antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herrigintza-duintasuna-formakuntza-asanblada-autodeterminazioa-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-okupazioa-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-autonomia-iraultza-euskara-amnistía-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak.... KONTAKTUA: izartubuletina@gmail.com




2013/11/29

El franquismo persiguió con saña a los maestros en Nafarroa

En medio de la polémica sobre un informe elaborado por la Guardia Civil en Nafarroa sobre el profesorado, hay quien, como el historiador Iñaki Egaña, recuerda la persecución que los maestros sufrieron en el franquismo.
«Borraremos vuestros nombres que serán malditos por generaciones de generaciones». Las palabras corresponden al director de ‘El Diario Vasco’ en el franquismo, Sierra Bustamante, que recoge en su cuenta de Twitter el historiador Iñaki Egaña, quien recuerda que el tal Bustamante amenazaba a los maestros abertzales: «Desterraremos al maestro que en los mapas marcaba con una raya verde ese artificio de Euskadi».
 Estos datos históricos son revelados por Iñaki Egaña al calor de la polémica abierta por un informe realizado por la Guardia Civil en Nafarroa para señalar a los profesores y profesoras simpatizantes de la izquierda abertzale. Salvando las distancias, se muestra, por una parte, que la actual estigmatización tiene unos precedentes históricos muy poco democráticos y, por otra, que en estos tiempos que tanto se habla de reconocer el daño causado, los herederos de aquellos que apoyaron a un asesino en masa como el dictador Franco siguen sin querer ver la viga en su ojo.

No, no es la primera vez que se ha realiza un mapa de los profesores malditos en Nafarroa. En el franquismo este era el mapa de los maestros y maestras sancionados:


Para perseguir a los sospechosos los alcaldes debían rellenar una ficha del maestro de la localidad:



Las consecuencias de todo ello fueron terribles. 21 profesores fueron ejecutados en territorio navarro y otros cuatro fuera de él. Es el caso del maestro de Cintruenigo, Toribio Lainez, o de el de Tafalla, Julio Serrano.




En declaraciones a Info7 Irratia el propio Egaña ha manifestado sobre los informes que se han filtrado sobre el magisterio de Nafarroa, que el análisis de ellos «no estará muy alejado de los que se hacían en la época franquista» y que «no debemos olvidar el fruto de aquellos informes». Egaña apunta a que las pautas de esos informes las marcó un grupo que viajó a la Italia de Mussolini en 1939, y que esas se expandierón, después, a Nafarroa

2013/11/28

Carta abierta del padre y la madre de Iñigo Cabacas

"Créannos cuando les decimos que nos sentimos de segunda clase y que a menudo nos preguntamos si el trato y el resultado de las peticiones que hacemos sería igual si nuestro hijo no hubiera fallecido de un pelotazo de la Ertzaintza."

Manu Cabacas y Josefina Lizeranzu

El dia 3 de mayo de 2013, comparecimos ante la Comisión de Derechos Humanos y
Solicitudes Ciudadanas del Parlamento Vasco, con el nerviosismo que todos tenemos cuando no somos políticos y no estamos acostumbrados a lidiar en esos lugares, así como con grandes expectativas, ya que por fin íbamos a poder hablar directamente con los diferentes grupos parlamentarios, con todas las sensibilidades del país y de manera pública.

Teníamos la oportunidad de hacer llegar nuestras peticiones y de oir
sus ideas y propuestas.

Todos los grupos nos mostraron su apoyo, nos dieron muestras de su solidaridad, algunos hasta lloraron con nosotros en algunos momentos de la comparecencia, al oir y ver las imágenes que allí se dieron, todos los grupos nos hablaron de su total disposición al esclarecimiento de los hechos, hablaron de que iban a hacer todo lo que estuviera en sus manos para investigar lo sucedido y llegar a sus últimas consecuencias.

Vistas sus manifestaciones les pedimos que se diera luz verde a una COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN. Hay que decir que nos sorprendió favorablemente la
actitud positiva de todos. Nos sorprendió que dijeran públicamente que estaban de acuerdo con una comisión de investigación.

Hoy hemos recordado que después comentamos que nos sorprendió lo sucedido,
porque la muerte de Iñigo a consecuencia de una pelota de goma era un
acontecimiento que les afectaba a todos los allí presentes de alguna manera, ya que lo sucedido es, a nuestro juicio, consecuencia de sus actitudes, de sus decisiones, e incluso de su indiferencia ante hechos similares.

Han pasado más de 6 meses desde nuestra comparecencia. El pasado jueves día 21
se trató de la creación de la comisión de investigación en el Parlamento. El resultado, todos los partidos en contra, salvo EH Bildu.

Cuando hemos oído la noticia la hemos sentido como un golpe bajo, no la entendíamos, nos preguntábamos, ¿nos mintieron cuando estuvimos en el Parlamento?. ¿Nos dijeron algo que sabían que no iban a llevar a cabo?, y si así fue, ¿por qué lo hicieron?.

Los grupos políticos que han votado que no a la comisión han tenido la oportunidad de ser creíbles, no solo ante nosotros, sino ante la ciudadanía, tenían esa oportunidad haciendo caso a nuestra petición, pero no lo han hecho y no dejamos de pensar si no será porque lo sucedido, de alguna manera les salpicó a todos, por eso tenían una oportunidad de oro para llevar a cabo lo que proclaman cuando hablan de víctimas, de justicia, de reparación, de garantía de no repetición, pero la han perdido, y con ello no tengan duda, han perdido una buena parte de su credibilidad ante la ciudadanía del País Vasco.

No podemos dejar de lado mencionar las razones del no. El argumento de desprestigiar a la Ertzaintza que busca Bildu cuando presenta esta iniciativa. Ante esto no viene mal recordar que la petición de la comisión no es de Bildu, sino nuestra, que en lo que conocemos desde nuestra ignorancia del trámite parlamentario, Bildu recoge nuestra petición, le agradecemos su iniciativa.

Nuestro objetivo nunca ha sido la Ertzaintza como institución, ni su desprestigio, así lo hemos indicado en infinidad de manifestaciones públicas. Solo queremos información, investigación, trato justo, atención a la 
familia y que entre todos, se aclare realmente lo sucedido, que se nos de el mismo trato que a otras víctimas. Créannos cuando les decimos que nos sentimos de segunda clase y que a menudo nos preguntamos si el trato y el resultado de las peticiones que hacemos sería igual si nuestro hijo no hubiera fallecido de un pelotazo de la Ertzaintza.

Para nosotros el desprestigio no viene por la comisión de investigación y lo que allí ocurra, sino por lo sucedido, el hecho en si, su desarrollo y las actuaciones siguientes de los responsables políticos en cada caso. El Sr. Ares, en su momento hablando de incidentes y queriendo responsabilizar a Iñigo de lo sucedido, mintiendo sobre la causa de la muerte, diciendo que era una lata de cerveza. El Sr. Gervasio Gabirondo hablando de accidente y la Sra. Beltran de Heredia dando cobertura desde su inactividad a todo lo sucedido.

Y el otro argumento, que ya está en marcha la investigación judicial-penal, como si esta y la comisión de investigación fueran incompatibles, cuando no lo son, cuando además las COMISIONES DE INVESTIGACIÓN se constituyen para dar respuesta a cuestiones de índole político, a las que la investigación judicial no puede responder.

Comisiones que además, tras su desarrollo pueden, como consecuencia de sus
investigaciones señalar, si las hubiera, responsabilidades políticas y proponer los cambios de todo tipo, haciendo las recomendaciones e incluso los cambios legislativos que sean necesarios para que lo que le sucedió a Iñigo nunca se repita.

Finalizar diciendo que cuando estamos escribiendo estas líneas hemos conocido los nuevos nombramientos en el organigrama de la Consejería de Seguridad,
desconocemos si el Sr. Aldekoa tiene algún grado de responsabilidad o de participación en los hechos que acabaron con la vida de nuestro hijo. Sabemos por lo que dicen los medios de comunicación que era el mando de la Comisaria de la Ertzaintza de Bilbao, desde la que se dio la orden que finalmente provoco la muerte de Iñigo. Difícilmente podrán los que han tomado esta decisión entender la tristeza e impotencia que nos embarga al conocer esta noticia, en un momento en el que todavía, todas las responsabilidades están sin esclarecer.

2013/11/27

Decadencia estadounidense y tecnofascismo. ¡Cuidado, el Tío Sam nos espía!

"...estamos asistiendo es al control totalitario por parte de un imperialismo en crisis..."




Renán Vega Cantor
Rebelion
“Sería una ingenuidad imperdonable presuponer que en las próximas décadas y generaciones no pudieran revivir dicho programa (hitleriano), purgado de su craso diletantismo y revestido de un brillo y vocabulario científicos”.
Carl Amery, 'Auschwitz, ¿comienza el siglo XXI? Hitler como precursor', Turner, México, 2002
En las últimas semanas se ha conocido la magnitud del espionaje que Estados Unidos realiza contra el resto del mundo y sus propios ciudadanos desde hace más de diez años. Ese espionaje se realiza a través de todas las tecnologías de la información y la comunicación, ninguna de las cuales está a salvo, llámese internet, teléfono celular o Facebook, hecho que ha desbaratado las utopías digitales que habían proclamado los cultores de esas tecnologías. El espionaje de los Estados Unidos no puede considerarse como un fenómeno pasajero, propio de éste o aquel gobierno, sino que es una muestra de la configuración de un poder tecnofascista a escala mundial, propio de un imperialismo en decadencia.
ESPIONAJE GENERALIZADO

Estados Unidos espía a todo el mundo, y en este caso no es una metáfora, porque se sabe con certeza que mediante distintos sistemas tecnológicos altamente sofisticados captura millones de correos electrónicos o comunicaciones de teléfonos celulares en todos los países del planeta. Estados Unidos espía indistintamente a amigos y enemigos, ya que no se salvan ni sus peones más incondicionales, es decir, gobiernos como el colombiano, el mexicano, el español o el israelí. Controla las comunicaciones personales que emiten desde sus “super-seguros” teléfonos móviles mandatarios de diversos países y otros individuos: durante años ha tenido interceptado el teléfono de la primera ministra de Alemania Angela Merkel; ha grabado los mensajes de los altos funcionarios del gobierno venezolano, incluyendo las comunicaciones del presidente Hugo Chávez; ha monitoreado las informaciones internas de conferencias y de reuniones de organismos como las de la ONU y otras instancias, con el fin de conocer en forma directa y anticipada las decisiones sobre asuntos políticos y económicos en juego…

Este espionaje no es algo excepcional que se ha derivado de la mal llamada “guerra contra el terrorismo”, después del 11 de septiembre de 2001, sino que hace parte de la “sociedad de la vigilancia” perpetúa en que se convirtió el capitalismo contemporáneo. A diferencia de otras épocas, esa vigilancia y control permanentes han sido aceptados por la gran mayoría de la gente como algo normal, e incluso han sido interiorizados como una pauta de comportamiento cotidiano. En ningún otro momento en la historia de la humanidad, un sector de la sociedad consideraba como un gran avance que todas sus acciones individuales fueran conocidas por otra parte de la sociedad, como sucede hoy con las mal llamadas redes sociales (Facebook y otras), en donde se exponen a la vista pública los más elementales actos de la vida cotidiana. Nunca antes se habría admitido como algo normal que las calles de las ciudades estén repletas de cámaras que vigilan todos nuestros movimientos de día y de noche. En épocas anteriores existía algo de dignidad, como para negarse a participar en los shows mediáticos del “gran hermano” y vulgaridades parecidas. Tampoco antes era considerado como normal y sano que la gente estuviera contando sus cosas personales a los cuatro vientos, como se hace hoy a través de los insoportables teléfonos celulares.

El despliegue de todos estos artefactos de control indican que el capitalismo ya había creado desde hace varias décadas el escenario de la vigilancia perpetua en la vida diaria, que se hace extensivo al plano político, que es el objetivo central del espionaje que se realiza desde los Estados Unidos. Se trata de saber, para reprimir, lo que piensa, dice y hace la gente con respecto a la dominación y la explotación. Estos son los mensajes que le interesan a los Estados Unidos en forma prioritaria, a los que se califican como propios del “terrorismo”, un nombre etéreo en el que se engloba todo aquello que se enfrente de una u otra forma al imperialismo y al capitalismo.

La vigilancia también tiene finalidades de tipo económico y mercantil, para determinar, por ejemplo, los patrones de consumo y las preferencias y gustos de la población. Eso lo hacen las empresas y bancos para impulsar aquellos productos que se sintonicen con los deseos hedonistas de los internautas y parlanchines compulsivos de los celulares. Pese a eso, el asunto principal es de naturaleza política, y tiene que ver con la intromisión en la vida privada de las personas y en el control y represión que de allí se deriva. Algunos dirán que esto es una teoría conspirativa que no es real, pero desafortunadamente no es así, y para demostrarlo basta recordar que la información que recoge Estados Unidos se materializa en bombardeos con los drones (aviones no tripulados) en varios lugares del mundo, donde han sido asesinadas miles de personas, o en la captura ilegal de los que son considerados como terroristas que luego son torturados en las bases secretas de los Estados Unidos o ahora en sus barcos en ultramar. Así mismo, diversas instancias del Estado yanqui le suministran información a sus súbditos sobre la localización exacta de aquellos que protestan o luchan a escala local, como ya se ha señalado con relación a la insurgencia colombiana. Al respecto, el New York Times ha informado que la Agencia de Seguridad Nacional cooperó con el Ejército colombiano, puesto que "su tecnología de espionaje, instalada en un avión del Departamento de Defensa de Estados Unidos que volaba a 18.300 kilómetros por encima de Colombia", les proporcionó "la localización y los planes de los rebeldes de las FARC".

Para un imperialismo en decadencia, como lo es el estadounidense, todos somos sospechosos y como tal debemos ser vigilados y reprimidos, lo cual se constituye en la premisa básica de las guerras de agresión, conquista y saqueo que esa potencia ha librado en los últimos años; guerras que se dirigen también contra su propia población, principalmente contra los pobres y los trabajadores. Por esa razón, no sorprende que los centros de espionaje se encuentren localizados en unas 100 embajadas de los Estados Unidos en todo el mundo. Desde allí operan programas que interceptan la información que circula por los cables de fibra óptica, así como por celulares, comunicaciones satelitales y redes de internet.

FIN DE LAS UTOPIAS DIGITALES

Con el espionaje generalizado se desmorona las utopías tecnológicas que se difundieron en los últimos años entorno al supuesto carácter libertario y democrarizador que tendrían en sí mismas dichas tecnologías, en especial internet y la telefonía celular. Valga recordar algunas de esas utopías:

Democracia electrónica y libertad absoluta en Internet

Desde cuando surgió Internet –que fue un proyecto original del sector militar de los Estados Unidos- se difundió la idea que esta red virtual daría origen a una democracia electrónica. Se suponía que con la web se podía multiplicar el conocimiento y la libre circulación de datos, bajo el amparo del anonimato y la creatividad individual, lo que se hacía al margen de los Estados y burlando el control de cualquier Estado y, por ende, se proclamaba la eliminación de la censura. A partir de esa suposición falaz se construyó el “espíritu internet”, visto como el soporte tecnológico que permitía la emergencia de una democracia perfecta, en la cual se podía develar todas las tramas ocultas del poder y reafirmar la libertad individual a través del mundo virtual, y estaba libre y al margen de cualquier control y manipulación gubernamental.

Con lo que se ha sabido en las últimas semanas sobre la existencia de instrumentos tecnológicos que utilizan los Estados Unidos y Gran Bretaña, entre otros, y que permiten la captura de cualquier información que circule a través de los medios electrónicos, resulta muy difícil seguir defendiendo la utopía de la democracia virtual y de la libertad absoluta que propiciaría la web.

El mercado como garante de la libertad de expresión

Otra de las utopías exaltadas hasta el hartazgo es aquella que considera que el mercado libre y la competencia son las mejores garantías del funcionamiento armónico y equilibrado de internet, como un espacio sin restricciones materiales. Se suponía que la existencia de varias empresas que otorgan el registro de dominios resguardaba la existencia de esos dominios y su libre presencia en el ciberespacio. En la “República Internet”, el dominio se consideraba como algo sagrado e intocable, ya que garantizaba la presencia en la red de una persona o entidad que se podía expresar en forma libre, sin inconvenientes de ninguna clase. Estos supuestos han quedado destruidos, porque hace pocos días ocurrió lo impensable: se puso fin al dominio de WikiLeaks cuando EveryDNS.net, la empresa que le prestaba el servicio decidió suprimirlo con el pretexto de que estaba soportando ataques masivos. Fin de una época y de un mito: se demolió de un solo golpe la idea que el mercado era el mecanismo idóneo y neutral para preservar la libre expresión a través de la red virtual, lo cual muestra que ésta no es, ni mucho menos, esa zona de libertad plena y sin restricciones que alguna vez se consideró. Como para confirmarlo, después ha seguido la cancelación por muchas empresas de los dominios que albergaban paginas relacionados con WikiLeaks.

Las grandes compañías de la informática como defensoras de la libertad

Entre los héroes del capitalismo más exaltados porque representan el éxito empresarial siempre se habla de Microsoff, Apple, Facebook, yahoo, google y se resalta el papel de Bill Gates, Steve Jobs y otros como máximos defensores de la libertad de expresión y de enemigos declarados de la censura. Esta falacia ha sido desmentida hace pocas semanas, puesto que las empresas mencionadas se encargaron de suministrar la información de sus bases de datos, en las que aparecen los mensajes y comunicaciones de cientos de millones de personas en todo el mundo, lo cual no sólo es una labor de delación sino que es un crimen corporativo.

El caso más notable y cínico es el de Microsoft –que tanto presume de defender la libertad individual-, entidad que colabora en forma directa con la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, a la que le ha permitido acceder a las comunicaciones de sus usuarios. Hasta tal el punto llega la acción criminal de Microsoft, que trabaja conjuntamente con el FBI y la CIA para que estas tengan acceso, a través del programa PRISM, a los 250 millones de usuarios que se alojan en la nube SkyDrive. Igualmente, la empresa que fundó Bill Gates ayuda al FBI a descifrar el funcionamiento de la herramienta Outlook.com, a través de la cual se pueden crear alias de correo electrónico. En pocas palabras, con la entrega de información que se consideraba confidencial, las empresas de la informática han demostrado que son fieles e incondicionales servidores del imperialismo estadounidense y que su pretendido espíritu libertario es solo un sofisma comercial.

Como puede verse, en pocas semanas han sido barridas, como castillos de naipes, las utopías digitales, que tanta literatura barata originaron a nivel mundial en los últimos veinte años y tanto le han servido al capitalismo y a sus empresas informáticas para justificar el ingreso a una nueva y supuesta era de confort y bienestar, a la que algunos bautizaron como la “era de la información” o “sociedad del conocimiento”.

DECADENCIA IMPERIALISTA Y TECNOFASCISMO

El escritor alemán Carl Amery ha dicho que el proyecto de Hitler es muy actual para el capitalismo y que por algo aquel nefasto personaje es el precursor del carácter cada vez más fascista que adquiere el capitalismo en nuestros días. Su afirmación no es ni mucho menos retórica ni caprichosa, ya que se basa en comparar los supuestos del régimen nazi con lo que sucede en el capitalismo contemporáneo: disminución de recursos, problemas de abastecimiento de energía, reducción de la población, necesidad de mantener el nivel de producción y consumo de una élite mundial, desigualdad extrema en cada país y en todo el planeta y utilización de la ciencia y la tecnología para preservar la desigualdad y la injusticia. (Carl Amery, Auschwitz, ¿comienza el siglo XXI? Hitler como precursor, Turner, México, 2002).

En este escenario cobra actualidad para el capitalismo el programa de Hitler y por eso no extraña que ahora se imponga el tecnofascismo y, como en la Alemania nazi, ese proyecto tenga gran apoyo y aceptación de parte de la población en los Estados Unidos y sea respaldado por los medios de comunicación dominantes, tanto en ese país como en el resto del orbe, y por muchos intelectuales que le rinden culto a la era de la información.

De ahí que al espionaje generalizado no se le haya dado la importancia que tiene como imposición de un control perpetuo que destruye las libertades individuales y que legitima la criminalización de todos aquellos que enfrenten al capitalismo. Si ese espionaje se diera por parte de Cuba, Venezuela o cualquiera de los países que son considerados como “peligrosos”, a diario y a toda hora estaríamos bombardeados por la información mediática que denunciaba esos hechos como propios del “totalitarismo de izquierda”, pero como procede de los Estados Unidos se le reduce a ser una cuestión sin importancia y casi folklórica, y se minimiza su verdadero significado; aún más, se afirma que si uno no tiene nada que esconder no debe temer a que lo vigilen y espionaje siempre ha existido. Estos lugares comunes simplemente indican el grado de pasividad y de aceptación, como si fuera algo normal, del control perpetuo, porque, como dijimos al comienzo de este artículo, ya nos han acostumbrado con el control desplegado con los artefactos tecnológicos, como el celular y las “redes sociales”. En realidad esas frases ocultan una terrible verdad difícil de aceptar. Al decir que “todos lo sabíamos”, se está reconociendo que no se ha hecho nada para impedirlo; y afirmar que “no tengo nada que ocultar” simplemente indica que nos tiene sin cuidado que nos vigilen, porque no nos interesa ni nuestra privacidad ni mucho menos nuestra dignidad –una cualidad en vías de extinción-, solo queremos que nos dejen exhibirnos y disfrutar de los chismes a través de nuestros aparatos tecnológicos. Como alguna vez lo dijo Benjamin Franklin, uno de los “padres fundadores” de los Estados Unidos: los que son capaces de ceder la libertad esencial para obtener un poco de seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad.

En esas condiciones, se tiende a legitimar la existencia de programas como el PRISM, con el cual se graban las llamadas telefónicas y los correos electrónicos y cualquier comunicación por medios electrónicos que circule en cualquier lugar del mundo a toda hora. Luego, una máquina, a partir de unos códigos determinados que se le suministran, analiza, selecciona y depura la información que “pone en peligro” la seguridad interna de los Estados Unidos.

El tecnofacismo no tiene límites, porque apenas han sido descubiertos los representantes del imperialismo estadounidense han salido a decir que no hay que dramatizar que las acciones de vigilancia y control se hacen para beneficiar a la humanidad y debemos estar agradecidos con sus cuidados filantrópicos y, además, se arguye que con ese control de han evitado miles de atentados terroristas, con lo cual se sostiene que el espionaje ha sido benéfico. Recordemos que esta pobre argumentación no es nueva en el caso de los Estados Unidos, porque cuando se lanzaron las dos bombas atómicas sobre ciudades japonesas en agosto de 1945, se dijo que con ese hecho se habían salvado miles de vidas de las tropas yanquis.

En conclusión, a lo que estamos asistiendo es al control totalitario por parte de un imperialismo en crisis, que recurre a todos los medios, incluyendo la tecnología, para vigilar, controlar, perseguir y reprimir a los que concibe como sus reales y potenciales enemigos. Y para ello, no duda ni un instante en destruir los mismos mitos que Estados Unidos había creado sobre la libre y democrática república virtual, y sobre la circulación de información, hasta el punto que puede decirse con plena seguridad que los únicos ordenadores y teléfonos celulares plenamente seguros son aquellos que jamás han sido desempacados ni encendidos. Por ello, no sería raro que este artículo sea leído primero en las oficinas de espionaje de los Estados Unidos que por los lectores de REBELION.

2013/11/26

Los pájaros del Orhi

“Orhiko xoriak, Orhirat”, cantan en Zuberoa, para pedir que los hijos alejados regresen al hogar. La canción es buena metáfora para exigir que no solo Inés, sino todos los presos vascos, sin excepción, vuelvan libres a Euskal Herria. Expondré algunas razones, las que creo que todavía no son punibles.

- No tentar a la paz. Durante décadas hemos escuchado a los gobiernos españoles lo de “paz por presos”. En todo proceso de negociación, amén de otras cesiones, dábase por descontado que, si ETA dejaba su actividad, los presos serían los primeros beneficiados. Y de hecho, mientras las negociaciones se producían acercamientos, se controlaba más la tortura y hasta Aznar decía “Movimiento Vasco de Liberación” en lugar de “banda terrorista”. Hace dos años que ETA ha dejado su actividad de forma unilateral, creando una situación que nadie imaginaba. Lejos de suscitarse una distensión, ahora plantean nuevas exigencias que nunca se pidieron antes, al tiempo que se exprime a los presos, sigue la dispersión, abren nuevos juicios, etc.

Esto recuerda a la proclama del Laurac Bat que en 1846 publicó la Junta Provisional Vasco-Navarra, aludiendo a cómo el Gobierno español no cumplió lo acordado al final de la primera guerra carlista: “El Gobierno, que cien veces cuando estabais con las armas en la mano os ha prometido vuestros privilegios, da ahora, que os ve desarmados el golpe de gracia a vuestros mas caros intereses”. Y yo pregunto: ¿cabe mayor apología y mayor justificación de la lucha armada que la que hoy hacen la prensa y los partidos españoles? ¿Acaso están sugiriendo que, para que el Gobierno vuelva a su anterior discurso sobre los presos, hay que poner bombas? ETA ha parado definitivamente. Se disolverá -Egiguren dixit- cuando suspresos y refugiados vuelvan a casa. Ensañarse con los cautivos, amén de una mezquindad, es tentar a la paz y hacer peligrar el futuro.

- Ni con Franco pasaba esto. Es habitual, al finalizar los conflictos y en aras de laPax avant, tender a solucionar las consecuencias. Los que se opusieron a Franco, incluso con las armas en la mano, raramente cumplieron más de 10 años de cárcel. El que más, el ujuetarra Jacinto Otxoa, estuvo cautivo 26 años, pero en diferentes etapas y por rebelde pertinaz. Juan Ajuriaguerra, del PNV, que negoció en Santoña la rendición del Ejército Vasco, no llegó a seis años. El maquis comunista Marcelo Usabiaga y sus compañeros de armas estuvieron catorce años. En Europa, significados militantes de organizaciones armadas, con condenas perpetuas a sus espaldas, rara vez han cumplido los 20 años de prisión. El nazi Albert Speer, ministro de la Guerra alemán, fue condenado en Nuremberg a 20 años de cárcel. ¿Qué pretende el neofranquismo español teniendo a los vascos 30-40 años encarcelados? El sadismo, ¿marca identitaria de España?

- Cuenta bien saldada. Según datos ya casi oficiales, desde el nacimiento de ETA ha habido unos 40.000 detenidos, de los cuales solo 10.000 han sido condenados. ¿Quién responde por esos 30.000 detenidos sin culpa, sus días sufrientes en comisaría, los meses y largos años de prisión preventiva hasta salir libres sin cargos? Solo la doctrina Parot ha supuesto un alargamiento ilegal de 203 años a los presos afectados. Y de los condenados, ¿cuántos tuvieron un juicio justo? Porque hemos visto a jóvenes cumplir diez años por quemar un contenedor; jueces semibeodos, dormirse en la Audiencia Nacional antes de firmar sentencias centenarias; montajes policiales; acusaciones amañadas; testigos falsos. Habida cuenta de las sucesivas denuncias de torturas (5.500 admitió recientemente el obispo Setién) muchas de ellas confirmadas por organismos europeos, ¿cuántos juicios habría que anular por estar basados en declaraciones ilegales? ¿Cuántos presos lo son por haberse autoinculpado bajo tormento? El conjunto carcelario vasco ha sido detenido, interrogado, juzgado y condenado por procedimientos más dignos de la Inquisición que de un Estado de Derecho. Y ha pagado con creces, como pocos colectivos en el mundo han pagado por hechos similares. La cuenta está de sobra saldada.

- El agravio comparativo. Los vascos han pagado demasiado, mientras otros nada. Más de 400 muertos en controles, manifestaciones, enfrentamientos, comisarías y guerra sucia esperan todavía un juicio y una condena justa. Ningún culpable ha sido torturado, ni dispersado, ni aislado. De los pocos condenados, todos han sido indultados, ascendidos y premiados, pese al agravante de ser delincuentes y asesinos en ejercicio de la función pública. Grotesca justicia española, que pide más años de cárcel por un dulce tartazo a Barcina que por torturar y asesinar a Lasa y Zabala. Si a los vascos les hubieran juzgado con similar vara de medir que a los españoles, todos estarían en la calle, tiempo ha.

- Por no hablar de otras cosas. Más lindas, más hermosas, que canta Pablo Milanés. Quedémosnos pues en lo anterior y cosamos la boca. Ya llegarán tiempos de cerezas, cuando podamos hablar del asunto sin que nos caigan encima las penas de San Apapucio. Cuando, más allá del victimismo mediático, se pueda discernir entre oprimidos y opresores, entre causa y efecto, entre los polvos de antaño y los lodos de hogaño. Cuando pedir cadenas perpetuas, lejos de jalearse, se considere una crueldad inútil. Cuando se pueda sonreír y decir públicamente ongi etorri a todos los paisanos y paisanas que, como los pájaros del Orhi, llevan demasiado tiempo lejos del Orhi.

2013/11/25

“Crisis doméstica/reproductiva permanente”: Extracto de una entrevista con Silvia Federici


"No deberíamos suponer que aquéllos que no perciben salario, que trabajan fuera del contrato social estipulado por un sueldo, no son “nada” ni que actúan y se organizan desde una posición carente de poder social. Ni siquiera diría que están fuera de la relación salarial, que considero más amplia que el salario en sí mismo. Uno de los logros de la International Wages For Housework Campaign (Campaña Internacional Salario por Trabajo Doméstico), que lanzamos en los setenta, es precisamente que se desenmascaró no sólo la cantidad de trabajo que las trabajadoras del hogar realizan para el capital, sino que con ello, también señalamos el potencial poder social que este trabajo les confiere, ya que la labor doméstica reproduce al trabajador y por lo tanto, es el pilar de cualquier otra forma de trabajo. Vemos un ejemplo de este poder (el poder del rechazo) en octubre de 1975, cuando las mujeres en Islandia fueron a la huelga y paralizaron Reykjavik y otras partes del país donde también secundaron la huelga quedaron paralizadas."

http://marxismocritico.com/2013/11/22/crisis-domestica-reproductiva-permanente/

2013/11/22

Batucada terrorista

"La guerra contra-insurgente que se libra a día de hoy y se ha librado durante décadas en Euskal Herria ha generado muchos conocimientos para el estado español y es por ello que la exportación de esos esquemas de violencia de estado fraguados en décadas de experiencia en su guerra contra Euskal Herria está en proceso."

Borroka Garaia da

Martínez el facha, quiero decir Mister Ansar, pidió ayer cárcel para quien convoque un referéndum de autodeterminación en Catalunya. Restaurar el delito de “convocatoria ilegal de consultas populares” que se aprobó en tiempos del plan Ibarretxe y que se castigaba con cinco años de prisión. No fue necesario aplicárselo a Mister Spock porque se adelantó el tribunal constitucional español declarando ilegal la consulta que nunca se llegó a celebrar. Lo cual hizo respirar tranquilo a los jeltzales que pisan moqueta. Hace dos años el mismo tribunal constitucional anuló esa ley que tipificaba la convocatoria de consulta. Un quita y pon a medida. ¿Fácil no?. Que no tenga nadie duda que si no hay medidas legales suficientes para impedir una consulta en Catalunya (que las hay), las inventarán.

Y es que hace 35 años todo eso ya quedó bien atado. El ejercito español se encarga mediante las armas de que los pueblos no decidan en libertad (Artículo 8 de la constitución española), solo existe soberanía nacional del pueblo español (Artículo 1), la constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española (Artículo 2). Es normal que los fascistas se tiren de los pelos si Hasier Arraiz dice que la izquierda abertzale hizo bien en apostar en su día por la ruptura con ese engendro, y para el caso de algunos “abertzales” que les haya molestado esa afirmación solo puede haber dos opciones. 1. Que son gilipollas 2. Que no son abertzales. También puede existir una tercera opción que unifique las opciones anteriores. ¿Por qué el PNV es tan canalla de no reconocer que no existe democracia y que el pueblo vasco está oprimido nacionalmente?. Precisamente porque reconocerlo significaría que la izquierda abertzale ha tenido razón. No es solo que la izquierda abertzale analizara correctamente hace 35 años donde nos querían meter sino que la historia ha demostrado que ese era el análisis correcto y tendría que ser reconocido y aplaudido. Dentro de otros 35 años ya veremos donde estamos. Y es que es posible que no andemos tan finos de análisis ya en algunos aspectos.

En cualquier caso, las leyes constitucionales españolas, el código penal o la delirante nueva ley de seguridad 
ciudadana que barajan solo tiene dos objetivos: Los de siempre. Mantener explotada a la clase trabajadora y oprimir nacionalmente. Todo lo demás paja.

Batucadas, violencia y ley de seguridad ciudadana
En relación a la ley de seguridad ciudadana, el otro día un lector del blog comentaba que tiene un amigo en el movimiento 15M que se considera muy “anti-violento” y pacifista. Que opina que si las acciones son pacíficas se le hará imposible al estado machacar al pueblo y poner en marcha esas y otras medidas. Ante eso, se le contestó que mire a Euskal Herria y como el estado ha aplicado y sigue aplicando durísima represión. Sin embargo, cree que eso es por culpa de ETA y que ellos juegan más inteligentemente.
Todo esto en realidad enlaza con lo del principio. Si la mayoría de la izquierda española hubiera sido inteligente no hubiera ocurrido la “transición”. Sino que el franquismo hubiera sido juzgado y la opresión nacional en Euskal Herria resuelta. Ahorrándonos décadas de conflicto. Sin embargo la izquierda abertzale se quedó prácticamente más sola que la una en su oposición a la reforma franquista y de aquellos barros estos lodos. Se les avisó y no hicieron caso, confiaron en el estado español.

Posteriormente también se les avisó que la represión estatal no es a causa de la existencia de ETA sino que es anterior a su propia creación y se produce cuando existe lucha, sea cual sea, y es para atajar procesos de liberación nacional y social manteniendo los privilegios de los poderosos. Que es un resorte del estado cuando sus intereses se ponen en entredicho. Que si no la denunciaban acabaría por afectarles en el momento que empezaran a moverse. No hicieron caso, confiaron en el estado español.

Y muchas de esas gentes que en muchos puntos del estado que llevaban incluso hasta un lazo azul en los 90, anestesiados por las virtudes virtuales del supuesto estado del bienestar y atolondrados por la verborrea sistémica eran convencidos de que el problema del norte residía en que su querida españa fuera destrozada por los terroristas vascos y la kale borroka. Ahora salen indignadas a las calles.

¿Qué ocurre ahora?. Que la crisis del capitalismo tensiona a la clase trabajadora. Eso en muchos casos puede producir ver la realidad con más claridad. Cuando te tocan las cosas directamente es diferente a que te las cuenten. A su vez el ascenso de protestas también se ha producido en el estado español.

Si se echa un vistazo a la ley de seguridad ciudadana las medidas están inspiradas en las ya aplicadas en Euskal Herria como la supuesta responsabilidad de los padres y madres en lo que hagan sus hijos menores de edad, las “zonas de seguridad”, que intentan evitar “escraches”, las multas sistemáticas, y el silenciamiento de la represión.

La guerra contra-insurgente que se libra a día de hoy y se ha librado durante décadas en Euskal Herria ha generado muchos conocimientos para el estado español y es por ello que la exportación de esos esquemas de violencia de estado fraguados en décadas de experiencia en su guerra contra Euskal Herria está en proceso.

No importa que seas el mas “anti-violento” del mundo ni el pacifista que sepa manejar el diábolo con mayor destreza. Ni siquiera te salvará ser la persona que mejor menea la cadera a ritmo de batucada. Las “ostias” te van a caer hasta en el carnet de identidad en el momento que se pongan en entredicho los intereses del estado. Es ley de lucha de clases y confirmada por la historia.

Argala decía que la resistencia civil llevada a sus últimas consecuencias acaba en fuerte violencia del opresor y generalmente en violencia del oprimido. Que no había más que mirar a la historia de la humanidad. Añadía además que si alguno ponía la excepción de la India, solo tenía que pasarse por las bibliotecas para constatar la existencia de grupos guerrilleros paralelos a Gandhi.

La resistencia civil si es llevada hasta el final con determinación por el pueblo termina siempre en violencia del opresor. La creencia de que eso no es así viene dada por la credulidad del oprimido que llega a interiorizar que la opresión es por culpa suya. En gran medida se aplica el principio de lavado de cerebro judeo-cristiano sado-masoquista de culpabilizar al oprimido. La represión sádica no tiene nada o casi nada que ver con como actúe la víctima: es intrínseca a la relación de abuso y opresión. Si hay lucha (sea del tipo que sea), hay represión.

Ante todo esto, la postura mas inteligente es jamás confiar en el estado español ni en sus leyes. Y siempre tener presente que si no acabamos con la opresión, ella acabará con nosotros y nosotras. Por todo ello, personas como ese compañero del 15M verán con el tiempo, si no lo han visto ya, que todo esto se cumple a rajatabla y que en el estado español no es necesario que algunos apoyen a la izquierda abertzale si no quieren, pero deberían estudiar muy de cerca la represión española del último medio siglo en Euskal Herria. 

Aunque solo sea por aquello del “si ves las barbas del vecino cortar…”

2013/11/20

SANTI BROUARD Y JOSU MUGURUZA: IN MEMORIAM

"Al hablar del conflicto de Euskal Herria, casi nadie menciona a las víctimas del terrorismo de Estado..."


Rafael Narbona
Ahaztuak 
 
Hoy es el aniversario de los asesinatos de Santi Brouard y Josu Muguruza. Ambos fueron abatidos por pistoleros al servicio del Estado español. No se trató de actos de incontrolados, sino de operaciones diseñadas para desmoralizar a la izquierda abertzale y cerrar las vías de diálogo y negociación en el conflicto de Euskal Herria.

Santi perdió la vida en 1984, cuando dos mercenarios penetraron en su consulta y le dispararon a cara descubierta. Pediatra de notable prestigio y uno de los fundadores de las primeras ikastolas, su consulta siempre permaneció abierta a los niños con necesidad de atención médica, con independencia de los recursos económicos de su familia. Su compromiso con la autodeterminación de Euskal Herria se remonta a los años del cinturón de hierro de Bilbao, cuando intentó alistarse como gudari en 1937, pese a no tener la edad legal. Muy apreciado en Lekeitio, su localidad natal, la represión franquista agudiza su conciencia política. Su pesar por el genocidio cultural cometido contra el pueblo vasco se transformó en activismo político, tras la muerte de Txabi Etxebarrieta, asesinado a sangre fría por la Guardia Civil. 

Socialista, internacionalista, teniente de alcalde por Bilbao y senador, participó en la protesta contra Juan Carlos I en la Casa de Juntas de Gernika. Cuando el rey impuesto por el franquismo comenzó su discurso, se levantó puño en alto y cantó el Eusko Gudariak con otros cargos electos de Herri Batasuna y LAIA, lo cual le costó un proceso por injurias al Jefe del Estado y desórdenes públicos. A pesar de la firmeza de sus convicciones, Santi no era un hombre inflexible, sino un interlocutor abierto al diálogo, que buscaba una resolución pacífica e incruenta. Los GAL lo escogieron como blanco por su calidad política y humana. 

Puede decirse lo mismo de Josu Muguruza, asesinado en 1989. Periodista, profesor de euskara y diputado de Herri Batasuna, su perfil público era discreto, pero su influencia política era notable en el independentismo vasco. Al igual que Brouard, se mostraba partidario de la negociación y el diálogo. El GAL reivindicó el atentado, pero los autores fueron el policía Ángel Duce y el ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas. 

Al hablar del conflicto de Euskal Herria, casi nadie menciona a las víctimas del terrorismo de Estado, pero Santi Brouard –generoso, valiente y altruista- dejó una huella indeleble y su ausencia sólo contribuyó a agravar la espiral de la violencia. Muguruza nunca buscó el protagonismo, pero se le recuerda por su seriedad, rigor y honestidad. Podríamos decir que Muguruza, nacido en 1959, representaba a la juventud vasca y Santi a la generación que vivió la guerra y el exilio. Ambos permanecen en la memoria del pueblo vasco como ejemplos de compromiso revolucionario y nunca serán olvidados.

2013/11/19

Henry Kissinger: ¿ángel o demonio?

"...tenía la obsesión de contener a la Unión Soviética a toda costa y hacer todo lo posible para borrar el socialismo de la faz de la tierra."

Vicky Peláez  
La Haine

 El ambiente político internacional en esta primera década del Siglo XXI está lleno de controversias.

El veterano estadista norteamericano Henry Alfred Kissinger, llamado en el siglo pasado “criminal de guerra” pero laureado al mismo tiempo con un controvertido Premio Nobel de la Paz en 1973, ha sido declarado por la revista 'Forbes' como el primero en la lista de los 100 más prestigiosos intelectuales del planeta.

El hombre, que durante ocho años de 1969 a 1977 ejerció como asesor de seguridad nacional y secretario de Estado norteamericano durante los mandatos presidenciales de Richard Nixon y Gerald Ford, tenía la obsesión de contener a la Unión Soviética a toda costa y hacer todo lo posible para borrar el socialismo de
la faz de la tierra.

Sin embargo, Kissinger ahora es recibido frecuentemente por el presidente de Rusia, Vladimir Putin para disfrutar de opiniones y reflexiones de este “hombre sabio”.

Hace poco la Academia Diplomática de Rusia reconociendo sus méritos como un intelectual con gran influencia en el mundo, le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en una ceremonia solemne.

Mientras tanto a unos 1.600 kilómetros de Moscú, en Berlín, el Comité General de Estudiantes y el Parlamento de los Estudiantes rechazaron la idea de la creación de un profesorado en homenaje de Henry Kissinger. Ellos consideran como un “chiste macabro” la creación de la cátedra dotada para “Relaciones Exteriores y Derecho Internacional”. Los estudiantes dudan que “Kissinger, quien nació en Alemania, sea una persona adecuada como ejemplo para la ciencia y la enseñanza del Derecho Internacional” por ser “responsable de crímenes de guerra y graves violaciones de derechos humanos durante la década de 1970 en el sureste de Asia y en América del Sur”.

El prestigioso intelectual norteamericano Noam Chomsky, autor del libro “Making the Future”, afirmó que en Vietnam, Laos y Camboya los soldados norteamericanos seguían las indicaciones de Kissinger para “destruir todo lo que vuela y todo lo que se mueve”. Aquel que sería Premio Nobel de la Paz fue arquitecto y supervisor de los bombardeos secretos contra Laos y Camboya en 1969, según el libro del periodista norteamericano Christopher Hitchens “The Trials of Henry Kissinger”. Como resultado de estos bombardeos, 350.000 personas fueron asesinadas en Laos y 600.000 en Camboya. En aquel año fueron lanzados sobre tres millones de habitantes de Laos 3 millones toneladas del Agente Naranja, es decir, una tonelada por persona.

En su libro, Hitchens presentó pruebas contra Kissinger por ser el autor de la prolongación de la guerra en Vietnam tras descalificar las conversaciones de Paz en Paris en 1968; por haber estado involucrado en el asesinato de 500.000 personas en Bangladesh en 1971 tras el golpe de Estado del general Yahya Khan, armado y bendecido por los Estados Unidos y por sancionar la intervención del ejército de Indonesia en Timor Oriental que resultó en la masacre de más de 200.000 personas.

Teniendo en cuenta todo este historial es difícil de imaginar las razones de los norteamericanos que consideraron a Henry Kissinger como la persona más admirada en Norteamérica en 1973, según la encuesta Gallup.

Pero allí no terminan las acusaciones. Llamado por el periódico británico 'The Guardian', “el coloso de la diplomacia” había sido considerado en América Latina como ideólogo del sangriento Plan Cóndor y el autor del golpe de Estado en Chile contra el presidente legítimamente elegido Salvador Allende en 1973.
Fue precisamente Kissinger quien supervisaba el Plan Track I para que los partidos de oposición lograsen la mayoría en el congreso chileno y el Track II que consistía en el golpe de Estado contra el presidente Allende. El escritor estadounidense Walter Isaacson en su libro “Kissinger” cuenta la razón de porqué el secretario de Estado quería sacar al doctor Allende del poder: “no veo por qué tenemos que esperar y permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo”.
Sin embargo, el doctor Kissinger en 1971 dio su palabra de honor al embajador chileno en Washington, Orlando Letelier, a quien consideraba su amigo, que Washington no participaría en la campaña contra Salvador Allende o intervendría en Chile.

Posteriormente en 1976 dio su palabra personal al primer ministro de Jamaica, Michael Manley que Estados Unidos no estaría involucrada en una campaña desestabilizadora contra Jamaica por sus contactos con Cuba y Angola aunque Norteamérica no estuviera de acuerdo con tal acercamiento.

Mintió en ambos casos y además de promover el golpe de Estado en Chile, su “amigo” Letelier fue asesinado en 1976 en Washington. En Jamaica, como declaró Michael Manley dos semanas después de la promesa de Kissinger, “toda la ayuda al país cesó abruptamente, el petróleo dejó de llegar y la cooperación económica se redujo drásticamente mientras la embajada norteamericana aumentó su tamaño dramáticamente”. Aún vive en los recuerdos la puesta en marcha por la CIA de la operación Werewolf que dejó miles de jamaiquinos muertos como resultado de desórdenes.

Como declaró alguna vez uno de los famosos intelectuales de Estados Unidos y exembajador ante las Naciones Unidas, Daniel Patrick Moynihan: “Henry no miente siguiendo sus intereses. El miente porque la mentira está en su naturaleza”.

El poder es otra debilidad de este “hombre sabio”, al que considera “el último afrodisíaco”. El poder en la percepción de Kissinger ofrece la estabilidad sin la cual la democracia no puede funcionar. El sistema democrático que el exsecretario de Estado quiso imponer en América Latina y en el resto del mundo en los años 1970 estaba basado en una frase de Goethe que rezaba: “si yo tengo que elegir entre la justicia y el desorden, en un lado y la injusticia y el orden, en el otro lado, yo elegiría lo último”. La democracia por si sola, en la percepción de este estadista, siempre está relacionada con la inestabilidad.

Para el autor de la biografía de Kissinger, Walter Isaakson, esta permanente búsqueda del poder tiene sus raíces en la infancia del niño judío Heinz Alfred Kissinger, nacido en Alemania en 1923. El sintió la discriminación y el antisemitismo basado en la combinación de prejuicios de tipo religioso, cultural, racial y étnico. Recién al emigrar a Estados Unidos en 1938 se sintió más aliviado al “poder caminar con la cabeza en alto por las calles de Nueva York". Entró en la Universidad de Harvard donde aprendió los mecanismos del poder político y se acercó al FBI que lo consideró como “como una fuente confidencial de su división en Boston”, según el libro de Isaakson (page 71).

En 1943 sus estudios en Harvard fueron interrumpidos cuando fue reclutado al ejército y donde fue nacionalizado estadounidense. Allí cambió su primer nombre Heinz por Henry. Sirvió en la Inteligencia Militar de la 84 División de Infantería. Uno de sus mentores, Fritz Kraemer, le dio la siguiente característica: “Henry estaba desesperado por ser aceptado por sus colegas, inclusive tratando de complacer a las personas que él consideraba sus inferiores”. Estas ansias de aceptación y al mismo tiempo desconfianza de sus colegas, su carácter conspirativo y aversión a todo lo que considera revolucionario, le habían guiado a los círculos del poder donde adoptó la estrategia de manipulación del antagonismo de las fuerzas rivales, tanto a nivel interno del gobierno como a nivel internacional.

Después de su retiro del gobierno esperó cinco años para crear su compañía, Kissinger Associates Inc., que asesora a clientes en relación con gobiernos en el mundo entero. Carlos Menem, Augusto Pinochet, Alberto Fujimori, Boris Yeltsin fueron asesorados por este “hombre sabio” a cambio de una buena remuneración, que en los años 1990 se traducía en unos 120.000 dólares la hora. Algunos expertos consideran sus méritos en la política internacional durante su estadía en el poder entre 1968 a 1977 como “extraordinarios”.
Impulsó el reconocimiento de la Unión Soviética como partícipe de la hegemonía mundial y acercó a los EE.UU. a China. Lo que no dicen estos expertos es que aquella “inclusión” de la URSS en el “poder mundial” había creado falsas expectativas entre los dirigentes soviéticos y había facilitado las condiciones para la desintegración del país en 1991.

Por supuesto que las condiciones internacionales en el mundo están en permanente evolución y Estados Unidos en este momento está atravesando una difícil situación económica sin ser afectado su poder global militar. En estas condiciones necesita cierta ayuda de Rusia y China a nivel internacional para tener un respiro en su política de expansión de su hegemonía. Por eso no es de extrañar su afán de utilizar a los “hombres sabios” de tipo Kissinger, aunque es el único de esta especie, superando en su habilidad de proveer información “confidencial” inclusive al otro “wise man”, Zbigniew Brzezinski. Ambos al unísono están declarando que el “Nuevo Orden Mundial está en manos de Rusia, China y Estados Unidos”.

En los años 1980 se proclamaba que el Nuevo Orden Mundial estaría compartido por Japón y Estados Unidos. Sin embargo, Japón colapsó financieramente y hasta ahora no puede recuperarse. Ahora llegó la hora de tratar de seducir a China y Rusia creando falsas expectativas sobre su participación en la hegemonía mundial. Por algo “hombres sabios” comparan a Estados Unidos con un experto francotirador que provoca a los principiantes a elegir el arma y después dispara cuando el principiante aún no está listo para actuar.

2013/11/18

izaro Gonzalez Ieregi "81 amama" dokumentalaren zuzendaria

"Asko hitz egin izan da euskal matriarkatuaren inguruan. Teoria askok jendarte matriarkal batean bizi ginela diote. Uste dut nahiko arriskutsua dela sineskeria horietan erortzea. Horren aitzakipean herri honetan egondako errealitate asko ezkutatu izan baitira: bortxaketak, intzestuak…"

Saioa Alkaiza                                                                                                                                      Topatu

 Identitateen transmisioari buruz mintzo den dokumentala da ’81 amama’. Genero, nazio eta klase zapalkuntza esperimentazioaren bidetik lantzen dituen obra; erantzunak eman baino, galderak planteatzen dituena. Izaro Glez. Ieregi (Algorta, 1987) sortzaileak zuzendu du. Baserri munduarekin lotura duten amonak eta bilobak elkarrizketatu, eta haien arteko aldeak bildu ditu.

Zer da ’81 amama’?                                                                                                                               50 minutuko dokumental esperimentala da. Gaztetan baserritarrak izan ziren amonak eta amona baserritarra izan duten bilobak elkarrizketatu, eta denen erantzunak batu ditut.

Oteizaren saiakera batitik abiatuz jarri diozu izenburua. Quousque Tandem… idazkian, hark zioen 80 amonek bereizten gaituztela neolitotik. Zuk 81 aipatzen dituzu.
Quousque Tandem… saiakera 1963an idatzi zuen Oteizak. Kromletx neolitikotik 60ko hamarkadara arte, amona eta biloben arteko 80 erlazio pasa zirela uste zuen. Nik hipotesi hori jarraitu dut, eta kalkulatu dut 81. amona-biloba erlazioan egon behar dugula egun.

Zergatik ematen zion Oteizak garrantzia amonaren figurari?
Oteizak amonak oroimen batasun tradizionala direla planteatzen zuen. Alegia, haiena zela kulturaren transmisioa egiteko ardura. Nik ere ildo beretik jo dut.

Eta, zer dela eta da garrantzitsua 81. belaunaldiko kide diren amona horien testigantzak biltzea?
Egungo amonak dira bizi tradizionalari lotutako azken belaunaldia. Garrantzitsua iruditzen zait haien sentimenduen lekukotza hartzea, haiek dira eta tradizioa –tradizioa egun ulertzen dugun moduan– ezagutu duten azkenekoak.
Oteizak, belaunaldiz belaunaldi, identitatearen galera areagotzen zela ikusi eta kritikatzen zuen. Nire galdera honakoa da: bizitza tradizionala galdu bada, guk ere bizi tradizional horien ezaugarriak galdu ditugu?

Identitatea galdu dugun galdetu zenion, beraz, zure buruari. Dokumentalean erantzunik aurkitu ahal duzu?
Ez dut erantzunik topatu, baina ez naiz erantzunen bila joan. Ni arte mundutik nator, nire nahia ez da erantzun antropologiko edo soziologiko batzuk ematea, baizik eta barruan ditudan galderei irtenbide bat ematea. Ikusleari hausnarketako estimuluak eman nahi izan dizkiot, ez erantzunak.

Dokumentalean, eroritako edo zahartutako baserrien inguruan elkartu dituzu protagonista guztiak.
Nire amona baserritarra zen, eta horrek eraman ninduen baserriaren irudia lantzera. Kontraesan handia dago Euskal Herrian baserri munduarekin. Batetik, bukolikoki irudikatu, eta euskalduntasunarekin lotzen dugu. Bestetik, ez zaigu axola, eta desagertzen uzten dugu.

“Egungo amonak dira bizi tradizionalari lotutako azken belaunaldia”

Euskal identitatearen desagerpenaren metafora gisa erabili duzu baserrien erorketa. Baina, hori ez da dokumentaleko sinbolo bakarra. Mito eta sinboloz beteta dago obra, ezta?
Lanean Euskal Herriari lotutako sinboloak erabiltzen dira, bai. Kromletxa, baserria, Anbotoko Mari, sorginak… Mito eta sinboloen azterketa egin nahi nuen. Hala, galdera pila bat burutatu zait: mito horiek gaur egun erabiltzea zentzuzkoa da? Balio dute? Balio badute, agian eraldatze prozesu bat jasan behar dute guri balio izateko.

Genero ikuspegitik landu nahi izan duzu identitateen gaia, eta bakarrik emakumeak elkarrizketatu dituzu. Zergatik?
Gizonezkoek definitu izan dute beti emakumearen irudia. Horregatik, garrantzitsutzat jotzen nuen emakumeek eurek haien iruditegi propioa sortzea.

Asko hitz egin izan da euskal matriarkatuaren inguruan. Teoria askok jendarte matriarkal batean bizi ginela diote. Uste dut nahiko arriskutsua dela sineskeria horietan erortzea. Horren aitzakipean herri honetan egondako errealitate asko ezkutatu izan baitira: bortxaketak, intzestuak…

Badirudi euskal jendartean emakumeen papera beti goraipatua izan dela; mitifikatu egin dela. Ondorioz, emakume baserritarrei zuzenean galdetu nahi izan diet. Egia da botere postu batean sentitzen direla euskal jendartean?

Erantzun zehatzik ez duzu jaso, baina asko galdetu duzu. Hainbat emakumeren iritziak biltzeko Kantauri isurialde osoan ibili zara.
Kantauri isurialdeko 12 amama eta 4 biloba elkarrizketatu ditut, eta komunean duten gauza bakarra da baserri munduarekin lotuta egon direla.

Eta, komunean ezaugarri bakarra soilik eduki arren, antzekotasunak aurkitu dituzu haien artean?
Amona eta biloba gehienak kolektibo baten parte sentitzen ziren. Nahiko sentimendu antzekoak dituzte. Mundua ikusteko modua komunean dute amonek eta bilobek.

Elkarrizketatutako 16 pertsonari galdera sorta berbera egin diezu. Zer ezberdintasun aurkitu duzu bi belaunaldien artean?
Arroparekin, adibidez, amonek arropa gutxi-gutxi zuten, eta lanerako erabiltzen zuten. Iganderakoa ere bazuten, eta kitto. Bilobek, ordea, armairua beteta dugu. Bestalde, jateko orduan, baserritarrek autosufizienteak ziren eta bertako janariarekin elikatzen ziren. Egun, hori ez da ikusten.

Amonetako batek dokumentalean esaten du 360 graduko bira eman duela bizitzak.
Egia da, kriston buelta eman du bizitzak. Kontua da zelako aldaketa izan duen eta zein modutara. Hemen etenaldi kulturala izan da. Amona horiek adibidez, haien seme-alabak diktadura frankistan hezi eta hazi dituzte. Kontua ez da gauzak aldatu behar ez direnik, nola aldatu diren baizik. Bizimoldeetan aldaketa handia eman da; belaunaldi batetik bestera, gainera.

Belaunaldien arteko ezberdintasunen artean, zerk harritu zaitu gehien?
Hiztegiak. Amonek erabiltzen zituzten hitz pila bat ez nuen ezagutzen, eta uste dut nire adineko jendeak ere ez dituela ezagutuko. Adibidez, baserriko lanei lotutako hitzak. Hitz bat galtzean, hitza bera desagertzen da, baina, aldi berean, munduari begiratzeko modu bat, sentitzeko modu bat. Horrela ere eraldatzen da identitea.

Identitateen plastikotasunari buruz hitz egiten duzu proiektuan. Identitateak nola aldatzen diren, nola eraldatzen ditugun…
Euskaldun izateko modu mordoa dago, eta egongo da, etengabeko eraldaketa batean gaude. Holakoa da jendartea. Baina, euskaldunoi ez zaigu nahi duguna izateko aukera eman, ez maila kolektiboan, ezta indibidualki ere. Sinboloei begiratzea besterik ez dago. Euskalduntasuna irudikatzeko edo irudi bukolikoetara edo gatazkarekin loturako imajinetara jotzen dugu. Gu munduarentzako hori gara?

Galderak dira nagusi lanean, baina, gainera, ez dira galdera zuzenak. Izan ere, bideoa oso esperimentala da. Zergatik jo duzu esperimentazioaren bidetik?
Ez nuelako dokumental tradizional bat egin nahi. Hausnarketarako estimulua eman nahi nuen, besterik ez.

Bideo honetan garrantzitsuena diskurtso bisuala da. Hitzen bidez esaten dena baino, garrantzia gehiago daukate irudiek. Dokumentala bera arteari lotutako obra bat da.

Ez dauka edizion lineala, irudiak gainjartzen dira, musika efektuak erabili ditut… Baina horrela da, horrela sentitu dudalako.

Esperimentua eta arte obra da aldi berean. Nolanahi ere, errealitateari buruzko dokumentala dela diozu.
Errealitatea bera eraikia da. Errealitatea errealitate bat baino ez da, askoren artean bat. Horregatik, dokumentalek guk nahi dugun errealitatea sortzeko balio dute. Diskurtso hegemonikoarekin apurtzeko tresnak dira.

Adibidez, dokumentalean azaltzen diren amona eta bilobak ez dira senitartekoak; ez dira familia berekoak. Hala ere, pelikulan erlazio afektibo bat ikusten da haien artean. Eta hori guk eraikitako gauza bat da.

Azaltzen duzuna hobeki ikusteko dokumentala ikustea besterik ez da geratzen. Non proiektatuko dute?
Herriz herri bota nahiko nuke, batez ere, elkarrizketak egin ditudan herrietatik gertu. Horrez gain, dokumentala eta haren inguruko lan teoriko bat kaleratzeko asmoa daukat.

2013/11/15

Dime qué droga tomas y te diré quién eres

"El 89% de los pueblos de la Tierra toma sustancias psicoactivas potentísimas., y en el 11% restante ahí estamos nosotros, los occidentales. Somos la excepción. Y agresiva, pues la imponemos a los demás pueblos. Nosotros tomamos drogas de esclavos: son drogas para trabajar mucho y pensar poco. La cafeína estimula los músculos, pero no el cerebro, y el alcohol embota la mente. Carajillo y cubata: perfecto combinado para esclavos."

 

http://radiomacondo.fm/

 

Joseph M. Fericgla es antropólogo, etnomusicólogo, etnopsicólogo y psicoterapeuta. Ha realizado estudios de campo en Europa, el Kurdistan turco, en el Magreb y en la Alta Amazonia, es el fundador y director de La Societat d’Etnopsicologia Aplicada i Estudis Cognitius y experto en drogas y enteógenos. Aquí van algunos esbozos de diversas entrevistas sustraidas de internet:

 

¿Qué drogas has consumido?
Pues… Mira, vamos a ver, como estimulantes, café, té, cocaína, teobromina (o sea el principio activo del chocolate, del cacao), hojas de coca en bruto, diversos tipos de metamfetaminas, de síntesis naturales también. Luego, como estupefacientes he consumido pues opiáceos, varios tipos: morfina, apomorfina, codeína, opio natural. Alcohol, hachís, en varias formas, fumado, cocinado en pastelitos… Como sustancias visionarias o enteógenos. pues LSD, psilocibina, mezcalina, 2CB, ayahuasca, dimetiltriptamina pura, ergot, Amanita muscaria…


¿Cuál es tu posición en el debate en torno a la despenalización de las drogas?
Los políticos las prohíben porque es un magnífico negocio que estén prohibidas. Y es mucho más negocio todavía que estén prohibidas precisamente porque el ser humano las seguirá consumiendo de todas formas, entonces el precio puede multiplicarse y prácticamente todos los políticos de un cierto nivel para arriba reciben beneficios del narcotráfico, de una forma o de otra, con lo cual, cómo la van a legalizar ¿no? Para mí éste fue uno de los descubrimientos más duros de mi vida, descubrir de pronto que la mayor parte de políticos consumen drogas, y drogas ilegales además, no sólo drogas legales, que no hay mucha diferencia químicamente, entre codeína que es legal y morfina que es ilegal por ejemplo. La clasificación es una arbitrariedad, es como decir, las pizzas de pimiento son legales y las pizzas de gambas son ilegales. Es una estupidez arbitraria como tantas otras.
Yo hago lo que tengo qué hacer y a veces he tenido discusiones con políticos de aquí y les he dicho, “mirad vosotros haced vuestro trabajo y hacedlo lo mejor que podáis, yo he de hacer mi trabajo, yo soy científico; entonces yo no me meto en lo vuestro y vosotros no me molestéis a mí, y yo como científico voy a seguir haciendo mis investigaciones porque tienen que ver con el bien de la humanidad y no voy a haceros caso por más tonterías”. Yo sé que puedo terminar en la cárcel, pero es mi vida, es mi integridad y de todas formas pienso que mientras estén prohibidas vamos a tener que aguantar este negocio de unos pocos en detrimento de todo el resto de la sociedad.


¿Cómo surgió tu interés por los enteógenos y la etnopsicología?
Desde que era adolescente me ha interesado la mente humana, cómo funciona mi mente, cómo construyo yo el mundo, mi mundo de valores, de referencias perceptuales, en todo su enorme abanico. Entonces primero estudié psicología, luego me di cuenta de que no servía prácticamente para nada. Estudié neurología y luego antropología. Y mientras estudiaba antropología sucedieron dos cosas en mi vida que la cambiaron. Una, que probé una dosis de LSD en la época de los jipis, digamos, en los años 70. Y luego descubrí algo en antropología que nunca se dice pero es capital la importancia que tiene, es el hecho de que 89% de sociedades no occidentales consumen sustancias psicoactivas, las que están prohibidas precisamente, y que se las acusa de ser fuente de marginación, de delincuencia, de psicopatologías, de trastornos sociales y personales… Resulta que estas 89% de sociedades, yo he hecho los cálculos, y son todo contrario, son fuente de virtuosismo, digamos, son origen de aglutinamiento social, se celebran ritos de cohesión social en torno al consumo de estas sustancias; se usan en ámbitos médicos, religiosos, chamánicos, de procesos de educación y socialización…
Entonces esto a mí me dejó extrañamente sorprendido, el que estas sustancias que para nosotros desde hace poco más de treinta años, o sea desde el año 60 aproximadamente, se han convertido en la propia imagen del diablo, que en otras sociedades resulta que son Dios en la tierra, literalmente, son sustancias sagradas.

Cuando probé LSD por primera vez, entonces entendí exactamente a raíz de qué era todo. O sea, que realmente estas sustancias producen estados que se pueden comparar con la máxima beatitud o divinidad. Entonces decidí que iba a dedicar mi vida a estudiar esto. Y lo primero que tuve que entender y hacer entender a los demás en mi entorno, es que estas sustancias no son un problema, sino que pueden ser tratadas como tema, no como problema. Así fue como surgió mi interés y a medida que fui leyendo más y más, me fui dando cuenta de que no se puede hablar en absoluto de evolución de la especie humana sin tener en cuenta estas sustancias.

El 89% de los pueblos de la Tierra toma sustancias psicoactivas potentísimas., y en el 11% restante ahí estamos nosotros, los occidentales. Somos la excepción. Y agresiva, pues la imponemos a los demás pueblos. Nosotros tomamos drogas de esclavos: son drogas para trabajar mucho y pensar poco. La cafeína estimula los músculos, pero no el cerebro, y el alcohol embota la mente. Carajillo y cubata: perfecto combinado para esclavos.

”Dime qué droga tomas y te diré quién eres” Cada sociedad ha crecido en función de una droga que la impregna. Occidente, por el alcohol (desde hace dos mil años) :el alcohol genera agresividad y egocentrismo. El islam, por el cannabis: Se sientan a la puerta de casa a esperar ver pasar por delante el cadáver de su enemigo. El budismo oriental está impregnado de opio, la droga del extatismo, de la estupefacción ante el universo. Los indios norteamericanos tabaco virgen, con mucha nicotina, neuroestimulante: guerreros y visionarios. Al chocar con el blanco agresivo, guerra segura. ¡Sólo exterminándolos los dominaron! Sobre los indios sudamericanos, conozco muy bien a los amazónicos. Hace nueve años que convivo largas temporadas con los “shuar”, conocidos aquí como jíbaros. Es la cultura de la ayahuasca, al tomarla, ven la selva llena de espíritus, de vida. Por ejemplo, toman ayahuasca para “visitar” a parientes lejanos. Es en lo que creen, porque los jíbaros sólo creen en aquello que ven, en nada más. Por eso dicen a los misioneros cristianos: “¿Cómo queréis hacernos creer en cosas que ni vosotros mismos veis?” ¡Y se burlan de ellos!

Las creencias, o sea, las religiones, derivan de las drogas. Ciertas drogas han sido y son sustancias sagradas para muchas culturas. Las que llamamos “enteógenos”, que significa “generadoras de Dios dentro de uno”. No me refiero a los narcóticos, ni estimulantes, ni hipnóticos. No tienen nada qué ver un estimulante con un narcótico, sea legal o ilegal. Enteógenos son la ayahuasca, el hongo peyote, los hongos psilocíbicos, la seta “Amanita muscaria”, la datura, el LSD… ¡Hay muchas! Son drogas liberadoras de la mente. Tomarlas supone hacer una excursión por la psique. La conciencia se modifica, se abre el inconsciente. Los pueblos que ingieren enteógenos lo hacen en rituales muy serios. Si les dices que en Occidente hay quien los toma como diversión de fin de semana, ¡no lo entienden! En el cristianismo, es herencia de ritos griegos, de los Misterios de Eleusis. Allí se ingería cornezuelo (un enteógeno tipo LSD), y eso pasó al cristianismo…, pero como placebo: es la hostia. Nuestra cultura contemporánea ha pasado por el LSD: la iconografía del pop es efecto de esa droga. Y las discotecas intentan reproducir mecánicamente sus efectos. Y del arte. Las visiones incluyen iconografías -espirales, curvas, líneas, cruces…- que encontramos luego en los estampados de los tejidos, en los grabados de las vasijas…

¿Desde tu perspectiva cuál es la diferencia entre una experiencia mística a través de los enteógenos y una experiencia mística sin ellos?
Estoy en contacto con un gran maestro de budismo zen. Una persona que ya es mayor y es un maestro reconocido dentro del budismo zen y el tiene su propia comunidad y dirige un templo de budismo zen. Y alguna vez que hemos tomado enteógenos juntos él me ha dicho que efectivamente, era lo mismo, pero que le era incluso más fácil entrar en mundos que él ya conocía. Y que a él le ha costado mucho entrar a estos mundos, mucho entrenamiento de muchas horas diarias, durante meses y años de su vida…

O sea, que en cierto aspecto ¿son una vía más corta?
Es una vía más corta y por tanto es más peligrosa también. Yo no quiero decir que no tengan peligro los enteógenos. Tampoco quiero decir que el budismo o la meditación estén exentos de peligros, pero todas estas técnicas de meditación siempre están dentro de escuelas. Lo que ocurre es que con los enteógenos lo que éstos hacen es darnos mucha más información de nosotros mismos, como que de pronto abren las compuertas del inconsciente, dicho en términos de psicología analítica, y la persona que lo está tomando dispone de mucha más información emocional, biográfica y de otros tipos de sí misma. La palabra éxtasis tiene etimología griega y significa literalmente “verse a uno mismo desde afuera”. Entonces, la experiencia extática profunda, buscada por todo ser humano con más o menos conciencia de ello, es la posibilidad que tenemos de vernos a nosotros desde afuera, y, por tanto, de observar nuestros condicionamientos y los límites de nuestro propio ego. Los budistas hablan del testigo, esa conciencia exterior que uno busca para poderse observar. Los sufís hablan de estar en el mundo sin ser del mundo para referirse a la capacidad de verse. Los mayas precolombinos hablaban del ojo desencarnado. Y cualquier técnica psicoterapéutica contemporánea occidental seria lo primero que busca es que el paciente se pueda ver a sí mismo en sus conductas compulsivas para que vaya tomando conciencia de dónde nacen.

Pero entonces hay que saber qué hacer con esta información. Y esto no es fácil, esto depende de lo maduro que sea la persona, depende de la prestancia que tenga, de su propia sabiduría vital, digamos, y esto no se improvisa, porque a veces tanta información de pronto en la mente, de la parte oscura de la mente, produce estados de ansiedad o de angustia o de trastorno de diversos tipos… Pero esto también es lo que también tiene de bueno, el abrir estas compuertas que es lo que llaman el mundo místico, como que de pronto en el mundo interior desaparece la guerra civil habitual que todo el mundo lleva. La neurosis de pelearse unas pulsiones internas con otras, y esto es hacia lo que van llevando las técnicas religiosas de meditación y el éxtasis o la sensación de trance extático. Uno se siente dentro de una nube de inmensa paz y de gran trascendencia de su propia vida.

Entonces éste es el problema que hay con los enteógenos, que hay que saberlos tomar. El problema es que son ilegales, pero yo estoy empeñado en crear una escuela para esto.

¿Cómo defines tú la adicción?
Para mí no existe la adicción. Bueno, existe una adicción física, pero esto se sabe que la persona más adicta 
en diez días su cuerpo está limpio. Y luego está lo que se llama adicción psicológica, que todas las personas que tratan toxicómanos dicen: “no, esto es el problema, la adicción psicológica”. Pero para mí la adicción no existe. Lo que realmente hay, en términos más estrictos desde el punto de vista descriptivo, son comportamientos compulsivos. O sea, comportamientos que a la persona algo le obliga a hacerlos incluso dándose cuenta de que van en contra de sus propios intereses.Y todo comportamiento compulsivo es lo mismo, en el fondo da igual si es al sexo, a las máquinas de echar monedas, alguna sustancia psicoactiva, el trabajo, una secta… Lo importante es el comportamiento compulsivo, no a la cosa a la que está enganchada la persona. Entonces todo comportamiento compulsivo lo que hace es estar llenando algún vacío interior de la persona, emocional, existencial, depende, algún vacío interior. La adicción lo que hace es llenar el espacio de este vacío interior, y lo que hay que hacer no es cortar con la adicción, sino que lo importante es descubrir qué es el vacío de cada persona, de dónde surgió el vacío. Entonces en cuanto la persona lo pueda llenar, automáticamente dejan el comportamiento compulsivo porque ya no tiene espacio.

La ayahuasca es apropiada en este sentido, porque nos hace viajar hacia el pasado. Sirve para ver lo que está pasando dentro de uno. Es como coger el inconsciente y darle la vuelta para que salga todo lo que está ahí encerrado. También he aprendido a hacer análisis de sueños entre los indios de la amazonía que tienen un complejo sistema de analizar sueños, y con ancianos kurdos también, y por supuesto de acuerdo a nuestra psicología analítica.Yo les ayudo a que construyan su propio sistema de autoconocimiento, les explico muy a menudo cómo funciona nuestro inconsciente, cómo funciona nuestra psique, cómo funciona nuestro sistema nervioso…

Es fantástico porque en unos meses las personas pasan de vivir de forma desordenada a descubrir, de pronto, que su existencia tiene un sentido profundo. Conocen el vacío interior en el que estaban viviendo y han sido capaces de descubrir el origen de sus problemas. Se atreven a mirar a su abismo cara a cara y muchos de ellos consiguen llenarlo porque encuentran su lugar en el mundo. Entonces, el problema de conducta compulsivo desaparece.

A las personas nos cortan la vida las promesas que nos hemos hecho cuando éramos pequeños. Si alguien nos humilla de niños prometemos que nunca más vamos a permitirlo; si sentimos que nos abandona alguien querido prometemos que nunca más nos van a abandonar y, por lo tanto, nunca más queremos a nadie para no volver a sentimos en manos de otra persona. Esas son las cosas que nos cierran a la vida. Por eso es delicado tomar enteógenos. Tampoco puede uno ir rompiendo su sistema cada dos por tres. Yo diría que son substancias mucho menos delicadas de lo que los prohibicionistas nos quieren hacer creer y un poco más delicadas de lo que creen los jóvenes que las toman en discotecas para divertirse. Las drogas son poderosas. Por eso hay que enseñar a usarlas, como hoy hacemos con el alcohol o los fármacos, o nuestros abuelos con la adormidera. ¡Seamos adultos! Debería haber escuelas para aprender a tomar drogas.

Por: Noemí Maza
Fuente: entretantomagazine

2013/11/14

5 URTE

BORRERUAK BADITU MILAKA AURPEGI
5 urte sarean kapitalismoaren aurkako borroka antifaxista zabaltzen
5 años en la red extendiendo la lucha antifascista contra el kapitalismo

87.000 bisita baino gehiago / Mas de 87.000 entradas

La paradoja francesa

"...la derechización del electorado ha variado notablemente en función de los países. En Italia, la derecha de Silvio Berlusconi se ha aproximado a la extrema-derecha de Gianfranco Fini y la izquierda ha hecho lo mismo con el centro italiano. En Reino Unido, los tories se han radicalizado y el nuevo laborismo se ha apropiado de temáticas centristas. En los países de Europa del Sur, como España, Portugal o Grecia, izquierda y derecha se han orientado hacia el conservadurismo."

Eguzki Urteaga, profesor de Sociología en la UPV/EHU
GARA


El panorama político francés es aparentemente paradójico. Por una parte, el candidato socialista François Hollande ha ganado las elecciones presidenciales de 2012 y los partidos de izquierdas gozan de la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados y en el Senado, gobiernan 20 de las 22 regiones galas y la mayoría de los Departamentos y Ayuntamientos del país. Por otra parte, se produce una derechización del electorado, ya que su centro de gravedad se desplaza hacia la derecha, con un deslizamiento de la izquierda hacia el centro, del centro hacia la derecha y de la derecha hacia la extrema-derecha. La comparación de los resultados de las elecciones presidenciales de 1981 y 2012 y los sufragios obtenidos respectivamente por François Mitterrand y François Hollande dan cuenta de ello.
Como lo subrayan Le Bras y Todd en su libro titulado «Le mystère français» (El misterio francés), en 1981, el espectro político estaba compuesto por cuatro familias políticas: la extrema-izquierda (básicamente el Partido Comunista Francés), la izquierda (el Partido Socialista), el centro (representado por la UDF) y la derecha (RPR). En 2012, se observa un desplazamiento hacia la derecha dado que las cuatro familias políticas son respectivamente la izquierda (PS), el centro (Modem y NC), la derecha (UMP) y la extrema-derecha (FN). La extrema-izquierda se ha debilitado notablemente mientras que la extrema-derecha se ha instalado duraderamente en el panorama político galo.

El fenómeno de derechización no es específico a Francia puesto que se produce en la mayoría de los países europeos. Las causas de ese desplazamiento hacia la derecha son parecidas: la implosión de la Unión soviética y el desacredito del comunismo; el enriquecimiento de las personas mayores cuyo peso demográfico aumenta con el alargamiento de la esperanza vital; las políticas sociales implementadas y la instauración del sistema de pensiones; la nueva estratificación educativa que ha fabricado unas sociedades donde se teme la desclasificación social; o la atomización del cuerpo social que reduce la capacidad de acción colectiva. Pero, la derechización del electorado ha variado notablemente en función de los países. En Italia, la derecha de Silvio Berlusconi se ha aproximado a la extrema-derecha de Gianfranco Fini y la izquierda ha hecho lo mismo con el centro italiano. En Reino Unido, los tories se han radicalizado y el nuevo laborismo se ha apropiado de temáticas centristas. En los países de Europa del Sur, como España, Portugal o Grecia, izquierda y derecha se han orientado hacia el conservadurismo.

En el caso francés, los datos indican una tendencia de los partidos a buscar una ampliación de su electorado en su derecha. Así, la deriva de la UMP hacia la extrema-derecha (sobre todo a partir de las elecciones presidenciales de 2007) ha abierto un espacio en el centro que ha sido rápidamente ocupado por el PS, ya reforzado por la recuperación del electorado comunista y trotskista en plena delicuescencia. La irrupción del PS en el centro del panorama político ha creado cierta confusión en el centro-derecha, generando ciertas dudas en el Modem y una pérdida de visibilidad del Nuevo Centro frente a una UMP omnipotente. Mientras que los responsables políticos están descolocados por la derechización de la opinión pública, el electorado ha cambiado a su propio ritmo en un proceso largo y continuo. Como lo indican Le Bras y Todd, estas evoluciones permiten comprender a la vez el posicionamiento de François Hollande, la derechización del discurso de la UMP y el auge electoral de Marine Le Pen. Asimismo, dan cuenta de la amplitud y virulencia de las movilizaciones contra el matrimonio homosexual que se inician en agosto de 2012, a pesar de que la nueva ley consiste en una ampliación de derechos a nuevos colectivos.

2013/11/13

Matones armados en las carreteras vascas

"...casi no hay día en que no se levanten en las carreteras vascas controles «antiterroristas» por parte de agentes armados hasta los dientes que actúan como matones."

GARA

Representantes de Sortu informaron ayer de un caso de acoso y amedrentamiento a un miembro de su Consejo Nacional, que fue interceptado por la Guardia Civil cuando se dirigía a Oñati procedente de Arrasate. Los detalles ofrecidos por Iosu Lizarralde dan cuenta de un operativo diseñado expresamente contra el militante independentista, que fue sometido a un interrogatorio ilegal. El edil oñatiarra explicó asimismo que, a tenor de las declaraciones de los uniformados, había sido objeto de un estrecho seguimiento por su parte.

No es el primer caso en que guardias civiles asaltan a ciudadanos vascos, en algunos casos para interrogarles acerca de su militancia o sobre la situación de allegados presos o exiliados, y en otros casos con el único objetivo de amenazarles y coartarles. Este episodio coincide, además, con el descubrimiento de dispositivos de video y audio en un local de Ernai y la confirmación de que los dirigentes de la izquierda abertzale son espiados, lo que dibuja un marco general de vulneración de derechos que debe ser denunciado. Hace unos días, en el Parlamento de Gasteiz, PNV, PSE y PP rechazaron la aparición de unos carteles en la sede donostiarra de esta última formación, al apreciar un intento de coacción en lo que era una denuncia de la operación policial contra Herrira. Con estos precedentes, es de esperar que estos tres partidos censuren con contundencia esta última agresión contra una fuerza política legal.

Por otra parte, más allá de este acoso específico, casi no hay día en que no se levanten en las carreteras vascas controles «antiterroristas» por parte de agentes armados hasta los dientes que actúan como matones. De hecho, una vez cerrada la actividad armada de ETA, casi podría decirse que la función principal del instituto militar ha pasado a ser emboscarse para dificultar el tránsito de miles de conductores. Incapaz de adaptarse al nuevo escenario, la Guardia Civil va camino de convertirse en una banda de salteadores de caminos.

Archivo del blog