Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2012/07/26

¿Estará llegando ya el Gran Día?


"Tú activista, el que ha estado al pie del cañón en condiciones malísimas, no refunfuñes. Te sientes débil porque estás centrado en tu pequeña organización, en tu pequeño grupo, hablando cosas raras. Pero a partir de ahora vas a ser fuerte, vas a concentrarte en influir en corrientes devastadoras, que son las que derriban los Sistemas." 
Acratosaurio rex (http://www.alasbarricadas.org)
Vaya la que tienen liada los que iban a salvar a España. Y es que difícilmente pueden crecer conteniendo el gasto, bajando las cotizaciones sociales e incrementando los impuestos. Dentro de nada tendrán que tocar las pensiones o lo que se les apetezca. Malamente pueden los señoritos crear empleo favoreciendo el despido. Poca competitividad puede haber si en lugar de buscarla en la tecnología, la pretenden hundiendo los salarios y las jornadas a nivel sahariano. Todo eso me lo decía el Curro el de los Portalones, un gitano de Murcia que se dedica a la trata de cabras, que va para Premio Nobel de Economía.
O sea, que parece que han entrado los mercados españoles, en una dinámica dereacción  en cadena. Una vez se inicia, difícilmente puede pararse, y al final…booom.
¿Y cómo afronta el Acratosaurio la debacle de la economía? Alegre, contento, feliz, optimista, y sin un duro en el bolsillo. El Acratosaurio, o sea, tú, él, aquélla, no tienen miedo a nada. Estamos en un momento de cambio, podemos conseguirlo todo. La gente saldrá a la calle pidiendo dinero y estabilidad, y quedar las cosas como están. Pero el proceso económico y social no entiende de deseos, y las masas tendrán que adaptarse a los cambios, creando organizaciones que lleguen allí donde no llegue el Estado. Tiene que aflorar lo colectivo, lo que está durmiendo la siesta, una cantidad ingente de energías populares van a estallar en cualquier momento.
Tú activista, el que ha estado al pie del cañón en condiciones malísimas, no refunfuñes. Te sientes débil porque estás centrado en tu pequeña organización, en tu pequeño grupo, hablando cosas raras. Pero a partir de ahora vas a ser fuerte, vas a concentrarte en influir en corrientes devastadoras, que son las que derriban los Sistemas. Recuerda que la Revolución la hace gente que no quiere hacerla, la gente que se ve arrastrada por el impulso de su época, las personas que no se han leído el Cuarto Libro de El Capital en Alemán. Es natural que muchas cosas que van a pasar –oh obtuso militante- no sean de tu gusto. Cagadas, cabronadas, dejaciones, traiciones… Haberlas, las habrá. Por eso, concéntrate en el proceso constructivo y en el trabajo de base... Entra en el terreno que abandona el Gobierno en su huida, difunde tus planes en lenguaje coloquial y no te fijes mucho en los detalles si no quieres volverte loco.
Pero –me interrumpes-  ¿Y si todo esto no fuera más que otra cagada del siglo? ¿Y si no pasa nada o va todo a peor? ¿Y si nos derrotan?
La verdad, eso, es lo de menos. Estemos o no estemos ante el cambio social, hay que comportarse siempre como si el Gran Día hubiese llegado, porque ese día, ganaremos.
Solo se destruye lo que se sustituye. Lo que es de uno es de todos, lo que es de todos es de nadie, lo que es de nadie es de uno

Archivo del blog