Independentismoa-antikapitalismoa-autonomia-oroimena-komunismoa-kontrainfo-duintasuna-formakuntza-berdintasuna-borroka-elkartasunA

2015/05/20

Monsanto/Syngenta: De gigantes genéticos a mega-monstruos agrícolas

"Si se permite, la fusión entre dos gigantes globales de los agro-negocios podría concentrar aún más el poder de un puñado de compañías sobre el sistema alimentario del planeta"
 
dariovive.org
Una posible fusión de corporaciones de semillas y pesticidas podría llevar a un nuevo nivel de monopolio el primer eslabón de la cadena alimentaria global

Si se permite, la fusión entre dos gigantes globales de los agro-negocios podría concentrar aún más el poder de un puñado de compañías sobre el sistema alimentario del planeta, según un informe publicado ahora por el Grupo ETC.

Monsanto, con sede en EEUU y la suiza Syngenta están negociando una posible fusión. Ya ahora seis empresas controlan el 75% de las ventas globales de semillas y pesticidas y la investigación y desarrollo que requieren. En el informe, titulado 'Monsanto/Syngenta: Caracteres siniestros', el Grupo ETC argumenta que en vez de dejar que se consoliden aún más ese tipo de monopolios deberían romperse.

“Este pequeño grupo de compañías busca reforzar aún más el control que tienen sobre los abastos globales de alimentos, y para ello insisten en que necesitamos “agricultura climáticamente inteligente”, explica Pat Mooney, Director del Grupo ETC. Sin embargo, enfatiza el documento, las actividades de los gigantes de las semillas han ido debilitando la resiliencia de los cultivos que ya existen. Al enfocarse solamente en la resistencia a las plagas y en la manipulación genética y el fitomejoramiento, cualidades como adaptación a la sequía se han atrofiado.

'Monsanto/Syngenta: Caracteres siniestros' detalla cómo la unión de esas empresas podría detonar otra ronda de fusiones y adquisiciones entre las compañías de semillas, de pesticidas, la industria de fertilizantes y los titanes de la maquinaria agrícola.

“Semillas, químicos, fertilizantes, maquinaria e incluso los seguros agrícolas son los primeros eslabones en la cadena industrial de producción de alimentos”, explica Joëlle Deschambault, de la oficina en Ottawa del Grupo ETC. “Todos los insumos que utiliza el sistema industrial de producción alimentaria podrían quedar bajo en control de tres mega corporaciones.

Finalmente, más grande no equivale a mejor cuando hablamos de los amos del sistema global de producción de comida. Aunque los reguladores antimonopolios vigilen la fusión que se está cocinando, las empresas involucradas argumentarán que la concentración de poder y recursos es la mejor forma de alimentar al mundo ante la perspectiva de una crisis climática.

“Los mega-monstruos agrícolas aseguran que solamente los más grandes pueden alimentar al mundo”, dijo Verónica Villa de la oficina del Grupo ETC en México. “Han estado allí por décadas, y más de 800 millones de personas en el planeta aún sufren hambre y muchos millones más están muy mal alimentados.”

“De hecho entre más grandes son las compañías, gastan menos en investigación y más en relaciones públicas. Hablan de agricultura ‘climáticamente inteligente’, pero es sólo una excusa para evadir las regulaciones antimonopolios”, agregó Mooney. “Esos conglomerados agrícolas son como jugar al monopolio: una vez que se alíen, los agricultores serán forzados a pagarles por cada movimiento que hagan.”
El Grupo ETC ha seguido la pista a los agronegocios desde 1977, cuando las semillas eran controladas por los agricultores, y de los siete mil proveedores que había en el mundo, ninguno controlaba ni siquiera el 1% del mercado.

Si se permite que Monsanto y Syngenta se fusionen, la nueva compañía controlará el 54% de las ventas de semillas y una tercera parte de los pesticidas en todo el mundo. Mientras tanto, los agricultores que han adaptado y nutrido las semillas por 12 mil años, están siendo forzados a pagar regalías por patentes y firmar contratos que les prohíben guardar sus propias semillas.

Texto completo en: http://www.lahaine.org/monsanto-syngenta-de-gigantes-geneticos

2015/05/12

AUSCHWITZ Y LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

"Los animales experimentan miedo, angustia, vulnerabilidad, pero su cerebro limita su vida moral. No se les puede exigir una racionalización de sus impulsos que regule sus actos de acuerdo con preceptos éticos."
 
Rafael Narbona
 
Se ha dicho que los nazis trataron a los judíos, gitanos y otras minorías como a animales, aceptando implícitamente que es lícito matar o esclavizar a otras especies. En Amos de la muerte: Los SS Einsatzgruppen y el origen del Holocausto (2003), el historiador Richard Rhodes explica que los alemanes obligaban a los adultos a amontonarse unos sobre otros en las fosas para recibir un tiro en la nuca. Este método implicaba que –salvo los que morían en primer lugar- las víctimas se tumbaban sobre un cadáver o un cuerpo agonizante antes de ser asesinadas a sangre fría. Los SS llamaban a este procedimiento Sardinenpackung. Nos horroriza este procedimiento, pero no nos preocupa que a diario millones de animales sean electrocutados, decapitados o acuchillados. Albert Camus nunca olvidó el grito de una gallina degollada por su madre en el patio trasero de su casa. Ese día su conciencia se estremeció, pensando que el animal “habló”, invocando una improbable clemencia. Nuestra especie se ha acostumbrado a convivir con una “mancha moral” que algún día cuestionará los fundamentos de nuestro arbitrario sentido de la ética.
 
Después de emplear reiteradamente el Sardinenpackung, los nazis advirtieron que los niños más pequeños sobrevivían, pues el cuerpo de sus madres actuaba como parapeto. Por eso, en el hospital de maternidad de Vinnitsa, metieron a los recién nacidos en sacos y los arrojaron a la calle desde las ventanas. A veces, golpeaban violentamente el saco contra una pared antes de lanzarlo al vacío. Durante mucho tiempo, se ha utilizado este método para acabar con la vida de los perros y los gatos recién nacidos. La comparación puede parecer ofensiva, pero Richard Rhodes, que no es un animalista, emplea los argumentos de la antropóloga francesa Noëlie Vialles para explicar cómo los ejecutores de la Shoah pudieron inmunizarse al dolor de sus víctimas. En su ensayo Animal to Edible (1994), Vialles afirma que los mataderos industriales y los campos de exterminio nazi funcionan de manera similar, dividiendo el trabajo para diluir la responsabilidad y disipar cualquier objeción moral. El primer matadero industrial se inauguró en Chicago y los nazis lo visitaron para copiar sus innovaciones. El 15 de agosto de 1941, el Reichsführer Himmler contempló por primera vez en Minks (Bielorrusia) el fusilamiento de un centenar de partisanos y judíos. Según los testimonios del alto mando de las SS y de la Policía Erich von dem Bach-Zelewski, la experiencia le resultó traumática. Primero, detuvo la ejecución para comprobar si un joven alto, rubio y de ojos azules, era realmente judío. Cuando el infortunado le confirmó que era judío, al igual que sus padres y abuelos, Himmler dio una patada en el suelo y exclamó que en ese caso ni siquiera él podía evitar su muerte. El pelotón, compuesto por doce hombres, disparó a continuación, pero dos mujeres no murieron en el acto. Malheridas, gimoteaban en la fosa. Descompuesto, Himmler se dirigió al jefe del pelotón y gritó: “¡No torturéis a esas mujeres! ¡Disparad! ¡Daos prisa y matadlas!”. Otto Bradfisch, jefe del Einsatzkommando 8 del Einsatzgruppen B, contó durante su juicio por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que Himmler reunió a los oficiales después de la matanza y les dijo que su trabajo era ciertamente repugnante, pero que se limitaban a limpiar el mundo de seres indeseables e inútiles. Cualquier cazador puede expresarse en los mismos términos, después de ahorcar a un galgo que ha envejecido o ha demostrado escasas aptitudes para acosar a un conejo o una liebre.
 
Las cámaras de gas comenzaron a utilizarse en la primavera de 1941 para liberar a los ejecutores de la Shoah de la ingrata experiencia de abatir a balazos a mujeres, niños y ancianos. En Chelmno, Sobibor y Treblinka se empleó monóxido de carbono y sólo en Auschwitz se recurrió al Zyklon B, acido cianhídrico que al contacto con el agua produce cianuro de hidrógeno gaseoso. Fabricado como insecticida por IG Farben (un complejo de empresas farmacéuticas que incluye a la famosa Bayer), se consideró idóneo para el exterminio de seres humanos por su poder altamente tóxico. Una tonelada del producto puede matar a 25.000 personas. El 17 y 18 de julio de 1942, Himmler visitó Auschwitz. Durante la mañana del primer día, observó por la mirilla de una cámara de gas el asesinato de varios centenares de deportados, sin mostrar ninguna clase de repugnancia o espanto moral. Esa misma tarde, se marchó a una taberna con Rudolf Höss, comandante del campo y el Gauleiter local, acompañados de sus respectivas esposas. Bebieron vino y celebraron los éxitos de Alemania en su guerra contra los judíos y los bolcheviques. Aún se hallaba relativamente lejos el 2 de febrero de 1943, cuando el mariscal de campo Friedrich Paulus se rindió ante los soviéticos en Stalingrado, después de una cruenta batalla que costó más de cuatro millones de vidas, sumando las bajas de ambos bandos.
 
Las cámaras de gas fue la “solución humanitaria” al exterminio mediante pelotones de fusilamiento. “Nunca seremos duros o despiadados cuando no sea necesario”, afirmó Himmler el 4 de octubre de 1943 en la conferencia anual de altos mandos de las SS. “Muchos de vosotros sabéis qué significa contemplar montañas de cadáveres y no perder la decencia. Es una página gloriosa de nuestra historia, nunca escrita, y que no debe escribirse […]. Hemos cumplido esta pesada tarea por amor a nuestro pueblo. Y no hemos dañado nuestro ser interior, nuestra alma, ni, en consecuencia, nuestro carácter”. Las palabras altisonantes de Himmler mencionando la decencia resultan particularmente grotescas, pues todas las fuentes históricas señalan que las matanzas estuvieron acompañadas de corrupción a todos los niveles. Incluido el propio Himmler, todos los miembros de las SS robaron sistemáticamente los bienes de las familias judías asesinadas: oro, joyas, obras de arte. La mentalidad perversa de Himmler se refleja en su colección privada de muebles realizados con restos humanos. De hecho, poseía varios ejemplares del Mein Kampf con cubiertas de piel procedentes de la espalda de judíos asesinados en Dachau. Al final de la guerra, Himmler pensó que los aliados aprovecharían su experiencia policial y le encargarían velar por la seguridad en la Alemania de la posguerra. Una de sus preocupaciones era averiguar si sería más oportuno saludar al general Eisenhower con un apretón de manos o el saludo nazi. Hitler le destituyó de todos sus cargos cuando descubrió que negociaba su salvación personal con las fuerzas aliadas. Aunque se afeitó el bigote y se colocó un parche sobre el ojo izquierdo, fue reconocido en un control británico entre Hamburgo y Bremen. Mientras un médico le examinaba, se suicidó, mordiendo la capsula de cianuro que había escondido en sus dientes. Sus restos fueron enterrados en una tumba anónima.
 
Himmler pertenecía a la clase media. Hijo de un maestro, se educó en un ambiente estricto, donde se aplicaba el castigo físico para corregir cualquier gesto de rebeldía o indisciplina. De hecho, el historiador alemán Götz Aly nos recuerda que a los maestros también se les llamaba “apaleadores”. Durante sus años de universidad, Himmler se apuntó a una asociación estudiantil y participó en un par de duelos con sable, que le ocasionaron heridas en la cabeza. Su trayectoria no es insólita, sino previsible en un alemán de su tiempo y su clase social. No era un hombre especialmente violento, pero sí un cobarde que se adaptó perfectamente a la rutina del “asesino de despacho”. Richard Rhodes menciona que recriminaba a sus compañeros de partido su afición por la caza, afirmando que matar a un ciervo era “un simple asesinato”. No se debe confundir esa observación con hipocresía o con una sensibilidad deformada, sino con el horror de la clase media hacia las formas más cruentas e inmediatas de violencia. En 1835, las leyes inglesas establecían nuevas formas de sacrificio de los animales para disminuir su sufrimiento y evitar la degradación moral de los matarifes, que hasta entonces trabajaban en el centro de los pueblos, ofreciendo un espectáculo que recordaba las ejecuciones medievales ante una chusma eufórica. Hitler intentó aplicar el mismo criterio en el exterminio de los presuntos enemigos del Reich. Noëlie Vialles describe el proceso psicológico que permite el funcionamiento de los mataderos industriales: “Los trabajadores afirman a menudo que ‘cuando te acostumbras, lo haces como harías cualquier otra cosa’. Ese vacío en el pensamiento y esa falta de identificación con la tarea que uno realiza, que en cualquier sitio se consideran características negativas del trabajo de la producción en cadena, constituyen aquí, por el contrario, un prerrequisito para ‘acostumbrarte a ello’”.
 
El Premio Nobel sudafricano John M. Coetzee opina que los mataderos industriales encierran el mismo espanto que Treblinka y que sólo nuestra perspectiva como especie superior y con derechos y privilegios exclusivos puede explicar nuestra indiferencia hacia el sufrimiento de otras especies, condenadas a la estabulación, la muerte violenta y el consumo. No pierdo la esperanza de que algún día rectifiquemos y olvidemos nuestras viejas excusas y pretextos. Los animales experimentan miedo, angustia, vulnerabilidad, pero su cerebro limita su vida moral. No se les puede exigir una racionalización de sus impulsos que regule sus actos de acuerdo con preceptos éticos. Le sucede lo mismo a los niños pequeños o a ciertas personas con la mente herida por culpa de una cruel enfermedad, pero no es menos cierto que esa impotencia suele convivir con la ternura y la demanda de afecto y protección. Sólo el que ha mirado a los ojos de un animal y no ha descubierto su profundo desamparo, puede ignorar que Auschwitz y un matadero industrial nacen del mismo desprecio hacia la vida y el dolor ajenos. Tal vez necesitemos una nueva época de Ilustración para comprender que cualquier utopía debe incluir los derechos de los animales, negados y escarnecidos por una humanidad obtusa y autocomplaciente.

2015/05/11

Elkarrizketa Jann-Marc Rouillan

"Antiterrorismoaren jarrera hain ofentsiboa, zerbait pasako dela sentitzen dutelako da. Euskal Herrian gauza bertsua gertatzen da, dena kontrolpean nahi dute, pasa daitekeenagatik."

MIL, GARI eta Action Directe talde armatuen sortzaile, mende laurdeneko kartzelalditik ateratzen ari da Jann-Marc Rouillan (1952, Auch, Gaskoinia). 1970 eta 1980ko hamarkadetako Europako mugimendu ezkertiar iraultzaileen protagonista eta testigu pribilegiatu, hainbat liburutan ematen ditu orain bere oroitzapenak. Borroka egiteari ez diola puska batean utziko, alegia. 

Aritz Galarraga
ARGIA

2011ko maiatzaren 19tik baldintzapeko askatasunean. Nola bizi duzu askatasuna eta baldintzapea uztartzen dituen kontraesan hori?
Debekatuta daukat sarrera Frantziako 38 departamendutan, hiri handietan. Frantziatik ateratzeko eskakizun mordo bat egin behar dut, hilabeteak itxaron, tribunalek bost egunez atera naitekeela erabaki arte. Ezin dut bizimodu arruntik eraman, lana normal egin. Langabezian nahi gaituzte, pobre, galarazten digute eguneroko duina. Programa bat dago kartzelan egon diren militante ohien aurka, orokorra da, kide asko aurkitu ditut egoera berdinean. Ez dute orrialdea pasa nahi, eta hobeki, guk ere ez baitugu nahi. Borrokak jarraitzen du kanpoan.

Ezin duzu hitz egin gauza jakin batzuen gainean.
Debekatuta daukat kondenatua izan naizen ekintzei buruz hitz egitea. 2007ko abenduan eman zidaten lehenengoz baldintzapeko askatasuna. Baina ia urtebete beranduago, elkarrizketa batean esandakoen harira, berriz eraman ninduten kartzelara. Lege antiterrorista kritikatu nuen, eta erabaki zuten legea kritikatzen banuen ekintzei buruz hitz egiten ari nintzela. Zentzugabea da, baina nahi dutena egiten dute. Justizia antiterrorista indarren arteko oreka bat da. Eta momentuz haien alde dago botere harremana.

Boterea haiek badute, nola interpretatzen duzu kronologia guztia? Kalean utzi izana, berriz kartzelaratzea, oraingo egoera.
Action Directeko kideak lau ginen. Joelle Aubron oso gaixorik zegoen; 2004an atera eta bi urteren buruan hil zen. Nathalie Ménigoni hirugarren gradua aplikatu zioten 2007ko abuztuan. Eta orduan ulertezina zen Georges Cipriani eta biok kartzelan mantentzea, Joelle eta Nathaliek baino kondena laburragoa baikenuen. Ni atera ninduten, beraz, eta ez zitzaien batere gustatu: bueltan barrura sartzeko aitzakia aurkitu zuten. 2011n atera nintzen, azkenik, Georgesen ondotik. Borroka gogorra izan da. Hainbat lagun oroitzen ditut, Georges Ibrahim Abdallah, 29 urteren ondoren oraindik barruan dena. Eta euskal kide asko, Frederic Haramboure, Jacques Esnal, aspalditik kartzelan, aspaldian kanpoan beharko luketenak.

25 urte kartzelan, MIL eta GARIko garaiak kontuan izan gabe. Esateak bakarrik beldurra ematen du. Nola gogoratzen dituzu?
Kartzela borroka da, eutsi egin behar zaio, iraun, bestela akabatuta zaude. Lehen egunetik, komisaldegitik, kolaboratzera behartzen dituzte preso politikoak, zigor gogor baten mehatxupean. Gu berehala kondenatu gintuzten bizi arteko zigorrera, edozein kolaborazio errefusatu genuelako. Eta zazpi urte itxaron zituzten gure prozesua berrartzeko, zazpi urte horietan gure kontrako errepresio handia eginez, isolamendua, mehatxuak, jipoiak. Espero zuten taldearen irudia urtuko zela. Lehen garaipena izan zen zazpi urteren buruan isolamendutik atera eta jarrera kolektiboa izan genuela. Inportantea zen erakustaldi hori egitea. Uneoro atera izan dute gaia gero: borroka armatuaren kritika, damua. 2010ean oraindik esan ziguten testu bat egiten bagenuen, gure ekintzak kritikatzen, borroka armatuaren bidea errefusatzen, kartzelatik atera ahalko ginela.

2015/05/07

Maiatzak 9, Garaipenaren Eguna

Iker Blas Mendoza

Orain dela 70 urte Alemaniak errendizioa sinatu zuenean jarri zitzaion Europan amaiera nazismoari eta  Bigarren Mun­du Gerrari (1939-1945). Lorpen gogoangarri hori hein handi batean sobietar herriaren sakrifizioari zor diogu: Biga­rren Mundu Gerran hil ziren 60 milioi pertsonetatik, ia erdia sobietarrak (errusiar, ukraniar, bielorrusiar, kazakhs­­tandar, uzbekistandar…) izan baitziren. Azpimarratu behar da baita ere, txinatar herriaren eta beste herrien sakrifizioa.

Hollywoodeko film yankietan agertzen ez den memoria historikoa berreskuratzeko eta aldarrikatzeko datorren larun­batean, maia­tzak 9, eguardiko 12:00etan Donostiako Buleba­rretik ma­ni­festazioa antolatu eta ba­bestu dute besteak beste: Vesta, Euskal Herria-Don­bass Komitea, Askapena, Euskal Herria Antifaxista, Boltxe eta Ahaztuak 1936-1977. Animatu zaitezte eta parte hartu.

2015/05/03

Vlad Wojciechowsky: un superviviente de la masacre de Odessa en la brigada Prizrak

"Nuestros enemigos no son los soldados de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que están en las trincheras enemigas en el frente, sino la junta de Kiev, el poder de la oligarquía."

http://slavyangrad.es/

A finales de diciembre de 2014 conocíamos que activistas y supervivientes de la masacre del 2 de mayo en la Casa de los Sindicatos habían sido entregados a la República Popular de Donetsk como prisioneros de guerra. Vladislav Wojciechowsky, superviviente del 2 de mayo y detenido en Odessa el septiembre de 2014, era uno de ellos. Ahora, desde Alchevsk y como miembro de la brigada Prizrak, el propio Wojciechowsky cuenta el resto de la historia: qué pasó realmente en el campo de Kulikovo, cómo fue detenido y encarcelado, intercambiado por soldados ucranianos capturados en la guerra y cómo llegó a la milicia de la República Popular de Lugansk.


Entrevista de Dmitry Rodionov para Svobodnaya Pressa


Hace tiempo que conozco a Vlad Wojciechowsky. Tiempo atrás, antes de Maidan, que ha marcado un antes y un después en la historia y ha destruido Ucrania como estado, me gustaba ir a Odessa, reunirme con los activistas locales de Borotba, incluido Vlad. Por la noche nos sentábamos en los ruidosos patios de Odessa, paseábamos por el bulevar Primorsky y discutíamos el futuro de la lucha política. Recuerdo que en una de mis últimas visitas criticábamos duramente a Yanukovich y pensábamos lo genial que sería Ucrania sin él. Esto fue, parece ser, hace dos años.

Y ahora, dos años después, volvemos a estar juntos en las trincheras, colocando ametralladoras en sus parapetos, observando los movimientos de los ucros en un puesto de control. La curiosa ironía del destino. Vlad fue uno de los participantes más activos del movimiento Antimaidan de Odessa desde el principio y estaba en la Casa de los Sindicatos el 2 de mayo. Como otros activistas, se vio obligado a huir a Crimea tras la brutal represión de la junta contra la oposición en el Campo de Kulikovo. Volvió a Odessa a finales del verano y fue detenido y encerrado por el SBU. A finales de diciembre, fue intercambiado por soldados ucranianos capturados y se encontró en Novorrusia. Las autoridades ucranianas requisaron su documentación, por lo que no puede abandonar el país. Pero esto no es excesivamente sorprendente. Parece que ha encontrado su sitio aquí, en el departamento político de la brigada Prizrak. Nos sentamos en el cuartel general de Alchevsk y recordamos.

2015/04/29

BILBON KAPITALISMOAREN AURKA. MAIATZAREN 1 EGIN

"Maiatzaren Lehenak, borroka egun bat izan beharko lukeenak, klase identitatearen zori eta bilakaera bera jasan du. Modu progresiboan, sistemaren barruan integratzeko prozesu bat jasan du, eduki politikoa eta borrokarako grinaren ezaugarria baztertuz, testuinguruz kanpo geratzen den ospakizun bat bihurtu delarik, zeinetan ez zaien zapaltzen eta esklabu bihurtzen gaituzten egiturei modu errealean aurre egiten"

Bilbo  industria  hiria  izan  da  historikoki.  Bere  itsasadarraren  ertzean  ikaragarrizko  azpiegitura industrialak eraikitzen ziren, eta milaka izan ziren nekazalguneetatik gure hirira migratu zutenak, errealitate langile hori eta hamarkadetan gure hiribildua ezaugarritu duen klase identitate indartsua garatuz. 80 hamarkadak birmoldatze industriala ekarri zuen, eta baita Estatu espainiarrak Kapitalaren Europaren agintaritza gero eta neoliberalagoaren aurrean erakutsitako mendekotasuna ere. Ekoizpenaren sektore  estrategiko  bat  suntsitzeaz  gain,  birmoldatze  honek  langile  mugimendu  artikulatu  eta borrokalaria erraustu zuen, zeina mugimendu sozialetan eta herri mugimenduan sustraitua zegoen.
 
Gaur egun, nekez aurki dezakegu gure hiriaren jatorri langilearen arrasto sinbolikorik.  Lekuko zein nazioarteko interes kapitalistak irudikatzen dituen erakusleiho turistiko bat da Bilbo. Langileria konsziente eta antolatu hartatik oroitzapena baino ez da gelditzen. Estatua eta bere egitura errepresiboek eta Europa neoliberal horren aurrean gero eta modu ageriagoan makurtzeak, besteak beste, langileriaren zatiketa eta desmobilizazioa eragin dute, ordezko moduan hiritar anonimo eta esanekoak geratu direlarik.
 
Maiatzaren Lehenak, borroka egun bat izan beharko lukeenak, klase identitatearen zori eta bilakaera bera jasan du. Modu progresiboan, sistemaren barruan integratzeko prozesu bat jasan du, eduki politikoa eta borrokarako grinaren ezaugarria baztertuz, testuinguruz kanpo geratzen den ospakizun bat bihurtu delarik, zeinetan ez zaien zapaltzen eta esklabu bihurtzen gaituzten egiturei modu errealean aurre egiten.
 
Manifestu hau sinatzen dugun antolakundeok ordezkatzen dugun mugimendu sozial eta herrikoiaren aldetik, errealitate honen aurka agertu nahi dugu, egun egitura kapitalistei aurre egiteko inoiz baino baldintza gehiago daudela gogoraraziz. Ezin dugu ahaztu egitura kapitalista hauek egiturazko krisi honetaz baliatu direla bortizki kolpatzen gaituzten austeritate neurriak inposatzeko, are prekarioagoa, okerrago  ordaindua  eta  eskubide  gutxiagoduna  den  lanpostu  bat  utziz,  aberatsenek  gure duintasun galera honen kontura beren patrikak puzten jarraitzen duten bitartean. Kapitalak inposatzen ditu arauak, gobernuek gauzatu egiten dituzte eta langileriak pairatu egiten ditu.

Egungo testuinguruan, langileon aurkako mehatxuek etenik ez izateaz gain, izaera esponentzial bat hartzen dute, TTIParekin ikus dezakegun moduan, hau da, Europar Batasuna eta AEBen arteko merkataritza askerako itun bat, zeinak transnazionalen esku uzten duen herrien subirautza, historikoki konkistatu ditugun eskubideak eragotziz. Akordio hau onartzen duten herrialdeetan, enpresek beren baldintzak askatasun osoz eta inolako eragozpenik gabe inposatu ahalko dituzte, honekin talde ekonomiko eta finantza-talde handiek langileen zein herrien eskubideen gain dituzten interesak blindatuz.
 
Estatu espainiar eta frantsesak euskal langileria itotzen dute, lan-erreforma odolzaleak inposatuz, transnazionalak babesteko enplegua malgutuz eta gure borrokarako gaitasuna mugatuz. Gainera politika errepresiboekin  ere  mehatxatzen  gaituzte,  kasu  mozal  lege  deiturikoa,  zeinak sistemaren  aurkako edozein erantzun politiko zigortzen duen, sindikalista, grebalari eta borrokalari orori, hau da, guztiontzathobeak  izango  diren  baldintzengatik  borroka  egiten  duen  orori  sententzia  eredugarriak  aplikatzen dizkion moduan.
 
Agertoki politiko eta ekonomiko honek gure eskubideak erasotzen ditu, jadanik ez langile moduan soilik, baizik eta emakume, gazte, migrante, pentsiodun, ekologista, euskaldun, disidente sexual eta abar moduan baizik. Hau guztia dela eta, erantzun bat eman beharra dago, egun bakoitza Maiatzaren Lehena bihurtuz eta Maiatzaren Lehena gure borrokaren momentu eredugarri bat bihurtuz. Gure Euskal Herri Langile izaera berreskuratu behar dugu, hortik egiteko aurre inperialismo estatubatuar eta europarretik zein euskal burgesiatik Euskal Herriaren subirautzaren eta langileriaren aurka gauzatzen diren erasoei.
 
Gure eskubideak defendatzeko modu bakarra hauek gauzatzea dela erakutsi beharra dago. Maiatzak 1 honetan erakutsi diezaiegun kalean gure amorrua, gure haserrea eta seinala ditzagun espainiar zein frantziar  Estatuak  eta  euskal  burgesia  Euskal  Herriko  interes  inperialisten  ordezkari  eta,  beraz, egiturazko etsai gisa.
 
Gauzak horrela, Maiatzaren 1a mobilizazio eta hausnarketarako data bihurtzea proposatzen dugu. Apirileko azken astean, jardunaldi batzuk egingo ditugu (laster emango dugu informazio gehiago). Era berean,  Maiatzaren 1ean, Deustuko Zubitik 17.00etan egingo den manifestaziora dei egiten dugu.
 
KAPITALISMOAREN AURKA, MAITZAK 1 EGIN CONTRA EL CAPITALISMO!
 
 ---------------------------------------------------------------------------------------------------

Bilbao históricamente ha sido una ciudad fabril. A las orillas de su ría se levantaban grandes infraestructuras industriales y miles de personas emigraban de las zonas rurales a nuestra ciudad para configurar esa realidad obrera y con una fuerte identidad de clase que caracterizaría la villa durante décadas. Los años 80 trajeron consigo la reconversión industrial, y la subordinación del Estado español a unas directrices cada vez más neoliberales de la Europa del Capital. Esta reconversión no sólo destruiría un sector estratégico de la producción, si no que arrasaría a su vez con un movimiento obrero articulado y combativo que tenía además un fuerte arraigo en los movimiento sociales y populares.
 
Hoy en día, apenas quedan recuerdos simbólicos de los orígenes obreros de nuestra ciudad, Bilbao es un escaparate turístico que representa los grandes intereses de los capitalistas, locales o internacionales. De esa clase obrera consciente y organizada sólo nos queda el recuerdo. El Estado y sus estructuras represivas así como la subordinación cada vez más explícita a esa Europa neoliberal entre otras cosas, han fragmentado, desmovilizado y dividido a la clase trabajadora siendo sustituida por una ciudadanía anónima y sumisa.

La jornada de lucha que debe representar el 1 de Mayo, ha corrido la misma suerte que la identidad de clase, ha sufrido un proceso de integración de forma progresiva en el sistema, renunciando al contenido político y a su característica combatividad para convertirse en un paseo y en una celebración descontextualizada en la que no se planta cara de manera real a las estructuras que nos oprimen y esclavizan.
 
Desde la parte del movimiento social y popular de Bilbao al que representamos las organizaciones que firmamos este manifiesto, queremos revelarnos contra esa realidad, recordando que hoy más que nunca hay
condiciones para enfrentarse a las estructuras capitalistas, que han aprovechado este contexto de crisis estructural para imponernos medidas de austeridad que nos golpean con crudeza, dejándonos un trabajo más precario, peor pagado y con menos derechos, mientras que las grandes fortunas siguen hinchando sus cuentas a costa de nuestra pérdida de dignidad. El capital impone las reglas, los gobiernos las ejecutan y la clase trabajadora las sufre.
 
En el contexto actual, las amenazas contra las trabajadoras y los trabajadores, no sólo no cesan, si no que adquieren un carácter exponencial, teniendo un ejemplo de ello es el TTIP, un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y EEUU que pone al servicio de las transnacionales la soberanía de los pueblos, interfiriendo en nuestros derechos conquistados históricamente. El TTIP permite a estas empresas vía libre en cuestión de exigencias a la hora de imponer sus condiciones a los paises que se acogen a este acuerdo, blindando los intereses de los grandes grupos económicos y financieros sobre los derechos de los y las trabajadoras y de los pueblos.
 
Los Estados español y francés colocan a la clase trabajadora vasca contra las cuerdas, imponiendo reformas laborales sanguinarias, flexibilizando el empleo para proteger a las transnacionales y limitar nuestra capacidad de lucha. Además nos amenaza con políticas represivas como llamadas las leyes mordazas que impone sanciones ante cualquier tipo de respuesta política al sistema, de la misma manera que aplica sentencias ejemplarizantes contra sindicalistas, huelguistas, luchadores y luchadoras que en definitiva pelean por unas condiciones más justas para todos y todas.
 
Este escenario político y económico ataca nuestros intereses, ya no sólo como trabajadores y trabajadoras sino como mujeres, como jóvenes, migrantes, pensionistas, ecologistas, como vascos y vascas…. Es por ello por lo que se debe producir una respuesta, convirtiendo cada día en un 1 de Mayo, y convirtiendo el 1 Mayo en un momento referencial de nuestra lucha, tenemos que rescatar nuestra identidad de pueblo trabajador vasco, y enfrentarnos desde ahí a todos los ataques que tanto los imperialismo estadounidenses y europeo, como desde la burguesía vasca realizan todos los días contra la soberanía de Euskal Herria y su clase trabajadora.
 
Hay que demostrar que la única manera de defender nuestros derechos es ejerciéndolos. Este primero de Mayo hagamos notar en las calles nuestra rabia, nuestro enfado y señalemos a los Estados español y francés y a la burguesía vasca como representantes de los intereses imperialistas en Euskal Heria, y por lo tanto, enemigos estructurales de nuestra lucha.
 
PARA ENVIAR ADHESIONES DIRIGIRSE A: MAIATZAK1EGIN@GMAIL.COM

2015/04/24

¿Que es ser comunista?

"No es sostenible la vida en la tierra si no concebimos la propiedad, la producción, el desarrollo o la educación de una manera radicalmente distinta, no en base a lo que hay, sino en base a lo que debiera haber si realmente queremos el bienestar de todos y la armonía con la naturaleza."


ODIO DE CLASE
(Blog comunista revolucionariu cantabru)

Ser COMUNISTA es la asunción de una posición de clase firme cuya meta es luchar por acabar con el sistema de explotación del hombre por el hombre (capitalismo) e instaurar la sociedad justa y equilibrada (Comunismo Científico) donde, no exista ni opresores ni oprimidos, ni ricos ni pobres; donde el fruto del trabajo social y colectivo satisfagan las principales necesidades materiales y espirituales, y, donde el soñar, crear y amar sea la gran realización del genero humano.

 

Ser COMUNISTA es la convicción de la rebeldía consciente y con conocimiento contra este sistema de cosas injustas (capitalismo) que favorece a una minoría y, somete a la miseria y dolor a la inmensa mayoría del pueblo trabajador, mutilándole el principio de la creatividad y productividad del ser humano para su propia emancipación.



Quienes asumimos el comunismo como ideología y como teoría de la revolución social estamos convencidos de la inevitabilidad de la sustitución del capitalismo, sistema basado en la explotación y la opresión del trabajador, por otro donde desaparezcan ambas para dar paso a otro nuevo, sin explotados ni explotadores, basado en la justicia social, la igualdad, la solidaridad, la plena libertad: el socialismo.



Los comunistas obramos en la teoría y práctica de acuerdo con los objetivos que perseguimos. El que de palabra es comunista pero actúa como un canalla no es comunista.



Los comunistas no toleramos la explotación ni la injusticia.



Los comunistas odiamos toda clase de opresión y explotación. Odiamos a los opresores y explotadores. 



Los comunistas somos marxistas, porque analizamos la sociedad y sus contradicciones bajo las ideas de Marx, no por fanatismo religioso, sino porque encontramos en ellas la posibilidad de entender como cambiarla, identificando a nuestros aliados entre los desposeídos, privados de libertad y explotados, y reconociendo a nuestros adversarios en quienes usufructúan del trabajo de otros y destruyen el medio ambiente, por el afán de lucro que les permite el derecho a la propiedad, los medios de producción y los recursos naturales.


Archivo del blog