Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/07/03

Ecos revolucionarios del Tercer Mundo. Breve biografia de Fela Anikulapo Kuti

"Kuti es una figura central para conocer los movimientos político-culturales del Tercer Mundo en tiempos de la Guerra Fría."

http://www.fronteramusical.com.

Hubo una época en que Tercer Mundo no era sinónimo de pobreza, sino promesa de independencia y revolución. Tiempos en que la música africana no había sido domesticada por el etno pop del sello Putumayo, ni era una excusa para que almas bienintencionadas lavaran sus culpas con festivales de caridad a lo Amnesty o Live Earth. Corrían los turbulentos años ’60 y ’70, y en el continente africano nació un sonido único que tuvo un padrino indiscutible, el nigeriano Fela Anikulapo Kuti; y un ritmo original: el afrobeat.

Fela Kuti desarrolló esta bomba sonora tomando como base los ritmos yorubas del África occidental, y les sumó el groove del funk de James Brown sobre estructuras armónicas y compositivas que lo emparentan al Miles Davis contemporáneo (el de Bitches Brew, Miles On The Corner). Pero más allá de los ingredientes que uno pueda diferenciar, el gran legado del Kuti es una música nunca complaciente, compleja, que al mismo tiempo hace mover cabezas como requiere de la atención y comprensión de quien la escucha.

Fela Anikulapo KutiDe haber nacido en Nueva York, y no en Abeokuta, la figura de este titán de la música hoy excedería por lejos el circuito de eruditos y especialistas en “música étnica”. Multi instrumentista (interpretaba vientos, teclados, guitarras y percusiones, entre los más de diez instrumentos que podría ejecutar en escena) y cantante, su carrera se mantuvo siempre por fuera de convencionalismos comerciales, al tiempo que le ponía su voz militante a la causa Panafricanista.

Heredero de ideales feministas por parte de madre, y de formación musical por línea paterna, Kuti es una figura central para conocer los movimientos político-culturales del Tercer Mundo en tiempos de la Guerra Fría.

Pero Fela no solo le cantaba al activismo. Fundó su propio partido político (llamado “Movimiento del Pueblo”), se postuló dos veces para presidente (en 1979 y 1983, pero fue proscripto) se opuso a las sangrientas dictaduras nigerianas y por ello tuvo que declarar ante la justicia más de 300 veces, con cuatro encarcelaciones en su haber. Su sello discográfico cooperativo fue atacado en 1977 por más de mil soldados, causándole a Fela graves heridas, y la muerte de su abuela, arrojada por la ventana.

Suficientes motivos para que el afrobeat haya sido por antonomasia la música politizada de aquellos tiempos, por aquellas tierras. Quien se acerque por primera vez a la extensísima obra de Kuti, se verá inmerso en hipnóticos grooves, variaciones rítmicas que se repiten siempre con sutiles variaciones, temas que promedian los quince minutos, y donde las letras aparecen casi siempre promediando la composición, en la tradicional forma de pregunta-respuesta, con Kuti liderando y el coro femenino respondiendo.

Grabó más de 77 discos, y nunca repetía un tema. A pesar de haberse formado en Londres, y haber llegado al reconocimiento en Estados Unidos, nunca abandonó su país. Murió el 2 de agosto de 1997, en Lagos, por una deficiencia cardiaca causada por el virus HIV . Su música marcó el estilo de toda una generación en su continente, y el funk africano lo tiene como principal figura de todos los tiempos. La difícil tarea de continuar una herencia musical tan compleja ha sido sumida por su hijo Femi Kuti, así como por la Antibalas Afrobeat Orchestra, de Nueva York.

Su legado permanecerá siempre actual y vigente, cada vez que haya una causa por defender, una injusticia que denunciar. Y para recordar que la música africana es algo mucho más complejo y profundo que los ejemplares decorativos que se encuentran en las secciones de “World Music” de las disquerías.

29/7/2008

Archivo del blog