Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2010/10/10

Celebraciones

"Ignorancia y fascismo siempre tan unidos. Vuelve a la palestra el «hable usted en cristiano» y el «gen rojo» vallejonajeriano"

Fede de los Ríos
GARA

Hoy, 10 de octubre, es el Día de la Salud Mental y contra la Pena de Muerte. Cuerdos y vivos, un binomio, a menudo, difícil de mantener frente al Poder. Recordemos a Sócrates a quien un tribunal de ciudadanos libres condenó a muerte. Contrapuso la lucidez de la duda a las creencias y supersticiones que sometían a los jóvenes al estado de cosas existente.

Oponerse a los dioses ¡habráse visto mayor desacato! Atacar la religión en cualesquiera de sus vertientes o sectas (todas son la misma), denunciar esa neurosis colectiva, siempre conlleva alguna consecuencia.

Si la OMS quiere salud mental en los habitantes del planeta Tierra deberá denunciar y poner fin a un sistema económico que cosifica a hombres y mujeres convirtiéndolos en mercancías intercambiables, y eso si tienen en suerte un puesto donde poder vender su fuerza de trabajo. La fábrica produce mercancías al mismo ritmo que sufrimiento y enajenación. Si realizamos el imaginativo ejercicio de vernos a un lado de la cinta sinfín de una cadena de producción sobre la cual pasan unas piezas que modificamos con cronometrados movimientos; piezas transformadas por nosotros que ni siquiera sabemos su función. Si en un instante de las ocho horas de la jornada una serie de preguntas asaltaran nuestra mente, aletargada por el hecho de habernos convertido en un apéndice al servicio de la máquina. Preguntas extrañas del tipo ¿quién soy? ¿qué hago? ¿qué sentido tiene todo esto más allá del puto salario con el que seguir existiendo? ¿por qué si soy el que produzco no tengo ningún tipo de control durante todo el proceso de la producción?

Sin control sobre el resultado de mi actividad, es decir, mi práctica no es dirigida por mis deseos ni mi razón durante, por lo menos, un tercio de los días. Actúo sin conciencia. En realidad carezco de consciencia de mis acciones durante la mayor parte del tiempo. ¿No constituye una forma de alienación; de locura? Si la OMS quiere salud mental durante más de un día deberá luchar contra semejante enajenación y no tratar de paliar el malestar de la población con anestesiantes sociales en forma de psicofármacos, para mayor gloria de las farmacéuticas.

Si hoy es el día de la Salud Mental pasado mañana, por el contrario, lo será el de la Hispanidad o de la Raza, dos formas de enfermedad heredadas del nacional-catolicismo. Como se acerca el 12 de octubre los más bobos del Reino manifiestan inquietud y nerviosismo. Entre otros, el jugador del Madrí Sergio Ramos, el de mirada inteligente y cinta en la cabeza, muestra su asco ante el idioma catalán que ignora, mientras Jesús Gómez, portavoz del PP en Leganés (Madrid), después de afirmar que «la discriminación económica es inevitable si se quiere preservar la libertad y el orden social» sostiene que «hay que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos». Ignorancia y fascismo siempre tan unidos. Vuelve a la palestra el «hable usted en cristiano» y el «gen rojo» vallejonajeriano. En realidad nunca se fueron. Lo dijo Bolívar acerca de los celebrantes del 12 de octubre: «A la sombra de la ignorancia trabaja el crimen».

Archivo del blog