Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2015/12/23

ENTREVISTA A ALESSANDRO STELLA, MILITANTE DE LA AUTONOMIA ITALIANA DE LOS 70

"La autonomía fue un movimiento de movimientos varios. Nunca fue una organización centralizada, sino todo lo que se podía hacer (y se quería hacer). Es cierto que eso generó debates también: había gente que quería hacer una forma organizada mas ortodoxa, tipo partido, que tenía una línea marxista-leninista. Pero también había anarquistas, había de todo."

Alessandro Stella es un compañero que participó de la autonomía obrera italiana ligado a Potere Operaio. Como tantos otros, en un contexto generalizado de radicalización optó por la lucha armada. Ha escrito un libro: “Días de sueños y de plomo” , editado por Virus, que supone un relato que trasciende la autobiografía para convertirse en la crónica de las luchas de una generación marcada por los años de plomo. El pasado 17 de diciembre realizó una interesante charla en el Ateneu Anarquista la Ruda de Manresa. Aprovechamos para robarle unos valiosos minutos para realizarle la entrevista. 

¿En qué consistió (a grandes rasgos) la autonomía obrera? ¿De qué influencias bebía?

En el biennio rosso, los dos años rojos (1919 y 1920) hubo un fenómeno muy extenso de ocupación de fabricas, ocupación de campos, de latifundios. Los consejos obreros eran la forma de representación de la base obrera, sin que hubiera sindicatos de por medio. Eso sin duda fue una referencia.

La autonomía obrera fue un movimiento que surgió a los años 70 en Italia y que venía del '68 y del '69 italiano, del movimiento obrero y de las asambleas obreras. Unas asambleas que fueron creadas en unas cuantas fabricas, como por ejemplo en Alfa Romeo. Los obreros en primer lugar apostaron por los consejos de fabrica que ya eran un innovación. Pero luego, sobretodo empujados por los jóvenes de las grandes fábricas, se dijo: “hay que ir más allá, por que los consejos obreros también son representaciones de la gente. Y nosotros queremos que cada uno sea responsable. La forma asamblearia es la que hay que meter en juego. Y que sea la asamblea la que tome las decisiones”.

La autonomía obrera es una forma de autoorganización de base, que se inspira en una tradición más larga, que es una tradición anarquista (o si se quiere, anarco-comunista). Pone como forma de lucha la acción directa de cada uno. No se trata de delegar a otros para que se ocupen de tus problemas. Tú mismo, tomas tu responsabilidad y lo haces.

¿Cómo se manifestó?

En el '74 y el '75, a los obreros del '68 y del '69 se le agregaron otros sujetos sociales: estudiantes, proletarios, gente de barrio, hippies, homosexuales, feministas... La autonomía fue un movimiento de movimientos varios. Nunca fue una organización centralizada, sino todo lo que se podía hacer (y se quería hacer). Es cierto que eso generó debates también: había gente que quería hacer una forma organizada mas ortodoxa, tipo partido, que tenía una línea marxista-leninista. Pero también había anarquistas, había de todo.
La autonomía obrera funcionó a nivel nacional como mucho como coordinadora. Nadie se atrevía a dar órdenes. La máxima coordinación que hizo a nivel nacional fue lanzar campañas políticas: campañas contra la patronal, contra el trabajo en negro, contra la especulación inmobiliaria,... o la que hicimos en los años 75, 76 y 77, aplicando lo que llamábamos autoreducciones.

Las primeras autoreducciones que hubo, fueron a principios de los años '70 en los barrios de Roma y de otras grandes ciudades. Autoreducciones del alquiler, de la vivienda. Como la gente no tenía dinero se autoreducieron el alquiler. Entonces dijeron al dueño: “nosotros vamos a pagar el 10 o el 15% de nuestro sueldo, pero no podemos pagar mas”. Y claro, a los dueños no les gustaba nada y enviaban a la policía. Pero la gente de los barrios resistieron. Y de ahí empezó a practicarse otras formas de autoreducción: de las facturas de la electricidad, del agua,... Los jóvenes sobretodo empezaron a practicar la autoreducción del cine, de los conciertos de música, de los restaurantes,... Autoreducciones con las que también nos divertíamos, por que ibamos a un restaurante de lujo 10 o 15 personas, comíamos bien y nos íbamos tranquilamente sin pagar. Y durante las manifestaciones (sobretodo del año '77) había grupos de gente que entraba en las tiendas y se servía de ropa. Había cosas muy divertidas. Se evolucionó de las autoreducciones a la expropiación.
 
Tal y como has dicho una parte de la autonomía obrera venía del boom de los hippies. Cómo se pasa del “flower power” a formar parte de grupos armados o de agitación armada? ¿Como fue ese proceso de politización que llevó a esas prácticas políticas?

Yo, como tantos otros, venía del movimiento obrero. Vivía en la región de Vicenza que era capital del textil, de la fábrica textil. En ese sentido, en los años 68 y 69 hubo huelgas y luchas obreras muy importantes. Este movimiento se insertó con el movimiento de los chicos de las flores en los años 70. Se juntaron sobretodo gracias a los jóvenes obreros. Por que los viejos obreros, que solían ser varias veces comunistas (comunista-marxista-leninista-ortodoxo), se juntaron con jóvenes obreros a los que el partido ya no les gustaba nada y tenían otras ideas y otra forma de vivir.

Hay que pensar que al inicio llevábamos (y yo también) lemas como "haz el amor y no la guerra", en las manifestaciones contra la guerra de Vietnam o de los israelíes contra los palestinos. Manifestaciones pacifistas. Y en estas manifestaciones pacifistas, nos enviaron a la policía a pegarnos. De ahí poco a poco, agarramos las herramientas de toda la cultura comunista revolucionaria del movimiento obrero que había detrás para defendernos.

Había muchas canciones que circulaban (viejas y nuevas), cantadas por cantautores, tanto simpatizantes del partido como de los llamados grupos extraparlamentarios, en que decían: hay que tomar las armas! “La revolución no es una cena de gala, es un acto de violencia”. Y este discurso penetró dentro de los grupos que eran pacifistas.

En el '73 hubo el golpe de estado de Chile, que nos impactó mucho. Si los fachas hacen un golpe hay que defenderse, vamos! Y para defenderse hay que llevar armas.

Además sabíamos de todas las experiencias del Che Guevara, del guevarismo. En Italia surgieron varios grupos guevaristas como las Brigadas Rojas (BR) o otros grupos como los Grupos de Acción Partisana (GAP) de Feltrinelli.

A incios de los 70 estaban armados sobretodo las BR. Pero a mitad de los años 70 había ya varios miles de personas que tomaron las armas. Se formaron varias organizaciones y grupos que o eran clandestinos armados como las BR o hacían como nosotros: por una parte lucha de masas, sociales, publicas,... y por otra parte, lucha armada, acciones ilegales...

¿Cómo influenciaron los hechos de Piazza Fontana? ¿En qué consistió la estrategia de la tensión?

Una de las razones por los que unos cuantos miles de personas tomaron las armas en los años 70 y arriesgaron la vida (puesto que hubo muertos), fue por la estrategia de la tensión. La bomba de Piazza Fontana, la bomba en el tren de Bolonia o la bomba en la plaza de Brescia en el '74 contra una manifestación sindical, hacían parte de una estrategia contrarevolucionaria. El gran capital y la burguesía, colaboraron con los servicios secretos italianos (con la ayuda de mano de obra fascista) para crear un estado de alarma que justificara el estado policial.

Hasta 1975 nadie, incluidas las BR. habían apostado por matar a nadie. No se pensaba en eso. Pero la gente decía cada vez mas: “oye, aquí nos matan”. Llega un punto que hay que defenderse!

No hay que olvidar que desde el año '49 al '75 hubo cerca de 200 muertos en las manifestaciones: obreros, sindicalistas,.. matados por la policía. Eso nos empujó a la radicalización. Empezamos a defendernos en las manifestaciones, en eso que llamábamos el “servicio de orden”. De estos servicios de orden, salieron posteriormente los grupos armados. Armados con armas, por que había esta sensación que había que defenderse.

¿Y el teorema Calogero?

El teorema Calogero viene del nombre de un juez de Padua afiliado al Partido Comunista Italiano (PCI). Este hombre se tomó en serio lo que decía su partido que era que había que parar a como fuera lo que ellos llamaron terroristas. Terroristas que no eran otros que los que estaban a su izquierda, que hacían luchas radicales y que hacían la competencia al PCI en la simpatía y el apoyo de las clases populares. Se lo tomó tan en serio que dijo que las BR y todos los grupos que formaban parte de la autonomía obrera, eran un mismo partido armado con una cúpula. Según él la cúpula eran los intelectuales de la autonomía obrera (Toni Negri, Oreste Scalzone,...) que fueron arrestados en 1979 en una redada. Es un teorema totalmente absurdo. A nivel jurídico no tiene ningún tipo de fundamento.

Debemos pensar que entre nosotros había diferencias profundas, aunque nos sentíamos parte de un mismo movimiento. Por ejemplo, nosotros nunca hemos elegido des de un punto de vista político matar a alguien, y en cambio, las BR a partir de 1976 lo contemplaron y lo hicieron. Y Prima Linea (PL) también. Entre nosotros nos llamábamos primos con las BR, eramos como una familia, pero había diferencias. Y claro que no había ningún mando común. Esto está fuera de todo sentido.

Y es que con este teorema Calogero, el estado italiano consiguió lo que se llama “vaciar el agua al pez”. Si el estado para reprimir un movimiento dice que los que empuñan las armas, los que hablan en las asambleas o los que luchan en las fabricas son lo mismo, los puede arrestar a todo. Y si los arrestamos a todos, los peces se van a caer, van a quedar muertos.

Ningún juez en un estado de derecho se podía llegar a creer esta teoría, pero al estado italiano en este momento le vino muy bien. Por que quería masacrarnos. Y hay que decir, que lo lograron. Lograron pararnos.

"Metieron a la cárcel a la gente de Herri Batasuna, diciendo que eran lo mismo que ETA, cuando desde un punto de vista jurídico está claro que no es lo mismo. Pero así consigues vaciar el agua al pez."

Es lo mismo que ha hecho España en el País Vasco. Metieron a la cárcel a la gente de Herri Batasuna, diciendo que eran lo mismo que ETA, cuando desde un punto de vista jurídico está claro que no es lo mismo. Pero así consigues vaciar el agua al pez.

¿Había participación de las mujeres?

Entre otras novedades importantes de estos años fue la participación de las mujeres en todo el proceso contestatario. Yo he mirado hace poco en un libro publicado por Renato Curcio y de los 4500 condenados por ser militantes de los grupos armados, resulta que entre ¼ y 1/3 eran mujeres. Es mucho, por que hasta entonces, en las luchas obreras revolucionarias las mujeres estaban. Estaban pero eran pocas y tenían un papel en la sombra, detrás: un papel logístico, de “confortar el guerrero cuando regresa a casa”. Y en los años 70 fueron las mujeres las que dijeron: no! Nosotras no nos quedamos en casa, queremos estar al frente. Y eso fue una novedad muy importante. Y nosotros, “los machos”, no teníamos que decir nada. Se sabía que iban y ya.

¿Había algún tipo de relación con otros grupos de otros países?

Hay que decir que a nivel de relación internacional había muy poca. La mayoría eramos jóvenes de 20 o 25 años, no había internet. Es algo del siglo pasado. Y los medios eran lo que eran. Teníamos algo de contactos, con autónomos franceses, con alemanes, algo en el País Vasco, pero poca cosa. Teníamos nuestro propio enfoque italiano, incluso provinciano de enfocar la lucha.

Hoy día sería de otra manera, por que mirar en perspectiva internacional te ayuda a comprender muchas cosas.

¿Por qué crees que en Italia se fue un poco mas allá en el grado de enfrentamiento?

Había una tradición y había una cultura, que se despertó. Una cultura crítica al interior del movimiento obrero que se desarrolló mucho en los años 70. Había un sentimiento revolucionario en el que había centenares de miles de personas que querían hacer la revolución: la revolución es cambiarlo todo. Con el empuje del 68' surgieron o eclosionaron grupos armados en Francia o Alemania o incluso en España, es cierto. Pero eran grupos armados minoritarios.

En Italia fue un fenómeno de masas. Y duró hasta finales de los 70. El movimiento del '77 en Italia, era un movimiento muy variado. Era un movimiento que se quería revolucionar de verdad: y se demostraba en las practicas diarias respeto a la vida cotidiana, a los paradigmas y los valores de la sociedad.

¿Qué legado crees que ha dejado la autonomia?

Hay una herencia. Ahora esta herencia lleva la forma de los centros sociales y las formas de organización y de lucha de alrededor de los centros sociales. Respecto a lo que fueron los años 70, el impacto es obviamente menos importante.

La normalización y la represión de los años 80 indujo a un clima en el que la legitimidad de acciones ilegales en nombre de la revolución ya no son absolutamente toleradas. Por la mínima ilegalidad te ponen a la cárcel. 

Ahora, el mínimo cartel que está puesto en la calle y no esté autorizado, te puede llevar a la comisaria.

En los años 70, el estado tenía mas miedo de meter a la gente a la cárcel. Había mas tolerancia por que estaba obligado a tolerarnos. Por que sino nosotros replicábamos. Tenían miedo.

¿Cuáles crees que fueron los principales errores que se cometieron?

Hubo una radicalización del enfrentamiento más rápido que lo que el movimiento podía aguantar.

Y en particular, el asesinato de Aldo Moro que a parte de un error ético, fue un error político mayor. Y esta radicalización y los objetivos políticos que se persiguieron entre el 78 y el 80... Mucha gente que daba apoyo y simpatía a los grupos armados pararon, en cuanto los homicidios políticos se multiplicaron.

Hay que saber que para entonces, si había miles de personas que pertenecían a los grupos armados, que llevaban armas, que actuaban ilegalmente, significaba que había cientos de miles de personas a las calles, en las manifestaciones. En Roma en el 77' la autonomia obrera hizó una manifestación con 100.000 personas y a lo largo de estos años había manifestaciones en cualquier pequeña ciudad de Italia.

Mucha gente venía de una ética pacifista, humanista. Aceptaron que había que defenderse pero hasta cierto punto. Por que si ya no te defiendes sino que atacas de una forma que no queda del todo claro si es justo o no es justo...

Y cierto que el estado fue el principal responsable de que se vaciara el agua del pez, pero el agua también se dispersó.

Con el tiempo hay que decir que es muy fácil hacer este análisis, este balance, pero en este momento, cuando estas en medio de toda la espiral, no era tan sencillo.

Entrevista realizada por la publicación libertaria "El pèsol negre"

Archivo del blog