Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2016/06/18

¿DONDE ESTÁ ANDREY SOKOLOV? por Andriy Manchuk

"De acuerdo con activistas de derechos humanos y abogados, Sokolov podría haber sido ser secuestrado por ucranianos de extrema derecha o haber caído en una de las prisiones secretas de servicios especiales de Ucrania."
             
   Hoy, 15 de junio, se cumplen dos meses desde la desaparición del famoso activista de la izquierda rusa, preso político, Andrei Sokolov, que fue secuestrado por desconocidos en Ucrania inmediatamente después de la liberación en la sala del juicio.
Andrei Sokolov, que proviene de una familia pobre, llegó al movimiento de izquierda ruso a fines de los años noventa. En 1997 un joven comunista que trabajaba como panadero, fue detenido por primera vez por destruir la placa de la familia del zar. Andrei estuvo por esa causa en prisión casi dos años, y después de la liberación, en 2000, fue nuevamente detenido bajo sospecha de haber participado en la explosión de una mina en la central de policía de Moscú. Los cargos no fueron probados, pero Sokolov fue condenado a cinco años y medio de prisión. Volviendo a la libertad comenzó a trabajar como tornero - a pesar del hecho de que en la cárcel la salud de Andrei se debilitó mucho. Durante largos años estuvo bajo la presión de las autoridades rusas, que lo detuvieron varias veces de manera fraudulenta.

En el otoño de 2014, Andrei Sokolov fue al Donbass, donde pasó sólo dos semanas. El 16 de diciembre de 2014, por accidente, tropezó en un puesto de control de la APU, donde fue detenido y acusado de "promover una organización terrorista". A partir de ese momento, hasta abril de 2016 Sokolov estuvo en una prisión de Ucrania. De acuerdo con el abogado ucraniano Valeri Dovzhenko, la investigación no contaba con pruebas suficientes para condenar al prisionero, y toda la "prueba" de su culpabilidad se ha obtenido bajo presión, en violación de las normas y requisitos del Código de Procedimiento Penal. A pesar de esto, Andrei Sokolov llegó a un acuerdo con la investigación, que se ha comprometido a reducir a la libertad a cambio del reconocimiento de su propia culpa.

El 15 de de abril de este año 2016 el tribunal de Berdiansk dictó una condena de prisión por un período de 2 años y 7 meses. Como preso político ruso detenido en la prisión durante casi un año y medio, este período fue contado a causa de la pena prevista por la legislación de Ucrania por el principio de "Dos por uno". Por lo tanto, Sokolov cumplió oficialmente su sentencia y fue puesto en libertad. Sin embargo, a la salida del juzgado fue capturado por cuatro hombres desconocidos que salieron de un automóvil.

Ya han pasado dos meses, pero aún se desconoce el destino del ciudadano ruso. Numerosas peticiones que vinieron de la madre de Andréi y representantes del Consulado General de la Federación de Rusia, quedaron sin respuesta. De acuerdo con activistas de derechos humanos y abogados, Sokolov podría haber sido ser secuestrado por ucranianos de extrema derecha o haber caído en una de las prisiones secretas de servicios especiales de Ucrania. A principios de junio, las Naciones Unidas dijo que las autoridades ucranianas no admitieron que existan estas prisiones, a observadores internacionales. De acuerdo con el informe de la ONU, los presos están en estas prisiones sin juicio. No permiten que los familiares y abogados se contacten con los prisioneros y los empleados torturan con "métodos de efectos físicos y psicológicos".

La vida y la salud de Andrei Sokolov están bajo seria amenaza. Nos dirigimos a las autoridades de Ucrania, Rusia y la Unión Europea, a la comunidad internacional, a los defensores de derechos humanos y periodistas, para que exijan tomar todas las medidas necesarias para encontrar al activista ruso, recuperar su libertad y para castigar a aquellos que tienen la responsabilidad penal y política por su secuestro.
En la lucha por ello estamos especialmente contando con el apoyo de las organizaciones de izquierda y democráticas en todo el mundo. El destino de Andrei Sokolov demuestra una vez más que en Ucrania hay casos de secuestro de personas por sus creencias de izquierda y arrestan en prisiones secretas - contrariamente a todas las normas de la legislación de derecho internacional. Todo esto es una reminiscencia de la peor historia de terror de la página de la derecha, cuando los "escuadrones de la muerte" secuestraron a las personas por sus puntos de vista políticos. Desafortunadamente, esto se repite en nuestro país.
¡Libertad a Andrei Sokolov!

¡No a la represión política en Ucrania!

¡Libertad para los presos políticos! 

                               Traducción Ximena Krasnaya

Archivo del blog