta 1936ko Guda Zibilean Brigada Internazionalean burrukatu zuen, Gaztelako Jarama herrian bizia emanez. Bere gorpua hainbat egunez hartu ezinik izan zuten eta 3 bolondres irlandar berrezkuratzea lortu zutenean gaur egun Irlandan ezagunak diren bi olerki aurkitu zizkioten.

Gaur egun bere herriko udal, elkarte eta pertsona desberdinei esker oroitarri bat dago hil zen tokian.

Hitz hauek entzun eta gero zeltiar doinuak jorratzen dituen Azido Folkloriko folk talde bat entzuteko aukera izan dugu bertan batu garenok. Aipatzekoa, irlandan erabiltzen diren musika tresnak erabiltzen dituela talde honek eta giro atsegina lortu dute. Izan da baita ere arin arina eta doinu zeltiarrak uztartzea saiatu denik.

CRONICA
El año pasado la asociación Ahaztuak 1939-1977 eligió el Paddy Shorts Taberna para realizar un homenaje a los brigadistas irlandeses en la figura de Bob Doyle, el último brigadista irlandés, que falleció en enero de ese mismo año con 92 años.

Este año y con la misma intención de homenajear a los brigadistas irlandeses se les ha unido la figura de Charlie Donelly. Algo mas tarde de lo previsto daba comienzo el homenaje con la emisión de un video en el que se recordaba la trayectoria de las Brigadas Internacionales y la figura de Bob.

Nacido en Dublín en 1916, conoció la pobreza que engendra el capitalismo y la ocupación del Imperio Británico. En la década de los 30 ya integrado en organizaciones republicanas tuvo que hacer frente a las fuerzas fascistas irlandesas conocidas como las “camisas azules” y en uno de esos combates callejeros se quedo tuerto.

El alzamiento fascista de 1936 tuvo influencia en su vida y junto con otros 300 jóvenes irlandeses se integro en las Brigadas Internacionales conformando o que seria la 15º compañía, la Colummna Connolly. Hecho preso fue torturado por falangistas y tuvo que soportar los interrogatorios de la Gestapo. Tras casi un año en un campo de concentración fue liberado y se integro en el PC hasta finalizar la II Guerra Mundial.

Tras el fin de la guerra se estableció en Londres con Lola, una inmigrante asturiana. Allí participo en innumerables luchas anticapitalistas entre ellas la lucha por la legalización del cannabis y en este aspecto unas palabras de Bob han provocado risas entre los allí reunidos.

Terminado el video un miembro de Ahaztuak 1936-1977 a tomado la palabra para reivindicar el trabajo de la asociación por una memoria “antifascista y democrática” y recordó lo sucedido el año pasado durante el homenaje y es que dentro de una operación policial desarrollada en varios lugares de Euskal Herria y Occitania contra ETA, dos personas fueron detenidas en el exterior de la taberna. Una de esas personas aun se encuentra presa.

A continuación y con la ayuda de un traductor, un hombre en representación de varias personas llegadas desde la localidad de Dungannon, del condado de Tyone en la provincia ocupada por la Corona Britanica, del Ulster, ha recordado la figura de su vecino Charlie Donnelly.

Este joven poeta, participo en organizaciones socialistas pese a ser católico. Integrado en las Brigadas Internacionales, dio su vida en Jarama (Castilla). Su cuerpo permaneció varios días sin poder ser recuperado y una vez conseguido, gracias a tres voluntarios irlandeses, encontraron dos poemas que en la actualidad son conocidos en Irlanda.

Tras una larga lucha y gracias al ayuntamiento, asociaciones y personas, en la actualidad existe un monolito que lo recuerda en el mismo lugar donde cayo muerto.

Tras estas palabras le ha llegado el turno al grupo de folk Azido Folkloriko que hace música celta. Llaman la atención varios instrumentos utilizados en Irlanda. Han conseguido un ambiente agradable y ha habido quien se ha animado a unir las danzas vascas y la música celta.


Archivo del blog