Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2012/10/07

Sare Antifaxista: siete años en la línea del frente contracultural


Internet se ha convertido en la prolongación de aquellas paredes repletas de grafitis en los que se daba cuenta del estado de las cosas. Espacios virtuales como el que aporta Sare Antifaxista (http://sareantifaxista.blogspot.com.es)-, permiten seguir de cerca la realidad política, social, contrainformativa y contracultural que anida en nuestra sociedad. Un grafiti en constante movimiento y continuamente renovado que también nos advierte de los males que habitan y acechan desde las cloacas.

Koldo LANDALUZE                                                                                                                                                                                 GARA
Si nos atenemos a una mera definición técnica, para muchos estudiosos la contracultura son los valores, tendencias y formas sociales que chocan con los establecidos dentro de la sociedad. En un intento por dar forma y, sobre todo, denominación a este movimiento social, el historiador norteamericano acuñó por primera vez el término «contracultura» en su libro «El nacimiento de una contracultura» (1968).
A pesar de que siempre se han tenido en cuenta los ramalazos de rebeldía que afloraron durante el romanticismo del siglo XIX, englobado en la llamada bohemia» fue la célebre Generación Beat norteamericana de los años 50 -aquella que fue abanderada por Allen Ginsberg, William S. Burroughs y el iconográfico Jack Kerouac- la encargada de servir de modelo a las futuras generaciones que descubrieron un nuevo modelo social, cultural, político, vital y económico alejado de los cánones establecidos.
En realidad, quizás, la llamada contracultura siempre estuvo ahí pero nadie se atrevió o quiso darle una denominación. Un breve vistazo al pasado nos redescubre sentencias y escenas enraizadas en la contracultura tal y como, por ejemplo, nos anunció Friedrich Engels en «Contribución al problema de la vivienda», un texto publicado en 1872, pero de plena vigencia actual y acorde con los cánones contraculturales del movimiento okupa. «Lo cierto -escribió Engels- , sin embargo, es que ya existen en las grandes ciudades edificios suficientes para remediar en seguida, si se les diese un empleo racional, toda verdadera penuria de la vivienda. Esto solo puede lograrse, naturalmente, expropiando a los actuales poseedores y alojando en sus casas a los obreros que carecen de vivienda o que viven hacinados en la suya. Y tan pronto como el proletariado conquiste el poder político, esta medida, impuesta por los intereses del bien público, será de tan fácil ejecución como lo son hoy las otras expropiaciones y las requisas de viviendas que lleva a cabo el Estado actual».
Sin movernos de Euskal Herria, asomándose desde la trinchera virtual de internet, el colectivo englobado en Sare Antifaxista sirve de ventana abierta a un buen puñado de iniciativas, crónicas y denuncias que permiten seguir al detalle lo que ocurre en la trastienda de la contracultura actual. En constante movimiento, la página web de este colectivo incluye una gran variedad de material escrito y visual enraizado en los males de la sociedad actual y en diversos estudios literarios, musicales e históricos que sirven para dar forma a esa amenaza siempre presente que es el fascismo, en progresión en Europa.
¿Cuándo y qué motivos impulsaron la creación de Sare Antifaxista?
El punto de inflexión fue en el 2002 tras la publicación en «Kalegorria» del articulo: «Guerra sucia, el regreso de los falangistas». Una década atrás, el Estado español empezó a ejercer el monopolio de la violencia política creando los GAL. Tras esta decisión los grupos fascistas que hasta entonces actuaban, desaparecen de las calles vascas. Grupos como Guerrilleros de Cristo Rey, Batallón Vasco Español, Grupos Armados Españoles, etc... pasan a la reserva. Años después y tras destaparse todo el tema GAL, elementos activos en las cloacas del Estado vuelven a promover «sacando del banquillo» a ciertos elementos del entramado ultraderechista español, que estarían dispuestos a todo. Es entonces, cuando los actos de carácter fascista vuelven a estar presentes en las calles, en forma de: Propaganda (panfletos, pintadas, etc..), campañas anti-abortistas, reuniones ultras en diferentes puntos de Hego Euskal Herria, manifestaciones, etc... Lo que hasta entonces solo veíamos que ocurría en el Estado español o en otros puntos de Europa, ahora ocurría también en nuestras calles.
Los asesinatos de Josu Muguruza (en Madrid), Alejo Aznar (en Erromo) y Aitor Zabaleta (en Madrid) a manos de fascistas, también pesó mucho a la hora de dar el paso y unir bajo Sare Antifaxista a otros pequeños grupos o a gente que a nivel individual hacían cosas contra el fascismo. Fue entonces, en 2005, cuando Sare Antifaxista empezó a dar sus primeros pasos.
¿Mantienen contactos con otros colectivos antifascistas fuera de Euskal Herria?
Sí, a nivel del Estado español hemos tenido contacto con algunas plataformas y coordinadoras. En general, hacemos un seguimiento de todas sus actividades durante el año: manifestaciones, denuncias, campañas, etc... La última colaboración en concreto fue con Unitat Contra el Feixisme y el Racisme (Paisos Catalans). En Europa, hemos tenido contacto con diferentes grupos y personas a nivel individual en Italia, Irlanda, Alemania... De hecho nuestra ultima actividad internacionalista fue el pasado mes de setiembre. Organizamos una brigada antifascista Vasca compuesta de una decena de compañeras y compañeros con destino a Alemania. Durante una semana hemos recorrido lugares de la Memoria, conocido como trabajan diferentes colectivos antifascistas y de la memoria histórica, etc...
¿Un breve vistazo a la realidad virtual europea, qué panorama político y social nos descubre?
Un panorama muy preocupante. El ascenso de los grupos nazi-fascistas, identitarios y populistas en casi toda Europa es una realidad que a día de hoy ya nadie discute y que tampoco nadie puede ocultar. Rusia, Italia, Alemania, Austria, Holanda, Grecia, Inglaterra, Rumanía, Estado español, Estado francés.... En casi todos estos países-estados, estos grupos tienen representación política en sus instituciones. La suma de todos ellos en un parlamento como el Europeo, suponen ya un respaldo de 80 millones de votos. Están de hecho casi apunto, de formar un grupo parlamentario propio. Lo de Grecia con Amanecer Dorado, lo del ultraderechista Anders Bejring en Noruega o en Alemania con el NPD y la célula terrorista que estuvo apoyada por los servicios de información germanos, en los últimos meses, están llenando múltiples espacios en los medios de comunicación. Encima ahora, con la brutal crisis que las políticas neoliberales, los mercados y los especuladores nos están haciendo sufrir, se han convertido en el caldo para que todo tipo de partidos y organizaciones, lancen de una manera masiva sus mensajes racistas y xenófobos contra los mas débiles: los inmigrantes y las minorías étnicas.
¿En qué últimas iniciativas han participado?
Estamos profundamente enraizados y alineados con los movimientos sociales y contraculturales de este país. En los siete años que llevamos de trabajo, a pie de calle, hemos colaborado y realizado actividades con más de un centenar de ellos. Estamos volcados con la memoria histórica de este país. Hemos participado en actividades y colaborado con organismos como Euskal Memoria o Ahaztuak 1936-1977. En la actualidad y desde hace ya dos años formamos parte activa de Lau Haizetara Gogoan donde hemos participado en actos de memoria, preparación de mociones para los ayuntamientos, preparación de las dos asambleas de movimientos memorialistas de Euskal Herria, retirada de simbología fascista de las calles y más recientemente en la querella Argentina contra el franquismo. En los últimos meses, hemos formado parte de los convocantes de las dos últimas huelgas generales, participado en la plataforma popular para exigir justicia para Iñigo Cabacas, defendiendo el proyecto socio-cultural que representaba Kukutza, etcétera.
Habrán pasado por momentos duros...
Por desgracia sí. Hemos tenido temporadas en las que recibíamos todo tipo de amenazas. Luego vinieron los intentos de criminalización por nuestros actos, por nuestras noticias, por nuestros apoyos a terceros. Como buenamente hemos podido, lo hemos ido afrontando. Duro, muy duro, ha resultado la recogida de testimonios y la recopilación de los relatos de las victimas del fascismo de ayer y de hoy. Desde el gudari al miliciano, pasando por el represaliado, torturado o la familia de una víctima del fascismo de hoy como han sido la ama y el abogado de Carlos Palomino, la familia Zabaleta-Kortazar, los y las amenazados por grupos terroristas fascistas como Falange y Tradición, etc. Hemos sufrido muchísima impotencia, cuando decenas de personas han sido reprimidas y represaliadas en movilizaciones de carácter antifascista en Bilbo, Gasteiz, Iruña, Hernani, Lizarra.... y por la falta de medios de todo tipo, no les hemos podido atender. Quizás, lo más duro fue trabajar con los listados de victimas del fascismo durante el alzamiento fascista de 1936-1939, la represión franquista de 40 años y la violencia de extrema derecha de las ultimas tres décadas. Son miles y miles de personas, personas con una militancia, con una ideología, con una vivencia en lo personal, que fueron vilmente asesinadas.

Contracultura desde la barricada virtual
Publicaciones, cedés, vídeos: la cultura transformada en herramienta de trabajo. Un breve vistazo a la web de Sare Antifaxista permite al visitante descubrir todo tipo de sonidos, imágenes y palabras que nos alejan de los cánones preestablecidos y dan cabida a la voz de los sin voz. El poeta maldito Charles Baudelaire nos descubrió que «El mayor engaño del diablo consiste en hacernos creer que no existe». Algo similar ocurre con el fascismo, constantemente negado por muchos gobiernos que lo apoyan desde la trastienda democrática. Por ese motivo y a la par de encontramos información relacionada con la presencia activa de esa ultraderecha que jamás desaparecerá porque es alimentada, la contracultura se muestra como herramienta de trabajo dentro de una dinámica tendente a mostrar los males y beneficios que son silenciados por los grandes emporios comunicativos. «En nuestros inicios –señala Sare Antifaxista– nos volcamos sobre todo en informar y formar. Con la puesta en marcha de la web, quisimos potenciar el trabajo de los medios de comunicación de contra-información, convirtiéndonos en una parte de ellos. A día de hoy podemos decir, con mucho orgullo, que hemos cubierto de largo todas nuestras expectativas. Hemos realizado 18.122 publicaciones: noticias, convocatorias, artículos, etc.- y hemos sido respaldados con más de 1.596.000 entradas en nuestra página. Noticias como el desalojo de Kukutza, movilizaciones antifascistas, la muerte de Iñigo Cabacas o las distintas huelgas generales han sido algunas de las noticias más seguidas».K.L.

Archivo del blog