Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2013/11/22

Batucada terrorista

"La guerra contra-insurgente que se libra a día de hoy y se ha librado durante décadas en Euskal Herria ha generado muchos conocimientos para el estado español y es por ello que la exportación de esos esquemas de violencia de estado fraguados en décadas de experiencia en su guerra contra Euskal Herria está en proceso."

Borroka Garaia da

Martínez el facha, quiero decir Mister Ansar, pidió ayer cárcel para quien convoque un referéndum de autodeterminación en Catalunya. Restaurar el delito de “convocatoria ilegal de consultas populares” que se aprobó en tiempos del plan Ibarretxe y que se castigaba con cinco años de prisión. No fue necesario aplicárselo a Mister Spock porque se adelantó el tribunal constitucional español declarando ilegal la consulta que nunca se llegó a celebrar. Lo cual hizo respirar tranquilo a los jeltzales que pisan moqueta. Hace dos años el mismo tribunal constitucional anuló esa ley que tipificaba la convocatoria de consulta. Un quita y pon a medida. ¿Fácil no?. Que no tenga nadie duda que si no hay medidas legales suficientes para impedir una consulta en Catalunya (que las hay), las inventarán.

Y es que hace 35 años todo eso ya quedó bien atado. El ejercito español se encarga mediante las armas de que los pueblos no decidan en libertad (Artículo 8 de la constitución española), solo existe soberanía nacional del pueblo español (Artículo 1), la constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española (Artículo 2). Es normal que los fascistas se tiren de los pelos si Hasier Arraiz dice que la izquierda abertzale hizo bien en apostar en su día por la ruptura con ese engendro, y para el caso de algunos “abertzales” que les haya molestado esa afirmación solo puede haber dos opciones. 1. Que son gilipollas 2. Que no son abertzales. También puede existir una tercera opción que unifique las opciones anteriores. ¿Por qué el PNV es tan canalla de no reconocer que no existe democracia y que el pueblo vasco está oprimido nacionalmente?. Precisamente porque reconocerlo significaría que la izquierda abertzale ha tenido razón. No es solo que la izquierda abertzale analizara correctamente hace 35 años donde nos querían meter sino que la historia ha demostrado que ese era el análisis correcto y tendría que ser reconocido y aplaudido. Dentro de otros 35 años ya veremos donde estamos. Y es que es posible que no andemos tan finos de análisis ya en algunos aspectos.

En cualquier caso, las leyes constitucionales españolas, el código penal o la delirante nueva ley de seguridad 
ciudadana que barajan solo tiene dos objetivos: Los de siempre. Mantener explotada a la clase trabajadora y oprimir nacionalmente. Todo lo demás paja.

Batucadas, violencia y ley de seguridad ciudadana
En relación a la ley de seguridad ciudadana, el otro día un lector del blog comentaba que tiene un amigo en el movimiento 15M que se considera muy “anti-violento” y pacifista. Que opina que si las acciones son pacíficas se le hará imposible al estado machacar al pueblo y poner en marcha esas y otras medidas. Ante eso, se le contestó que mire a Euskal Herria y como el estado ha aplicado y sigue aplicando durísima represión. Sin embargo, cree que eso es por culpa de ETA y que ellos juegan más inteligentemente.
Todo esto en realidad enlaza con lo del principio. Si la mayoría de la izquierda española hubiera sido inteligente no hubiera ocurrido la “transición”. Sino que el franquismo hubiera sido juzgado y la opresión nacional en Euskal Herria resuelta. Ahorrándonos décadas de conflicto. Sin embargo la izquierda abertzale se quedó prácticamente más sola que la una en su oposición a la reforma franquista y de aquellos barros estos lodos. Se les avisó y no hicieron caso, confiaron en el estado español.

Posteriormente también se les avisó que la represión estatal no es a causa de la existencia de ETA sino que es anterior a su propia creación y se produce cuando existe lucha, sea cual sea, y es para atajar procesos de liberación nacional y social manteniendo los privilegios de los poderosos. Que es un resorte del estado cuando sus intereses se ponen en entredicho. Que si no la denunciaban acabaría por afectarles en el momento que empezaran a moverse. No hicieron caso, confiaron en el estado español.

Y muchas de esas gentes que en muchos puntos del estado que llevaban incluso hasta un lazo azul en los 90, anestesiados por las virtudes virtuales del supuesto estado del bienestar y atolondrados por la verborrea sistémica eran convencidos de que el problema del norte residía en que su querida españa fuera destrozada por los terroristas vascos y la kale borroka. Ahora salen indignadas a las calles.

¿Qué ocurre ahora?. Que la crisis del capitalismo tensiona a la clase trabajadora. Eso en muchos casos puede producir ver la realidad con más claridad. Cuando te tocan las cosas directamente es diferente a que te las cuenten. A su vez el ascenso de protestas también se ha producido en el estado español.

Si se echa un vistazo a la ley de seguridad ciudadana las medidas están inspiradas en las ya aplicadas en Euskal Herria como la supuesta responsabilidad de los padres y madres en lo que hagan sus hijos menores de edad, las “zonas de seguridad”, que intentan evitar “escraches”, las multas sistemáticas, y el silenciamiento de la represión.

La guerra contra-insurgente que se libra a día de hoy y se ha librado durante décadas en Euskal Herria ha generado muchos conocimientos para el estado español y es por ello que la exportación de esos esquemas de violencia de estado fraguados en décadas de experiencia en su guerra contra Euskal Herria está en proceso.

No importa que seas el mas “anti-violento” del mundo ni el pacifista que sepa manejar el diábolo con mayor destreza. Ni siquiera te salvará ser la persona que mejor menea la cadera a ritmo de batucada. Las “ostias” te van a caer hasta en el carnet de identidad en el momento que se pongan en entredicho los intereses del estado. Es ley de lucha de clases y confirmada por la historia.

Argala decía que la resistencia civil llevada a sus últimas consecuencias acaba en fuerte violencia del opresor y generalmente en violencia del oprimido. Que no había más que mirar a la historia de la humanidad. Añadía además que si alguno ponía la excepción de la India, solo tenía que pasarse por las bibliotecas para constatar la existencia de grupos guerrilleros paralelos a Gandhi.

La resistencia civil si es llevada hasta el final con determinación por el pueblo termina siempre en violencia del opresor. La creencia de que eso no es así viene dada por la credulidad del oprimido que llega a interiorizar que la opresión es por culpa suya. En gran medida se aplica el principio de lavado de cerebro judeo-cristiano sado-masoquista de culpabilizar al oprimido. La represión sádica no tiene nada o casi nada que ver con como actúe la víctima: es intrínseca a la relación de abuso y opresión. Si hay lucha (sea del tipo que sea), hay represión.

Ante todo esto, la postura mas inteligente es jamás confiar en el estado español ni en sus leyes. Y siempre tener presente que si no acabamos con la opresión, ella acabará con nosotros y nosotras. Por todo ello, personas como ese compañero del 15M verán con el tiempo, si no lo han visto ya, que todo esto se cumple a rajatabla y que en el estado español no es necesario que algunos apoyen a la izquierda abertzale si no quieren, pero deberían estudiar muy de cerca la represión española del último medio siglo en Euskal Herria. 

Aunque solo sea por aquello del “si ves las barbas del vecino cortar…”

Archivo del blog