Independentismoa-antikapitalismoa-autonomia-oroimena-komunismoa-kontrainfo-duintasuna-formakuntza-berdintasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida

2016/05/23

CREEMOS EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO VASCO por Boltxe Kolektiboa


            
                 El Pueblo Trabajador Vasco ha empezado a reorganizarse. Estos años que han pasado se han hecho muy largos, viendo como la línea reformista cogía el timón del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Hemos estado en todos los debates desde Zutik Euskal Herria y hemos continuado luchando para intentar contrarrestar esa línea, pero no únicamente nosotros, ha habido muchos militantes que han estado dando la batalla tanto a nivel individual como organizándose en taldes de debate, de formación, etc. Cuando un pueblo está en lucha, aunque sea en sus momentos bajos, siempre queda un rescoldo presto a encender un buen fuego.

Saludamos la formación de Askatasunaren Bidean. Es un salto (no solamente un paso) adelante muy importante. Está claro que los reformistas de todo pelo atacarán cualquier colectivo, cualquier intento de reorganizarse, de formarse, de movilizarse…

Como dice Lenin:
Reformistas hay en todos los países, pues la burguesía trata por doquier de corromper de uno u otro modo a los obreros y hacer de ellos esclavos satisfechos que no piensen en destruir la esclavitud. En Rusia, los reformistas son los liquidadores, que renuncian a nuestro pasado para adormecer a los obreros con ilusiones en un partido nuevo, abierto y legal.
Los reformistas, y en concreto en Euskal Herria los de Sortu y compañía, cuando ven que pierden terreno, que ya no consiguen acallar todas las voces que se alzan contra su política recurren al insulto, al ataque personal, a estigmatizar a las personas que luchan realmente por su pueblo y que quieren volver a retomar en sus manos las experiencias de la magnífica lucha del pueblo vasco para aplicarlas a las condiciones actuales, sin por ello renunciar a las líneas maestras que han dirigido desde la V Asamblea la lucha del pueblo vasco.

Los expresos y exrefugiados nos están dando una gran lección desde la honestidad militante, desde la aportación anónima, nos llaman a retomar la lucha. como dicen en su documento:
Reafirmamos nuestro compromiso e implicación con la lucha a favor de la liberación del Pueblo Trabajador Vasco y la estrategia de reconstrucción del Movimiento de Liberación Nacional, y ayudaremos y apoyaremos con todas nuestras fuerzas todas las iniciativas a favor de estos objetivos. […]
Queremos hacer un llamamiento a todos y todas las militantes abertzales y socialistas revolucionarias que se identifican con los objetivos históricos del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, para que se autoorganicen pueblo a pueblo y barrio a barrio, en asambleas o de la manera que mejor les parezca, para llevar adelante la lucha por la liberación nacional y social del Pueblo Trabajador Vasco, en el camino del Estado Socialista Vasco. En la lucha para liberar a Euskal Herria, que cada una y uno tome su puesto, según sus fuerzas y deseos.
Tomémosles la palabra y que cada cual desde su ámbito comience a construir y a confluir para crear el movimiento revolucionario de Euskal Herria.

Boltxe Kolektiboa

21 de mayo de 2016

2016/05/20

¿POR QUE NO SE DEBE ACUSAR A LA URSS DE SER ALIADA DE HITLER? por Héctor Marighella

"La historia demostró que la firma del pacto Molotov-Von Ribbentrop sirvió para que la URSS tuviera la posibilidad de proteger su retaguardia del Imperio de Japón, derrotándolo en Jaljin Gol y permitiendo la seguridad del oriente soviético mientras se preparaba la defensa ante Alemania."

Personajes de tipo tipo, incluyendo a políticos anticomunistas como el Primer Ministro checo Milos Zeman, han reconocido abiertamente el papel de la URSS en la liberación de Europa del yugo nazi-fascista.              En prácticamente todo el mundo capitalista se defiende que el Gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas firmó un pacto de no agresión con la Alemania de Hitler con el fin de forjar una alianza entre comunistas y fascistas para repartirse Europa. Este mantra repetido continuamente desde su rúbrica y amplificado tras el comienzo de la Guerra Fría no tiene otro objeto que equiparar al socialismo con el nazismo; una falacia que ha sido interiorizada por buena parte de la opinión pública occidental demostrando el éxito de los propagandistas reaccionarios —así como el fracaso de los revolucionarios—. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en todas estas acusaciones?, ¿podemos decir que la URSS fue una aliada de Hitler teniendo en cuenta los datos históricos que precedieron y sucedieron a este pacto?

En primer lugar, llama la atención que se exponga con tanta profusión el pacto entre la URSS y Alemania mientras se pasa por alto la gran cantidad de tratados firmados por los nazis antes del famoso Molotov-Von Ribbentrop. He aquí una breve lista con diferentes pactos firmados por los nazis antes del Molotov-Von Ribbentrop:

1933 – Francia, Italia y Reino Unido: Pacto de las cuatro potencias.
1934 – Polonia: Pacto Hitler-Pilsudski.
1935 – Reino Unido: Acuerdo naval anglo-germano.
1936 – Japón: Pacto anti Komintern.
1938 (Septiembre) – Reino Unido: Pacto de no agresión anglo-germano.
1938 (Diciembre) – Francia: Pacto de no agresión germano-francés.
1939 (Marzo) – Rumanía: Tratado económico germano-rumano.
1939 (Marzo) – Lituania: Pacto de no agresión germano-lituano.
1939 (Mayo) – Italia: Pacto de acero.
1939 (Mayo) – Dinamarca: Pacto de no agresión germano-danés.
1939 (Junio) – Estonia: Pacto de no agresión estonio-germano.
1939 (Julio) – Letonia: Pacto de no agresión germano-letón.

Curiosamente, el imaginario colectivo diseñado por el imperialismo nos intenta hacer creer que Europa sólo paso a ser repartida cuando los comunistas decidieron firmar el pacto Molotov-Von Ribbentrop en Agosto de 1939, y no cuando las grandes potencias occidentales permitieron que los alemanes se anexionaran grandes porciones de territorio como los Sudetes, sin siquiera contar con Checoslovaquia —la gran afectada— en la mesa de negociaciones. Por supuesto, tampoco cuenta que el régimen reaccionario polaco se aprovechara de la situación creada por Alemania para anexionarse la región checoslovaca de Silesia. Una y otra vez se nos dice que los comunistas soviéticos trataban de conquistar Europa y que el pacto que firmaron para activar un programa defensivo ante el inminente ataque alemán no fue más que una alianza.

LATINOAMERIKAKO DEMOKRATIZAZIO PROZEZUA ARRISKUAN Asier Blas

"...esparru publikoaren segurtasun falta eta biolentzia ez dira konpondu eta ustelkeriaren egoera hobetzeko ahaleginek ez dute arrakastarik izan. Bi elementu horiek aprobetxatu dituzte ezkerreko gobernuen aurka egiteko eskuineko hedabideek, sistema komunikatiboan hegemonikoak, adibidez Brasilen orain."        
       Negua iristen ari da Hego Amerikako ezkerrera. Venezuelako hauteskunde porrota eta Mauricio Macriren garaipena Argentinan icebergaren punta baino ez dira. Evo Moralesen laugarren berrautaketa ahalbidetu zezakeen aldaketa konstituzionala ez zen aurrera atera erreferendumean, eta orain, badirudi Rafael Correak ez duela bere burua aurkeztuko 2017ko hauteskunde presidentzialetarako Ekuadorren. Brasilen ere ez da giro, Dilma Rousseffen aurkako erasoa oso garrantzitsua da kontinente osoarentzat. Eskuma zikin jokatzen ari da kargugabetze mekanismoa erabat bortxatuz. Oraingoz, Kongresuko presidenteak suspenditu du botazioa, nahiz eta seguruenik foiletoiak aurrera jarraituko duen atal berriekin.

Latinoamerikako herrialdeetan ezkerra boterera iristeak demokratizazio prozesuan aurrerapauso sendoak ematea suposatu zuen. Ordura arte jendartearen parte handi bat era sistematikoan zegoen esparru publikotik kanpo, ezkerreko gobernuek beraien partaidetza demokratiko normalizatua bideratzeko baldintzak jarri zituzten arte. Etxebizitza prekarioen erregulazioak erroldatua izateko aukera eman zuen, errenta birbanaketa politikek pobreziatik atera zituzten milioika pertsona eta oinarrizko hezkuntza proiektuek erraztu egin zuten sozializazio politikoa.
 
Birbanaketa politikak egiteko herrialde bakoitzak bere bide propioa garatu du, baina, oro har, helburua ez da hainbeste izan sistema ekonomikoa aldatzea, baizik eta pobreenen hozkailuak betetzea hazkunde ekonomiko estraktibista eta kontsumistaren bitartez. Herritarren poltsikoetara diru gehiago iristeak ez du esan nahi produkzio harremanak eta egitura ekonomikoak aldatzen direnik. Dudarik gabe, lehengaien kontrola hartzeak onurak ekarri ditu birbanaketa politikak egiteko, baina horiekiko dependentzia handiegia da. Ez da asmatu egitura ekonomikoa aldatzen. Adibide gisa aipa genitzake sektore publikoen tamaina txiki samarrak, eta batez ere, eraginkortasun gutxiko politika fiskalak. Bestalde, jendartean eredu kontsumista indartu da. Birbanaketa politikek kontsumoan oinarrituriko klase ertain berri bat sortu dute neoliberalismoaren ideologiari lotua. Hemendik sortzen da ezkerreko gobernuen kontrako beste oposizio garrantzitsu bat.

2016/05/19

HO CHI MIN, RETRATO DE UN REVOLUCIONARIO

"En 1954 los franceses son derrotados en la batalla decisiva de Dien Bien Phu. Dieciocho millones de compatriotas saludaron a quien había abierto la brecha de la liberación social y nacional. Ya era para todo el pueblo el tío Ho."

                       Nació en Annam el 19 de mayo de 1890. Su verdadero nombre era Nguyen Tat Than, pero la clandestinidad de toda la vida le obligó utilizar apodos diferentes para escapar de la persecución policial. El nombre de Ho Chi Minh significaba El que ilumina; otras veces se hizo llamar Nguyen Ai Quoc, El patriota.

Era hijo de un médico herborista de Nghe An, enemigo del colonialismo francés, que había invadido Vietnam en 1860. Estudió en Hué y Saigón, hasta que en 1912 emigró como mozo en un paquebote francés. Fue un largo viaje de veinte meses de puerto en puerto hasta que arribó a Londres, donde trabajó en el hotel Carlton durante tres años.
De allí fue a París, donde trabajó como retocador de fotografías. Conoció a Chou En Lai, León Blum, Marcel Cachin y Longuet (sobrino de Carlos Marx), entre otros destacados dirigentes del movimiento obrero internacional. Se afilió al Partido Socialista Francés, adherido a la Internacional Comunista. Comenzó a escribir en L’Humanité, y luego fundó el periódico El Paria.
De París se trasladó a Moscú, donde participó en varios Congresos de la Internacional Comunista. Más tarde viajó a China como traductor y ayudante de Borodin, consejero del Kuomintang.
Se incorporó a la escuela militar de Huangpu, donde aprendió el arte de la guerra revolucionaria. El director era el coronel Chiang Kai Shek y el jefe del departamento político era Chou En Lai. En 1927, cuando Chaing Kai Shek traicionó a la causa revolucionaria con una enorme matanza, Ho consiguió huir y siguió en la clandestinidad organizando la revolución en Birmania, impulsando huelgas, motines y levantamientos armados en China, en Siam, y pasando de cárcel en cárcel y de tortura en tortura.
En 1930 Ho Chi Minh fundó en Hong Kong el Tanh Nien o Partido Comunista de Vietnam.

Durante la segunda guerra mundial Japón ocupó Vietnam. Ho regresó clandestinamente a su país 28 años después de su partida y luchó en la guerrilla durante cinco años.
Hacia fines de la guerra mundial funda el Vietnam Doc Lap Dong Minh Hoi (Frente para la liberación de Vietnam), más conocido por Vietminh. También crea un ejército guerrillero dirigido por Vo Nguyen Giap, uno de los generales revolucionarios más brillantes del mundo.
Concluida la guerra y derrotados los japoneses, los planes imperialistas para la región no contemplaban la independencia sino un nuevo reparto del mundo, que en el caso de Vietnam suponía que los nacionalistas chinos del Kuomintang ocuparían el norte del país, mientras los ingleses el sur. Pero los franceses querían recuperar sus dominios coloniales y volvieron a invadir el país, mientras los guerrilleros vietnamitas rechazaron a los chinos en el norte y liberaron aquella zona.
El 2 de setiembre de 1945 Ho Chi Minh lanzó su llamamiento: “Desde hace más de ochenta años la banda de colonialistas franceses, bajo los tres colores que simbolizan la libertad, la igualdad y la fraternidad, ha ocupado nuestro territorio y oprimido nuestro pueblo. [...] Los franceses no nos han dado ninguna libertad política, han instituido una legislación bárbara, han creado más prisiones que escuelas, han ahogado en sangre todas nuestras revueltas, han pisoteado la opinión y utilizado la sangre y el alcohol para embrutecer a nuestro pueblo”.
El Vietminh organizó la insurrección general, logró la independencia nacional y fundó la República Democrática de Vietnam.

2016/05/17

LA NECESARIA REFERENCIALIDAD COMUNISTA por Herri Gorri

"La praxis del Movimiento Comunista, no puede seguir funcionando con un núcleo de diez militantes allí, cinco allá o treinta en el otro lado, duplicando esfuerzos militantes, “compitiendo” entre núcleos y en plena vorágine endogámica y al margen de la realidad."        
                                                 En HERRI GORRI, consideramos que al reformismo sólo se le puede combatir en el terrenos de las reformas, ya que el actual estadio de conciencia del proletariado, no posibilita otro medio de constituir al movimiento comunista en vanguardia. Combatir al reformismo en el terreno de las reformas, no es un juego de palabras, sino asumir desde el análisis materialista de la coyuntura, la situación realmente existente, en la que -no nos olvidemos- una parte del proletariado muy significativa, se encuentra aún sumida en el campo ideológico-político reaccionario del bloque en el poder. En el caso del Estado español, del bloque PP-PSOE y en el caso de Hegoalde, del PNV.
Tras años de neoliberalismo, los Pueblos Trabajadores han incrementado su conciencia sobre los límites del “neoliberalismo”, como variante extrema de la ideología dominante, pero no del capitalismo, como medio de producción. Lógicamente, dicha conciencia posibilita identificar las injusticias del sistema, los retrocesos democráticos en derechos políticos, sociales y civiles, pero los analiza en parámetros de “injusticias”, no como un efecto estructural del propio sistema capitalista en su necesidad de reproducirse socialmente.
Pongamos un ejemplo que nos parece muy gráfico. En el caso de Madrid, la “alcaldía progresista” regida por la señora Carmena, fue posible gracias a los compromisos adquiridos con parte del movimiento popular, esencialmente con los movimientos anti-desahucios y los derivados de las movilizaciones contra los recortes sociales, derivados de la ofensiva del capital. A lo largo de su gestión -como no podía ser de otra forma- la práctica reformista se topa con la legalidad, con los márgenes del sistema, con que la vivienda es un derecho básico, pero sometida a los sagrados derechos de propiedad del capital. Dentro del movimiento que apoyó la “alcaldía progresista”, comienzan a surgir contradicciones, ante las promesas incumplidas, renuncias programáticas o su “ajuste” a la legalidad vigente. De hecho, en el movimiento articulado en torno a los desahucios, han surgido ya críticas abiertas hacia la “alcaldía progresista”. ¿Cuál debe ser la posición de los comunistas ante estas contradicciones? ¿Presentarles a estos sectores la alternativa de “la Dictadura del proletariado”, en la que ciertamente se resolvería el problema de la vivienda, pero que no alcanzaría ninguna incidencia real, o tomar los y las comunistas la bandera de las reivindicaciones más avanzadas en política de vivienda y estructurarnos en dicho movimiento como referente?
Referente sin duda alguna, no electoral, porque en esta coyuntura, el movimiento comunista no está en condiciones de transformar las instituciones burguesas en un frente de lucha de clases. Ser referente del proletariado, es desarrollar de manera organizada y estratégica nuestra incidencia en el Movimiento Obrero y el Movimiento Popular, articulando de forma dialéctica nuestro programa estratégico y el programa táctico adecuado para la coyuntura existente. Los y las comunistas, no nos escondemos; nuestro objetivo estratégico es el socialismo y la superación histórica de la ley del valor trabajo, primero adaptándola a las necesidades de la transformación socialista y posteriormente construir las condiciones para su extinción. No nos escondemos, pero ante todo nos guía la ciencia del materialismo histórico y nuestro programa táctico, subordinado al estratégico, debe fundamentarse en la realidad de la lucha de clases, en las correlaciones de fuerzas, en un análisis profundo de las condiciones políticas, económicas, sociales e ideológicas presentes.
Establecer bases para el encuentro entre diferentes núcleos comunistas, es algo esencial. Lo es desde una doble perspectiva, una de ellas, clarificar posiciones, determinar la estrategia general del Movimiento Comunista, concretar los objetivos del Programa máximo, definir la vía de una verdadera democracia socialista, otra, -y seamos claros en ello- es la propia viabilidad de una praxis militante articulada, coordinada y organizada. La praxis del Movimiento Comunista, no puede seguir funcionando con un núcleo de diez militantes allí, cinco allá o treinta en el otro lado, duplicando esfuerzos militantes, “compitiendo” entre núcleos y en plena vorágine endogámica y al margen de la realidad. Ante este panorama, los sectores políticamente más avanzados del movimiento polular y del movimiento obrero, no identifican ningún tipo de referencialidad, no consideran que aportemos algo valioso o efectivo a sus luchas cotidianas. Demasiadas veces, militantes del movimiento popular con una “conciencia filo-comunista” que les acerca a alguna organización comunista del amplio espectro existente, terminan por desvincularse de las mismas por la desconexión política, por la dejación en los problemas concretos.
Pero además de este proceso de unificación entre núcleos, debemos ir más allá, desarrollando formas de intervención que materialicen de manera concreta y efectiva la lucha por reformas, con una direccionalidad ascendente de organización, movilización y de la conciencia del Pueblo Trabajador-Proletariado. Consideramos que el avance electoral del reformismo frente a las posiciones reaccionarias, son una buena base para desarrollarnos como movimiento, pero insistimos, como no nos desarrollemos orgánica y políticamente en referente comunista, las renuncias del reformismo y sus limitaciones, revertirán de nuevo en beneficio del bloque “duro” en el poder.

AZTNUGAL, LA PALABRA MALDITA QUE EL PP PERSIGUE PARA ENCUBRIR LA TORTURA por Ahotsa.info

                                 Todo empezó el 18 de enero de 2011. Bueno, la verdad es que empezó muchísimo antes, quizás nos deberíamos remontar a la larga noche del Franquismo, pero dejémoslo ahí. Ese día, varias personas fueron detenidas en Nafarroa por la Guardia Civil y Policía Nacional. Algunas de ellas denunciaron haber sido torturadas salvajemente. Otras afirmaron haber sido tratadas "correctamente". Las que denunciaron torturas, firmaron autoinculpaciones en las que se decía que habían colaborado con ETA. Las que no fueron maltratadas, se negaron a declarar. Que cada cual saque sus conslusiones. El caso es que uno de los detenidos, Jon Patxi Arratibel 'Xafan', con la intención de hacer una llamada de socorro desde el cuartel, firmó su declaración policial con la palabra Aztnugal, que ni en castellano ni en euskera significaba nada hasta ese momento, aunque ahora haya cobrado vida propia.

Aztnugal es Laguntza pero al reves, es decir, Ayuda. Era una llamada de socorro desde la incomunicación, un periodo de hasta cinco días en los que el detenido puede estar a merced de la Policía o de la Guardia Civil (también de la Ertzaintza o de cualquier cuerpo policial) sin contacto con el exterior. Solamente podrá ser visitado por un abogado de oficio con el que no podrá hablar y con el médico forense de la Audiencia Nacional, el mismo tribunal que ha ordenado el arresto del detenido.

Sin embargo, y pese al duro relato de torturas realizado ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska, que ni siquiera se inmutó, su denuncia fue archivada. Jon Patxi Arratibel decidió llevar su caso hasta Estrasburgo, para buscar justicia en el Tribunal de Derechos Humanos. No era la primera vez que ciudadanos vascos acudían hasta el tribunal europeo, de hecho ya se habían producido 6 condenas al Reino de España por causas similares.

En mayo del 2015, con Arratibel ya en la calle, Estrasburgo falló en favor del navarro, condenando al Estado español por no haber investigado debidamente su denuncia de torturas. O más bien, por no haber hecho absolutamente nada por tratar de esclarecer lo ocurrido durante 5 días en los calabozos y salas de interrogatorio de la Guardia Civil en Madrid.

Juicio e inicio de la persecución

En abril, concretamente el Día de la República española, comenzaba en la Audiencia Nacional española el juicio contra los imputados en el sumario 4/2014, más conocido como sumario Aztnugal. Tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía, eran condenados a dos años de prisión que no tendrían que cumplir por haber estado en prisión preventiva. A pesar de aceptar esta condena, los imputados afirmaban que seguirían denunciando las torturas sufridas, aunque no se imaginaban lo que tan solo unos días después iba a ocurrir.

El 19 de abril, la Policía española detenía a 8 personas en Burlata, acusadas de pintar un mural con la palabra "tortura" tachada y Aztnugal a modo de hastag. La operación no había sido ordenada por un juez, sino que había sido una iniciativa de la propia delegada del gobierno español en Nafarroa, Carmen Alba. Argumentaba que ese mural era injurioso para con las Fuerzas de Seguridad del Estado español, e incluso imputaba al alcalde de la localidad de una candidatura próxima a Podemos por haber dado permiso para realizarlo.

La actuación represiva tuvo su efecto Streisand, y lejos de acallar la denuncia de la tortura, murales similares fueron pintados en numerosas localidades de Euskal Herria e incluso en otros países. En Agoitz, localidad navarra donde reside parte de la familia de Mikel Zabalza, realizaron un mural que se diferenciaba de los demás: junto a la palabra Tortura tachada, aparecía la cara pintada de Zabalza, joven de la zona que en 1985 fue arrestado por la Guardia Civil y que apareció muerto 20 días después en las aguas del río Bidasoa. Pese a la versión oficial que habló de un intento de fuga, el convencimiento generalizado es que murió en Intxaurrondo a causa de las torturas sufridas y que su cuerpo fue arrojado al rio posteriormente.

La reacción de la Delegación del Gobierno no se hizo esperar. Envío un requerimiento al Ayuntamiento de Agoitz exigiéndole que eliminara el mural, aduciendo que era delictivo por enaltecer el terrorismo. Es decir, venía a relacionar a Mikel Zabalza con ETA, cuando está muy documentado que el navarro no tenía ninguna relación con la organización armada. Pero lo más importante, era un nuevo golpe para una familia que 30 años después todavía no ha encontrado justicia, ni siquiera la verdad de lo sucedido, ni mucho menos reparación o reconocimiento por parte del gobierno español.

La polémica, las críticas hacia la delegada del gobierno e incluso las peticiones de dimisión, provocaron que tuviera que recular y negar lo evidente, diciendo que no habían relacionado a Zabalza con ETA y que se limitaban a pedir que el mural fuera eliminado por tratarse de una imagen utilizada dentro de una campaña de injurias contra la Guardia Civil. Pero el Ayuntamiento de Agoitz se ha ratificado en su negativa a borrar el mural y exige, acompañando a la familia Zabalza, que se respete la memoria de Mikel y que se empleen los esfuerzos que se utilizan para censurar la denuncia de la tortura en tratar de averiguar qué ocurrió en el Caso Zabalza y que se investiguen las miles de denuncias de torturas de ciudadanos y ciudadanas vascas. 

5.700 torturados en la Comunidad Autónoma Vasca

La propia Carmen Alba negaba hace tan solo un par de semanas que se hubieran producidos casos de torturas en el Estado español tras la dictadura franquista. Es más, llegaba a decir que ni siquiera había denuncias. Tales afirmaciones chocan con la realidad. El informe preliminar del estudio encargado por el Gobierno Vasco al Instituto de Criminología del País Vasco y dirigido por el forense antropólogo Paco Etxeberria ha recabado ya los datos de al menos 5.700 personas que afirman haber sido objeto de torturas desde 1960 hasta 2010. Una realidad difícil de negar, aunque algunos se empeñen en ello.

Aztnugal sólo fue una palabra, una llamada de socorro escrita en un papel, un garabato, pero ahora representa también el dolor de miles de personas que han sido torturadas en Euskal Herria y por ello el PP se ha embarcado en una cruzada para criminalizarla y tratar de conservar la impunidad de la que han gozado los torturadores en el Estado español aplicando la Ley Mordaza a las paredes y muros de Euskal Herria.

2016/05/16

ORIGEN Y AUGE DE LAS LUNPERBURGUESIAS LATINOAMERICANAS. ELITES ECONOMICAS Y DECADENCIA SISTEMICA por Jorge Beinstein



"...estamos ingresando en una nueva etapa histórica de duración incierta marcada por una crisis deflacionaria global que se va agravando acompañada por señales alarmantes de guerra."
                 A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la reflexión en torno del “modelo económico” que la derecha estaba intentando imponer. Se trató no solo de hurgar en los curriculum vitae de ministros, secretarios de estado y otros altos funcionarios sino sobre todo en la avalancha de decretos que desde el primer día de gobierno se precipitaron sobre el país. Buscarle coherencia estratégica a ese conjunto fue una tarea ardua que a cada paso chocaba con contradicciones que obligaban a desechar hipótesis sin que se pudiera llegar a un esquema mínimamente riguroso. La mayor de ellas fue probablemente la flagrante contradicción entre medidas que destruyen el mercado interno para favorecer a una supuesta ola exportadora evidentemente inviable ante el repliegue de la economía global, otra es la suba de las tasas de interés que comprime al consumo y a las inversiones a la espera de una ilusoria llegada de fondos provenientes de un sistema financiero internacional en crisis que lo único que puede brindar es el armado de bicicletas especulativas .

Algunos optaron por resolver el tema adoptando definiciones abstractas tan generales como poco operativas (“modelo favorable al gran capital”, “restauración neoliberal”, etc.), otros decidieron seguir el estudio pero cada vez que llegaban a una conclusión satisfactoria aparecía un nuevo hecho que les tiraba abajo el edificio intelectual construido y finalmente unos pocos, entre los que me encuentro, llegamos a la conclusión de que buscar una coherencia estratégica general en esas decisiones no era una tarea fácil pero tampoco difícil sino sencillamente imposible. La llegada de la derecha al gobierno no significa el reemplazo del modelo anterior (desarrollista, neokeynesiano o como se lo quiera calificar) por un nuevo modelo (elitista) de desarrollo, sino simplemente el inicio de un gigantesco saqueo donde cada banda de saqueadores obtiene el botín que puede obtener en el menor tiempo posible y luego de conseguido pugna por más a costa de las víctimas pero también si es necesario de sus competidores. La anunciada libertad del mercado no significó la instalación de un nuevo orden sino el despliegue de fuerzas entrópicas, el país burgués no realizó una reconversión elitista-exportadora sino que se sumergió en un gigantesco proceso destructivo.  

Si estudiamos los objetivos económicos reales de otras derechas latinoamericanas como las de Venezuela, Ecuador o Brasil encontraremos similitudes sorprendentes con el caso argentino, incoherencias de todo tipo, autismos desenfrenados que ignoran el contexto global así como las consecuencias desestabilizadoras de sus acciones o “proyectos” generadores de destrucciones sociales desmesuradas y posibles efectos boomerang contra la propia derecha[2]. Es evidente que el cortoplacismo y la satisfacción de apetitos parciales domina el escenario.

En la década de 1980 pero sobre todo en los años 1990 el discurso neoliberal desbordaba optimismo, el “fantasma comunista” había implotado y el planeta quedaba a disposición de la única superpotencia: los Estados Unidos, el libre mercado aparecía con su imagen triunfalista prometiendo prosperidad para todos. Como sabemos esa avalancha no era portadora de prosperidad sino de especulación financiera, mientras la tasas de crecimiento económico real global seguían descendiendo tendencialmente desde los años 1970 (y hasta la actualidad) la masa financiera comenzó a expandirse en progresión geométrica.  Se estaban produciendo cambios de fondo en el sistema, mutaciones en sus principales protagonistas que obligaban a una reconceptualización. En el comando de la nave capitalista global comenzaban a ser desplazados los burgueses titulares de empresas productoras de objetos útiles, inútiles o abiertamente nocivos y su corte de ingenieros industriales, militares uniformados y políticos solemnes, y empezaban a asomar especuladores financieros, payasos y mercenarios despiadados, la criminalidad anterior medianamente estructurada comenzaba a ser remplazada por un sistema caótico mucho más letal. Se retiraba el productivismo keynesiano (heredero el viejo productivismo liberal) y comenzaba a instalarse el parasitismo neoliberal.

El concepto de lumpenburguesía

Existen antecedentes de ese concepto, por ejemplo en Marx cuando describía a la monarquía orleanista de Francia (1830-1848) como un sistema bajo la dominación de la aristocracia financiera señalando que “en las cumbres de la sociedad burguesa se propagó el desenfreno por la satisfacción de los apetitos más malsanos y desordenados, que a cada paso chocaban con las mismas leyes de la burguesía , desenfreno en el que, por la ley natural, va a buscar su satisfacción la riqueza procedente del juego, desenfreno por el que el placer se convierte en crápula y en que confluyen el dinero, el lodo y la sangre. La aristocracia financiera, lo mismo en sus métodos de adquisición, que en sus placeres, no es más que el renacimiento del lumpenproletariado en las cumbres de la sociedad burguesa”[3]. La aristocracia financiera aparecía en ese enfoque claramente diferenciada de la burguesía industrial, clase explotadora insertada en el proceso productivo. Se trataba, según Marx, de un sector instalado en la cima de la sociedad que lograba enriquecerse “no mediante la producción sino mediante el escamoteo de la riqueza ajena ya creada[4]. Ubiquemos dicha descripción en el contexto del siglo XIX europeo occidental marcado por el ascenso del capitalismo industrial donde esa aristocracia navegando entre la usura y el saqueo aparecía como una irrupción históricamente anómala destinada a ser desplazada tarde o temprano por el avance de la modernidad. Marx señalaba que hacia el final del ciclo orleanista “La burguesía industrial veía sus intereses en peligro, la pequeña burguesía estaba moralmente indignada, la imaginación popular se sublevaba. París estaba inundado de libelos. “La dinastía de los Rothschild”, “Los usureros, reyes de la época”, etc. en lo que se denunciaba y anatematizaba, con más o menos ingenio, la dominación de la aristocracia financiera” [5].

Archivo del blog