Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2015/09/25

ALBANIA. Laboratorio de la subversión (ALDARULL edicions)

Ivo Andric Kultur Elkartea

Albania junto con Grecia es el único país de los Balcanes étnicamente no eslavo aunque esto no sea totalmente cierto habida cuenta del variado mosaico de identidades existente en los diversos territorios del que se compone la peninsula. Así por ejemplo en Rumania podemos encontrar comunidades húngaras, una evidente influencia y presencia de los rom en practicamente todos los paises o incluso de la existencia de albaneses eslavos. 

Los albaneses se consideran mayoritariamente descendientes de los irilios pero no es hasta el siglo XV en donde los historiadores establecen el nacimiento de la nación albanesa, tal y como se conoce hoy en día, con la primera expulsión del invasor otomano. Desde entonces este territorio que tambien ha conocido epocas de prosperidad ha estado en permanente convulsión bien por ocupaciones extranjeras o bien por la propia composición nacional del país gobernado por los códigos (kanun) que establecían los clanes encargados de controlar y administrar determinadas zonas y en donde eran comunes los brotes de violencia en forma de venganzas familiares conocidas como “gjakmarrja”.

Si tras la II Guerra Mundial este pueblo destaco por la particular forma de aplicar las doctrinas socialistas, actualmente se encuentran sumergidos en conflictivos procesos de expansión territorial (Kosovo, norte de Macedonia…) con la utópica Gran Albania retroalimentada por un ultranacionalismo tolerado por Occidente y por supuesto sin olvidar el peso predominante que tiene el crimen organizado en la sociedad albanesa. Este pueblo quizás sea el mas claro exponente de la triste esencia de violencia que habita en los Balcanes pero tampoco se puede deslindar su feroz identidad con el hecho de haber sido un pueblo muy castigado por la miseria, la pobreza y la explotación.

Este texto anónimo de 98 paginas reeditado y ampliado en el 2009 por la editorial barcelonesa Aldarull trata de acercar al lector hasta los sucesos que sacudieron Albania en los primeros meses de 1997 y que desembocaron en una insurrección popular. A la venta por 5€ y siguiendo con la edición de libros de temática antiautoritaria la editorial pretende acercar al lector la realidad de una revuelta contra el poder estatal tal y como se señala en el reverso del libro.

“La insurrección albanesa es una muestra más para aquell@s que reniegan de la posibilidad de un cambio revolucionario y se resignan a permanecer en los estrechos márgenes que nos otorgan las sociedades democráticas, es por encima de todo, un ejemplo real, más allá de eternos debates ideológicos y de tertulias intelectuales.”

Con la caída de los regimenes que con la URSS a la cabeza, los mass media han venido denominando de “socialismo real”, las poblaciones de estos territorios terminaron por conocer el verdadero rostro del capitalismo. La privatización de bienes públicos junto con la depauperizacion en sus niveles de vida cuando no la guerra como en el caso de la ex –Yugoslavia o la mas actual de Ucrania, terminaron erosionando de manera cruel la mayoría de veces, unas sociedades que habían alcanzado importantes niveles de bienestar social bajo las políticas implantadas por los partidos comunistas que habían dirigido la victoria sobre el nazismo. Este cambio económico a su vez provoco que en un clima generalizado de corrupción emergiera la nueva elite oligárquica beneficiaria y responsable de la situación actual.

A comienzos de la década de los noventa Albania ya había abandonado definitivamente la senda del socialismo que encabezado por Elbert Hoxa venia trazando desde la II Guerra Mundial comenzando así una transición a la economía de mercado bajo la tutela de Occidente. A su vez comenzaron importantes flujos migratorios de trabajadores hacia países de la UE y los EEUU que el nuevo régimen democrático había sido incapaz de evitar, no así el surgimiento de una nueva burguesía que amasaba grandes fortunas ante la incredulidad de la población.

En 1996 Albania contaba aproximadamente con una población de unos tres millones de habitantes de los cuales casi dos tercios habían confiado sus escasas propiedades, incluyendo muchas la hipoteca de sus viviendas, a una serie de reclamos financieros de tipo piramidal que prometían dinero rápido. Estos créditos, a los que el FMI no había dado credibilidad, habían contado con el estimulo de un gobierno conservador dirigido por el antiguo miembro del partido comunista albanes (Partido Albanes del Trabajo PPSH) Sali Berisha, que venia gobernando desde 1992 en una creciente atmosfera de crisis política y social auspiciada por un sistema económico confuso donde el contrabando hacia Yugoslavia reportaba grandes beneficios pese al “bloqueo” de la ONU.

En el primer trimestre de 1997 y tras unas elecciones caóticas en los que Berisha había salido reelegido, los esquemas financieros se derrumbaron sumergiendo en la miseria a mas de un tercio de la población lo que provocaría un levantamiento generalizado de la población que tras asaltar armerías y cuarteles se hizo con cientos de miles de armas. El Estado se fue desintegrando en buena parte del país y junto con el surgimiento de milicias populares de salvación, algunas organizadas por comunistas, también aparecerían bandas criminales. Cerca de 2000 personas murieron en el conflicto armado, muchas de ellas victimas de vendettas y de las bandas criminales que surgieron.

Posteriormente tras el reestablecimiento del orden “democrático” gracias a la intervención militar de la ONU, la crisis económica prosiguió su rumbo subiendo la inflación y abocando al desempleo al 25% de la población. La mayoría de las armas (3 millones según algunas fuentes) de aquella insurrección terminarían en el conflicto de Kosovo en manos de la guerrilla proalbanesa UCK.

Puedes encontrar el libro en:



Editorial Aldarull: http://www.aldarull.org/

Archivo del blog