Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2016/03/17

SOBRE VERDADES Y MENTIRAS por Sendoa Jurado Garcia

"Es mentira que quienes trabajamos a favor de la amnistía estemos libres de la represión, como es mentira que los estados se froten las manos por la satisfacción de nuestra existencia. "

                              Es verdad que aunque se me vincula al Movimiento Pro Amnistía y que lo que aquí vengo a exponer viene marcado por mi militancia política, también lo es que voy a hablar única y exclusivamente en mi nombre, sin pretender representar a nadie más. Es mentira que mi defensa de la amnistía venga dada por el rencor hacia nadie, sino por mis convicciones políticas más profundas, aun reconociendo que las actuaciones políticas de determinada gente me provocan rencor. Es verdad que las élites políticas de Sortu han olvidado el concepto de la amnistía y que solo lo han recuperado para tratar de tranquilizar a la bestia con la intención de volverlo a echar al cubo de la basura en el futuro. Es mentira que ni yo ni nadie de mi alrededor trabajemos para la policía, pero sí es verdad que dirigentes de Sortu se reunieron con Ares en su época de Consejero del Interior para hablar sobre una lista de personas a las que vinculaban con sabotajes, lista que estos dirigentes utilizaron para condicionar la militancia de las personas que aparecían en ella.

Es verdad que hay presos que odian a quienes trabajamos por la amnistía y que incluso nos han amenazado. Es verdad que hay presos que están absolutamente conformes con la línea política de Sortu.

Es verdad que hay presos que aun no estando totalmente de acuerdo con nosotros, nos respetan.

Es verdad que otros presos están contentos con nuestra militancia y asqueados de Sortu. Es mentira que nadie de mi alrededor haya propuesto a ningún preso abandonar el colectivo al que pertenecen.

Es verdad que no todos los presos políticos vascos están en el EPPK. Es verdad que Sortu y sus dirigentes han hecho constantes intentos por condicionar las posiciones del EPPK, y que calculan que sacando adelante la “Vía Rufi” alrededor de la mitad de integrantes de este colectivo se quedarán fuera, pero les da igual.

Es verdad que mientras hacen saltar por los aires la poca cohesión que queda en el colectivo sacan muchas pegatinas con el lema “Gora EPPK”, y que cuanto más lo rompen más lo gritan. Cuanto más lo rompen más acusan al resto de romperlo.


Es mentira que quienes trabajamos a favor de la amnistía estemos libres de la represión, como es mentira que los estados se froten las manos por la satisfacción de nuestra existencia. Lo que no es mentira es que los estados siempre se han frotado las manos cada vez que un militante ha aceptado los términos legales de claudicación que imponen para acceder a los terceros grados penitenciarios. Es mentira que lo que no han conseguido los estados lo ha conseguido el movimiento al que pertenezco, en referencia a la división del EPPK. Lo que es verdad es que lo que no han conseguido los estados, que es que los represaliados políticos renuncien a lo que son, está a punto de conseguirlo Sortu.

Es verdad que algunos de quienes más hablan de disciplina han sido los más indisciplinados cuando les ha tocado cárcel, como es verdad que mucha gente que está en Sortu ha sido un auténtico referente de dignidad en su paso por las mazmorras. Son mentira muchas de las cosas que se dicen sobre nuestro recorrido militante, pero no me voy a justificar, me consta que algunos kides talegueros, aun estando disconformes con nuestra militancia actual, se han encargado de dejar claro que donde nos tocó estar siempre dimos la cara.

Es verdad que el hecho de que haya presos que opten por la aceptación de la legalidad va a ir en detrimento de las condiciones de vida de quienes no la acepten, como también lo es que algunas de las declaraciones que se hacen en nombre de todos ellos, han causado dolor, rabia e impotencia a muchas de las personas en nombre de las que supuestamente se habla. Es verdad que las siglas EPPK vienen siendo utilizadas desde tiempo atrás como arma contra quienes nos hemos sentido políticamente huérfanos, a pesar de generar con ello lagrimas a algunos de sus miembros.

Es verdad que la mayoría de las personas que participaron en las marchas a las cárceles el 20 de febrero lo hicieron a favor de los presos, como lo harán la mayoría de quienes participen en la manifestación del 17 de abril. Es mentira que quienes han convocado estas movilizaciones lo hagan por los presos. Es verdad que las convocan para alimentar una línea política por encima de lo que sea y de quien sea.

La mayor verdad de todas es que en Euskal Herria hay grandes dosis de entrega y solidaridad y que mientras haya represaliados políticos, habrá gente dispuesta a dejarse hasta el último aliento en la búsqueda de la libertad de todos ellos y de nuestro pueblo, y esto también será por encima de lo que sea y de quien sea. Que nadie dude de ello.

Sendoa Jurado Garcia –Barakaldo-

http://www.lahaine.org

Archivo del blog