Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2015/11/25

ENTREVISTA A IGOR MELTXOR SOBRE LA CORRUPCION Y CLIENTELISMO EN LA CAV / PNV-EAJ por Juanjo Basterra

"...poco se habla que la Supersur no tiene apenas tráfico de coches y que supone una deuda para el contribuyente de 900 millones de euros. Podemos hablar del BEC, de la autopista Gerediaga-Elorrio, la más cara de Europa, del despilfarro de la Incineradora en Gipuzkoa, de la planta de Purines en Karrantza, de Etorlur, de Bidegi, de los planes urbanísticos en la costa vasca (Barrika, Mendexa, Zierbena…), de gestión de polideportivos y amaños en adjudicaciones (Leioa, Balmaseda, Bakio…). Sin olvidar los casos relacionados con Hacienda. Porque esto parecer ser cosa del Estado español, pero aquí hemos tenido nuestros casos Bravo, caso Ibarra, caso Jauregi,…"

                                                                                                                                                              La Haine

Igor Meltxor, escritor, presenta dos publicaciones para la Azoka de Durango: "Gestión a la vasca. Chiringuitos, impunidad y soberbia" y "Caso Bidegi. ¿A dónde ha ido a parar el dinero?". En ambos, el PNV está en el ojo del huracán. Son los primeros de la Biblioteca Pepe Rei, que edita la Asociación Cultural que lleva el mismo nombre del periodista de investigación. En esta entrevista rápida que hemos hecho reconoce que "la corrupción vasca está camuflada en esa enorme red clientelar creada por la maquinaria político-mediática jeltzale (PNV) durante más de 30 años. Es lo que yo llamo el “pesebre del batzoki”. Familias enteras que viven gracias al 'Partido'".

Dos libros, dos nuevos retos, ¿existe corrupción a la vasca? Porque hace años el Equipo de Pepe Rei afloró diferentes casos, pero hoy en día parece que la corrupción solo es española, catalana o andaluza.

Hace años el equipo de investigación de EGIN, puso negro sobre blanco acerca de las corruptelas de las cloacas vascas lideradas por el PNV. Años donde se sacaron datos, por ejemplo, sobre el “caso Tragaperras”, y que en un cambio de cromos entre el PNV y PSOE se intentó silenciar. Unos callaban sobre la información que poseían sobre los GAL, y los otros miraban para otro lado sobre la implicación de los jeltzales en el negocio lucrativo.

Me pregunta si existe corrupción a la vasca, y yo le respondo que existen numerosos casos y actuaciones concretas que así lo demuestran. Podemos hablar del caso De Miguel y la trama del 4% que sobrevuela en torno a este tema de posible financiación irregular del PNV, o del caso Hiriko, sin olvidarnos del caso Pinosolo, recientemente archivado como muchos otros. Invito a que la gente lea el capítulo dedicado a este caso y saque sus propias conclusiones sobre lo que ha sucedido en Leioa.

A muchos dirigentes del PNV y periodistas afines se les llena la boca diciendo que la mayoría de las denuncias no acaban en nada, y yo me pregunto: ¿Qué ha sucedido durante 30 años en Catalunya? Durante todos esos años, la altanería y soberbia de los miembros de CDC fue la misma, mandando al ostracismo a periodistas de investigación y a jueces que vieron como sus trabajos se guardaban en cajones. Recuerdo una frase, que menciono en el libro, del que fuera jefe de Finanzas de Convergencia en 2004:
“Hemos gobernado Catalunya durante 23 años, sin un caso de corrupción con pruebas palpables. No hay contraprestaciones”. Creo que es bastante clarificador.

Arzalluz dejó escrito aquello del 3%, 4% e incluso el 10%, y nadie parece que se dio por enterado. Es algo asumido en una sociedad adormecida y anestesiada por una forma de gobernar basada en el pesebre revestido de folklore vasco.

La corrupción vasca está camuflada en esa enorme red clientelar creada por la maquinaria político-mediática jeltzale (PNV) durante más de 30 años. Es lo que yo llamo el “pesebre del batzoki”. Familias enteras que viven gracias al “Partido”, y que lo asumen como una especie de religión. Ahora que hablan de la familia Pujol y de otros miembros destacados de Convergencia, y la gente se asombra de la amalgama de empresas creadas para el negocio de familiares y amigos, muchos se debieran preguntar si eso no pasa aquí. Empresas públicas donde se repiten los nombres y apellidos de personas relacionadas con el Partido, o constructoras afines que se encargan de la mayoría de la obra pública en la CAV.

Ese modelo de gestión modélico del que siempre ha alardeado el PNV, queda al descubierto en el libro "Gestión a la Vasca", sobre todo en el apartado dedicado al modelo de “gestión municipal”, donde se examinan numerosos casos de irregularidades en ayuntamientos gobernados en el PNV. La mayoría de estas “irregularidades”, curiosamente fueron cometidas durante el periodo de ilegalización de la izquierda abertzale.

¿Alguién se acuerda que un ex alcalde del PNV fue a la cárcel por malversación? Pues sí, sucedió en Mallabia. Imputaciones, derroche de lo público, gestión sin control…

En el libro del "Caso Bidegi", se analiza uno de los mayores escándalos ocurridos en la CAV, donde se entremezclan constructoras, políticos, impunidad… y una pregunta: ¿a dónde ha ido a parar el dinero público desaparecido? 30 millones, por lo menos, de lo investigado por ahora.

 
¿De "Gestión a la vasca" puedes desvelar sucintamente un par de ejemplos o situaciones que se narran en el libro?
En "Gestión a la Vasca", como he dicho anteriormente, se analiza el modelo de gestión del PNV y se pone en evidencia su forma de actuar. Ejemplos hay muchos, pero lo más importante es que el lector analice los datos que se exponen y saque sus propias conclusiones. Todos sabemos porque nos lo han repetido hasta la saciedad en los medios de comunicación, que el aeropuerto de Castellón o el de Ciudad Real no tiene aviones, pero poco se habla que la Supersur no tiene apenas tráfico de coches y que supone una deuda para el contribuyente de 900 millones de euros. Podemos hablar del BEC, de la autopista Gerediaga-Elorrio, la más cara de Europa, del despilfarro de la Incineradora en Gipuzkoa, de la planta de Purines en Karrantza, de Etorlur, de Bidegi, de los planes urbanísticos en la costa vasca (Barrika, Mendexa, Zierbena…), de gestión de polideportivos y amaños en adjudicaciones (Leioa, Balmaseda, Bakio…). Sin olvidar los casos relacionados con Hacienda. Porque esto parecer ser cosa del Estado español, pero aquí hemos tenido nuestros casos Bravo, caso Ibarra, caso Jauregi,…

¿Dónde ha ido el dinero de Bidegi? Y ¿de cuánto hablamos? La llegada del PNV-PSE al Gobierno foral de GIPUZKOA va a tapar este fraude?

Este es quizás uno de los mayores escándalos, por no decir el mayor, de los ocurridos en nuestra tierra. He tratado de hacer un libro pedagógico, clarificador y dejando las conclusiones al lector, aunque aportando gran cantidad de datos recabados en la investigación del caso.

Estamos hablando, por ahora, de 30 millones de dinero público que se ha esfumado.

Desde aquí mi pequeño homenaje a todo ese grupo de gente que desde el grupo juntero de EH Bildu en Gipuzkoa, se afanó en investigar lo sucedido. Gente honesta y comprometida que han aguantado insultos, presiones y amenazas por el simple hecho de querer sacar a la luz la verdad. En nombre de todos ellos, quise que el prólogo de este libro corriera a cargo de Larraitz Ugarte, protagonista en esta investigación.

Nadie mejor que ella para resumir lo ocurrido. Por ello me permito la licencia de dejaros el prólogo completo que aparece en el libro:

▶PRÓLOGO

Si has decidido comprar o leer este libro seguramente será porque te invade la curiosidad de profundizar en el caso Bidegi, traspasando el silencio cuando no la manipulación directa a la que optó la gran mayoría de los medios de comunicación que vieron peligrar el prestigio de algunas gentes y empresas importantes y partidos afines.

Cuando el autor del libro vino a mi despacho de Miramón, se me presentó la ocasión de que que alguien con todos los datos en la mano pudiera hacer una lectura propia de lo que sucedió en Bidegi en la legislatura 2007-2011, con un PNV en el poder que pensaba que nunca iba a abandonar y una oposición desde no muy fiscalizadora, aletargada o totalmente engañada en el mejor de los casos, hasta la más cómplice, me atrevería a decir.

Este libro es una gran oportunidad para el equipo que hemos estado trabajando en este tema porque en él vas a poder leer lo que verdaderamente encontramos: que se abonaron 30 millones de euros en conceptos que no se habían ejecutado en la construcción de la Autopista AP1 que une Gasteiz con Eibar. Digan lo que digan, amenacen con perseguirnos estemos donde estemos… Aquí estamos, Sra. Mendoza, aquí estoy, Sra. Arrizabalaga para que quede claro que el partido al que representan pagó por unos conceptos inexistentes. No sabemos si de manera consciente o inconsciente, si fueron simplemente engañados por sus técnicos para que grandes empresas constructoras se lucraran con el dinero de todos/as por algo que no habían hecho; si eran los usos o costumbres de la época; si existen similitudes con casos recientes como el de Convergencia en Catalunya o el PSOE y el PP en otros ámbitos… Quizá nunca lo sepamos.

Pero sabemos que esos 30 millones de euros se pagaron. Y sabemos, porque tenemos numerosas pruebas documentales que lo acreditan, que esos trabajos no se ejecutaron.

Matar al mensajero para desacreditar un relato es fácil. Matarlo si tienes los medios de tu lado más. Nunca ha habido un fairplay en este asunto.

Ahora, los mismos que abonaron 30 millones por trabajos no ejecutados son los que tienen la sartén por el mango. La información, la documentación está en sus manos. Han cambiado de abogados. Han decidido hacer con los técnicos de la Diputación “nuevos informes” que previsiblemente y salvo sorpresa mayúscula dirán que toda la documentación y las querellas presentadas no están en lo cierto. Y la gran mayoría de los medios de comunicación les darán cobertura. Luego saldrá el PNV diciendo que todo esto es una obsesión de EHBildu para derribar a su enemigo y que esto responde a intereses electorales de la coalición. Una parte de la sociedad posiblemente quedará satisfecha con sus explicaciones porque preferirá pensar que estamos gobernados por gente honesta o que como “todos lo hacen…”.

Pero si tú has decidido leer este prólogo es porque quieres saber, porque necesitas argumentos con los que enfrentarte a todas las voces que tratarán de echar tierra a la falta de la misma en el depósito de sobrantes de Basagoiti. Sólo te puedo decir una cosa: todo lo que vas a leer es cierto. Y grave, muy grave. Grave por la cantidad y grave por la impunidad con la que se pueden realizar este tipo de actuaciones de no ser por el cambio de gobierno foral que se produjo en el 2011 y se pudo investigar con todos los medios económicos y técnicos que tiene una administración. El compromiso de la Diputación gobernada por Bildu con la honestidad, con el cuidado del dinero público y con la transparencia en la gestión nadie la pone en duda ya. El dinero de todos/as es de todos/as y hay que administralo con equidad y justicia. Y si no es así hay que denunciarlo. Denunciarlo y actuar.

La Diputación actuó interponiendo dos querellas: una en noviembre de 2014 y la otra en mayo del 2015. Ambas fueron admitidas a trámite y siguen su curso. Ello mismo indica que existen indicios razonables de la comisión de delitos de malversación de fondos públicos y falsedad documental entre otros. Ocho imputados, entre ellos una edil del PNV, trabajadora de Bidegi. Algún día no muy lejano, el Diputado General de Gipuzkoa y los alcaldes de Lazkao y Donostia tendrán que dar explicaciones en el Juzgado. Queda un largo camino que recorrer en los tribunales.

Quisiera acabar diciendo que esta investigación ha sido muy difícil llevarla a cabo por su dificultad técnica y jurídica en primer lugar. Las pruebas estaban ocultas y no fue sino la casualidad de haber encontrado un despósito de tierras a medio llenar donde se suponía que tenía que estar lleno lo que nos llevó a iniciar la investigación en 2014. Pero en honor a la verdad, ha sido aún más arduo debido a que no ha sido tarea fácil encontrar personas o empresas que estuvieran dispuestas a analizar las pruebas y a emitir dictámenes o informes que pudieran poner en duda la honorabilidad de los intocables.

Por ello, quiero mostrar mi admiración y agradecimiento a todas las personas que se han implicado y comprometido con la búsqueda de la verdad en el caso Bidegi, porque, aunque todos nos hemos jugado nuestro prestigio y credibilidad personal, algunos de ellos incluso han arriesgado su futuro profesional a pesar de las amenazas recibidas. Y cómo no, agradecerte a ti Igor, por haberte implicado con nosotros, por creer nuestro relato, por documentarte y escribir este excelente libro que servirá para difundir lo que muchos quieren ocultar por todos los medios.

A tí, lector/a agradecerte que leas el libro y puedas saber de primera mano qué es lo que ha denunciado la Diputación Foral de Gipuzkoa gobernada por Bildu durante la pasada legislatura".

Clarificador y una buena invitación a leer este libro de investigación sobre el "Caso Bidegi".
Llevamos décadas con casos de corrupción, amiguísimo, clientelismo...a algunos les ha permitido aparecer en la lista de los más ricos del Estado español, ¿cómo se termina con todo esto?

A mi juicio, es muy importante el compromiso y el trabajo.

Para muestra, el caso Bidegi, y la labor de muchas personas que mostraron su implicación para sacar a la luz, datos sobre el caso, tierra desaparecida, pagos millonarios por obras no realizadas… La corrupción y el clientelismo convive entre nosotros con total normalidad, porque hay complicidad, impunidad y un grado de soberbia nauseabundo que hace que miles de familias vivan del pesebre, mientras otros muchos miran para otro lado.

Hace falta control y fiscalización real. Es curioso que numerosos casos de irregularidades y corruptelas, se hayan dado durante el periodo de ilegalización de la izquierda abertzale. Cuando el PNV junto a sus socios han campado a sus anchas en las instituciones, sin control alguno, se han cometido estos hechos.
No les gusta que les molesten, ni que les controlen, y en cuanto se saben investigados utilizan sus “recursos” para lanzarte avisos para tratar de amedrentar. Nada nuevo. Pese a todo, hay que seguir en la labor de control e investigación, para acabar con este sistema teledirigido desde las fontanerías de las cloacas por todos conocidas.

Archivo del blog