Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2010/08/07

¿Qué le dice Auschwitz a Hiroshima y Nagasaki? ¿Qué le dice Palestina a Latino América?

"El fascismo no fue vencido por el poder militar norteamericano. Esa es otra historia, cuyo mérito es del pueblo soviético en lucha. Peor aún, el fascismo no ha desaparecido. Hoy manifiesta su violencia en muchos aspectos militares en una guerra global"

Oscar Flores
Kaos en la red


La alquimia moderna da el poder de dominar, amenazar y de dañar en una escala inaudita. Hemos visto actualizarse este poder en crueles acciones de guerra, en la devastación de ciudades enteras y en la destrucción de sus poblaciones. Todas las guerras anteriores implicaron un “progreso” de la técnica de la destrucción, empezando por la edad de piedra, cuando las primeras armas de bronce vencieron a las hachas y puntas de flecha de pedernal. Hoy el planeta se ha vuelto pequeño, y la raza humana enfrenta la posibilidad de la autodestrucción definitiva. Me parece que los Hombres de ciencia que dirigieron los trabajos que culminaron con la bomba atómica son Hombres extremadamente hábiles e ingeniosos, pero no sabios. Abandonaron los frutos de sus descubrimientos en manos de políticos y soldados, y lo hicieron incondicionalmente. Perdieron así su inocencia moral y su libertad intelectual. La ciencia es un esfuerzo colectivo para lograr el dominio de las fuerzas de la naturaleza en interés de la vida humana. Esta es la raíz del problema.” El inquieto universo. Max Born. La detonación de las bombas atómica en Japón como sabemos, destruyó a Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, siguió la peor tradición histórica de la violencia política contra país alguno en ese momento. Es el momento más inhumano de la época moderna y el caso revela que el conocimiento científico no es neutral. Hiroshima y Nagasaki representa la superación de la técnica aplicada en Auschwitz. Donde el exterminio consistió en degradar la vida humana hasta la muerte y la muerte misma de esos seres humanos. La visión pastoril de muchos científicos solo existe en su fantasía. El desarrollo científico y tecnológico en manos de gobiernos y corporaciones imperialistas solo les ha servido para la destrucción del ser humana. El fascismo no fue vencido por el poder militar norteamericano. Esa es otra historia, cuyo mérito es del pueblo soviético en lucha. Peor aún, el fascismo no ha desaparecido. Hoy manifiesta su violencia en muchos aspectos militares en una guerra global, en todos los sentidos y direcciones. La invasión anglo-norteamericana a Irak para apoderarse de los recursos energéticos que posee, tratan de someter a ese pueblo milenario. Y no lo hacen con criterio meramente metafísico, ni ético ni político sino exclusivamente económico utilizando el conocimiento científico como base de su poder militar para el uso de armamentos convencionales y nucleares que pueda permitirle al imperialismo mundial recuperar la inversión hecha y producirles rendimientos a largo plazo en esa invasión. Lo ocurrido en Hiroshima y Nagasaki le ha permitido al poder del imperial seguir obteniendo dividendos que ahora calculan con los propósitos de guerra que quieren iniciar en Irán. La ausencia de pensamiento por lo humano del imperialismo hegemónico ha volatilizado la ética como cenizas pulverizadas por el terror universal de los cambió climáticos y el armamento nuclear por ellos construidos. Nosotros, como pueblos que luchamos por nuestra liberación nacional (Latino América), debemos detener la desorganización social provocada por el yugo de la dependencia e iniciar un proceso de trabajo científico para recuperar el espacio del saber, la personalidad y la iniciativa que el capitalismo usurpó a la Clase Obrera y su aliado natural: el Campesinado. Clausewitz, definió en tres rasgos la naturaleza de la guerra: Hostilidad del Pueblo. Incertidumbre del Ejercito, y El objetivo del Gobierno. Tres rasgos, que la guerra de cuarta generación, empleada por el imperialismo contra nuestra nación, no ha podido crear conflictos sociales por no ser regulado en ninguna forma, las fuerzas armadas nacionales muestran claridad y apego con los objetivos que son claros en el Proyecto Simón Bolívar y desarrollados consecuentemente con la orientación de nuestra constitución. Y finalmente, los campos de concentración de Auschwitz, en pleno siglo XXI, se convirtieron en palestina con un desarrollo político más avanzado y el imperio con todos los adelantos científicos y tecnológicos que la Guerra de Cuarta Generación pueda suministrarle pone a puntos sus adelantos para convertir a Latino América en su Hiroshima y Nagasaki de este siglo.


PD: Los científicos somos trabajadores de la ciencia, simples asalariados que debemos ejercer un papel dual, el de asalariados y el de productores. Tenemos que intervenir en la planeación, control, desarrollo y evaluación de nuestros propios procesos de trabajo para la producción de bienes y servicios en la nación. Concientes de las implicaciones epistemológicas y políticas de los mismos, impone la necesidad de construir una estructura organizada ligada a la lucha social de los Obreros, Campesinos y el de los pueblos del mundo.

1 comentario:

EVA CUAQUIRA MENDOZA dijo...

veo las imagenes y no solo me conmueven, la ira y la impotencia de aquellos hechos tan frios y de miles de niños inocentes muertos en enta guerra y en otras que actualmente se llevan a cabo hacen que solo pida a dios, LLEVALOS AL CIELO YA QUE SOLO AHI PODRAN SER NIÑOS FELICES DE VERDAD,SIN GUERRAS DE ADULTOS.

Archivo del blog