Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2012/05/08

Eres importante

"La teoría del caos afirma que los cambios que se producen por un comportamiento aleatorio en un sistema dinámico y la más mínima variación pueden provocar que el sistema evolucione en formas completamente diferentes"

Borroka Garaia da

La humanidad camina, y ya ha recorrido un buen trecho, hacia la infravaloración de personas, de pensamientos, de colectivos. Parece que nadie o nada es lo suficientemente importante, o eso es lo que nos quieren hacer creer los que han situado donde residen los baremos de lo que es importante o capital en el desarrollo humano, siempre desde una perspectiva de la rentabilidad. Ya no se es en función de lo que se es sino en función de lo que se tiene o no se tiene.

El agua demasiado pura no tiene peces y el agua hace flotar el barco, pero también puede hundirlo.

Incluso en los movimientos contestatarios suele ser común la valoración en función de la rentabilidad o de lo que se puede producir, creandose asimismo una nueva pirámide social. La falta de autoestima, un veneno que delicada y perniciosamente es imbuido en pueblos y personas. Una eterna guerra psicológica. ¿Eres lo suficientemente buenx?.¿Eres lo suficientemente importante?. Todo está concebido y estructurado para que pienses que no. De la misma manera que las vías despejadas para que pienses que sí, te hacen avanzar por caminos que harán despojarte de tu verdadero ser.

No existe la heroicidad, no existen grandes pensadores ni grandes activistas. Es todo un conjunto en muchos casos de pura casualidad, de haber estado en un momento dado en ese lugar. También de factores

que se van sumando y pocas veces son conocidos o reparamos en ellos. La realidad es que somos todxs muy parecidos. Aunque algunxs sean más parecidxs que otrxs. El ser humano suele tender a dar unas mismas respuestas en las mismas situaciones. Todxs estamos hechos de la misma y calcada materia. El alma de toda persona está compuesta de la misma bondad y maldad a partes iguales, depende a que lado se le dé más luz es lo que impera.

De la misma manera que el sistema nos convence psicológicamente que no somos lo suficientemente importantes para cambiar algo y que el sistema es lo suficientemente fuerte para impedir el cambio, psicológicamente se puede revertir siendo eso el primer paso para el cambio real.

Estoy convencido que en la Euskal Herria de hoy en dia no creemos aún del todo en la liberación nacional y social. Creemos en la opresión nacional y social. Y en función de esa opresión estructuramos nuestros pensamientos, ideas y acción para combatirla. Y puede ser esa una de las razones de que nos esté costando a lo largo de las décadas el liberarnos. Eso, y que pensemos que nuestra acción apenas tiene consecuencias o relevancia. Creemos que delegar nuestra lucha y nuestros pensamientos en organizaciones o partidos basta para poder enfrentarnos a las maquinarias de los estados. Pero como ya dijo aquél, no existe organización por muy grande y fuerte que sea que pueda solucionar por sí sola los problemas de la clase trabajadora vasca.

Muchas veces pensamos que todo depende de grandes estrategias que no se sabe muy bien donde se dibujan. Nos esforzamos en conseguir una formación política, sabemos la importancia de la movilización, del enfrentamiento contra los estados, incluso otras veces sabemos construir alternativas que se ponen en práctica. Siempre miramos a alguien o algo, buscamos referentes, eficacia. Salimos de nosotrxs mismxs para buscar en el exterior una respuesta. Si bien eso es necesario ya va siendo hora de buscar la respuesta dentro de cada uno de nosotros y nosotras.

El árbol más fuerte y frondoso vive de lo que tiene debajo.

Era muy pequeño y marchaba a casa. En la acera, antes de llegar al portal, esparcidos por el suelo había decenas de planfetos. Me agaché y cogí uno. Abajo del todo la bandera negra pirata de Herri Batasuna a modo de firma. Me subí a casa el panfleto y estuve leyendolo detenidamente muchas veces. En ese panfleto ví reflejado muchos de mis pensamientos que apenas podía articular. Lo guardé como un tesoro. Seguramente el que redactó ese texto o los que lanzaron los panfletos no sabrían las consecuencias que iba a tener. Para mí significó todo en ese momento.

El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo.

También de pequeño y siendo un domingo, había partido de fútbol, mientras esperabamos en la cola para entrar, un grito nos hizo girar. Un txakurra estaba arrastrando a un joven del pelo hacia una lechera. Un aitite que pasaba por ahí les dijo: ¡Dejarle en paz!. Lo cual fue respondido con un empujón que lo lanzó al suelo. Fui a ayudarle a levantar y se me acercó otro policía y me colocó la porra en la cara mientras me decía que me callara la boca pese a que no había dicho nada.

Las cosas pequeñas, las anécdotas, todo lo que vemos y hacemos y que muchas veces pensamos que apenas tienen relevancia van cambiando el mundo. Cuando te infravaloras, cuando crees que no puedes hacer nada estás infravalorando el poder que tienes de afectar a otras personas y a los acontecimientos del futuro.

La teoría del caos afirma que los cambios que se producen por un comportamiento aleatorio en un sistema dinámico y la más mínima variación pueden provocar que el sistema evolucione en formas completamente diferentes. Sucediendo así que, una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a mediano o corto plazo de tiempo.

Imagina entonces el efecto que producen tus acciones, tus pequeñas decisiones y percepciones de la realidad. La liberación de Euskal Herria y sus gentes está en tí. Eres muy importante. Gracias por luchar y por ser

Archivo del blog