Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/10/09

MUERE FÉLIX PADIN “Amigo anarquista inmortal, que el fuego te sea leve” BIOGRAFÍA

"Fue, es y será un icono del anarquismo vasco, referente. De la CNT. Era tan íntegro que incluso criticó a las siglas por la que batalló. Fue un luchador hasta el último día."

Iban Gorriti
Mugalari.info

Murio Félix Padín uno de los mayores símbolos del anarquismo, de la CNT, del antifranquismo, del antifascismo

“Iban, tengo que ir preparando la despedida”, me decía meses atrás. Félix Padín Gallo ha muerto esta mañana.  Hoy: 78º aniversario de la Constitución del Gobierno de Euskadi de 1936 en el que el PNV vetó a la CNT y su presencia en el Ejecutivo vasco. El colega de profesión Aitor Azurki, al que le estoy agradecido, me ha dado la triste noticia. Ha muerto a las 08.45 horas en el mismo hospital de Miranda de Ebro en el que recibió a la jueza Servinni. Sí, le recibió. Dato que niegan algunos medios fascistas que no sé qué hacen escribiendo sobre él: el libertario.

Desde los últimos meses, algún año también, era escasos kilos de huesos, poca piel, pero portador de su axioma filosófico, sindical, intacto. Nació hace 98 años en Las Cortes de Bilbao. Ha muerto en Miranda de Ebro donde vivió la mayoría de su vida. Su vida es de libro.

Fue, es y será un icono del anarquismo vasco, referente. De la CNT. Era tan íntegro que incluso criticó a las siglas por la que batalló. Fue un luchador hasta el último día. He llamado en cuanto he sabido la noticia a su hija Loli, quien se ha dejado la existencia por atender a Padín. En los últimos años he tenido mucha complicidad con ella y con Félix. Ha sido uno de los milicianos que he conocido que más me han marcado. No hallo palabras más bonitas que esas.

Seré sincero una vez más: me da pereza hablar sobre su vida, volver a buscar su periplo vital. Todo, porque yo ya sé quién fue, lo que hizo, lo que nos dio, lo que me dio, lo que me aportó, lo que me regaló, lo que trasmitió… Es egoísmo puro y duro, porque la memoria es compartir, pero en este momento tan solo me apetece soltar palabras urgentes para que los lectores de Mugalari.info tengan la noticia de su fallecimiento.

Félix Padin y José Moreno Bilbao Izarren argia IBAN
Con el gudari de STV José Moreno
Seguro que sé escribir mejor, seguro que citas, metáforas, símiles… adornarían la semblanza. ¿Qué más da? Me decía el gudari José Moreno -al que he telefoneado para avisarle del inesperado adiós de su amigo Padín-, minutos atrás por teléfono que Félix “era cabal, buena persona. Un hombre muy defensor de sus ideas de la CNT”, improvisaba emocionado. “Ya no quedamos nadie, yo, Manuel (por el gudari Sagastibeltza)… Ahora nos toca a nosotros”, se dejaba llevar por el lamento el gudari de Portugalete. Ya le he dicho: “Moreno, como Padín, eres inmortal”.

|VALEU A PENA | “Valió la pena”, decía el fado. Valeu a pena conocer y compartir horas con Félix Padín. Con su hija Loli, que no lo era, pero que le quiere y ha querido tanto como una madre recién nace su hijo.

Mañana sus compañeros de sindicato le van a hacer un homenaje civil y será incinerado a las 13.30 horas. Él ya repitió que no quería misa funeral alguna. La religión, como ateo que era, no le quitó tiempo a su vida. Meses atrás escribí en un periódico vasco que, casualidad, no permite citar a Mugalari.info un reportaje sobre la vida de Félix Padín. Ya despedido, vuelvo a desearte salud, a pegar mi cabeza a la tuya como la última vez que nos vimos en el hospital cuando te visitó Servini -que sí lo hizo-. Que el fuego te sea leve, Félix, uno de los eternos hombres que nunca mueren. No en mí.

BIOGRAFÍA Padín, el icono anarquista, libre e imprescindible                                                   Texto escrito hace unos meses.

Felix Padin retrato en su casa IBAN - copiaNació. Lo parió su madre en Bilbao La Vieja. 1916. Le llamaron Félix. Dio sus primeras carreras en la calle Las Cortes. 20 años y 9 días después estalló una guerra civil. Su padre era ferroviario de El Ferrol, excombatiente de la Guerra de Cuba, a quien los estadounidenses le hundieron su barco. Murió antes de saber quién iba a ser para la historia un vecino suyo, el sanguinario Franco. “¡Mejor no conocerlo!”, exclama con sorna Padín, bilbaino que también se siente libre en Miranda de Ebro, donde mora. “En Bilbao, pasaban los del PNV en camiones y nos gritaban maquetos, riéndose. ¡Eso no me ha gustado nunca!”, lamenta.

De crío ya era engranaje de la revolución. Se afilió, como sus hermanos, a la CNT y a las Juventudes Libertarias “en cuanto cayó Primo de Rivera”. Con 13 primaveras. “Hasta que nos medio militarizaron, fuimos los primeros en dar la cara, pero no solo en el País Vasco, sino también en el resto del país. La CNT frenó el denominado levantamiento. No éramos escritores a sueldo ni reaccionarios. No éramos partidistas ni hacíamos la guerra por dinero. Nuestro lema era la revolución social. Nuestra lucha era contra la opresión, el Estado y toda clase de farsantes y militares. Éramos antimilitaristas y lo seguimos siendo”, matiza este ácrata que hila más ideales: “En los ratos de ocio en el frente, procurábamos leer un libro y sacar el mayor provecho posible de ello. Nos preparábamos para cuando teníamos que entrar en combate. Procurábamos estar a la altura de las circunstancias. Sabíamos emplear la fuerza cuando éramos atacados”.

El anarquista señala a un miliciano que era él en un grupo de soldados tiempo antes de que se formaran los batallones. | PHOTO |Iban Gorriti

|SANGUIJUELAS| Por ello, cuando el 18 de julio de 1936 los militares españoles antidemócratas dieron el golpe de Estado “salimos al combate contra todo lo que olía a clero, militares, terratenientes y demás sanguijuelas que nos chupaban la sangre”, apunta a sus firmes 97 años.

El 16 de julio de aquel lamentable año ya presuponían lo acontecible. Por ello, su casa ya era una bomba habitada. “Asaltamos armerías, polvorines, quitamos fusiles a guardas de minas y los archivábamos. El alerón de casa servía para esconderlos”, repasa quien ya estuvo preso en el revoltoso año 1934.

Formó parte de un grupo de acción con los históricos Porfirio Ruiz, Alberto Lucarini y Severiano Montes. Fue vocal del Sindicato de Construcción cenetista y encargado de prensa de Juventudes Libertarias. En la línea del frente, fue nombrado sargento y teniente de los batallones anarquistas Isaac Puente y Durruti. Llegó a conocer a este último ideólogo libertario. Fue hecho prisionero en Ubide tres días antes de que los fascistas robaran Bilbao. Sobrevivió a seis años preso con tres entradas al campo de concentración de Miranda de Ebro, pueblo en el que reside. Contrajo tifus, sarna y piojos.

Esclavo de Franco, le mandaron a batallones disciplinarios. “Eran lo peor. En batallones de trabajadores te daban de comer”, diferencia. Fue tiranizado en Guadalajara, Elizondo o Peñaranda de Bracamonte. Libre en junio de 1939, lo volvieron a detener y a enviar al almacén de humanos de Miranda de Ebro y a otro batallón disciplinario. De nuevo lo encarcelaron por participar en una huelga en Bilbao. En 1954, partió a vivir a Miranda de Ebro. El celebrado 20 de noviembre 1975, Padín reactivó su militancia en la CNT hasta hoy, día en el que, imprescindible de Brecht, sigue luchando contra el franquismo inconcluso.

Archivo del blog