Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2012/08/23

El fascismo, como problema español

"España creó el Batallón Vasco-español y el GAL y eso era fascismo, y a la gente no sólo no le importó ni lo consideró preocupante, sino que importantes sectores de la sociedad española lo jalearon. Una mala gripe que había que pasar dijeron algunos…."


Andoni  Baserrigorri
Pintxogorria

Cada cierto tiempo, nos obsequian con una encuesta en la que se trata de investigar acerca de cuáll es la principal preocupación de las y los ciudadanos del estado español. Estado español, en el cual nos toca estar “manu militari” a vasc@s, galeg@s, catalan@s y otros pueblos, a los que sencillamente no nos dejan elegir.

Tradicionalmente era el terrorismo la principal preocupación de las personas encuestadas, cosa que encantaba a quienes gestionan la mencionada cárcel de pueblos que es España. Esa preocupación daba argumentos y vía libre para poder desplegar todo su aparato represivo en pos de seguir aplastando las ansias de libertad de los pueblos catalán, vasco y galego. Invocando la lucha contra el “terrorismo” se han recortado libertades, se han violado derechos a nuestros pueblos, se ha estrechado la cadena con la que nos atan y en definitiva, nos han obligado a ser ciudadanos españoles. Somos españoles porque si, y porque lo dice la constitución española y el que diga otra cosa es un intolerante, un anti demócrata y, llegado el caso, un terrorista.

Son otras las preocupaciones que parecen tener los ciudadanos encuestados últimamente, y es que la crisis capitalista aprieta, los bancos expropian, el empresario despide y en fin…ni la bandera española ni el torito de Osborne dan de comer todos los días ni pagan los plazos del piso. El paro, ha pasado a ser la primera preocupación de una ciudadanía que sigue creyéndose puntera en Europa, gracias a los goles de la “roja”. El estado español se hunde como proyecto y la canción esa de “yo soy españó, españó, españó” resuena con cada vez menos entusiasmo. Delante de las oficinas del INEM o mirando la escuálida cartilla del banco no dan ganas de cantar mucho.

Pero, se sigue pendiente de una reacción que vaya encaminada a la solucion definitiva de este estado de cosas al cual nos ha traído el capitalismo español, impuesto violentamente en 1936 y afianzado y consagrado con la constitución de 1978, la cual no deja lugar a dudas…si se pone en peligro la unidad de España o el orden “democrático” (léase capitalista), para eso está el ejército.

¿Y esto no es fascismo puro y duro? ¿Cómo definimos entonces el fascismo? ¿El fascismo es tan solo los cabezas rapadas-futboleros y los bufones falangistas que desfilan en noviembre por las calles de las ciudades evocando a Jose Antonio y a Franco?

¿Cuándo ha sido el fascismo uno de los principales problemas que preocupaban a las españolas y españoles? ¿Ha salido siquiera en las encuestas?

España creó el Batallón Vasco-español y el GAL y eso era fascismo, y a la gente no sólo no le importó ni lo consideró preocupante, sino que importantes sectores de la sociedad española lo jalearon. Una mala gripe que había que pasar dijeron algunos….¿Cuanta gente no fue a apalaudir a Vera y Barrionuevo a las puertas de la cárcel?

¿Acaso no están las calles de las ciudades españolas aún hoy plagadas de placas y monumentos franquistas y fascistas? ¿Qué ayuntamiento gobernado por los partidos “del sistema” se ha tomado el tema en serio y ha limpiado su ciudad de ese insulto a la memoria histórica?

¿Qué actitud hay hacia las y los inmigrantes? Ya hace 20 años que asesinaron a Lucrecia, aquella joven Dominicana en Madrid, un ultra-sur y un guardia civil. ¿En 20 años se ha progresado algo o se ha ido hacia atrás?

¿No se sigue despreciando a catalanes, galegos y vascos por el mero hecho de aspirar a la soberanía? ¿Tenemos que ser españoles obligatoriamente? Parece ser que si.

¿Existe algún partido pólitico en el ámbito español, que reconozca el derecho de nuestras naciones a la independencia y que logre resultados significativos? No. Y es que para lograr resultados significativos una de las condiciones es anunciar “mano dura” contra el separatismo.

Excepto ciertos colectivos, que dan lecciones de coraje y combatividad, como los mineros astures o últimamente los jornaleros andaluces del SAT, la población española en general, no sólo no es antifascista, sino que tiene unos preocupantes comportamientos y opiniones muy cercanas al fascismo. Las sedes de Falange están tranquilas y los grupos ultras deambulan por calles y estadios españoles ante la indiferencia general.

El estado español tiene un problema muy serio de fascismo, que empieza en 1936 con un alzamiento cruel y que acabó en ríos de sangre. Lo mejor de la sociedad española, fue pasada a cuchillo en miles de ejecuciones sumarísimas. Las hicieron los padres ideólogicos del PP, el cual, no es más que un hijo trasvestido de Falange. Quien no fue ejecutado tuvo como destino la cárcel o el exilio. El fascismo no ganó la guerra para perderla en una transición en la que tenían todas las cartas ganadoras. Impusieron sus condiciones, el campo de juego y las normas. Tenían además el apoyo del “franquismo sociológico”, ese españolito medio, que no se metía en política, trabajaba 12 horas y callaba. Sólo hablaba para defender la unidad de España.

De esta situación, viene la de ahora. El futuro que tenemos por delante es terrible. Con una crisis capitalista tremenda, que nos va a condenar a la miseria, al paro y a unas condiciones de vida inferiores a las de 1970, lo peor es que estamos desarmados.

Se ha perdido la cultura de lucha, se ha perdido la conciencia de clase y lo que es peor, quien tiene conciencia de lucha, es para luchar por esta España neoliberal y quien tiene conciencia de clase, lo es de clase media que tan sólo aspira a volver a la situación de hace 8 años. Imposible, el capitalismo ya ha dado su última palabra y esta es la de volver a la esclavitud.

Todas estas situaciones se llaman en su conjunto fascismo. Por eso la población del estado ha apoyado GALes, intervenciones militares, ilegalizaciones y hasta hace 4 días actuaciones represivas policiales contra trabajadores que luchaban por sus derechos. Hoy todos tenemos nuestro futuro en peligro y más de uno, cuando es aporreado por un policía se pregunta…¿Por qué? Si yo soy un buen español, si soy demócrata…si sólo he protestado…Pues, te han aporreado, por eso, por protestar.

Ocurre que cuando defendías una llamada “democracia” estabas defendiendo un fascismo encubierto que algunos llevan padeciendo 30 años.

Ante esto, a los pueblos sólo nos queda una salida, la independencia. No podemos seguir en esta cárcel de pueblos, porque además de eso, su condición penitenciaria, el capitalismo español nos va a llevar a todas y a todos a la peor de las runias. Nos tenemos que ir de españa lo antes, mejor.

O hacemos frente al fascismo español, y construimos nuestra patria socialista o nuestro destino irá ligado a un estado que se descompone. Sólo tenemos una salida, la independencia y el socialismo. Para Galiza, Paisos Catalans, Andalucia, Canarias, Euskal Herria el tiempo corre en nuestra contra.



1 comentario:

Aritz Goikoetxea Ariztegui dijo...

Y vosotros que sois? Sois unos fascistas asesinos hijos de puta! Terroristas que no merecen vivir! Pena de muerte a todos vosotros! Basura!!! Cabrones Hijos de puta!!! Jamas ganareis! Sois y sereis españoles toda vuestra vida! Españoles de mierda, pero españoles, jajaja! Gora Irún! Gora Espanhia!

Archivo del blog