Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2010/06/29

Greba Orokorra




Por Mikel Labeaga y Rubén Belandia, miembros del STEE-EILAS del PAS de la UPV/EHU

1.- Por las personas que están en paro.
Son 137.143 en la CAV. El 41% no recibe ninguna prestación. El 30% son de larga duración. En el inicio de la crisis, hubo algunas medidas destinadas a mantener la actividad económica y el empleo. Ahora la única prioridad es reducir el déficit, con medidas que nos llevan a la recesión económica, que incrementará el paro. La Huelga General exige poner énfasis en la creación de empleo y la protección de las personas paradas

2.- Contra la Banca
Son los culpables de la crisis y los que más beneficios están obteniendo de ella. Recibieron miles de millones de los fondos públicos, generando un déficit que se ataja mediante recortes de salarios y empleo públicos, congelación de pensiones. Se forraron con el ladrillo y ahora se forran prestando dinero a las instituciones públicas. A base de rumores y maniobras especulativas consiguen subir cada vez más los intereses que les cobran a los mismos estados que leshan financiado.

Ahora hablan de ponerle una tasa a la banca, pero no es para pagar lo que les han dado, sino para tener para darles más si vuelven a meterse en situaciones parecidas. Mediante la Huelga General diremos alto y claro que aquí no falta dinero, sino que sobran ladrones.

3.- Contra la Reforma Laboral
De los 4 millones de personas paradas que hay en el estado español, 2 millones han llegado al paro por no haber sido renovados sus contratos temporales. La crisis en el estado español tuvo un efecto fulminante sobre las cifras de paro porque una gran parte de la población tiene contratos temporales cuya no renovación no tiene coste para el empresario.

Estos contratos temporales se instauraron como medida para luchar contra el paro. Más tarde dijeron que como la temporalidad era muy elevada, había que abaratar el despido para que hubiera más contratos fijos. Pero la precariedad no redujo las tasas de desempleo y por más que se abarató el despido la temporalidad no ha descendido.

Otro millón de personas más está en el paro por despidos y EREs. El efecto de esta reforma está muy claro en la retirada del ERE de la empresa Saunier Duval, porque tramitando un nuevo expediente con la nueva reforma laboral el despido será más fácil y barato. Y además, estará subvencionado con fondos públicos.

Con la Huelga General exigimos poner fin a las agresiones a los derechos laborales, exigimos un empleo estable y con derechos.

4.- Por lo que viene
Los mercados financieros y sus dos principales servidores, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea siguen exigiendo nuevas medidas de ajuste. Así se vuelve a desempolvar la amenaza de atrasar la edad de jubilación a los 67 años. Además, la patronal nunca descansa y va a utilizar el trámite parlamentario de la reformalaboral para endurecerla. Partidos que están todo el día escenificando sus diferencias se han puesto de acuerdo en dar vía libre a la reforma laboral y, si no generamos una presión importante de signo contrario, se volverán a poner de acuerdo para empeorarla aún más.

5.- Por la democracia
En el mundo actual, las políticas que aplican los gobiernos no se deciden en función de los resultados electorales o de los debates parlamentarios. Los que realmente gobiernan no se presentan a las elecciones. Los mercados financieros con sus maniobras especulativas y las oscuras agencias que valoran la solvencia de los estados son los que imponen las medidas a adoptar, con la ayuda de las instituciones europeas. Se están aplicando en Europa las políticas de ajuste que el Fondo Monetario Internacional ha impuesto a los países latinoamericanos durante décadas y de las que tanto esfuerzo les ha costado librarse.

Nacionalistas vascos y españoles, que compiten a ver quién pone la bandera más grande, se cuadran cuando llama el gran presidente Obama.

La Huelga General reivindica la democracia y la soberanía de los pueblos, para decidir unas políticas que respondan a los intereses de la mayoría de la población, para tener unos gobiernos que no sean títeres en manos de los ricos y los poderosos.

6.- Para romper con el mensaje dominante
La mayor parte de los medios de comunicación, propiedad de bancos y grandes grupos empresariales o de las instituciones públicas colocadas a su servicio nos presentan la crisis como si fuera una catástrofe natural, ante la que dicen que todos tenemos que resignarnos, arrimar el hombro y apretarnos el cinturón. Pero todas las medidas que se toman caen sobre las espaldas de la misma gente. Las medidas de presión fiscal para quienes más tienen se descartan por inapropiadas, los bancos siguen siendo los más ilustres representantes de la patria (cada uno de la suya). La Huelga General les dice bien claro que no nos tragamos sus mentiras y que exigimos que los culpables empiecen apagar.

7.- Para buscar la unidad
Las estrategias sindicales de los distintos sindicatos han tenido como punto mayor de divergencia la concepción del diálogo social basado en la paz social, que para unos es la base de su estrategia y para otros es un camelo organizado por los gobiernos para sacarse fotos, sin contenido ni resultados palpables.

El agotamiento del modelo del diálogo social sin movilización, la dureza de las medidas adoptadas y el peligro de las que vienen, han hecho que por primera vez desde hace muchos años todos los sindicatos coincidan en la necesidad de movilizarse, aunque cada uno le dé los matices que le parezcan oportunos. Las experiencias pasadas y recientes de dobles convocatorias han generado una presión social cada vez mayor a favor de un grado mínimo de unidad, exigiendo la coincidencia al menos en las fechas. El llamamiento de huelga de la mayoría sindical de la CAV, y la positiva actitud de CC.OO., LSB-USO, CNT y CGT-LKN han hecho que al menos en esta comunidad haya una convocatoria casi unánime, que permite que el debate en los centros de trabajo pueda centrarse en las medidas del gobierno y no en la división sindical.

8.- Porque esto no se arregla votando
Los que nos gobiernan nos repiten por activa y por pasiva que la única función de la ciudadanía en un sistema democrático es votar cada 4 años y si no nos gusta cómo nos gobiernan cambiar nuestro voto en las siguientes elecciones. Sin embargo, entre los partidos con opciones de gobernar no hay grandes diferencias de fondo ni en el sistema económico, ni en las medidas a aplicar ni, sobre todo, en su sumisión total a los poderes económicos. Unos se someten con más convencimiento y otros más a regañadientes, pero al final hacen lo mismo Merkel y Sarkozy que Zapatero, Rajoy y Urkullu.

Quienes pensamos que la ciudadanía es algo más que consumir y votar, creemos que la sociedad tiene capacidad de modificar el rumbo de las políticas de los gobiernos, pero para ello tiene que convertirse en sujeto activo, movilizarse. Así lo hizo contra la guerra de Irak, y esa presión social evitó que Zapatero repitiese el fiasco de Felipe González al cambiar de posición sobre la OTAN.

9.- Para iniciar la movilización
La Huelga General convocada para el 29 de junio es una oportunidad inmejorable para romper con esa pasividad a la que nos quieren obligar y para generar una presión que intente equilibrar la que desde hace años y de forma ininterrumpida llevan realizando la patronal y los mercados internacionales para acabar con los derechos sociales y laborales.

10.-Para preparar la Huelga General Europea
Cada vez es más evidente que frente a unas fuerzas que presionan en la misma dirección en toda Europa la respuesta popular tiene que organizarse también a nivel europeo. La jornada de movilización convocada por la Confederación Europea de Sindicatos para el 29 de septiembre, que en el estado español y seguramente en otros países de Europa se ha concretado en una Huelga General es una medida totalmente necesaria. Pero para que esa Huelga General de septiembre sea un éxito total, lo mejor es que las movilizaciones que organicemos con anterioridad, como esta Huelga General del 29 de junio, tengan también un seguimiento masivo. De la pasividad sólo sale más pasividad, mientras que de las experiencias activas puede avanzarse hacia movilizaciones más importantes. La situación actual requiere este tipo de movilizaciones.

Archivo del blog