Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentzia






2013/11/20

SANTI BROUARD Y JOSU MUGURUZA: IN MEMORIAM

"Al hablar del conflicto de Euskal Herria, casi nadie menciona a las víctimas del terrorismo de Estado..."


Rafael Narbona
Ahaztuak 
 
Hoy es el aniversario de los asesinatos de Santi Brouard y Josu Muguruza. Ambos fueron abatidos por pistoleros al servicio del Estado español. No se trató de actos de incontrolados, sino de operaciones diseñadas para desmoralizar a la izquierda abertzale y cerrar las vías de diálogo y negociación en el conflicto de Euskal Herria.

Santi perdió la vida en 1984, cuando dos mercenarios penetraron en su consulta y le dispararon a cara descubierta. Pediatra de notable prestigio y uno de los fundadores de las primeras ikastolas, su consulta siempre permaneció abierta a los niños con necesidad de atención médica, con independencia de los recursos económicos de su familia. Su compromiso con la autodeterminación de Euskal Herria se remonta a los años del cinturón de hierro de Bilbao, cuando intentó alistarse como gudari en 1937, pese a no tener la edad legal. Muy apreciado en Lekeitio, su localidad natal, la represión franquista agudiza su conciencia política. Su pesar por el genocidio cultural cometido contra el pueblo vasco se transformó en activismo político, tras la muerte de Txabi Etxebarrieta, asesinado a sangre fría por la Guardia Civil. 

Socialista, internacionalista, teniente de alcalde por Bilbao y senador, participó en la protesta contra Juan Carlos I en la Casa de Juntas de Gernika. Cuando el rey impuesto por el franquismo comenzó su discurso, se levantó puño en alto y cantó el Eusko Gudariak con otros cargos electos de Herri Batasuna y LAIA, lo cual le costó un proceso por injurias al Jefe del Estado y desórdenes públicos. A pesar de la firmeza de sus convicciones, Santi no era un hombre inflexible, sino un interlocutor abierto al diálogo, que buscaba una resolución pacífica e incruenta. Los GAL lo escogieron como blanco por su calidad política y humana. 

Puede decirse lo mismo de Josu Muguruza, asesinado en 1989. Periodista, profesor de euskara y diputado de Herri Batasuna, su perfil público era discreto, pero su influencia política era notable en el independentismo vasco. Al igual que Brouard, se mostraba partidario de la negociación y el diálogo. El GAL reivindicó el atentado, pero los autores fueron el policía Ángel Duce y el ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas. 

Al hablar del conflicto de Euskal Herria, casi nadie menciona a las víctimas del terrorismo de Estado, pero Santi Brouard –generoso, valiente y altruista- dejó una huella indeleble y su ausencia sólo contribuyó a agravar la espiral de la violencia. Muguruza nunca buscó el protagonismo, pero se le recuerda por su seriedad, rigor y honestidad. Podríamos decir que Muguruza, nacido en 1959, representaba a la juventud vasca y Santi a la generación que vivió la guerra y el exilio. Ambos permanecen en la memoria del pueblo vasco como ejemplos de compromiso revolucionario y nunca serán olvidados.

Archivo del blog