Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2016/01/20

El 23 de Enero en Bilbo CONCENTRACIÓN en favor del Donbass y contra el imperialismo! k

Han transcurrido 80 años desde la significativa fecha de 1936 y, recordando a los Brigadistas Internacionales, tenemos que ir a Bilbo a hacer nuestro el grito de sufrimiento de todos los pueblos que son víctima del exterminio promovido por todos los asesinos que se nos presentan como demócratas y pacifistas, contra el imperialismo y el fascismo, en favor de la libertad, igualdad y solidaridad de todos los pueblos trabajadores que no tenemos fronteras.                         
                                 El próximo 23 de enero está convocada una concentración en el número 45 de la Gran Vía de Bilbao, frente a la sede del banco Privat Bank ucraniano situada detrás del Gobierno Civil de la Plaza Moyúa. Esta convocatoria se enmarca dentro de la campaña de recogida de ayuda humanitaria y solidaridad organizada por el Comité Euskal Herria-Donbas y el Movimiento
Antifascista. Su objetivo es bien claro: aprovechar la existencia de la sede en Bilbo de uno de los representantes de la Junta oligárquica nazi-fascista de Ucrania para movilizar en Euskal Herria al pueblo trabajador en favor de la resistencia antifascista de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk del territorio del Donbass y en contra del régimen asesino financiado, armado y amparado por la UE y los EEUU.

Igor Kholomoisky es uno de los fundadores y principal accionista de Privat Bank. Este personaje de origen judío, representa a la perfección a la reacción oligárquica de Ucrania. Es el principal sponsor del batallón nazi-fascista Azov y es uno de los mayores representantes con los que cuenta el lobby sionista en dicho territorio. Kholomoisky viabiliza económicamente varias instituciones del lobby sionista. Ocupa el tercer puesto en la lista de los hombres más ricos de Ucrania y como banquero cumple perfectamente con su tarea de crear y mantener a fuerzas mercenarias asesinas contra aquellos que hacen frente al poder de la oligarquía por medio de la organización y la lucha democráticas.

La penosa situación del territorio del Donbass, es decir, la imposición de una agresión militar permanente contra un pueblo humilde, empieza a eternizarse. Desde que se gestó un golpe de estado camuflado en la primavera del Maidan de Kiev, el régimen impuesto que cualquier manual básico calificaría como nazi-fascista, repuso el ideario de Stepan Bandera como faro para la política institucional y la rutina social. Cuando Ucrania sufrió la invasión del ejército nazi, Bandera reunió a los enemigos del poder bolchevique en la llamada UPA, uniéndose a los ocupantes y promoviendo ideales ultranacionalistas basados en la raza y los mitos. Hoy no pretendemos debatir en torno a la eficacia de las metodologías utilizadas por la URSS en el proceso llevado a cabo para dar la solución adecuada a la cuestión territorial y promover la cultura y organización de la República de Ucrania. Tampoco lo haremos sobre los factores más o menos favorables que pueda tener el capitalismo ruso en este conflicto.

Este 2016 debemos tener muy claro que los medios que está utilizando el imperialismo pertenecen al arsenal ideológico más retrógrado, ya sean fundamentalismos religiosos, ultranacionalismos, xenofobia o supremacías raciales. Donbass: 11 mil civiles muertos, otros 17 mil heridos, dos millones de desplazados. Estado ucraniano: unos 200 antifascistas, comunistas, sindicalistas, periodistas asesinados salvajemente y quemados vivos en la masacre de Odessa de 2014 y otras acciones fascistas, ilegalizaciones y encarcelamientos de la ideología y organizaciones comunistas y otras asociaciones de la clase obrera, multiplicación de ataques y represión contra homosexuales, violencia y legislación contra otras minorías, limpieza total del patrimonio histórico, político y cultural de la época soviética,… 

Todo esto promovido por la UE y los EEUU y armado y protegido por su brazo militar, la OTAN. En el caso del Donbass, aparece sin piedad la opresión imperialista que está llevando a cabo todo el Occidente capitalista contra los Pueblos y, en este caso concreto, teniendo como objetivo los recursos naturales del Este europeo y obstaculizar las relaciones económicas que podría tener Rusia con otros estados. Para ello no dudan en utilizar perversamente a los pueblos trabajadores y azuzar los unos contra los otros en favor de sus más crueles intenciones. Los locutores y periodistas de los medios convencionales de derechas e “izquierdas” nos presentan un conflicto entre Rusia y Ucrania para que los trabajadores del mundo permanezcamos ciegos, mudos y sordos y divulguemos afirmaciones erróneas repletas de prejuicios ante lo que allí está ocurriendo.

Una vez realizado el llamamiento a responder positivamente a la convocatoria a concentrarse ante el Privat Bank de la Gran Via, nos gustaría hacer un humilde llamamiento a no mirar hacia otro lado. Han transcurrido 80 años desde la significativa fecha de 1936 y, recordando a los Brigadistas Internacionales, tenemos que ir a Bilbo a hacer nuestro el grito de sufrimiento de todos los pueblos que son víctima del exterminio promovido por todos los asesinos que se nos presentan como demócratas y pacifistas, contra el imperialismo y el fascismo, en favor de la libertad, igualdad y solidaridad de todos los pueblos trabajadores que no tenemos fronteras. Entre otras cosas, la cita del 23 de enero nos parece adecuada para revitalizar de manera práctica el no rotundo que Euskal Herria dio a la OTAN hace 30 años. Por todos y todas las Ludmila Pablichenko y Vasily Zaitsev de hoy, por los niños y ancianos que permanecen desorientados sin sus escuelas y hospitales destruidos por las bombas pagadas por los estados que nos oprimen, en homenaje a todas las milicias antifascistas que por dignidad y conciencia están en lucha, y para darle un nuevo empuje al alma antimperialista y combativo lleno de solidaridad del Pueblo Trabajador Vasco, nos veremos en Bilbo el sábado 23 frente a la organización capitalista Privat Bank, propiedad del sionismo fascista.

Paz entre Pueblos, Guerra entre Clases.

Archivo del blog