Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2012/07/31

Deporte de masas y nacionalismo español

"Para el nacionalismo español no hay diferencias de clase, solo hay "españoles de bien y buena voluntad" y los demás"


Estricalla * E.H
El nacionalismo español utiliza el fútbol, la continuación de la guerra por otros medios, y el deporte de competición como exponentes de su ideología.
El nacionalismo español existe, pese a la esquizofrenia en la que viven la mayoría de nacionalistas hispanos que tratan de negar su condición de nacionalistas, a la vez de reconocer una sola nación: España,... frente a las nacionalidades históricas, autonomías, regiones....o como ellos quieran llamarlas. Es una ideología trasversal perfectamente estructurada y desarrollada políticamente. No es un sentimiento, repetimos es una ideología.

Dentro del nacionalismo español conviven dos familias: Liberales y ultramontanos. Dos caras de una misma moneda. La Idea de España es la base del nacionalismo español sobre la que pisa todo el espectro politico español desde la ultraderecha hispánica hasta algunos grupos de extremaizquierda.

El nacionalismo español es un nacionalismo débil ya que desde hace décadas y de forma torticera una parte impone a la otra parte su símbología patriotera.
Para el nacionalismo español los enemigos no sólo estan fuera de casa. El Enemigo Interior, el peor y a la vez más asequible" , es el chivo expiatorio sobre el que descargar todas las culpas... sobre musulmanes, judios, conversos, "brujas", "afrancesados", romanticos, obreros y campesinos, intelectuales, "rojos", laicos, independentistas, ...ha recaído alguna vez a lo largo de la introhistoria hispana la pesada losa de la intolerancia y la persecución. Y para la mayoría también el exilio.

Nacionalistas españoles aunque ellos no lo sepan, los hay de muchos pelajes: hemos visto heavys con banderas de España en los conciertos, punkis y hardcores hablando de las virtudes de la patria, ácratas rojigualdos, republicanos españolazos, rockeros y estatales... no hay que ser un franquista recalcitrante para ser un patriota español.

Para el nacionalismo español no hay diferencias de clase, solo hay "españoles de bien y buena voluntad" y los demás. Patriotas y afrancesados. Fieles y desafectos. Españoles y separatistas. Cristianos viejos y conversos. Una herencia más del Tribunal de la Santa Inquisición.

En una sociedad de cada vez más grandes diferencias sociales, el nacionalismo español pretende cohesionar a obreros, empresarios, pobres, pijos, catalanes, euskaldunes, galegos, oligarquia y lumpemproletariado.... entorno al aparente único elemento de identificación común: "La Roja".

La Roja no es la selección española, es la Selección. Y cuando gana, gana España, el país, el Estado. Quien se identifica fervientemente con el nacionalismo deportivo español y sus símbolos como "La Roja" se identificará mas facilmente con otros símbolos del Estado menos atractivos. Los deportes de masas tienen un fuerte valor simbólico y de identificación desde el primer tercio del pasado siglo, y esto no escapa a la atención de los políticos y el poder.

España no es una nación de naciones, es una macrocarcel de Pueblos.

Narrar las victorias y derrotas de los suyos como hazañas bélicas y alabar a los jugadores como auténticos héroes después de la batalla, se hace con la intención de renovar el "imaginario patrio" con nuevas gestas e ídolos continuadores de una tradición histórica y que sirvan de referencia para generaciones futuras.
Hermanos y hermanas, hardcores, punks, rockeros de distintos pelajes, sí también raperos y grunges, o lo que quede de ellos; hijos en definitiva de la subcultura que nos libera del tedio diario y de una vida cotidiana vacia de vida, sabed que si os habeis sumado a este tsunami patriotero dejais el lado oscuro para ser una puta caricatura más de este patético espectáculo. Que os jodan, vosotros veréis con quien os juntais para hacer la farra, nosotros pasamos de "la roja".
No es deporte. Es la guerra!!
Y Cartago debe ser destruida.

Archivo del blog