Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/12/06

Por favor, no reenvies el WhatsApp

"La estrategia de Maroto trata de ocultar el tema de la corrupción política, aun a costa de un mensaje inventado que carezca de ningún tipo de base. Deslegitima y estigmatiza a los extranjeros, a los receptores de ayudas y a todos aquellos sectores de la sociedad que no tienen la oportunidad de defenderse frente a los micrófonos."

Maitane Nerekan Umaran Getxoko ezker abertzaleko zinegotzia
EH Bildu

Una amiga, con la que había quedado para correr, me estuvo hablando sobre el último WhatsApp que había recibido. El mensaje hablaba sobre los extranjeros que habían venido de fuera de España, de la gran cantidad de dinero que reciben y de los millones que roban con los que pueden comprarse un chalé en La Galea. Analizaba con datos «científicos» la corrupción de los receptores de las ayudas, que no constan en la memoria del Ayuntamiento, pero que son datos empíricos en boca de mucha gente.

Por casualidad o por causalidad, a la semana siguiente, la portavoz del PP pidió los datos de los receptores de ayudas sociales junto con un desinteresado «si no te importa me los desglosas por nacionalidades». Por el contexto, nos imaginamos que esta vez no se refería a la identidad catalana, vasca o española; al igual que el resto de concejales de los distintos grupos y los técnicos allí presentes imaginamos que quería saber si eran «moros», «matxupitxus» o «negritos».

Posteriormente en el Pleno de noviembre, por casualidad o por causalidad, presentaron una moción que trataba sobre la gravedad del fraude que hay en los empadronamientos. Presentaron este problema del fraude en los padrones como la principal puerta de entrada de los ladrones de las ayudas. Por si acaso, al terminar de leer la moción, nos llamaron racistas y corruptos al resto de los presentes en la sala, cuando aún no les habíamos contestado ni criticado.


Os resultará extraño, pero al oír en el Pleno el discurso del PP, más que rabia sentí vergüenza ajena. ¡Es tan evidente la estrategia que inició el señor Maroto delante de los micrófonos y que el resto repite incesantemente! Una estrategia que podemos repetirla explicándola paso a paso: Trata de ocultar el tema de la corrupción política, aun a costa de un mensaje inventado que carezca de ningún tipo de base. Deslegitima y estigmatiza a los extranjeros, a los receptores de ayudas y a todos aquellos sectores de la sociedad que no tienen la oportunidad de defenderse frente a los micrófonos. Critica el sistema sin mencionar que sois unos de los principales creadores y gestores del mismo, y por tanto unos de los principales culpables. Difunde el mensaje a los cuatro vientos, sobre todo entre las personas que más están padeciendo la crisis y por tanto en peor situación personal. Utiliza para ello las redes sociales, las portadas de los periódicos y todos los medios de comunicación masivos. Ni a nivel personal ni político voy a invertir ni un solo minuto en alimentar dicha estrategia que tanto me repugna.

El PP de Getxo hasta ahora no se había preocupado del fraude de los padrones, aunque son habituales las denuncias sobre la cantidad de personas empadronadas con casa en Neguri que no se les ve en el pueblo en todo el año y que aparecen el fin de semana de las elecciones. No se han preocupado del cambio de padrón de Iberdrola y de otros acumuladores de fortunas a otros municipios con mayores facilidades fiscales. Aún se han preocupado menos los 9 concejales del PP de Getxo cuando han visto como se empadronaban sus compañeros de partido y cónyuges en Suiza y Andorra. Al parecer les preocupa muchísimo el fraude de los que reciben 600 euros de ayuda, cuando no les ha preocupado los 600 millones de euros defraudados por sus compañeros de partido. Es más, les preocupa la moralidad de los de «abajo», se asustan de lo fácil que les resulta defraudar el dinero público, cuando día tras día leemos en los periódicos que los de «arriba» son el ejemplo de esa moral.

Una vez más quieren controlar al Pueblo mediante la mentira y el miedo, deslegitimando para salvaguardar su imagen a los extranjeros, a los jóvenes, a los receptores de la RGI y a los que se encuentran a la sombra del sistema.

No voy a ser yo quien diga que no hay gente que recibe ayudas económicas y que hace trampas; no voy a ser yo tampoco quien diga que contamos con el mejor sistema (ni el sistema de ayudas ni el mismo sistema capitalista). Pero tengo bien claro que nuestra lucha no es contra aquellos que intentan buscar un atajo para sobrevivir en este sistema; sino contra aquellos que diseñan el sistema a la medida de su fraude. Es por eso, querida Getxotarra, que he decidido escribir este artículo; por favor no sigas reenviando el WhatsApp (al menos si no quieres que tus impuestos sigan volando a Suiza y Andorra).

Archivo del blog