Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2016/06/14

¿ESTAN SIENDO PERSEGUIDOS LOS COMUNISTAS DE LA REPUBLICAS "POPULARES" DEL DONBAS? por Dmitri Kirilov y Vladimir Dergachev

"El más reputado de los comunistas de la RPL, el comandante de la brigada “Prizrak” Alexei Mozgovoi fue asesinado en 2015 en extrañas circunstancias, y su muerte sigue sin ser aclarada. Tenía grandes obstáculos a la hora de organizar sus fórums antifascistas y demás eventos internacionales, siempre bajo presión del Ministerio de Seguridad."                                                 
              El proceso de “decomunistización” de Ucrania ha alcanzado repentinamente a la autoproclamada República Popular de Donetsk. En mayo los tres diputados del Partido Comunista de la RPD se vieron privados de sus escaños en el Consejo Popular por “pérdida de confianza”, mientras que en el último mitin intentaron arrebatarles las banderas rojas. La izquierda, que estuvo presente en los orígenes de las repúblicas populares, hace tiempo que ha caído en desgracia para los gobiernos de las repúblicas. El líder de los comunistas Borís Litvínov declaró a “Gazeta.ru” que pedirá ayuda al presidente del PCFR, Guennadi Ziugánov.

Ya en el 2014 las agrupaciones locales del Partido Comunista de Ucrania (PCU) se convirtieron en columna vertebral organizada de la “primavera rusa”. La izquierda plantó junto al monumento a Lenin un campamento en febrero de 2014 y propiciaron el referéndum de independencia del 11 de mayo. Eran los únicos que disponían de una red de activistas disciplinados capaz de organizar los colegios electorales.

El primer secretario de la organización regional de Donetsk por el PCU, Nikolai Krávchenko, no es que destacara precisamente por apoyar a la RPD. Según informan fuentes próximas a “Gazeta.ru”, actualmente, el antiguo diputado de la Rada Krávchenko pasa la mayor parte del tiempo en su dacha en Jmelniki en la región de Vínnytsia. A la vanguardia del movimiento estuvieron las organizaciones de base del PCU. El actual líder del Partido Comunista de la RPD Borís Litvínov, en el 2014 encabezaba la agrupación del distrito Kirovski de Donetsk.

El papel de los comunistas en la “primavera rusa” nadie lo ponía en duda entonces. En mayo de 2014 Litvínov se convirtió en responsable del Consejo de Ministros de la RPD en el gobierno de Alexánder Borodai. Desde julio a octubre de 2014 estuvo al frente del Consejo Popular de la RPD.

Luego lo apartaron del cargo. Se habló incluso de que Litvínov llegó a estar detenido. “Hablaba demasiado” explicó una fuente gubernamental. El propio Borís Litvínov negó que llegase a ser detenido.

Pero negar todo lo demás se antoja difícil. A los comunistas de la RPD en las elecciones de 2014 no se les permitió conformar su propia lista electoral. En aquellas elecciones se diseñó por decreto la creación de un modelo “bipartidista” de la RPD. Solo las organizaciones “República de Donetsk”  de Alexánder Zajárchenko y en menor medida “Donbás libre” de Pável Gúbarev, tienen derecho a presentar candidatos.

Según ha podido saber “Gazeta.ru” los listados definitivos de diputados tras las votaciones de otoño de 2014 se redactaron en Moscú. A los comunistas, en calidad de compromiso se les propuso que rellenasen una solicitud de ingreso en el movimiento “República de Donetsk”. Fue precisamente por esa lista que tres diputados comunistas entraron en el Consejo Popular, compuesto de 100 diputados.

El comunista Vadim Zaiberg, subcomandante de brigada, cayó en los combates por Debáltsevo y en el parlamento quedaron Borís Litvínov y Nikolai Ragozin.

El 6 de mayo de este año, en vísperas del Día de la Victoria, los tres diputados comunistas se vieron relegados de su escaño, siguiendo la fórmula “debido a la pérdida de confianza”. La decisión la adoptó el consejo político de “República de Donetsk”.

El Partido Comunista es el único partido político registrado en Donetsk. En octubre de 2014, cuando Litvínov todavía estaba en el gobierno, los comunistas tuvieron tiempo de obtener el certificado de registro en el Ministerio de Justicia local. Y ahora, en mayo de 2016 por si tuviesen pocas desgracias que lamentar ven como se les puede revocar ese registro al ser revisado.

El gobierno de Donetsk hace tiempo que mantiene una relación fría con los comunistas. En noviembre de 2015, el corresponsal de “Gazeta.ru” fue testigo de una acalorada conversación entre varios diputados del Consejo Popular, en la que debatían sobre la necesidad de prohibir la manifestación de los comunistas el 7 de noviembre. Entonces la manifestación se acabó autorizando y los comunistas pudieron celebrar un mitin no demasiado concurrido junto al monumento a Lenin.

El Día de la República, el 11 de mayo en Donetsk, la cosa se puso más fea. Uno de los participantes de la marcha, Víctor, contó a “Gazeta.ru” que se había intentado impedir que la columna de comunistas entrase en la plaza.

“Iba una abuela de 80 años, con su bandera roja y le rompieron el mástil”, relata acalorado Víctor. -¿Quién se lo rompió? –Un tipo vestido de camuflaje. Allí estaban todos, la policía militar y agentes del Ministerio de Seguridad. No sé quién había dado la orden, pero se trataba de que no se viesen banderas rojas en la plza. Estaban con nosotros los chavales de la primera Brigada Eslava, unos treinta; no son muchos los que han sobrevivido. Fue con su ayuda que pudimos pasar a la plaza”.

Según él, la orden habría llegado de Moscú: No mostrar el 11 de mayo, día de la República, en la RPD y RPL, banderas rojas ni recomendar a los trabajadores que las porten, solo banderas de las repúblicas.
Oficialmente solo se permitió portar banderas rojas a Litvínov. Lo pusieron en la columna del distrito Kirovski, donde trabajaba antes. “Pero hubo un mar de banderas rojas y nadie lo pudo impedir. El 11 de mayo no le pudieron arrebatar nada a ninguna abuela. Allí la gente habría pisoteado al que lo hubiese intentado”, -relata una versión algo distinta otro de los participantes de los actos del 9 y 11 de mayo en Donetsk.

Piden ayuda a Ziugánov
Los comunistas de momento no han hecho de esto un escándalo público e intentan resolver los problemas en los pasillos. El 15 de mayo celebraron su pleno y lanzaron una petición de ayuda al PCFR. Borís Litvínov dijo a “Gazeta.ru” que marcharía para Moscú después del pleno. De todas sus desgracias son más partidarios de culpar al presidente del Consejo Popular de la autoproclamada república, Denís Pushilin, apelando a Alexánder Zajárchenko, a quien “no tienen informado”.

Hay que tener en cuenta que somos Estados distintos, mantiene Litvínov, y no sería apropiado hablar de influencia directa de Rusia sobre la RPD. Se están produciendo consultas políticas a nivel local. El PCFR es un partido que desde los primeros días ha estado apoyando al Donbás, dos veces al mes recibimos convoyes humanitarios enviados por los comunistas. Esta semana por ejemplo han llegado 60 toneladas, hemos estado tramitando la documentación para recibirlas. En total van ya 7 mil toneladas.

Los representantes oficiales de Rusia en el Día de la República, el 11 de mayo, fueron los diputados de la Duma por el PCFR, Vladímir Rodin y Kazbek Taisáyev.

“Tras el acto hubo un banquete y no era el momento más oportuno para hablar de nuestros problemas. Tuvimos el pleno el 15 y estamos manteniendo consultas. Es un proceso normal”, declaró Litvínov a “Gazeta.ru”.

El diputado del PCFR Rodin contó a “Gazeta.ru” que Litvínov por recomendación suya ya se vio en el mitin del 9 de mayo en Moscú con Ziugánov y en el transcurso de esa charla informal le expuso cuál era a situación.

En palabras del diputado, el PCFR desde el 2014 viaja a la RPD a controlar la distribución de su ayuda humanitaria. Ya en el 2014 cerraron los correspondientes acuerdos con los comunistas locales y las fuerzas de la milicia. En Donetsk los delegados del PCFR han intervenido en el parlamento, han mantenido contactos con los líderes de la RPD y con sus camaradas comunistas.

El líder de la RPD Alexánder Zajárchenko confirmó a Rodin que la organización “República de Donetsk” ha perdido la confianza en los comunistas. "Nos gustaría entender qué ha motivado esa desconfianza. Los comunistas gozaban de la máxima autoridad en el momento en que fueron elegidos. Tengo un vídeo del día de las votaciones, cuando la gente esperaba en las filas 3 horas para poder votar y cómo elogiaban a los comunistas por haber estado en primera línea del frente. Además esos tres diputados que se integraron en el grupo parlamentario de “República de Donetsk” lo hicieron con nuestra ayuda, el PCFR antes de las elecciones mantuvo conversaciones con los dirigentes de la RPD”, recuerda Rodin.

Finalmente se reunió con Pushilin. Este le contó que los comunistas no habían mantenido la disciplina de voto del grupo y habían votado lo contrario a lo que pedía la dirección de la fracción, a pesar de que somos una fracción progubernamental y estamos en tiempos de guerra”.

Las explicaciones de Pushilin se podrían resumir en lo siguiente: “No queríamos montar el circo en el parlamento en tiempo de guerra. Se mencionaron una serie de momentos en los que Borís Litvínov no se ha comportado del modo correcto para con el gobierno de la república y su parlamento”

Rodin asume la postura de la dirección de la RPD (“tiempo de guerra” disciplina de grupo parlamentario”) y el hecho de que el PCFR no pueda devolver al Partido Comunista al parlamento de la república. Pero por otro lado se asombra de lo fácil que se les puede privar de sus escaños. Recuerda que en Rusia, los comunistas votaron en contra de ley que contempla que los diputados pierdan su acta por voluntad de la dirección de la fracción parlamentaria: “Litvínov sigue siendo el secretario de la organización y el partido no está prohibido: Vamos a seguir manteniendo consultas y a buscar un compromiso. Por lo que respecta al partido en sí, la dirección de la RPD no tiene pretensiones”.

Por cierto que aparte del Partido Comunista de la RPD de Litvínov, en Donetsk existe la “Unión de la Izquierda del Donbás” que integra al Partido Obrero. Tienen un diputado en el parlamento, Vladímir Bidevka, que en su día se escindió del grupo de Litvínov.

La fuente de “Gazeta.ru” en el gobierno de la RPD propone no exagerar con el problema de los comunistas: Después de todo, desde el punto de vista del gobierno de la RPD, el Partido Comunista como organización de masas no existe. En palabras de nuestro interlocutor, Litvínov controla a unas cuantas personas de su entorno y “a las abuelas que siguen respondiendo, por la fuerza de la costumbre”. “Les dimos dos escaños en el Consejo Popular como miembros de “República de Donetsk” y ellos dejaron de participar en el trabajo del grupo y continuaron jugando a sus juegos políticos. Aquí habrá dos organizaciones sociales y punto”.

En la República Popular de Lugansk los comunistas tampoco lo tienen nada fácil
El más reputado de los comunistas de la RPL, el comandante de la brigada “Prizrak” Alexei Mozgovoi fue asesinado en 2015 en extrañas circunstancias, y su muerte sigue sin ser aclarada. Tenía grandes obstáculos a la hora de organizar sus fórums antifascistas y demás eventos internacionales, siempre bajo presión del Ministerio de Seguridad.

Actualmente los comunistas de Lugansk se dividen en tres grupos desiguales. Los restos del PCU en la región de Lugansk del que fuera primer secretario Spiridón Kilinkárov, a día de hoy no muestran señales de vida. El propio Kilinkárov es acusado  por los comunistas locales de trabajar para Kiev.

La Unión de Comunistas de Lugansk está dividida. Un pequeño grupo encabezado por Igor Gumeniuk se encuentra bajo supervisión del PCFR, nos cuenta una fuente entre los comunistas. El grupo principal dirigido por Maxim Chaiko intenta mantener su independencia y está enemistado con el de Gumeniuk por el conflicto en torno al robo de la ayuda humanitaria. Consideran a sus oponentes un proyecto empresarial y no un movimiento ideológico.

Además según nuestro informante a los comunistas en Lugansk les presionan más aún que en Donetsk.
“En la RPD ahora hay más libertad, aunque el año pasado era justo al revés, nos explica. El nivel de apoyo popular es alto en ambas repúblicas, pero en la RPL les agobian más. La administración del jefe de gobierno de la RPL, Ígor Plotnitski no los soporta. Pero una parte significativa de los comunistas considera que en el momento actual estaría justificado y que en tiempos de la dictadura militar la construcción partidista puede esperar”.

Unas declaraciones publicadas en la página de la Juventud Comunista de Ucrania han terminado de echar más leña al fuego en torno a la situación de los comunistas de Donetsk: “La lucha en la RPD con los vestigios del capitalismo oligárquico ucraniano, los esfuerzos de Borís Litvínov, encaminados a recuperar como propiedad del pueblo los objetos sociales e industriales clave, parece que no han gustado  nada a cierta gente. Amparándose en que esas instrucciones llegan desde Moscú, el gobierno de la RPD ha adoptado la decisión de prohibir en la práctica la actividad del Partido Comunista de la RPD en la república”.

Los medios ucranianos recogieron ampliamente la cita con titulares del tipo: “Lenin en estado de shock: los terroristas de Donetsk han comenzado su propia decomunistización”.

El propio Litvínov calificó el texto como una provocación, aludiendo a que esa página la controlan excomunistas, uno de los cuales incluso ha combatido en el batallón nazi “Aydar”. Los comunistas consideran que esa página hace tiempo que está bajo el control de la SBU (Seguridad de Ucrania).
Además del conflicto con Pushilin, nuestras fuentes señalan otras versiones de la decomunistización suave de la RPD.

Todos los procesos políticos en el RPD y RPL hay que contrastarlos con los problemas de Moscú, donde se esfuerzan a acallar a la izquierda y presionar a los comunistas antes de las elecciones (En Rusia el 18 de septiembre se celebran elecciones parlamentarias. N de la T.). Las repúblicas no tienen soberanía y políticamente dependen por entero de Moscú.

Otras fuentes en Donetsk apuntan a que la persecución a los comunistas de Donetsk pueda estar relacionada con la limpieza del campo político ante la posible celebración, a finales del verano o comienzo de otoño, de las elecciones locales en la república. Eso en el caso de que la ley sobre las elecciones en el marco de las negociaciones de Minsk no se termine de aprobar. De todas formas según nuestro interlocutor en Moscú, la probabilidad de que acaben celebrándose elecciones este año es igual a cero.

Evgueni Tinyanski, miliciano y diputado del parlamento de Novorrusia, presupone que los comunistas pueden haber caído en desgracia por su componente ideológico. En su opinión, representan una molestia para el lobby informal proucraniano integrador en el parlamento de la RPD. Ese lobby, según sus palabras, defiende el mantenimiento de relaciones con los oligarcas ucranianos.

Notas de la traducción
Me pregunto a qué tienen miedo si según ellos el Partido Comunista no mueve más que a un puñado de abuelas...No estaría de más echar un vistazo a los resultados que obtenía el PCU en la región antes del golpe de Estado:


Si consultamos la tabla que aparece aquí veremos que si bien en Dontesk capital en las últimas elecciones(2012) cuando eran parte de Ucrania, el PCU obtuvo un 13'25%, hay poblaciones de la región donde pasa del 30% e incluso llega al 48'80%.

Traducido del ruso por Íñigo Agirre
http://iaguirre.larepublica.es

Archivo del blog