Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentzia






2015/10/08

2O ANIVERSARIO: LA MASACRE DE SREBRENICA

"...mostrar a los serbios como los causantes y los mayores responsables, cuando no los únicos, de los crímenes de la guerra fue la gran mentira de lo que sucedió en Yugoslavia, mentira que hoy perdura en la mente occidental adoctrinada por los medios de comunicación corporativos."
 
Mikel Itulain, investigador 
http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/

Si les digo que en julio del año 1995 se cometió en Bosnia el mayor genocidio en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, como así lo decían y dicen los medios de comunicación y la Wikipedia, cometido por los serbios contra los bosnios, seguramente lo tendrán presente, se acordarán. "Aquellos carniceros (los serbios) provocaron esa matanza masiva", afirmarán muchos.


Ahora bien, si ahora ya les digo en serio, con información objetiva, con información real, que los medios de comunicación no hicieron precisamente un trabajo objetivo, es más, que lo hicieron deliberadamente subjetivo y parcial, como así lo hace también la Wikipedia de forma habitual, entonces puede que los deje un poco desconcertados.


Bien, en este artículo y otros que le seguirán, pues el tema va a constar en principio de cuatro partes siguiendo la exposición de un experto, de Edward S Herman, en relación a la conveniencia política, a las falsedades contadas antes y después de esta masacre, a la enorme problemática que encierran las afirmaciones y las cifras oficiales, y a las anomalías que persisten en relación a este suceso, la masacre de Srebrenica, junto con sus conclusiones, en este artículo y en otros que surjan, como les decía, debatiremos y seguiremos debatiendo el tema, porque el asunto es de enjundia y no es un suceso más, y no lo es porque sea más trágico que otros, porque otros lo son más, sino porque detrás de tal hecho hay una base justificativa para seguir fomentando guerras de agresión bajo la excusa de la responsabilidad de proteger, bajo las falsas coartadas humanitarias.  
Vamos pues a hablar aquí sobre lo que realmente ocurrió allí, y no solo sobre eso, sino sobre los motivos y las consecuencias que tuvo el ocultar los sucesos reales que ocurrieron en esta zona de la antigua Yugoslavia próxima a Serbia.

 
Para realizar tal exposición, como he comentado, voy a apoyarme en uno de los expertos que mejor y de una forma más amplia y objetiva ha abordado este suceso (en realidad sucesos). Antes de comenzar con su trabajo, en el que incluiré observaciones o explicaciones, debo decir que en Srebrenica no hubo una sola masacre, en realidad hubo varias masacres, perpetradas en los tres años anteriores al año 1995, y estas fueron llevadas a cabo por organizaciones de fanáticos musulmanes, muchos de ellos muyahidines que estuvieron en la guerra en Afganistán, contra la comunidad de bosnios serbios en la zona de Srebrenica. El número de muertos de las masacres previas supera claramente a los de la ocurrida en julio de 1995, en las primeras la cantidad ronda los 2.500 y en la última estaría de 500 a 1.000,(2) además de haber una diferencia fundamental, en las masacres contra los serbios de Bosnia se mataron niños, mujeres y ancianos, en actos atroces, junto con hombres adultos, en cambio, en la de 1995 solo murieron milicianos, algunos bosnios otros no, que habían participado, al menos buena parte de ellos, de un modo u otro, en las masacres previas. Esta última matanza fue de hecho una represalia, una venganza contra las anteriores.


También quisiera puntualizar y aclarar que en Bosnia, antes de la guerra empujada desde el exterior por el poder económico de Alemania y de Estados Unidos, había una gran mezcla de culturas, como en casi toda Yugoslavia, pero aquí era todavía más acentuada. Un 44% eran de cultura musulmana, no fanáticos musulmanes sino como los cristianos al tipo europeo; un 32 % eran serbios de Bosnia, tan bosnios como cualquier otro habitante de allí, tal es así que poseían la mayor parte de las tierras, al habitar en mayor medida en zonas rurales; un 17% eran bosnios croatas (3) -durante la guerra también hubo importantes enfrentamientos entre estos y los musulmanes bosnios, algo ocultado por los medios de comunicación, obsesionados en culpar  a los serbios de todo-, y además había otras culturas, y aquellos que no eran propiamente ni lo uno ni lo otro, eran una fusión de todas ellas, eran yugoslavos, como en el fondo eran y siguen siéndolo hoy.

 
La guerra, como les he comentado, no fue debida a la "violencia sectaria", a la "intolerancia", a la "imposición serbia" y a otras extrañas causas exageradas por las fraseología boba empleada por los "periodistas" de los medios de comunicación, la guerra en realidad fue provocada  para debilitar un potente estado con un nivel alto de vida que se veía como un competidor y rival desde Bonn y Washington. Para comprender esto que digo les dejo este enlace de un artículo previamente escrito sobre este motivo: El origen de la guerra en Yugoslavia.



Notas:

(1) Carl Savich. The largest act of ethnic cleansing since the Holocaust. Serbianna. 4.8.2005. (2) Edward S. Herman. The Srebrenica Massacre was a gigantic political fraud. Global Research, 1.2.13.

(3) Mikel Itulain. Justificando la guerra. 2012.

Bueno, es hora de que nos introduzcamos en el informe extenso y bien explicado de Edward Herman. Al final del texto continúo con la exposición.



LA POLÍTICA DE LA MASACRE DE SREBRENICA 
"Srebrenica" se ha convertido en el símbolo del mal, y específicamente en el mal serbio. Es comúnmente descrita como "un horror sin parangón en la historia de Europa desde la Segunda Guerra Mundial" en la cual hubo una ejecución a sangre fría "de al menos 8.000 musulmanes hombres y niños". (1) Los sucesos en cuestión tuvieron lugar en o cerca de la ciudad bosnia de Srebrenica entre el 10 y el 19 de julio de 1995, cuando el Ejército Serbobosnio (BSA) ocupó aquella ciudad y luchó contra ella y mató muchos musulmanes bosnios, muriendo cantidades desconocidas en la lucha y por ejecuciones. No hay duda de que hubo ejecuciones y que muchos musulmanes bosnios murieron durante la evacuación de Srebrenica y posteriormente.Pero a pesar de que rara vez es discutido, hay un problema mayor sobre cuántos fueron ejecutados, pues muchos cuerpos encontrados en tumbas de la zona fueron víctimas de combate y muchos bosniomusulmanes  huyeron de Srebrenica y llegaron a territorio musulmán seguro. Algunos cuerpos son además de los muchos serbios asesinados en las incursiones de los musulmanes bosnios fuera de Srebrenica en los años anteriores a julio de 1995.La masacre de Srebrenica ha jugado un papel especial en la política del tratamiento occidental hacia la reestructuración de la antigua Yugoslavia y en el intervencionismo occidental en términos más generales, y está recibiendo atención renovada y una conmemoración en su décimo aniversario en julio de 2005. Es regularmente citada como una prueba de la maldad serbia y de su intención genocida y ayudó a justificar el enfoque en castigar a los serbios y a Milosevic en la guerra de 1999 de la OTAN contra Serbia.  Además, aportó un importante apoyo moral para las siguientes guerras de Occidente de venganza, proyección de poder y "liberación", habiendo mostrado que existe el mal al que Occidente puede y debe tratar con contundencia.Sin embargo,hay tres asuntos que deberían haber suscitado serias dudas sobre la masacre, entonces y después, pero no ha sido así. Uno es que la matanza fue muy pero que muy conveniente para las necesidades políticas de la Administración Clinton, los musulmanes bosnios y los croatas (ver sección 1 abajo). Una segunda fue que había habido (y habría después de Srebrenica) una serie de atrocidades inculpadas a los serbios, que fueron expuestas de forma regular en momentos estratégicos cuando estaban a la vista intervenciones de Estados Unidos y la OTAN utilizando la fuerza, pero necesitaban el apoyo sólido de las relaciones públicas, pero las cuales [las supuestas atrocidades] se mostraron más tarde como falsas (sección 2). Una tercera es que la evidencia ciertamente para una masacre en la cual 8.000 hombres y niños fueron ejecutados, ha sido siempre problemática, por no decir otra cosa (secciones 3 y 4).
1- Conveniencia política.
Los sucesos de Srebrenica y las afirmaciones de una gran masacre fueron extremadamente útiles para la Administración Clinton, los líderes de los musulmanes bosnios y las autoridades croatas. Clintón estaba bajo presión política en 1995 tanto por los medios de comunicación como por Bob Dole [político conservador] para tomar medidas más contundentes a favor los bosnio musulmanes, (2) y su administración estaba deseosa por encontrar una justificación a políticas más agresivas. Funcionarios de Clinton se apresuraron al escenario de Srebrenica para confirmar y publicitar las acusaciones de una masacre, tal y como William Walker hizo más tarde en Racack  [en la región de Kosovo en Serbia] en enero de 1999. El informe inmediato de Walker a Madeleine Albright provocó que esta expresase con regocijo: "la primavera ha llegado pronto este año". (3) Srebrenica permitió al "otoño llegar pronto" para la Administración Clinton en el verano de 1995.Los líderes de los bosnios musulmanes habían estado luchando durante años para persuadir a los poderes de la OTAN para intervenir de forma más agresiva en su beneficio, y hay gran evidencia de que fueron preparados no solo para mentir, sino para sacrificar sus propios ciudadanos y soldados para servir al objetivo de provocar la intervención (asuntos discutidos en la sección 2). Funcionarios bosnio musulmanes han afirmado que su líder, Alija Izetbegovic, les dijo que Clinton le había aconsejado que la intervención de EE.UU. solo ocurriría si los serbios matasen al menos a 5.000 en Srebrenica. (5) El abandono de Srebrenica por una fuerza militar mucho mayor  que la de los atacantes, y una retirada que hizo a esa fuerza mayor vulnerable y le provocó sufrir fuertes bajas en el combate y en ejecuciones por venganza, ayudó a lograr los números que cumplían con el criterio de Clinton, por las buenas o por las malas. Hay otra evidencia de que la retirada de Srebrenica no estuvo basada en ninguna necesidad militar, sino que fue estratégica, con las bajas sufridas consideradas como un sacrificio necesario para un propósito mayor. (5)Las autoridades croatas estaban encantadas con las acusaciones de la masacre de Srebrenica, pues esto desviaba la atención  de sus devastadoras limpiezas étnicas anteriores de serbios y musulmanes bosnios en Bosnia occidental (casi completamente ignoradas por los medios de comunicación occidentales), (6) y proporcionó una cobertura para la planificada eliminación de varios cientos de miles de serbios de la Krajina en Croacia. Esta masiva operación de limpieza étnica fue llevada a cabo con la aprobación y apoyo logístico de EE.UU. menos de un mes después de los sucesos de Srebrenica, y bien puede haber implicado la muerte de más serbios civiles que de bosnio musulmanes civiles muertos en en el área de Srebrenica en julio: la mayoría de los bosnio musulmanes eran combatientes, no civiles, pues los bosnio serbios llevaron con autobuses a las mujeres y a los niños a un lugar seguro; los croatas no tomaron tal precaución y muchas mujeres, niños y ancianos fueron masacrados en la Krajina. (7) La crueldad de los croatas fue impresionante: "Las tropas de la ONU vieron horrorizadas como los soldados croatas arrastraban los cuerpos de los serbios muertos a lo largo de la carretera en el exterior del recinto de la ONU y los reventaban con descargas completas de AK-47. Después aplastaron los cuerpos destrozados por las balas bajo un tanque. (8) Pero esto apenas se notó en la estela de indignación y propaganda generada en torno a Srebrenica con la ayuda de los grandes medios de comunicación, cuyo rol de cobeligerancia en las guerras de los Balcanes estaba ya bien arraigado. (9)El Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia (ICTY) y la ONU también tuvieron un papel importante a jugar en la consolidación del discurso oficial de la masacre de Srebrenica. Desde su creación el ICTY sirvió como un brazo de los poderes de la OTAN, que lo crearon, lo financiaron y sirvió como su brazo policial y su principal fuente de información, y se esperaba que correspondiese a la organización. (10) El ICTY se centró de forma intensiva en Srebrenica y aportó corroboración  importante y nominalmente independiente de las acusaciones de la masacre junto con acusaciones judiciales de "genocidio" planificado. La ONU no está tan integrada en las demandas del poder de la OTAN, pero es muy receptiva y en el caso de Srebrenica se comportó tal y como los Estados Unidos y sus principales aliados deseaban. (11)Este interés político en la masacre de Srebrenica difícilmente prueba que el discurso del establishment está equivocado. Lo que sí hace, sin embargo, sugerir la necesidad para la cautela y la consciencia de la posibilidad de falsificación y de acusaciones exageradas. Esta consciencia ha estado completamente ausente del tratamiento  de Srebrenica por los grandes medios.


*Las notas al texto de Edward S. Herman están al final del articulo.

La masacre de Srebrenica, la expuesta por los medios de comunicación occidentales, no fue el mayor acto de genocidio en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, en realidad las masacres anteriores en los alrededores de Srebrenica la superan claramente, tanto en número como en cómo se realizaron y en quiénes fueron las víctimas. Las primeras, las de la famosa "masacre de Srebrenica" difundida por los medios, fueron combatientes muertos por venganza, las segundas, las mayores masacres en Srebrenica, ignoradas por los medios de comunicación, fueron fundamentalmente contra civiles: niños,ancianos y mujeres.
La mayor limpieza étnica en Europa tras la Segunda Guerra Mundial fue llevada a cabo a comienzos de agosto de 1995 contra los serbocroatas de la Krajina, esta región comprende la zona este de Croacia junto a Bosnia y la zona oriental de Eslavonia. Alrededor de 250 a 300 mil serbios de Croacia fueron expulsados y 2.650 fueron asesinados en una operación dirigida por oficiales retirados del ejército de Estados Unidos pertenecientes a una organización privada establecida por el ejército estadounidense y llevada a cabo por el ejército  croata, la "Operación Tormenta". (1)

La invasión tuvo lugar bajo órdenes de EE.UU. el día después que la televisión croata anuncio que, de acuerdo al embajador de EE.UU. en Croacia Peter Galbraith, los serbios de la Krajina habían cedido a las demandas de los croatas (Los serbios de la Krajina cedieron el día 2 de agosto; la invasión comenzó el 4).
Parece que la negociación de última hora de Galbraith fue un truco. Consiguió que los oficiales serbios de la Krajina admitiesen la derrota públicamente y también consiguió que el gobierno de Yugoslavia afirmase -o reafirmase- que no enviaría su ejército a la Krajina a defender a los serbios. Las noticias de la rendición fueron publicadas, destruyendo la voluntad de las tropas serbias de la Krajina para luchar y dando a las fuerzas croatas completa confianza de que una invasión del logísticamente difícil terreno de la Krajina sería fácil. Una vez conseguido esto, Galbraith traicionó a sus interlocutores de negociación, ordenando al presidente Tudjman invadir. (2) 

Este genocidio, el de la Krajina, sigue celebrándose hoy en día también por las autoridades croatas y por los propios mandos militares que lo llevaron a cabo, como Gotovina. Mostrando la falsedad del Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia, que persigue con saña a serbios sin prueba alguna o dudosas pruebas, y deja en la impunidad real a auténticos genocidas. Este año, el 4 de agosto, celebraron el 18 aniversario, y a él acudieron el presidente Ivo Josipovic y el Primer Ministro Zoran Milanovic. (3) En el año 2015, en su 20 aniversario, seguramente prepararán una conmemoración especial celebrando la mayor limpieza étnica en Europa después de la "gran guerra"; parece claro que las cosas muchas veces van claramente a peor.
Si se han ido fijando bien, habrán visto que los sucesos de Srebrenica, la última masacre, tuvo lugar en julio de 1995, del 10 al 19, y la invasión de la Krajina fue llevada a cabo el 4 de agosto. No es ninguna casualidad, la primera, poniendo a parte de los combatientes bosniomusulmanes como carne de cañón a sacrificar, sirvió para encubrir a la segunda, el verdadero genocidio y limpieza étnica. Los medios de comunicación llenaron de dramáticos y falsos titulares sus páginas y noticiarios  y, en cambio, silenciaron de forma casi completa, cuando no engañaron otra vez más, sobre lo que sucedía en la Krajina.

El periodismo español seguiría esta línea de desinformación, parcialidad y manipulación desde ya el comienzo de la guerra en el año 1991.
 
Poco dijeron tampoco de la mayor limpieza étnica de la guerra, y la mayor en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, realizada contra los serbios (serbocroatas) en la Krajina." (4)
 
"La campaña croata en Krajina fue tratada en los medios occidentales como una operación militar, utilizando la terminología de tales operaciones sin victimizar a la población serbia desplazada y sin calificar los acontecimientos de limpieza étnica". (5)


Notas:

(1) Carl Savich. The largest act of ethnic cleansing since the Holocaust. Serbianna. 4.8.2005.

(2) Jared Israel. The trail of tears. Emperor´s clother, 2.8.2004.

(3) Croats celebrate anniversary of Operation Storm. www.worldbulletin.net, 5.8.2013.

(4) Mikel Itulain. El periodismo español en la guerra de Yugoslavia. Parte II.Enlace (5) Alejandro Pizarroso. Nuevas guerras, vieja propaganda: de Vietnam a Irak. Universitat de Valencia, 2005.

Notes:

*This paper is partly drawn from and cites chapters in a forthcoming book on the Srerbrenica massacre, Srebrenica: The Politics of War Crimes, written by  George Bogdanich, Tim Fenton, Philip Hammond, Edward S. Herman, Michael Mandel,  Jonathan Rooper, and George Szamuely. This book is referred to in the notes  below as Politics of War Crimes. The author and his colleagues are indebted to Diana Johnstone, David Peterson, Vera Vratusa-Zunjic, Milan Bulajic, Milivoje Ivanisevic, Konstantin Kilibarda, and George Pumphrey for advice. Johnstone’s Fools Crusade is a fine basic statement of an alternative perspective on the Balkan Wars; George Pumphrey’s “Srebrenica: Three Years Later, And Still Searching,” is a classic critique of the establishment Srebrenica massacre narrative and repeatedly hit the target with facts and analyses still not rebutted.

1. “Bosnia: 2 Officials Dismissed for Obstructing Srebrenica Inquiry,” AP Report, New York Times, April 17, 2004; Marlise Simons, “Bosnian Serb Leader Taken Before War Crimes Tribunal,” New York Times, April 8, 2000; UN,  The Fall of Srebrenica (A/54/549), Report of the Secretary-General pursuant to General Assembly resolution 53/35, November 15, 1999, par. 506 (http://www.un.org/News/ossg/srebrenica.pdf )

 2. See Ivo Pukanic,  “US Role In Storm: Thrilled With Operation Flash, President Clinton Gave the Go Ahead to Operation Storm,” Nacional (Zagreb), May 24, 2005.

3.    Barton Gellman, “The Path to Crisis: How the United States and Its Allies Went to War,” Washington Post, April 18, 1999

 4. “Some surviving members of the Srebrenica delegation have stated that President Izetbegovic also told that he had learned that a NATO intervention in Bosnia and Herzegovina was possible, but could occur only if the Serbs were to break into Srebrenica, killing at least 5,000 of its people. President Izetbegovic has flatly denied making such a statement.” The Fall of Srebrenica (A/54/549), Report of the Secretary-General pursuant to General Assembly resolution 53/35, November 15, 1999, par. 115, (http://www.haverford.edu/relg/sells/reports/UNsrebrenicareport.htm)
The UN report does not mention that there were nine others present at that meeting, and that one of them, Hakija Meholijic, former Srebrenica chief of police, has stated that eight of them (all those living) “can confirm” the Clinton suggestion. (Dani, June 22, 1998:http://cdsp.neu.edu/info/students/marko/dani/dani2.html)

5. Politics of War Crimes, Bogdanich,  chapter 2, “Prelude to Capture,” and Fenton, chapter 3, “Military Context.”  See also Tim Ripley, Operation Deliberate Force (Center for Defence and Security Studies: 1999), p. 145.

6. In his Balkan Odyssey, Lord David Owen stated that “By acquiescing in the Croatian government’s seizure of Western Slavonia, the Contact Group had in effect given the green light to the Bosnian Serbs to attack Srebrenica and Zepa” (pp. 199-200). Owen was mistaken; the Contact Group was serving one side only, and the media’s failure to report on and criticize the approved aggression made it possible to present the takeover of Srebrenica as a unique and unprovoked evil.

7. Veritas estimated that 1,205 civilians were killed in Operation Storm, including 358 women and 10 children. In the graves around Srebrenica through 1999, among the 1,895 bodies only one was identified as female. See “Croatian Serb Exodus Commemorated,” Agence France Press, Aug. 4, 2004; also,  Veritas at www.veritas.org.yu.

8. Ripley, Operation Deliberate Force, p. 192. See also footnotes 56 and 70.

9. The co-belligerency role was described by Peter Brock in “Dateline Yugoslavia: The Partisan Press,” Foreign Policy, Winter 1993-94. A forthcoming book by Brock, on Media Cleansing: UNcovering Yugoslavia’s Civil Wars, shows this partisanship in greater and effective detail. In his autobiography, U. S. Secretary of State James Baker says that he instructed his press secretary, Margaret Tutweiler to help Bosnian Foreign Minister Haris Silajzdic utilize the Western media to further the Bosnian Muslim cause, noting that he “had her talk to her contacts at the four television networks, the Washington Post and the New York Times.” James A. Baker, The Politics of Diplomacy (Putnam: 1995), pp. 643-4.

10. As NATO PR spokesman Jamie Shea stated on May 16, 1999,  when asked about NATO’s vulnerability to Tribunal charges,  he was not worried. The prosecutor, he said, will start her investigation “because we will allow her to.” Further, “NATO countries are those that have provided the finance,” and on the need to build a second chamber “so that prosecutions can be speeded up…we and the Tribunal are all one on this, we want to see war criminals brought to justice.” http://www.nato.int/kosovo/press/p990516b.htm
 See  Michael Mandel, How America Gets Away With Murder (London: Pluto, 2004), chaps. 4-5; Edward Herman, “The Milosevic Trial, Part 1,” Z Magazine, April 2002.

11. See Politics of War Crimes, chap. 7, Bogdanich, “UN Report on Srebrenica-A distorted Picture of Events.”
LA MASACRE DE SREBRENICA (PARTE II): http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/10/la-masacre-de-srebrenica-parte-ii.html 
LA MASACRE DE SREBRENICA (PARTE III) : http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/10/la-masacre-de-srebrenica-parte-iii.html
LA MASACRE DE SREBRENICA (PARTE IV) : http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/10/la-masacre-de-srebrenica-parte-iv.html



Archivo del blog