Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/09/20

Tolerancia cero ante la dispersión

"Quienes viajamos hasta Puerto, Algeciras o Clairvaux tenemos unas 12 horas de viaje de ida, y otras 12 horas de vuelta. Llevamos más de 25 años recorriendo todas las carreteras del estado y esta política criminal llamada dispersión se ha cobrado 16 víctimas. 16 familiares que han muerto y centenares de heridos como consecuencia de una política de venganza; cruel y vulneradora de los derechos humanos más elementales.. La media de accidentes en el 2014 es escalofriante: 9 accidentes en 9 meses."
Etxerat

La ruleta rusa de la dispersión ha provocado un nuevo accidente de tráfico este fin de semana; muy grave en esta ocasión, en el que tres familiares de presos políticos han resultado heridos e incluso una persona que viajaba en otro vehículo implicado en el hecho ha fallecido.

Horrela geratu zen Jone Artola eta bere lagunen berebila
Los familiares implicados son los de Ugaitz Perez, preso en la prisión de Castellón II a 590 km de Euskal Herria. Y son caras conocidas, como la de Jone Artola quien tuvo durante 27 años a su hermano en prisión. Se han pasado la vida viajando y jugándose la vida en las carreteras a cuenta de esta medida excepcional.

Estos accidentes no son una casualidad; son una causalidad. Y queremos aclarar términos: nuestra decisión es visitar a nuestros familiares estén donde estén. Porque les queremos y porque es nuestro derecho y el suyo. La decisión por tanto es nuestra, la responsabilidad no. La responsabilidad de tener que recorrer cientos de kilómetros todas las semanas para ejercer este derecho y la responsabilidad de las condiciones en las que tenemos que hacerlo no son nuestras.

Viajamos sin garantías en tensión y bajo presión. Y queremos dejar claro que no viajamos ni por ocio ni por capricho ni por trabajo. Viajamos por obligación.

Las condiciones en las que nos vemos obligados a viajar son las propicias para que estos accidentes ocurran, para que nos juguemos la vida en el largo trasiego hasta las cárceles  más lejanas. Quienes viajamos hasta Puerto, Algeciras o Clairvaux tenemos unas 12 horas de viaje de ida, y otras 12 horas de vuelta. Llevamos más de 25 años recorriendo todas las carreteras del estado y esta política criminal llamada dispersión se ha cobrado 16 víctimas. 16 familiares que han muerto y centenares de heridos como consecuencia de una política de venganza; cruel y vulneradora de los derechos humanos más elementales.. La media de accidentes en el 2014 es escalofriante: 9 accidentes en 9 meses.

Los derechos humanos no se compran; ni se venden. No pueden entrar en negociaciones peregrinas. No pueden estar sujetos a contrapartidas ni a requisitos. Por ello exigimos que no se nos condene, y que se traiga a nuestros familiares a casa de una vez por todas!!

Ya basta! Defiendan los derechos humanos. Para todas las personas.

Tolerancia cero ante la dispersión.
Etxean nahi ditugu

Archivo del blog