antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herrigintza-duintasuna-formakuntza-asanblada-autodeterminazioa-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-okupazioa-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-autonomia-iraultza-euskara-amnistía-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak.... KONTAKTUA: izartubuletina@gmail.com




2012/08/31

Libertad


Xabier Silveira, bertsolari
GARA

Soy, por qué negarlo, tan reacio como el que más a recibir órdenes. Por ser incapaz de cumplir las ajenas y adicto a mofarme de las propias, y con ayuda del radar anti-obligaciones las veo venir de lejos, desafiantes, inquisitoriales por naturaleza como ellas son, arrogantes, confiadas y descaradas, como si de algo fueran a servir. Pero según llegan se van, tal cual vinieron con su voz de mando, ar, en busca de algún otro objetivo más susceptible al sí señor.
Pensaba en ello y en cómo hacer para exterminar todas las moscas de golpe cuando de vuelta del bar me vuelvo a sentar ante la pantalla del ordenador de casa, libre yo cual hoja al viento. Doble clic en Mozilla y vía ADSL de Movistar, el mundo entero se posa ante mí. Frente a frente su palidez y mis ojeras, su tú dime dónde y yo te llevo y mi llévame adonde quieras. Al final, y por seguir una rutina, entre su falta de autonomía y mi completa libertad, ya está, lo tengo, voy a entrar en Facebook, que hará ya unas cuantas horas que no entro. Entre llamamientos a la matxinada, citas celebres con faltas de ortografía y fotografías que ni ellas entienden por qué están ahí, se repite el déjà vu. Giro y giro el rodillo, maldigo, blasfemo, nada por aquí, nada por allí... me las piro al Youtube.
Es lo bueno de la libertad, vas y vienes como y cuando quieres sin que nadie te diga lo que tienes que hacer. Lo que no quita para que puedan sugerírtelo: Lip dubs, trailers de películas que verán la luz mañana, video clips de canciones ajenas montados -y muchos sodomizados- en movie maker a gusto del soberano... Hay de todo, puede que no lo que yo busco, pero hay de todo. Selecciono una canción y me dejo llevar como el agua por el difunto Camarón. Ahora sí que sí. Me hago un porro de los que libremente decido yo fumar, un café de estos de Nespresso y ya no quiero «Como el agua», pues dice José Alfredo Jiménez que sigo siendo el rey.
Desde que Ikea me ayuda a ser libre en la república de mi casa, vivo como un puto rey. Aún sin trono ni reina, ni nadie que me comprenda, como piedra del camino, pero sin ni siquiera rodar, aquí, con mi ADSL, me siento el puto amo. Y libre, libre, sí, como Nino Bravo desintoxicado.
A veces es un murmullo, otras veces una voz, casi siempre silencio fingido de mis dudas al callar o lobos de fuego alguna vez merodeando mi casa. Si salgo al balcón siento una respiración, si me asomo a la ventana escucho el latir de un corazón, pero no sé si es, si es que son o si solo son cosas de la imaginación.
Pero yo a lo mío, que soy libre, libre en mi habitación, ni demasiado viejo para perder la razón ni tan joven para el botellón, es demasiado morir para tan poco rokanrol; para ser esto libertad, la verdad es que no tiene muy buen sabor. Otra vez ese murmullo, de nuevo esa voz, esa respiración, ese latir de corazón. ¿Qué será? ¿Quién será? Quizás sea la vida, que me está esperando fuera.

2012/08/30

Las armas del nuevo apartheid

"El problema va más allá de Sudáfrica y constituye un ejemplo de la existencia de un apartheid global mediante el cual poderosas élites económicas y financieras acaparan la riqueza que se produce con el trabajo y los recursos del mundo entero, excluyendo así de sus beneficios a la mayoría del planeta. Y cuando alguien se rebela contra ese poder, las armas enseguida se asoman bajo el manto de la legalidad"

Manlio Dinucci   
La Haine

«Con enorme tristeza, lloro junto a ustedes la pérdida de tantos colegas», declaró, el 13 de agosto de 2012, el presidente de Lonmin Plc. durante el duelo nacional proclamado en Sudáfrica. Los «colegas» son los 34 mineros negros huelguistas abatidos por la policía en Marikana, donde Lonmin, empresa con sede en Londres, posee una gran mina de platino. Los mineros estaban en huelga en reclamo no sólo de salarios más elevados sino también en protesta contra un insoportable sistema de explotación.

Lonmin, empresa que afirma con la mayor vehemencia que actúa con «honestidad, transparencia y respeto», consigue gran parte de su fuerza de trabajo a través de la contratación en comunidades alejadas de la mina, chantajeando a los trabajadores y enemistándolos entre sí. Y aunque su «código moral» proclama un «cero riesgo para las personas y el medio ambiente», en realidad resulta que el trabajo precario en esa empresa es causa de frecuentes accidentes mortales, a los que se agregan los graves daños que los desechos de la mina provocan al medio ambiente y a las condiciones sanitarias. La empresa incluso confisca el agua que usan los habitantes de la zona, quienes disponen del preciado líquido sólo durante la noche y este les llega además cada vez más contaminado.

Cuando 3 000 mineros realizaron una huelga no autorizada para bloquear el acceso a la mina, la empresa Lonmin los calificó, el 16 de agosto, de «huelguistas ilegales» y les presentó, basándose en una «orden del tribunal», «el ultimátum final», intimándolos a regresar inmediatamente el trabajo so pena de ser despedidos.

Para 34 de los huelguistas, el ultimátum fue literalmente final ya que murieron a manos de la policía en una acción que dejó además 78 heridos, esencialmente huelguistas que fueron golpeados por la espalda mientras trataban de huir. Cuatro días después, Lonmin anunciaba que «en Marikana la situación es de calma» y que un tercio de los 28 000 mineros había vuelto al trabajo.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma (del African National Congres, ANC), ha nombrado una comisión investigadora que debe aclarar las responsabilidades por la masacre. Es evidente que alguien quería que se produjera la matanza. De no ser así no hubiese sido necesario enviar policías armados con fusiles automáticos contra manifestantes que sólo disponían de palos. No es difícil adivinar quién fue el comanditario oculto: los mineros fueron abatidos con balas de platino.

La industria sudafricana del platino –que cubre el 80% de la producción mundial de ese metal estratégico– se halla bajo el control de 3 transnacionales: Lonmin, Impala Platinum Holding y la Anglo American Platinum. La larga y dura lucha del ANC acabó con el apartheid, pero sus raíces económicas aún subsisten. Es por ello que la Liga de la Juventud del ANC reclama, a pesar de la opinión de los más altos dirigentes de ese partido, la nacionalización de las minas.

El problema va más allá de Sudáfrica y constituye un ejemplo de la existencia de un apartheid global mediante el cual poderosas élites económicas y financieras acaparan la riqueza que se produce con el trabajo y los recursos del mundo entero, excluyendo así de sus beneficios a la mayoría del planeta. Y cuando alguien se rebela contra ese poder, las armas enseguida se asoman bajo el manto de la legalidad.

No debe sorprendernos entonces que, en virtud de la ley H.R. 3422i del Congreso estadounidense, el equipamiento militar retirado de Irak y Afganistán se utilice en la cacería de trabajadores mexicanos que, ya explotados en las maquiladoras, tratan de entrar en Estados Unidos con la esperanza de ganar salarios más elevados. Para mantenerlos a raya tras el muro del nuevo apartheid se recurrirá a los drones [Aviones sin piloto o teledirigidos. NdT.] que acaban de ponerse a prueba en las guerras desatadas para favorecer los intereses de las mismas transnacionales.

2012/08/29

Soldados israelíes rompen su silencio

Ainara Lertxundi
GARA

La llegada del velero Estelle a las costas de Euskal Herria y con ello el inicio de la gira de la tercera Flotilla de la Libertad ha vuelto a situar, en pleno agosto, el bloqueo a la Franja de Gaza en la agenda de los medios de comunicación.

Con un millón y medio de habitantes y un bloqueo marítimo y terrestre impuesto por Israel desde junio de 2007 para castigar la victoria de Hamas, a este territorio palestino únicamente le queda el amparo de la comunidad internacional para sobrevivir y que su voz se oiga más allá de la ocupación.

Pero, el bloqueo es solo un ejemplo más de las medidas represivas del Estado israelí contra el conjunto de la población palestina. Se calcula que en los últimos 44 años, 726.000 palestinos, independientemente de su edad y género, han sido detenidos.

En estas cuatro largas décadas, un sinfín de informes de la ONU y de organizaciones no gubernamentales han denunciado las constantes injusticias que padecen día a día. Nadie se libra del peso de la ocupación. Ni siquiera los niños.

La organización Breaking the Silence, que agrupa a exsoldados israelíes, ha hecho públicos más de treinta testimonios de militares destinados a los territorios ocupados en los que detallan las palizas, intimidaciones, humillaciones, abusos verbales y los terroríficos operativos nocturnos de los que son objeto los niños y adolescentes palestinos.

«Nunca sabes sus nombres, nunca hablas con ellos, siempre lloran, se defecan y se mean en los pantalones (...) Recuerdo a un niño de nueve años tumbando en el suelo rogando por su vida. ¿Acaso un niño tiene que rogar por su vida? Una arma cargada le apuntaba y él suplicaba clemencia», resalta uno de los soldados al recordar el operativo en el que arrestaron a este niño bajo la acusación de arrojar piedras.

Reflexiones como esta deberían servir para concienciar a los gobernantes y, en especial, a la sociedad israelí, a quien, tal y como reconoce este exmilitar, «le resulta más fácil mantenerse ajena a esta realidad que asumir que todo esto se hace en su nombre».

2012/08/24

Faxismoa errepikatuko ote da krisi ekonomikoarengatik?

"Arriskua gaur egun populismo berri batetik dator, faxismoa baino askoz nietzschearrago eta irribarretsuagoa, askoz eszeptikoagoa bizi-jarreretan, askoz “situazionistagoa”, nahi bada, baita gerturatzen ari den katastrofe ekonomiko eta sozialaren erdian ere"

Pintxogorria

Santiago Alba Rico filosofoak galdera horri erantzuna bilatu nahi izan dio Asturiasko Atlantica XXI pentsamendu aldizkarian idatzi duen artikuluan. Gaur egungo faxismoak joan den mendekoarekin alderatuta bestelako ezaugarriak izango lituzkeela uste du Alba Ricok.

Artikuluaren muinaren itzulpena duzue jarraian. Osorik irakur liteke gaztelaniaz Rebelion.org webgunean.

"Badirudi osagai guztiak elkartzen ari direla déjà vu kezkagarri bat sortzeko: krisi ekonomiko globala, demokraziaren atzeraldia, pagaburu baten bilaketa eta Europaren hausturatik Reich alemaniarraren irudi oraindik lauso samarra berragertu da. Analista samalda batek dagoeneko nahiko paralelismo egokiak ezarri ditu gaur egungo garaiaren eta joan den mendeko gerra arteko garaiaren artean. Antzekotasun asko daude, baina egia esan, planetaren dekadentzia ekologikoaz eta mehatxu nuklearraz gain, komeni da seinalatzea desberdintasun kultural bat, edozein errepikapen mekaniko bazterrean uzten duena: faxismoa errusiar iraultzaren garaipenari emandako erantzuna izan zen, eta haren hazkundeak ideologia indartsuen marko trinko bat sortu zuen, europarren gehiengoa alde baten edo bestearen alde modu kontzientean lerrarazi zuena".


(…)

"Arriskua gaur egun populismo berri batetik dator, faxismoa baino askoz nietzschearrago eta irribarretsuagoa, askoz eszeptikoagoa bizi-jarreretan, askoz “situazionistagoa”, nahi bada, baita gerturatzen ari den katastrofe ekonomiko eta sozialaren erdian ere. Sinestea, zentzugabekeria batean bada ere (estralurtarrak edo arraza baten nagusitasuna), lotura bat da. Eta kontuan hartu behar den ikuspuntua gehiago da loturarik gabeko faxismo batena, zeinaren jarraitzailea “sinetsi ezin duen” jendea den; eta beraz, ez du beharko zilegitasunaren estalkirik bere interesak defendatzeko. Gutxi kostatzen zait milioika lagun imajinatzea lider bati jarraitzen, nahiz eta ez dioten inolako gurtzarik egiten eta, gainera, mespretxatu egiten duten; edo bozka ematen errotik injustua dela dakiten programa baten alde".


(…)

"Izan gaitezen baikorrak: Urrezko Egunsenti bakar batek ere ez ditu inoiz hauteskundeak irabaziko. Izan gaitezen ezkorrak: dena izan daiteke okerragoa oraindik. Marxen esaldi ezagunak dio historia errepikatu egiten dela, lehenbizi tragedia gisa eta gero fartsa gisa; baina esaldiak aldaera ugari ditu. Dekadentzia ekologiko atzeraezin batera bultzaturik eta armategiak suntsipen handiko tresnaz beterik, duela ehun urte tragedia izan zena apokalipsi gisa errepikatu liteke gaur egun. Ideologiarekin edo gabe, jar ditzagun adabakiak mesedez".



2012/08/23

El fascismo, como problema español

"España creó el Batallón Vasco-español y el GAL y eso era fascismo, y a la gente no sólo no le importó ni lo consideró preocupante, sino que importantes sectores de la sociedad española lo jalearon. Una mala gripe que había que pasar dijeron algunos…."


Andoni  Baserrigorri
Pintxogorria

Cada cierto tiempo, nos obsequian con una encuesta en la que se trata de investigar acerca de cuáll es la principal preocupación de las y los ciudadanos del estado español. Estado español, en el cual nos toca estar “manu militari” a vasc@s, galeg@s, catalan@s y otros pueblos, a los que sencillamente no nos dejan elegir.

Tradicionalmente era el terrorismo la principal preocupación de las personas encuestadas, cosa que encantaba a quienes gestionan la mencionada cárcel de pueblos que es España. Esa preocupación daba argumentos y vía libre para poder desplegar todo su aparato represivo en pos de seguir aplastando las ansias de libertad de los pueblos catalán, vasco y galego. Invocando la lucha contra el “terrorismo” se han recortado libertades, se han violado derechos a nuestros pueblos, se ha estrechado la cadena con la que nos atan y en definitiva, nos han obligado a ser ciudadanos españoles. Somos españoles porque si, y porque lo dice la constitución española y el que diga otra cosa es un intolerante, un anti demócrata y, llegado el caso, un terrorista.

Son otras las preocupaciones que parecen tener los ciudadanos encuestados últimamente, y es que la crisis capitalista aprieta, los bancos expropian, el empresario despide y en fin…ni la bandera española ni el torito de Osborne dan de comer todos los días ni pagan los plazos del piso. El paro, ha pasado a ser la primera preocupación de una ciudadanía que sigue creyéndose puntera en Europa, gracias a los goles de la “roja”. El estado español se hunde como proyecto y la canción esa de “yo soy españó, españó, españó” resuena con cada vez menos entusiasmo. Delante de las oficinas del INEM o mirando la escuálida cartilla del banco no dan ganas de cantar mucho.

Pero, se sigue pendiente de una reacción que vaya encaminada a la solucion definitiva de este estado de cosas al cual nos ha traído el capitalismo español, impuesto violentamente en 1936 y afianzado y consagrado con la constitución de 1978, la cual no deja lugar a dudas…si se pone en peligro la unidad de España o el orden “democrático” (léase capitalista), para eso está el ejército.

¿Y esto no es fascismo puro y duro? ¿Cómo definimos entonces el fascismo? ¿El fascismo es tan solo los cabezas rapadas-futboleros y los bufones falangistas que desfilan en noviembre por las calles de las ciudades evocando a Jose Antonio y a Franco?

¿Cuándo ha sido el fascismo uno de los principales problemas que preocupaban a las españolas y españoles? ¿Ha salido siquiera en las encuestas?

España creó el Batallón Vasco-español y el GAL y eso era fascismo, y a la gente no sólo no le importó ni lo consideró preocupante, sino que importantes sectores de la sociedad española lo jalearon. Una mala gripe que había que pasar dijeron algunos….¿Cuanta gente no fue a apalaudir a Vera y Barrionuevo a las puertas de la cárcel?

¿Acaso no están las calles de las ciudades españolas aún hoy plagadas de placas y monumentos franquistas y fascistas? ¿Qué ayuntamiento gobernado por los partidos “del sistema” se ha tomado el tema en serio y ha limpiado su ciudad de ese insulto a la memoria histórica?

¿Qué actitud hay hacia las y los inmigrantes? Ya hace 20 años que asesinaron a Lucrecia, aquella joven Dominicana en Madrid, un ultra-sur y un guardia civil. ¿En 20 años se ha progresado algo o se ha ido hacia atrás?

¿No se sigue despreciando a catalanes, galegos y vascos por el mero hecho de aspirar a la soberanía? ¿Tenemos que ser españoles obligatoriamente? Parece ser que si.

¿Existe algún partido pólitico en el ámbito español, que reconozca el derecho de nuestras naciones a la independencia y que logre resultados significativos? No. Y es que para lograr resultados significativos una de las condiciones es anunciar “mano dura” contra el separatismo.

Excepto ciertos colectivos, que dan lecciones de coraje y combatividad, como los mineros astures o últimamente los jornaleros andaluces del SAT, la población española en general, no sólo no es antifascista, sino que tiene unos preocupantes comportamientos y opiniones muy cercanas al fascismo. Las sedes de Falange están tranquilas y los grupos ultras deambulan por calles y estadios españoles ante la indiferencia general.

El estado español tiene un problema muy serio de fascismo, que empieza en 1936 con un alzamiento cruel y que acabó en ríos de sangre. Lo mejor de la sociedad española, fue pasada a cuchillo en miles de ejecuciones sumarísimas. Las hicieron los padres ideólogicos del PP, el cual, no es más que un hijo trasvestido de Falange. Quien no fue ejecutado tuvo como destino la cárcel o el exilio. El fascismo no ganó la guerra para perderla en una transición en la que tenían todas las cartas ganadoras. Impusieron sus condiciones, el campo de juego y las normas. Tenían además el apoyo del “franquismo sociológico”, ese españolito medio, que no se metía en política, trabajaba 12 horas y callaba. Sólo hablaba para defender la unidad de España.

De esta situación, viene la de ahora. El futuro que tenemos por delante es terrible. Con una crisis capitalista tremenda, que nos va a condenar a la miseria, al paro y a unas condiciones de vida inferiores a las de 1970, lo peor es que estamos desarmados.

Se ha perdido la cultura de lucha, se ha perdido la conciencia de clase y lo que es peor, quien tiene conciencia de lucha, es para luchar por esta España neoliberal y quien tiene conciencia de clase, lo es de clase media que tan sólo aspira a volver a la situación de hace 8 años. Imposible, el capitalismo ya ha dado su última palabra y esta es la de volver a la esclavitud.

Todas estas situaciones se llaman en su conjunto fascismo. Por eso la población del estado ha apoyado GALes, intervenciones militares, ilegalizaciones y hasta hace 4 días actuaciones represivas policiales contra trabajadores que luchaban por sus derechos. Hoy todos tenemos nuestro futuro en peligro y más de uno, cuando es aporreado por un policía se pregunta…¿Por qué? Si yo soy un buen español, si soy demócrata…si sólo he protestado…Pues, te han aporreado, por eso, por protestar.

Ocurre que cuando defendías una llamada “democracia” estabas defendiendo un fascismo encubierto que algunos llevan padeciendo 30 años.

Ante esto, a los pueblos sólo nos queda una salida, la independencia. No podemos seguir en esta cárcel de pueblos, porque además de eso, su condición penitenciaria, el capitalismo español nos va a llevar a todas y a todos a la peor de las runias. Nos tenemos que ir de españa lo antes, mejor.

O hacemos frente al fascismo español, y construimos nuestra patria socialista o nuestro destino irá ligado a un estado que se descompone. Sólo tenemos una salida, la independencia y el socialismo. Para Galiza, Paisos Catalans, Andalucia, Canarias, Euskal Herria el tiempo corre en nuestra contra.



Boltxe Liburuak es ya una realidad

Dentro de las tareas que nos marcamos en Boltxe Kolektiboa, una de ellas, es la de afrontar la tarea de formación marxista y que de esa manera las y los militantes vascos, puedan aceder a textos fundamentales para conocer el marxismo, pieza clave para emprender un proceso de liberacion nacional por el socialismo.

La Euskal Herria libre e independiente con la que soñamos y por la que luchamos, sólo la entendemos en clave socialista. El socialismo es una ciencia que es imprescindible conocer a fondo, para no caer en los errores que condujeron a la caida del llamado campo socialista. El futuro socialismo que construiremos en Euskal Herria, necesita de una sólida formación y esta sólo nos viene de los clásicos y de nuevos textos de marxistas de hoy día. marxismo para la acción, no para crear eruditos, marxismo para estar en la calle luchando por el comunismo.

Por eso además de nuestra web, www.boltxe.info en la que tratamos de informar desde parámetros comunistas de los que entendemos debe ser la futura Euskal Herria, nos hemos implicado en la publicación de libros de formación marxista y de los cuales os damos cuenta.

El primer título es “Terrorismo y Civilización” de Carlos Tupac, magnifico texto para entender los proceso revolucionarios de hoy día y un texto para la acción.

El segundo es el imprescibndible “El estado y la revolución” de Lenin. Texto que insistimos es imprecindible en la munición ideologíca del mimitante. Y el tercero “Cinco tesis filósoficas” de Mao, otro de esos libros de obligada lectura.

En fín, por de pronto están a la venta en una mesa en Aste Nagusia, y os invitimos a acercaros y a conocer nuestro proyecto formativo y a adquirir estos libros. Sabemos de la crisís ecónomica en la que nos tiene metidas y metidos el capitalismo, pero creemos que un esfuerzo en la formación, es un esfuerzo que siempre nos va a venir bien. En un futuro próximo pondremos una tienda virtual en la web.

Boltxe Kolektiboa





2012/08/22

El orgullo de ser comunista

"El fascista que gobernó España, sembrando el terror durante cuatro largas y sombrías décadas, ya alertaba a los españoles de lo peligrosos que éramos los comunistas. Y muchos le creían, sin reparar en que el verdadero asesino era él. Hoy sus herederos siguen haciendo lo mismo"

Raúl Ruiz-Berdejo   
Insurgente.org

Siempre me ha gustado ver la cara de extrañeza de quienes no me conocen cuando les reconozco abiertamente y con absoluta naturalidad que soy comunista. Supongo que es lógica la sorpresa tras tantos años de falsedades en los medios de comunicación y el cine, donde a los comunistas nos presentan como a monstruos frente a la bondad infinita del capitalismo (a menudo personificada en los mismos que aniquilan a los pueblos con la única motivación de obtener mayores riquezas por medio de la acumulación de petróleo). Les resultará chocante ver, en primera persona, que los comunistas somos gente de carne y hueso, comprometida con la justicia, con la defensa de los derechos de los más desfavorecidos, defensores de lo social frente a un capitalismo cuya insaciabilidad arrasa con los más elementales derechos del ser humano y el necesario respeto a la naturaleza.

Pues sí, soy comunista. Y no sólo lo soy sino que, además, no tengo ningún problema en reconocerlo ante nadie. Más bien al contrario, me siento orgulloso de ser el heredero ideológico de quienes, antes que yo, entregaron su vida a la noble tarea de luchar por un mundo más humano, en el que la riqueza esté mejor repartida, dónde nadie acumule fortunas especulando con la desgracia de quienes no tienen nada, un mundo en el que todos tengamos cubiertas nuestras más elementales necesidades, lejos del desequilibrio asesino de un sistema, el capitalismo, carente de solidaridad y en el que el éxito es concebido desde una perspectiva insultantemente materialista sin importar que, para alcanzarlo, haya que sacrificar valores como la ética, la moral o la justicia.

Tampoco tengo el menor problema en repeler las acusaciones que, a menudo, los medios de comunicación vierten sobre quienes piensan como yo lo hago. Entiendo que el capitalismo utilice los medios de los que dispone para manipular a la gente en contra de quienes osamos discutir su hegemonía. Desde luego, no es nuevo que eso ocurra, siempre ha sido así. El fascista que gobernó España, sembrando el terror durante cuatro largas y sombrías décadas, ya alertaba a los españoles de lo peligrosos que éramos los comunistas. Y muchos le creían, sin reparar en que el verdadero asesino era él. Hoy sus herederos siguen haciendo lo mismo, señalando a Cuba (amplificando cualquier carencia que allí pueda haber y obviando los innegables méritos de la revolución cubana) para ocultar las miserias de una falsa democracia burguesa basada en la alternancia forzosa de las dos caras de una misma moneda. Un régimen que no duda en recortar derechos a los ciudadanos, en el que se reprime al pueblo, en el que se aplica la justicia de una forma alarmantemente subjetiva en favor de los poderosos y en el que los medios de comunicación reducen las alternativas a aquellas que el propio sistema está dispuesto a consentir.

No espero otra cosa, desde luego. Sé que seguiremos siendo “el enemigo” y lo mejor es que empiezo a sentirme cómodo en ese papel. Ser “el enemigo” de un régimen bastardo y asesino como éste que nos oprime es, al menos para mí, motivo de orgullo más que de vergüenza. Sólo espero que, a fuerza de ser engañados, una y otra vez, muchos abran los ojos a la realidad y descubran la visión parcial e interesada que se ofrece de nosotros. Bastaría con que salieran a la calle para descubrir quiénes somos y hasta qué punto es falsa la imagen que el sistema vende de nosotros. Nos verán con los parados, con los desahuciados, con los olvidados, con los castigados, con los reprimidos, con los marginados, con los discriminados, con los explotados, con los indignados… Entonces, posiblemente, seremos nosotros quienes miraremos extrañados, sorprendidos de verles por fin sumarse a la lucha que hoy miran desde la distancia, y la única sorpresa que delaten sus rostros sea la de descubrir que para este sistema ellos también son “el enemigo”.

2012/08/21

La economía según Sánchez Gordillo

Articulo extraido de la web ecocosas.com


Marinaleda, gobernada por el Colectivo Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas desde 1979, ha apostado por un modelo económico alternativo que le ha permitido capear el temporal de la crisis.

Juan Manuel Sánchez Gordillo, quien ha acaparado las portadas de los últimos días tras haber liderado una “expropiación forzosa” de alimentos en varios supermercados junto a sus compañeros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) para entregárselos a los más necesitados.

Junto a su eterno compañero de lucha jornalera, Diego Cañamero, Sánchez Gordillo ha sido un histórico dirigente del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), columna vertebral del actual SAT. Además, desde 1979 es alcalde de Marinaleda, una pequeña localidad sevillana donde durante los últimos 40 años la izquierda ha tenido una hegemonía absoluta. El apoyo y compromiso de los vecinos del pueblo ha permitido poner en marcha un verdadero experimento político y económico, una suerte de isla socialista en mitad del campo andaluz.

Enemiga eterna de los terratenientes y la derecha, la Marinaleda roja ha caminado por la historia de España desde la Transición, pasando por la entrada en Europa y el fin del referente del comunismo con la caída de la Unión Soviética, hasta el siglo XXI. Finalmente, llegó la crisis económica y esta población andaluza ha tenido la oportunidad de probar si su particular utopía en 25 kilómetros cuadrados es realmente una alternativa frente a los mercados. Su tasa de paro actual es del 0%.

Trabajo
Una buena parte de los habitantes están empleados en la Cooperativa Humar – Marinaleda S.C.A, creada por los propios jornaleros tras años de lucha. Durante mucho, los campesinos estuvieron ocupando las tierras de Humoso, donde hoy está la cooperativa, y cada vez que lo hacían eran desalojados por la Guardia Civil. Finalmente, en 1992 consiguieron su objetivo: “la tierra para el que la trabaja” y la finca pasó a su propiedad. En su web aclaran que su “objetivo no es el beneficio privado, sino la creación de empleo mediante la venta de productos hortícolas saludables y de calidad“.

Todos los sueldos en la cooperativa son iguales: unos 1.200 euros al mes En sus campos se producen habas, alcachofas, pimientos del piquillo, pimientos morrones y aceite de oliva virgen extra, controlados por los mismos trabajadores en todas las fases de producción. Las tierras, situadas en la Vega del Genil, son propiedad de “toda la comunidad” y además cuentan con una fábrica de conservas, una almazara, invernaderos, instalaciones de ganadería y una tienda. El salario de todos los trabajadores, sin importar cuál sea su puesto, es de 47 euros por jornada, seis días por semana, a razón de 1.128 euros al mes por 35 horas semanales.

En las temporadas altas, en la cooperativa llegan a trabajar alrededor de 400 personas y como mínimo hay unas cien. Pero cada puesto de trabajo no es propiedad de un vecino en concreto, sino que se van rotando para que todos puedan cobrar algo, siguiendo la máxima de “trabajar menos para trabajar todos“. Además, también hay gente que trabaja en pequeñas parcelas de su propiedad. El resto de la economía la ocupan sectores básicos del medio rural, como tiendas, servicios básicos y deportes. Prácticamente todos en el pueblo cobran lo mismo que un jornalero, alrededor de 1.200 euros al mes.

En una entrevista concedida a Público el mes pasado, el propio Gordillo explicaba cómo está afectando la crisis a Marinaleda. “Se nota un poco en los precios de los productos agrícolas y en la financiación. Tenemos problemas de liquidez pero estamos vendiendo bien los productos”. De esta forma, “en términos generales, en la agricultura y en la alimentación se ha notado menos en la crisis. Lo que ocurre es que la gente que se había ido del campo para trabajar en la construcción está volviendo en demanda del empleo. Así que no sólo hay que mantener el empleo que existe sino que hay que incrementarlo. La agricultura ecológica da más empleo que la tradicional, eso es cierto. Claro que para salvarla de la situación de la crisis y del encarecimiento de los productos agrarios, estamos intentado un comercio horizontal, con un diálogo de cooperativa a cooperativa y estableciendo relaciones con otros países donde haya experiencias de este tipo”.

Vivienda
Los vecinos ayudan en la construcción de los bloques y luego pagan 15 euros al mes por una casa

Frente al ‘boom inmobiliario’ y la especulación que se apoderó del ladrillo español durante las últimas décadas, Marinaleda decidió tirar precisamente por la dirección contraria. Allí es posible tener una casa en buenas condiciones, de 90 metros cuadrados y con terraza, por 15 euros al mes. La única condición es que, siguiendo la filosofía asamblearia y horizontal por la que guía todas sus actividades, cada persona debe ayudar a la construcción de su vivienda. Con un suelo que ha conseguido alternando compra y expropiación, el Ayuntamiento ofrece un terreno y proporciona los materiales necesarios para la construcción de la vivienda, que realizan los propios inquilinos o bien éstos pagan a alguien que les reemplace. De esta forma, paga a albañiles profesionales para que asesoren a los vecinos y lleven a cabo las labores más complicadas. Además, como medida para fomentar la colaboración, los futuros vecinos no saben cuál de las viviendas que se edifican va a ser la suya en el futuro.

“Cuando trabajas construyendo la casa te pagan 800 euros al mes y la mitad del sueldo se reserva para ir pagando la casa”, relata Juan José Sancho, un vecino de Marinaleda que, pese a sus 21 años, forma parte del ‘grupo de acción’ del Ayuntamiento que se encarga, a través de la asamblea, de gestionar los asuntos públicos de la localidad. Según él, “esta medida se ha tomado para que no se pueda especular con la vivienda”.

Educación
“Tenemos todas las necesidades cubiertas y la gente se acomoda un poco”. Donde antes una gran parte de los jornaleros apenas sabían escribir, hoy hay una guardería, una escuela y un instituto que tiene hasta cuarto de la ESO. Tanto la guardería como el colegio cuentan con un servicio de comedor que cuesta sólo 15 euros al mes. Sin embargo, según relata Sancho, “la tasa de fracaso escolar es un poco alta, porque la gente ve que tiene casa y trabajo asegurados y muchos no ven la necesidad de esforzarse en los estudios. Es uno de los puntos que tenemos que mejorar”.


El compromiso y la conciencia política entre los habitantes de Marinaleda es superior a la cualquier otro pueblo de la zona, y “es algo que también está muy presente entre los jóvenes”, según Sancho. “Aquí todos los jóvenes tienen ideas políticas. Sin embargo, nuestro compromiso queda muy lejos que el que tuvieron nuestros padres en su época, que lo dieron todo por tener esto”. A día de hoy “tenemos todas las necesidades cubiertas y la gente se acomoda un poco”.

Participación política
Los pilares fundamentales sobre los que se sustenta el modelo económico de Marinaleda son la igualdad y la participación del pueblo. Y estos principios se expanden a todos los ámbitos de la vida, también la política. Allí no existe la Policía y las decisiones políticas se toman en una asamblea en la que todos los vecinos están llamados a participar.

La asamblea decide y el partido y el sindicato hacen suya esa decisión y la aplican en el Ayuntamiento”

Por otra parte, “está el ‘grupo de acción’, que trata los temas urgentes más del día a día. No es un grupo de elegidos, son las personas que quieren unirse voluntariamente para repartirse tareas que son necesarias hacer por el pueblo”, explica Sancho. “Es un espacio muy heterogéneo, en el que estoy desde yo, que tengo 21 años, hasta el Sánchez Gordillo. Somos más o menos el mismo número de hombres y mujeres”. Sin embargo, una cosa tienen en común todos los que participan en él. Todos pertenecen “al movimiento” y, en su sitio como Marinaleda, “el partido (IU), el sindicato (SAT) y el Ayuntamiento son parte de un mismo todo. La asamblea decide y el partido y el sindicato hacen suya esa decisión y la aplican en el Ayuntamiento”.


En cuanto a los impuestos, “son muy bajos, los más bajos de toda la comarca”, según Sancho. Los presupuestos se eligen en plenos públicos y la gente en asamblea va aprobando cada partida que se realiza. Luego, se va haciendo barrio por barrio, pues cada uno cuenta con su propia asamblea de vecinos, y es ésta la que se decide en qué se invierte cada euro proveniente de la partido que ha destinado el ayuntamiento.

Medio ambiente
Siguiendo la doctrina de la coordinadora internacional Vía Campesina, en la cual está integrada el SAT, allí se trabaja la tierra “respetando el medio ambiente, practicando una agricultura 100% ecológica“, como anuncia la cooperativa en su web.

En la cooperativa siempre se ha tratado de fomentar la agricultura manual, para crear más puestos de trabajo y ser más respetuosos con el ecosistema”, explica Sancho. Además, relata, “se han eliminado los vertederos y todos los desperdicios se llevan a plantas de reciclaje”. El Ayuntamiento pretende ahora instalar su propio Punto Verde en el pueblo.



2012/08/20

Inglaterra y su reflejo fascista

"Veremos ahora qué postura adopta el Gobierno del Sr. Rajoy ante la ejemplar iniciativa ecuatoriana sobre la que se multiplican ya las condenaciones en ese semillero de fascismo hispánico que son los comentarios de lectores anónimos en una prensa abrumadora y totalmente entregada al Imperio."



Antonio Alvarez-Solís Periodista

GARA

En los últimos treinta años quizá no se haya producido un documento tan rico de humanidad, tan solemne de doctrina y tan hermoso de lenguaje político como el publicado por el Gobierno ecuatoriano en defensa del asilo concedido a Julián Assange, creador de Wikileaks. Para los españoles dotados de un sólido sentido del Derecho Internacional -no sé cual será su número, pero lo supongo escaso- ha de constituir un íntimo motivo de satisfacción que esta alegación ecuatoriana sosteniendo la vigencia del asilo en su nivel más alto haya sido redactado en la lengua que sirve de vehículo para tantas infortunadas políticas de España. Veremos ahora qué postura adopta el Gobierno del Sr. Rajoy ante la ejemplar iniciativa ecuatoriana sobre la que se multiplican ya las condenaciones en ese semillero de fascismo hispánico que son los comentarios de lectores anónimos en una prensa abrumadora y totalmente entregada al Imperio.

Dejando al margen esta ocasional aspersión de agua bendita sobre un idioma vehicular de tantas arbitrariedades en España y tan abrillantado por Ecuador, volvamos a Inglaterra y a su postura respecto al asilo de Assange. Era tradicional hasta hoy que todos aquellos que aspiraban a la democracia tuvieran siempre en alta estima el estilo político de Inglaterra. Estoy entre esos ciudadanos.

No olvidaré nunca la intervención de un bobby londinense para que un periodista español apagase el motor de su coche a fin de que los asistentes ocasionales a un mitin proalemán en Hyde Park, y en tiempos prologales de la última guerra, pudieran escuchar bien los argumentos del orador. La situación resultaba magnífica. Ni siquiera los antecedentes brutales de la industrialización inglesa en el siglo XVIII y XIX pudieron mediatizar aquel entusiasmo mío. Ni tampoco el despiadado comportamiento de la Sra. Thatcher con los mineros galeses. Ni los desmanes en la India o en Africa. La democracia era eso: el respeto a un Derecho tributario a los principios universales de la convivencia de los pueblos o sobre la mar océana -pese a los excesos ocasionales- entre los cuales el derecho de asilo venía conservándose de modo muy principal desde la misma Edad Media como corazón del humanismo cristiano. El derecho al asilo compensaba cualquier pecado del poder. Eso era, añadamos, la creencia general en una Europa unida por valores morales prácticamente idénticos. A Inglaterra se le perdonaba todo por su solemnidad procesal respetuosa con el débil o por batallas ejemplares libradas, por ejemplo, contra tragedias como el esclavismo. Hay que reconocer que Inglaterra nos confundía las oraciones. Los mismos ingleses han vivido en esa confusión.

Pero ahora ¿qué postura guardar frente a la Inglaterra que amenaza con quebrantar algo tan profundo como el derecho de asilo? Ahí no cabe confusión alguna para contemplarla. Inglaterra ha destruído la confianza en la confianza. Su orgullo imperial se ha transformado en una servidumbre detestable a Washington. Su mismo papel como agente americano en la Unión Europea nos avanzaba ya hace tiempo el desguace de su moral de gran potencia.

En esta ocasión queda claro que su interés por extraditar a Suecia al Sr. Assange amparándose en un posible delito de carácter sexual no oculta su jugada de contribuir, de acuerdo con el Estado escandinavo, a un posterior final del fundador de Wikileaks en manos de la lamentable justicia norteamericana, condicionada por un Estado capaz de las mayores vilezas, entre ellas, y en este caso, quizá la desaparición física de un periodista que se permitió descubrir al mundo las vergonzosas maneras de un bárbaro Imperio. En esta posibilidad de tortura y muerte se apoya el Gobierno ecuatoriano para no entregar al Sr. Assange a la mano negra de Norteamérica. Dice claramente la declaración del Gobierno de Ecuador respecto a su sospecha principal para denegar la entrega de su asilado: «La evidencia jurídica demuestra que, de darse una extradición a los Estados Unidos de América, el Sr. Assange no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares, y no es inverosímil que se aplique un trato cruel y degradante y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos». Previamente Quito establece lo siguiente: «Julian Assange es un profesional de la información galardonado internacionalmente por su lucha a favor de la libertad de expresión, la libertad de prensa y los derechos humanos en general». Ahí está la base del problema y el deseo de venganza al que Inglaterra quiere contribuir con la entrega del perseguido a Estados Unidos, arrogante cabeza del Imperio y sostenedor de una política violadora de todas las soberanías nacionales y personales. Parece increíble que todo ello no sea considerado por esas ciudadanías que hablan de la gran democracia norteamericana y que se unen a los permanentes insultos hacia los pueblos que quieren recuperar la capacidad de acción sobre si mismos a fin de construir un futuro donde la calle sea el ámbito plural de todos en igualdad real de condiciones.

Tiempo de venganza es éste que declara la virtud felonía y democracia la servidumbre. Pues bien, sobre ese panorama tempestuoso de falsificaciones y quema pública de los derechos elementales, en primer término el fundamental del asilo, solamente un Gobierno, que lucha significati- vamente por la democracia verdaderamente popular en el marco liberador de muchos Estados de Latinoamérica, ha sido capaz de alzar su palabra honesta a favor de un perseguido que dice de si mismo que «es víctima de una persecución en distintos países, la cual deriva no sólo de sus ideas y sus acciones sino de su trabajo al publicar información que compro- mete a los poderosos, de publicar la verdad y, con ello, desenmascarar la corrupción y los graves abusos a los derechos humanos de ciudadanos alrededor del mundo». Esta declaración es la que ha impulsado al Gobierno ecuatoriano a exigir, desde su protección al perseguido, que se comprometan los persecu- tores a no aplicar sus vergonzosos y habituales procedimientos de asesinato, más o menos vestidos de derecho, a quienes reclaman para si con toda la solemnidad de su poder obsceno.

Hay en todo este enredo un aspecto que por ahora, al menos que yo sepa, no ha sido abordado: ¿qué opinan la Iglesia católica o las puritanas iglesias poderosamente asentadas en Norteamérica acerca de esta postura inglesa de no respetar el asilo? El asilo tiene una larga tradición en esas iglesias, sobre todo en la romana. Mediante el asilo se evitó muchas veces que el furor ortodoxo protagonizase más crímenes escandalosos. El asilo se practicaba no sólo por los grandes jerarcas y príncipes de la Iglesia sino por frailes conventuales y sacerdotes en parroquias irrelevantes. Y generalmente ese asilo era respetado por el poder de los monarcas y de sus servidores ¿Y ahora qué pasa con esos príncipes eclesiales, con esos monjes, con esos párrocos, con todos los creyentes que les siguen como sus ovejas? En un mundo donde la sangre corre mediante el cuchillo de quienes desconocen toda humanidad el derecho de asilo cobra un extraordinario relieve. Es el semáforo que contiene la furia y la venganza; la única posibilidad de que reaparezca el verdadero derecho basado en la razón moral. Va a ser muy larga y dura la batalla contra el fascismo. Inglaterra ha quedado desnuda.

2012/08/13

¿Revolución selecta?

"El idealizar lo revolucionario y a los y las revolucionarias lo único que consigue es abrir una brecha entre el pueblo y la “casta revolucionaria”. Llegando a poder crear adhesión pero en sentido delegado cuando el objetivo precisamente es crear revolucionarias y revolucionarios como champiñones y que se extiendan en sentido horizontal..."


                       —Las revoluciones se producen en los callejones sin salida. B. Brecht




http://borrokagaraia.wordpress.com/   A principios de año en una entrevista concedida al diario Gara, el líder del Sinn Féin Gerry Adams , pese a que no sea una de mis principales referencias internacionales, realizó una definición que llama a la reflexión en cuanto al significado profundo de ser revolucionario a nivel personal: “Soy un aspirante a revolucionario”. Recientemente podíamos leer también en una interesante entrevista a Amparo Lasheras, ésta ya en casa, que “ser revolucionaria es algo muy serio y muy importante y gente especial que lo dan todo. Yo, siempre me he considerado una modesta discípula de la revolución que hago lo que puedo.” En otra entrevista, en este caso a Darío Amador, brigadista argentino que participó en la guerrilla sandinista afirmaba que “es preciso bajar a la tierra al Che Guevara y transformarlo en un hombre común que hizo cosas poco comunes en situaciones poco comunes. Para mí ha habido decenas de miles de Che en América Latina”.

Y es que parece que de siempre nos hemos creado consciente o inconscientemente una imagen de los y las revolucionarias como una especie de super-hombres y super-mujeres que prácticamente rozan el terreno celestial casi en forma de santoral donde el pueblo y la militancia en general mira hacia arriba desde un exceso de humildad y en algunos casos hasta pareciera que de falta de autoestima. Aquí, en mí opinión, la izquierda debería realizar una fuerte auto-crítica porque a lo largo de la historia ha promovido en demasiadas ocasiones una especie de culto a la imagen o a la persona que no se sostiene desde ningún punto de vista en relación a los baremos ideológicos en teoría defendidos. No es cuestión de dar ejemplos, ya que la historia está plagada de ellos y prácticamente en todos los países se pueden encontrar. Afortunadamente en Euskal Herria, la izquierda revolucionaria en cierto modo podrá tener sus deficiencias pero ha sabido estar ajena a esta práctica de dudosa utilidad y a mí personalmente es una de las cosas que más me gustan de nuestra querida izquierda abertzale y creo que es algo a conservar.

El idealizar lo revolucionario y a los y las revolucionarias lo único que consigue es abrir una brecha entre el pueblo y la “casta revolucionaria”. Llegando a poder crear adhesión pero en sentido delegado cuando el objetivo precisamente es crear revolucionarias y revolucionarios como champiñones y que se extiendan en sentido horizontal para así poder mantener una linea de defensa preparada y resistente a todos los envites que se producen antes, durante y después de la revolución.

El entender lo revolucionario como algo sacralizado además tiende a crear dos posturas: La fundamentalista, en la que los revolucionarios se convierten en una especie de celosos religiosos con un código moral radicalizado y estricto al mejor estilo católico aunque sea en sentido inverso donde se forma una especie de club selecto de la perfección humana y divina buscando el pecado en todas partes. Y la otra postura, la de la dejadez. Si ser revolucionario requiere ese esfuerzo sobre-humano y solo está destinado para personalidades y militantes de bandera ¿Qué leches voy a hacer yo con mis contradicciones y limitaciones?.

El caso es que ni una ni otra postura es realista y sin embargo puede que sean de las más extendidas. El ser humano siempre cuenta con un factor de contradicción y de error que es intrínseco a nuestra naturaleza . Eso se traduce en todo, también en política. La dualidad famosa del bien y el mal tampoco es ajena a ninguno de nosotros y nosotras. Somos personas siempre en construcción. Y para aprender a andar en bicicleta es probable que te des unas cuantas ostias antes. Malcolm X es considerado uno de los grandes revolucionarios de la historia. Fue traficante de drogas, también yonki, proxeneta, robaba a la clase trabajadora dando palos en cualquier esquina y todo tipo de comportamientos que según él le hicieron caer en el mayor abismo que puede caer un ser humano. Sin embargo se levantó. No existen cuentos de hadas y príncipes impolutos.

Los errores, las contradicciones, las carencias… no te hacen ser menos revolucionarix… sino que son las bases para que lo seas. Para nuestro cambio y pelea personal y para el cambio de la sociedad y el sistema.

El revolucionarix está en todos nosotros y nosotras sin excepciones ya que el cambio, nuestro y de la sociedad, lo llevamos como decía aquel en todos nuestros corazones. Y eso es la revolución.

Y es que efectivamente, el objetivo del revolucionario es la revolución. Parece que en la sociedad occidental europea la utilidad de los ideales revolucionarios corresponderían en el mejor de los casos a otras latitudes. Idealismo utilizado sobre supuestas situaciones idílicas lejanas que en realidad de idílicas tienen poco. Si nosotros mismos nos construimos una imagen de lo revolucionario como algo ajeno a lo cotidiano, como algo sobre-humano y casi inalcanzable para el mero mortal y mucho menos en este occidente en el que vivimos “bien” . Pues la revolución y lo revolucionario se convierte en una quimera.

La revolución requiere condiciones revolucionarias. Y no quepa duda a nadie que llevar el proceso de liberación nacional vasco hasta el final será un proceso revolucionario o no será. Quizás no será un proceso revolucionario estilo toma del palacio de invierno, ni tampoco será un proceso con algunos condimentos históricos que hemos conocido en el pasado en otras latitudes pero por fuerza tendrá los ejes básicos de toda revolución. El tensionamiento político será la clave y la ruptura la única vía. Esta coyuntura no vendrá dada por decisión de la clase trabajadora vasca sino obligada por imposición de sus enemigos históricos y de los estados, a los cuales conocemos lo suficientemente bien para entender su naturaleza.

Por eso debemos aprender a conocernos mejor y a creer en nosotros y nosotras mismas. Yo creo en tí.



2012/08/09

"Rajoy, esto te va a costar una huelga general indefinida"

CNT Gipuzkoa
Es alucinante ver cómo el capitalismo y sus lacayos políticos se están cavando su propia tumba. ¿No se dan cuenta que estamos pasando de un estado de shock inicial a una lucha obrera acorde al siglo XXI? ¿Se creen que seguiremos quietas y obedientes si nuestros hijos e hijas se quedan sin acceso a la educación y nuestras madres y padres sin medicinas contra el dolor? ¿Que elijamos entre buscar la comida en la basura o emigrar? ¿Que dejaremos que nos roben hasta la dignidad?

No, señores. Vais a tropezar con una sociedad que empieza a recuperar la memoria. Una sociedad que sabe aprender de las luchas del siglo pasado para crear un futuro diferente, solidario, respetuoso con los límites que nos marca la naturaleza. Una sociedad con unos valores muy diferentes de la actual, muy femenina, por cierto. Os vamos a parar los pies.

Una huelga general indefinida requiere un alto grado de organización. Tenemos que garantizar los servicios básicos: comida, vivienda, luz, salud, enseñanza, transporte público gratuito, mientras se paralice toda la actividad económica restante. La huelga general indefinida nos brinda una oportunidad para aprender de lo que somos capaces la clase obrera, el pueblo o como se quiera llamar.

La gente mayor tiene que estar atendida, la distribución de comida y agua tiene que estar garantizada. La energía tiene que llegar cuando hace falta a los hogares, mientras los procesos de producción queden interrumpidos.

Los sindicatos de transporte son esenciales para que no entre ni salga mercancía de industrias y comercios. Y para cortar carreteras, cuando manden al ejército.

La gente que trabaja en industrias y servicios no esenciales puede ayudar a organizar la vida colectiva: la hostelería puede ayudar a abrir comedores populares con cocinas solares, utilizando los productos de las cooperativas de consumo. Los y las científicas pueden enriquecer la enseñanza con clases prácticas. La gente de la cultura puede darnos ánimos, saliendo a la calle. No vamos a dejar de cantar y bailar, que vamos camino de la revolución.

Tenemos que pensar cómo van a ser los procesos de toma de decisión, porque no tardarán en aparecer caudillos que intenten “liderar” el movimiento y que pretenden hablar en su nombre. También va a ser esencial mantener vías de comunicación fluidas, con y sin Internet.

Tenemos que consensuar de antemano y de forma clara qué reivindicamos – la dimisión del gobierno, la nacionalización de los bancos, la entrega de las casas vacías a la gente sin hogar, modelos de autogestión en las empresas sin jefazos ni sueldazos,.... Que quede muy clarito todo.

Hay mucho que pensar, hay mucho que organizar. Pongámonos a ello, recuperaremos la dignidad y las ganas de vivir.



2012/08/08

Iosu Uribetxeberria larri gaixo dagoen euskal preso politikoari elkarrizketa

"Jarraitu dezagun herri bat izaten, herri euskalduna euskaldunak garelako, bakoitza bere ideiekin, baina errespetuz eta tolerantziaz. Inor baztertu gabe, baina gure eskubideak pertsona eta herri bezala sendo defendatuz hitz eginez edozein tokitan."



Leongo espetxean zegoela minbizia antzeman zioten. Duela zazpi urte beste bat izan zuen. Oraingoan ordea, pronostikoa ezin larriagoa izan da, preso politiko arrasatearrak gaitza zabaldua baitu. Euskal Herriratzea lortu da, baina Gobernu espainolak oraindik preso mantentzen du Donostiako Ospitalean. Handik erantzun dio GARAk idatziz helarazitako galdeketari.


Ezer baino lehenago, nola zaude fisikoki? ze eboluzio izan du zure eritasunak bi asteotan?

Beti izan naiz indartsua psikologikoki eta horrek laguntzen du fisikoki horrelako gauzak ondo eramaten. Gehiago, Euskal Herriko babesa nire alde dudanean. Harro sentitzen naiz horrelako herria atzean dudanean eta bere oinarriak berdintasuna eta elkartasuna direnean.

Gaitzaren bilakaera oso larria dela jakinaren gainean nago. Kirola normaltasunez egitetik, oinez ibiltzerik ez izateraino. Baina ni gertu nago edozeri aurre egiteko eta prest nire jendearekin eta ingurukoekin gozatzeko, lau egun badira ere.

Eta animoz? Horrelako diagnostikoaren aurrean, zeri eusten zaio?

Une guztietan jasotzen ditudan animoekin, baditut animoak oparitzeko ere. Nire oroitzapenetara heltzen naiz, bizitza oso betea izan dudalako. Zorte handia izan dut Euskal Herrian jaiotzea. Diagnostiko honen aurrean nire senide eta lagunen babesa bilatzen dut, baita egunerokotasunaz gozatzea ere. Gauza txikiak baina urrea balio dutenak: oinez ibili, ariketak egin, idatzi ... Jatea ere gozamen ederra da.

Leongo sendagileek onartu zuten gaitzak bilakaera azkarra izan dezakeela. Zure anaia Jabik esan zuen ez duzula erietxetik espetxera eta espetxetik erietxera ibili nahi. Zein izango da zure jarrera Gobernuak kaleratzen ez bazaitu?

Ni urratsez urrats noa. Sendagileen eskuetan jarri naiz konfiantza osoarekin. Jabik oso ondo azaldu zuen; tratu justu eta duina bakarrik eskatzen dut, legeak jasotzen duena, nahiz eta euren interesen arabera aplikatu. Ni ez naiz joko horretan sartuko.

Medikuak agindutako azterketak egingo ditut. Hori bai, arrisku handiko (hiltzea edo paraplejiko gelditzea) probak egin nahi badizkidate, ez dut uste asko eskatzea denik lehenengo zaintzapeko askatasunean jartzea. Sendagileek finkatutako egunetan joango nintzateke ospitalera. Askatasuna ukatzen badidate, erabaki gogorra izango da niretzat, baina ez dago atzera egiterik. Gelditzen zaidan bide bakarra gose-greban jartzea izango litzateke eta nire egoeran egonda, ez dut uste asko luzatuko litzatekeenik. Gorrotoa horrenbesteraino heltzen bada, duintasunez hiltzea izango da nire asmoa.

Euskal Herrira itzultzea urrats txikia izan al da?

Urrats txikia eta poza izugarria.

Nola igarotzen dira egunak gelan? Zer egiten duzu? Zertan pentsatzen duzu?

Egunak ondo betetzen ditut beti bete izan dudan gauzekin, nahiz eta lekua txikiagoa izan. Beti daude murrizketak, baina ez ditut alde batera uzten nire osasunerako onak diren gauzak.

Eta bizitzako oroitzapenak ditut beti nirekin. Hori ezin didate kendu!

Atzera begiratuz, espetxean jasandako tratuari egozten al diozu gaitza? Zein izan dira bizi-baldintzak espetxean?

Errua zeinena den bilatzen hasteak ez du merezi. Egia da kartzelako baldintzak ez direla egokienak gaitzak sendatzeko, are gutxiago gurekin duten jarrerekin. Beti nola izorratu, dispertsioa, 176/2006 doktrina, gaixo larriak preso mantentzea... Aurretik esan dudan bezala baldintzak gogorrak dira, baina ni burugogorra naiz eta jai dute nirekin. Orain ikusi beharra dago eta neurrian egotea espero dut.

Nola bizi izan dituzu zazpi urte hauek? Berriz gaixotuko zinen beldur izan al zara?

Beti egin ditudan gauzak egiten. Gustukoak gehiago, noski. Nire buruan egon da gaitza berriz agertzea, baina diziplina dut eta kirolaria naiz; beraz, nire lehentasuna denbora ahalik eta hobetoen igarotzea zen, osasuna zainduz arlo guztietan, noski.

Zer izan zen zuretzat 2009an Langraiztik Leonera eramana izatea?

Gustuko gauza bat ez, noski. Nire senide eta lagunentzat, kaltea eta niretzat, beste lagun batzuk ezagutzea.

Nola iristen zaizu kaleko elkartasuna? Zer sentsazio eragiten dizu?

Egun guztietan ditut egunkariak, telebistan ere agertzen naiz, bisitatzera datozenak ere kontatzen didate eta denon goraintziak eta ondo izateak jasotzen ditut. Betea sentitzen naiz alde horretatik, maitatua. Mila esker, lagunak!

Komunikabide batzuek gehiago nabarmendu dute zu kondenatua izatera eraman zintuzten zioak, egun duzun egoeraren larritasuna baino. Zure ustez, horrek Gobernu espainolari legea aplikatzeko eta zu aske uzteko zailtasuna eransten al dio?

Gauzak ez dira nahastu behar. Euren legeen arabera, ni kartzelan nago. Orain gaixo larria naiz eta euren legeen arabera eskubidea dut baldintzapeko askatasunean kaleratua izateko. Ez dut uste asko eskatzea denik. Nire denbora badoa, duintasunez igarotzea besterik ez dut nahi.

Zure kasuaren dramatismoa gaixo dauden beste hamahiru presoen egoerari begira inflexio-puntua izatea espero duzu edo Gobernua espainolak berdin jarraituko duela uste duzu?

Itxaropena ez da galtzen, denborak esango du. Gauza da egunero-egunero Gobernu espainola bere gorrotoa erakusten dabilela eta krudelkeria muturreraino eramateko prest dagoela. Horrekin gauzak ez dira konponduko, okertu baizik. Hori nahi dute, sufrimendu gehiago? Hori ez da, ez, bide zuzena.

Espero dut nire kasua azkena izatea eta ni bezala gaixorik dauden gainontzeko euskal preso politikoek askatasuna lortzea bizitzeko aukera izateko.

1997an espetxean sartu zinenetik zapuztutako bi prozesu eta oraingo agertoki erabat berria ezagutu dituzu. Zein dira gaur egun zure itxaropenak? Helburuak lortuko direla uste duzu?

Ezker abertzalean sinisten dut. Bera baitabil alde bakarreko urratsak egiten bide onean, beste aldekoei itxaron gabe. Aurreko saiakeretan ez bezala, gurako genuke bide honetan etortzen baldin badira, baina... Hor beste aldekoek garbi erakutsi ziguten euren interesen arabera mugituko direla bakarrik.

Gurako nuke aipatu hasiera batean zalantza batzuk nituela EAko zuzendaritzarekin, jaso behar zuten presioari aurre egiteko gai izango ziren onetik. EAJ-PNVren zuzendaritzaz ez dut ezer sinisten, baina bai bere oinarrizko jendeaz. Beti bizi izan garelako elkarrekin, baita gaur egun eguneroko gauzez, baita gure desberdintasunekin ere. Baina gozatzen dugu gure hizkuntzarekin, gure kirolariekin eta gure artean kirola egiten ere bai. Baita lanean ere, oporretan, poteoan eta hainbeste gauzatan.

Jarraitu dezagun herri bat izaten, herri euskalduna euskaldunak garelako, bakoitza bere ideiekin, baina errespetuz eta tolerantziaz. Inor baztertu gabe, baina gure eskubideak pertsona eta herri bezala sendo defendatuz hitz eginez edozein tokitan.

Bakoitzak bere ale hondarra jarriz, baina denok batera. Helburuak hor daude, gure eskuetan dago lortzea egunero lana eginez bide horretan. Jaun-andreok, neska-mutilak, hau da bidea, segi jorratzen eta eutsi. AURRERA BOLIE!!!

Zu aske uztearen aurka dagoen ETAren biktima bat aurrean izango bazenu, zerbait esan nahiko al zenioke?

Zer esan dezaket... elkar ez ulertzeak ez duela laguntzen. Hori ez dela bidea. Baina bai, hitz egiteak laguntzen duela esango nieke ETAren biktimei; bidea ez ixteko, badaudela minimo batzuk ados egoteko modukoak direnak eta hortik hasi behar dugula, gero eta bide sendoagoa egiteko.

Bakoitzak bere ideiekin baina errespetuz eta tolerantziaz, elkar bizitza bat lortu arte gutxienez.



2012/08/07

Dar el callo o ser un Cayo

"...la obligación de la clase trabajadora de un estado opresor no simplemente reside en que tiene que respetar asépticamente el deseo de independencia de una nación oprimida sino situarse a su lado en la reivindicación nacional."

Borroka garaia da
Después de leer la entrevista que publica hoy el diario Gara a Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, ciertamente me habían entrado ganas de realizar algunos comentarios en torno a ella. Para sobre todo lanzar una pregunta al aire: Y es que me gustaría saber dónde está teorizado que la liberación nacional de los pueblos y el ejercicio de la soberanía plena sea un acto insolidario como afirma más directa que indirectamente sin que le tiemblen las pestañas. Desde luego no lo está en ninguna teoría marxista–leninista. De las cuales si las hubiera ojeado un poco por encima habría llegado a la conclusión de que la obligación de la clase trabajadora de un estado opresor no simplemente reside en que tiene que respetar asépticamente el deseo de independencia de una nación oprimida sino situarse a su lado en la reivindicación nacional. Que de lo contrario esa clase trabajadora a la cual intenta representar IU se convierte en un apéndice de la burguesía nacional del estado opresor. Pero supongo que a estas alturas de la película sea demasiado “pal body” de Cayo releer o leer por primera vez, como parece ser el caso, el texto que escribió un tal Lenin entre febrero y mayo de 1914 titulado “El derecho de las naciones a la autodeterminación”. De todos modos, ahí le dejo el enlace y le advierto que Lenin no era un nacionalista vasco, así que no debe temer de que sea de una “izquierda local” como afirma que la izquierda independentista vasca lo es. Pero también le advierto que si Lenin hubiera nacido en Donostigrado, Bilbov o Iruñakov no tenga ninguna duda de que sería un abertzale radical y se mosquearía un poco de ser tildado de pertenecer a una izquierda local. Más que nada porque reducir lo nacional a local es una manera poco elegante de justificar la opresión nacional por mucha retórica añadida.

En cualquier caso y pese a que me habían entrado ganas de comentar la entrevista de Cayo Lara no tenía ninguna intención de hacerlo pero he acabado haciéndolo. Supongo que serán daños colaterales de pertenecer a una izquierda local e insolidaria. Yo, y partiendo de mi ombliguismo quería quedarme en casa y escribir solo de otra entrevista. Y es que pese a que mi ombligo no sea exótico al no poseer ningún piercing también le suelo dar a la “tecla”. Y es que a Patxi Zabaleta se le ha ocurrido en otra entrevista, ésta vez en el diario Deia saltarse el punto 7 de mi decálogo titulado 20 maneras de cargarse a la izquierda abertzale. Y digo decálogo porque pese a tener 20 puntos no encuentro la palabra adecuada (¿veintecálogo?).

Si soy sincero no me ha sorprendido que Patxi ponga encima de la mesa un pacto post-electoral entre EH Bildu y PSE, pese a que haya levantado polvareda en la masa social abertzale y de izquierda de este país. Entra dentro de una lógica. Si se apuesta por la distensión, la normalización, el acuerdo, lo civil y amplio, el dar respuestas responsables en búsqueda de la paz social. En buscar “salidas a la crisis” para recuperar el estado de bienestar. Si se rechaza cualquier aspaviento popular y se cree en el interclasismo liderado por la elíte intelectual pseudo-jatorra y no por la clase trabajadora combativa y desarrapada. Si se confía en lo transversal al estilo ERC con PSC ( de eficacia comprobada en sentido inverso), en tender las manos aunque te las corten , pues se entiende esa perspectiva de pacto con PSE.

El problema ciertamente no es que lo diga Patxi Zabaleta sino que por alguna razón que se me escapa muchas de las cosas que dice acaban siendo aceptadas tarde o temprano. Así que si eres de los o las que te ha indignado la posibilidad de un pacto de esas características en las condiciones actuales, de poco sirve girarse hacia Patxi con cara de desaprobación y sería mejor que mires a tu entorno cercano. Si de verdad quieres que la izquierda socialista de este país sea socialista, claro está. Y obviamente no hablo del PSE ni del PSN. Y hazlo además antes de que sea tarde.

Que la izquierda independentista en estos momentos esté en una situación crítica (no lo digo porque esté en una situación deplorable sino porque depende de lo que haga en breve plazo de tiempo ante diferentes retos organizativos e ideológicos el futuro cercano se decantará de una forma u otra), hace necesario una reflexión profunda. Y obviamente, los y las que apostamos por una estrategia independentista y socialista o volvemos a “poner de moda” lo revolucionario haciendo una catarsis evolutiva y no involutiva en sentido reformista, y que además pueda ganar adhesión o queridos amigos y amigas nos vamos a quedar en pelotas ante esta avalancha capitalista que no va a parar si no se le para a la vez que se construye la alternativa socialista y un estado español que no va a dar el brazo a torcer en favor de un proceso democrático sin confrontación y enfrentamiento con los ejes generadores de opresión.

En resumidas cuentas, PSE o lucha popular. Instituciones al servicio de la clase trabajadora o de una clase política de la cual EH Bildu no debería formar parte. Si algún día el PSE o cualquier partido de orden (capitalista) diera el paso adelante de aceptar unos mínimos democráticos que no pueden bajar de la autodeterminación se podría hablar de algo. Hacerse colegas de ellos sin tener en cuenta eso, lo único que hace es reforzar el sistema y lo más peligroso de todo, hacerte cambiar a tí en vez de a ellos. Y cambiar a peor. No se puede bloquear el proceso popular debido a intereses extraños.

Pues eso, más dar el callo que ser un Cayo.



2012/08/06

EHK entrevista a Amparo Lasheras

"Un militante es el hombre o la mujer que mantiene su pensamiento y su compromiso político en todos los frentes donde su trabajo sea más necesario y eficaz; el que es fiel a su idea y leal con su pueblo y su clase."



Hace escasas semanas se ha conocido la absolución de los encausados de D3M y Askatasuna. Después de rebasar la rabia y el cansancio padecido en la Audiencia Nacional por culpa de las leyes de excepción del Estado español, Euskal Herriko Komunistak (EHK) ha tenido la oportunidad de hablar con la portavoz de D3M y la militante de la Izquierda Abertzale Amparo Lasheras, que ya superado el juicio esta como siempre, con mucha ilusión de trabajar. Amparo ha accedido amablemente a hacer la entrevista y ha contestado extensamente a las preguntas. El proceso político de Euskal Herria, la crisis capitalista, la configuración de la nueva Izquierda Abertzale y su trayectoria como militante y revolucionaria son los aspectos mas remarcables de esta entrevista. Mila esker Amparo

Jada aste batzuk igaro dira D3M eta Askatasunako auzipetuak absolbitu zituztenetik. Auzitegi Nazionalak eta Espainiako salbuespen legeriak eragindako nekea eta amorrua gainditu ostean eta lanerako ilusio osoz, Euskal Herriko Komunistak (EHK) antolakundeak Amparo Lasheras D3Mko bozeramaile eta Ezker Abertzaleko militante ezagunarekin hitz egiteko aukera izan du. Amparok adeitsu hartu gaitu, eginiko galderak luze eta zabal erantzunez. Euskal Herriak bizi duen prozesu politikoa, kapitalismoaren krisia, Ezker Abertzale berriaren konfigurazioa eta bere ibilbide militante eta iraultzailea dira elkarrizketaren mintzagai nagusiak. Eskerrik asko Amparo!

Euskal Herriko Komunistak (EHK)
¿Lo primero como te encuentras? ¿Has podido reencontrarte con tus compañeros que han estado contigo en esos duros días de juicio en la Audiencia Nacional?

Muy bien. La incertidumbre de qué pasará se ha terminado y es como una liberación emocional. Eso en el aspecto personal, en el político sólo es una pequeña victoria. Aún quedan muchos compañeros en la cárcel o pendientes de juicio, por lo tanto significa que todavía queda muchísimo trabajo por hacer. Mis compañeros de sumario están, como yo, disfrutando de su libertad, sobre todo Zuriñe, que a los pocos días de que nos comunicasen la sentencia, su compañero quedó en libertad después de 20 años de cárcel. Como dice una canción que me gusta mucho “de vez en cuando la vida nos besa en la boca y nos invita a salir con ella a escena”. Creo que todos estamos viviendo un poco esa sensación.

¿Qué opinas sobre la crisis capitalista actual y cómo ves la coyuntura internacional?

Durante años el capitalismo ha estado haciendo con todos los instrumentos a su alcance, que son todos, el trabajo ideológico necesario para conformar una sociedad consumista, muy individualista, miedosa e insolidaria y con valores muy burgueses que ha afectado incluso a sectores muy combativos de la izquierda. Lograron convencer con la absurda teoría de que las ideologías habían muerto y que la lucha de clases era un pensamiento demodé. Después de ese trabajo ideológico, lento pero seguro, del pensamiento único, de la pasividad acomodada a “es lo que hay”, ahora, se han dado prisa para ejecutar la ofensiva final. Una vez despejado el horizonte de oposición social y sindical, han puesto en marcha la crisis económico-financiera necesaria para arrebatar todos los derechos laborales, sociales, políticos... condicionando así la soberanía económica y conseguir con ello el sometimiento político de los gobiernos. En el ámbito internacional, sería muy largo de comentar, en realidad ocurre lo mismo. Desde el 11S, ahí están las invasiones de Irak, Afganistán, Libia y Siria y probablemente Irán…por el dominio geoestratégico y económico del petróleo. Y en Europa, si recordásemos tratados que se han firmado en la CE como el de Maastricht o Lisboa, nos daríamos cuenta de que eran el preámbulo, la preparación de lo que ahora tenemos, una Europa de derechas, con populismos muy peligrosos, dirigida por el capital y donde Alemania impone sus órdenes. Escuché a un comentarista decir que lo que no consiguó Hitler con sus ejércitos, someter a Europa, lo está consiguiendo la señora Merkel económicamente. Y creo que tenía razón.

¿Qué pasos debe dar Euskal Herria en este contexto de crisis mundial?

Los necesarios para salir del Estado español y conseguir la independencia política y económica que nos permita decidir como un pueblo libre, preparado y convencido ideológicamente para plantar cara a los abusos del sistema capitalista. ¿Cómo hacerlo? Como decían en los concursos que se pusieron de moda en mi infancia, ésa es la pregunta del millón. Los tiempos están cambiando muy rápido y están situando a Euskal Herria en coyunturas económicas y sociales muy diferentes a las que hemos conocido en un pasado muy reciente. Por lo tanto necesitamos elementos nuevos para realizar el análisis, los de hace unos años no sirven. En Euskal Herria existe una experiencia de lucha política y de organización popular muy importante. La tenemos que aprovechar y utilizar, pero no haciendo un revisionismo total. Hay que reconocer y quitar los errores cometidos y, partiendo de esas luchas, recuperar el bagaje para avanzar hacia los objetivos finales, creando respuestas nuevas y valientes que den protagonismo al pueblo y que ya se perfilan en el documento de Zutik Euskal Herria. En mi opinión, una de las alternativas que deberíamos desarrollar es la desobediencia civil, que como decía Gandhi, tendría que ser “activa y provocativa”.

¿Qué es lo que mas te preocupa del nuevo proceso político abierto en Euskal Herria?

En primer lugar el tiempo, que es un mal enemigo si lo calculan y lo manejan los otros, en nuestro caso, el gobierno español y el capitalismo que defiende Madrid y el PNV. Pienso que cualquier estrategia y táctica que se prolonga demasiado en el tiempo se pierde porque se convierte en un fin y el objetivo primero se diluye hasta convertirse en nada. En segundo lugar el mensaje de reivindicaciones y denuncias sociales, que en tiempo de crisis y recortes sociales tendría que ser más claro y contundente para la clase trabajadora vasca. Y por supuesto los presos, no sólo los enfermos y a los que se les aplica la ley Parot, todos. En mi opinión, que es muy modesta, no basta con una manifestación multitudinaria una vez al año. Hay que apelar a la presión de la movilización social y, además, trabajar con claridad y ahínco por el proyecto que defienden los presos. Cuanto más nos acerquemos y más pasos demos en favor de la independencia y el socialismo, en el trabajo institucional y sobre todo en el movimiento popular, más cerca estaremos de su liberación. Para mi, ése es el grito de amnistía total. Y por último el relato, si perdemos la oportunidad de escribir con claridad el relato de los últimos 50 años y dejamos que lo escriban otros, históricamente estaremos deslegitimando un tiempo importante y decisivo en el pasado y el futuro de Euskal Herria.

¿Existe la posiblidad de que la Izquierda Abertzale sea asimilada en el actual marco de opresión capitalista?

Nunca se debe decir de esta agua no beberé. Pero pienso que no, que no sucederá. Si no lo consiguió Franco y no lo han logrado en los últimos treinta años, desde la Transición, tampoco ahora. El capital humano, militante e ideológico de la IA es muy fuerte. Pero como decía antes no nos podemos dormir en los laureles. El éxito electoral y el trabajo institucional sólo debe ser un instrumento para avanzar y reforzar la lucha. Ahí, para evitar cualquier veleidad de asimilación, deberá jugar un papel importante, como conciencia activa, la organización popular, la clase trabajadora y la lucha sindical.

¿Crees que es posible realizar una verdadera política de izquierda también desde las instituciones impuestas por la Reforma?

Desde luego desde las instituciones no se puede hacer la revolución pero se puede trabajar por ella, para que se aproxime a la realidad inmediata y no sea sólo el concepto, el término de un lenguaje “antiguo” o la imagen de una utopía inalcanzable. En teoría si se tiene mayoría se pueden cambiar las políticas y transformar la sociedad, y si se es oposición se pueden denunciar los desmanes, apoyar, hacer piña y llevar a las instituciones la voz de las reivindicaciones populares que se prohíben o no se escuchan. Por ejemplo, en estos momentos de imposiciones y recortes, de leyes y decretos fascistas para controlar los presupuestos, imponer los recortes sanitarios, alterar el censo o eliminar parlamentarios autonómicos y concejales, coartando con ello el autogobierno y así fortalecer el centralismo del Estado, desde las instituciones también se podría hacer una insumisión y desobediencia política muy importante y pienso que revolucionaria.

"...un movimiento revolucionario no debe condenar la violencia. Siempre es legítima, como defensa y contestación ante la opresión social y política. Si, según algunos teóricos, debe de existir la violencia legítima del Estado, no entiendo porque no puede existir la violencia revolucionaria."

¿Qué puede suponer la desaparición de ETA para el proceso de liberación?¿Un movimiento revolucionario puede condenar la violencia?

ETA aún no ha desaparecido, ha cesado en su actividad armada que creo que no es exactamente igual. En un proceso de liberación esa decisión significa que se inicia una estrategia diferente porque la lucha armada no es eficaz en el avance del proyecto final. Por ello, hay que buscar otros instrumentos que permitan continuar en el camino hacia la liberación nacional y social. Mientras no se reniegue de los principios y de los objetivos la lucha siempre continúa. En cuanto a la segunda pregunta relativa a la condena. Creo que no, que un movimiento revolucionario no debe condenar la violencia. Siempre es legítima, como defensa y contestación ante la opresión social y política. Si, según algunos teóricos, debe de existir la violencia legítima del Estado, no entiendo porque no puede existir la violencia revolucionaria. Lo perfecto es que ninguna violencia sea legítima, eso significaría que el mundo es justo, que unos no dominan a otros. Una cosa muy difícil por cierto.

Cuál es el mayor virtud de la IA y su defecto más acusado?

Creo que tiene muchas. Pero su mayor virtud es su militancia, su inquebrantable ánimo para seguir adelante con su compromiso y su aportación ideológica a través de sus aciertos, sus errores, sus victorias y sus contradicciones. Su defecto más acusado, lo tiene, pero prefiero no decirlo. Pertenezco a la base social de la IA y es en sus asambleas donde debo hacer la crítica.

¿Crees necesaria la existencia de una Unidad Popular o por el contrario hay que apostar por un partido de corte clásico como forma organizativa eficaz y eficiente?

¿Te refieres al debate organizativo de Sortu? Soy de las que prefiere una Unidad Popular, y no un frente amplio porque creo que es otra cosa diferente. Tampoco soy partidaria de un partido de estructuras clásicas por muy eficiente que sea. Creo que soy disciplinada, pero tengo una vena anarquista que me viene de familia y hace que me sienta mejor en una Unidad Popular. Además la UP me parece más enriquecedora desde el punto de vista ideológico, más participativa en la democracia interna, más combativa con el sistema y menos proclive a ser asimilada por el quehacer institucional. En pocas palabras, representa mejor al pueblo y a sus reivindicaciones.


¿Ves factible el avance en Euskal Herria de un proyecto revolucionario que apueste por el socialismo y que camine hacia la democracia económica? Y si lo es…

Sí ¿por qué no? En este pueblo siempre ha existido un pensamiento revolucionario que se ha organizado. En los años 20 se organizaron los primeros comunistas junto a Larrañaga. Eli Gallastegi y Trifón Etxebarria en Jagi-jagi empezaron hablar de revolución y socialismo siguiendo a James Connoly en Irlanda. En 1930 se fundó ANV y en los 60 ETA, en la V Asamblea, unió en una misma moneda la lucha por independencia y el socialismo. Va con la historia de este pueblo y por lo tanto cabe en el presente y en el futuro. Y en estos momentos puede ser más que necesario. Después de la II Guerra Mundial la socialdemocracia y el eurocomunismo se erigieron en líderes del cambio social frente al capitalismo dentro del propio sistema, pero no ha funcionado, éste les ha absorbido y anulado. Hay que recoger de nuevo a Marx y Lenin, releer sus textos y propuestas para buscar su enganche con la situación actual de Euskal Herria antes que el capitalismo neoliberal y la inutilidad de España nos mate de tristeza.

¿Es necesario por tanto, un referente comunista dentro de la Izquierda Abertzale y para el conjunto de la clase trabajadora vasca?, ¿Por qué?

Sí y tampoco es algo nuevo. En la mesa de Alsasua lo hubo y en KAS y en Herri Batasuna, aunque en su fundación se declaró interclasista. En la formación de Batasuna también. Siempre han existido personas y colectivos con pensamiento comunista o marxista dentro de la IA. El problema es que en los últimos años, el acoso de la ilegalización no ha permitido ahondar en ese debate. De cara a la sociedad se ha perdido la referencialidad porque la palabra “ilegal” ha constituido una losa para la formación de una masa crítica dentro y fuera de la IA. Recuperar la referencialidad socialista es una de las tareas imprescindibles en el futuro de la IA y de toda la clase trabajadora vasca que, aunque no ha estado ilegalizada, se ha despistado en su identidad obrera y necesita con urgencia instrumentos para enfrentarse a las medidas neoliberales que le someten como pueblo y como clase. ¿Me preguntas que por qué lo creo así? Porque después de muchos años me he dado cuenta por una deducción de pensamiento y de mi sentido común que la actualización del marxismo es lo único que todavía puede dar respuesta a los desmanes del capitalismo. Howard Zinn, escribió un monólogo, que aquí lo publicó editorial Hiru, titulado Marx en el Soho. Es muy interesante porque de forma muy amena y sencilla explica el porqué de lo que acabo decir.

¿Qué forma organizativa debería adquirir?

¿El referente comunista? Bueno, es un poco complicado de contestar porque en la IA estamos en la antesala de un debate organizativo importante y hay que acudir a él con honestidad, el corazón abierto y las ideas muy claras y todo lo que digamos antes son hipótesis. Como personalmente me gusta la Unidad Popular y me siento como una militante de izquierdas casi comunista, pienso que es importante que exista una corriente de opinión marxista y comunista que exponga sus planteamientos con claridad y entre en el debate frente a pensamientos diferentes, como puede ser la socialdemocracia. En este momento no hay que tener miedo a decir lo que se es. Todas las ideas u opciones desean ser vanguardia y, como decía Otegi, se trabaja para ganar. Sin embargo, ante el envite capitalista del centralismo español que sufre Euskal Herria y el pueblo trabajador vasco, la unión hace la fuerza y habrá que encontrar un punto común en la dialéctica para que la UP sea vanguardia en la acumulación de fuerzas que se marca en la nueva estrategia.

¿Qué opinas del trabajo que está haciendo Euskal Herriko Komunistak (EHK) dentro de la Izquierda Abertzale?

En su día leí la ponencia que presentó en el debate de la creación de Batasuna y me gustó. Entonces vote la de Bateginez que es la que ganó el debate. EHK siguió en la IA y como buenos comunistas continuaron trabajando en la base y aportando su compromiso e ideas e imagino que su balance habrá sido positivo. En este momento sé, que también como buenos seguidores de Lenin, su preocupación radica en cómo se estructurará el futuro para lograr el cambio; en la formación y en la lucha ideológica hacia una masa crítica, un aspecto que debido a la situación de ilegalización de todos los colectivos de la IA se ha abandonado en los últimos años. Estoy convencida de que en el camino que se abra en la IA y en la organización popular, ocuparán su lugar y seguirán trabajando por la independencia y el socialismo con el mismo compromiso que hasta ahora.

¿Por qué decidiste que tu vida debía enfocarse a luchar por la emancipación de este país?

Muy sencillo, porque es mi pueblo, porque he nacido y vivo aquí y porque le quiero y porque durante toda mi vida lo he sentido como un pueblo oprimido, sin derechos, con sufrimientos y con ansias de ser libre. Y como clase lo mismo. Soy hija y nieta de los obreros que perdieron la guerra y esa circunstancia me ha aportado experiencias muy positivas en mi concienciación. No me gusta el mundo como está estructurado bajo el dominio y la bota de los intereses de unos pocos. Llegó un momento en mi vida en que me di cuenta de que en Euskal Herria sólo luchaban los otros y morían. Me miré a mi misma y me dije que había que levantarse y caminar a su lado. Tuve que aprender muchas cosas; leer lo que me prohibían, pensar, tomar decisiones, elegir y encontrar mi sitio en una opinión firme que marcase mi trabajo y mi compromiso político. Lo encontré en los textos de Marx, de Lenin, en el compromiso revolucionario del Ché, de Txabi Etxebarrieta y de Argala. Después de años de recorrer ese camino y poner en orden mis ideas aquí estoy.

¿Alguna vez te arrepentiste de ser revolucionaria?

Ser revolucionaria es algo muy serio y muy importante y gente especial que lo dan todo. Yo, siempre me he considerado una modesta discípula de la revolución que hago lo que puedo. Pero no, nunca me he arrepentido de ello. Reconozco que a veces me ha pesado un poco, pero arrepentirme nunca.

¿Para ti, cuál es la definición de una militante?

El hombre o la mujer que mantiene su pensamiento y su compromiso político en todos los frentes donde su trabajo sea más necesario y eficaz; el que es fiel a su idea y leal con su pueblo y su clase.

Para finalizar, una última reflexión que quieras compartir con el Pueblo Trabajador Vasco.

Que a Euskal Herria y al pueblo trabajador vasco aún les queda mucho trabajo por hacer, tal vez el más duro y exigente porque ya no podemos detenernos ni perder.



Archivo del blog