Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2010/04/07

Texto presentado en II. Topaketa Antifaxista (invierno 2010)

"La actualidad del sistema y sus consecuencias suceden por que en 1939 el fascismo vencio y su posterior evolucion a servido para fijar las estructuras economicas, politicas y represivas que mantengan el orden capitalista."


Este texto fue uno de los que se repartio entre los asistentes a la asamblea que se celebro en Kukutza gaztetxea a comienzos de febrero de este año con motivo de los II. Topaketa Antifaxistak


Fascismo
El fascismo es un sistema de dominación que sirve al sistema capitalista y que utiliza para ello mecanismos concretos para el control y la alineación de la sociedad buscando un beneficio económico aun mayor para las elites y oligarquías financieras que en un sistema de democracia parlamentaria o burguesa. Estos mecanismos de control y alineación se manifiestan en un aparato estatal concreto que podría definirse como autoritario, policiaco, terrorista… con una marcada ideología chovinista fundamentada en el concepto asimilador y uniformizarte del Estado-nación ademas de una tendencia evidente al imperialismo. También supone o podría definirse en líneas generales como una supresión de las conquistas de los movimientos emancipadores (derecho a la huelga y a la manifestación, libertad de asociacion…). Esta seria la definición de lo que supone el fascismo para el sistema capitalista pero en el sentido de definirlo como movimiento político concreto habría que hablar de un nacionalismo chovinista, una practica demagoga izquierdista, exaltación de los sentimientos mas primarios por parte de sus miembros, revisionismo…

El actual Reino de España pese a contar con ciertas garantías democráticas reúne características propias de un Estado fascistoide. Ilegalización de partidos políticos, tribunales de excepción, altos grados de represión policial a todos los niveles (incluidas las torturas y desapariciones), el sistema carcelario como solución a contradicciones sociales (FIES, dispersión, altos índices de suicidios, tortura blanca…), nacionalismo español chovinista en los medios de comunicación y en declaraciones de políticos, racismo, intervenciones imperialistas (Afganistán, Irak…)

Fascismo Español
El fascismo es la expresión moderna que adquiere el sistema capitalista español en su configuración estatal. Como resultado histórico de un mismo proceso con/en distintas fases (el fascismo entre ellos) se crea el actual Reino de España.

Su nacimiento se refleja en varios acontecimientos:

Por un lado, el establecimiento a nivel prácticamente mundial del sistema capitalista con el inicio de la conquista de America, acontecimiento que vendría a sumarse a las vías comerciales abiertas en las Cruzadas varios siglos atrás como necesidad comercial de los mercados europeos.

Por otro lado la expansión castellana mediante acuerdos dinásticos (Reino de Aragón, lo que equivaldría en la actualidad a los Paisös Catalans) y mediante vía militar con la conquista del reino de Granada por un lado y el de Nabarra por otro.

Ambos acontecimientos dan inicio al Imperio Español.

El desarrollo de este sistema imperial y su definición ideológico-militar configura el pensamiento central del conjunto del fascismo español.

La aniquilación del pueblo guanche en las Islas Canarias, la persecución a los judíos y a los ritos y costumbres paganas, intentos de invasión y anexión de Portugal, levantamientos comuneros en Castilla, guerras de sucesión monárquicas con el fin de la soberanía de los Paisös Catalans, la masacre demográfica que supone la conquista de America… son acontecimientos centrales y reflejo de las contradicciones del Imperio Español que tendrá en la Inquisición como su principal motor e instrumento centralizador de carácter semi-militar.

El siglo XIX supone la agudización de estas contradicciones en un escenario internacional en el que el imperialismo comienza a definirse. La influencia decisiva de la revolución burguesa (se reflejan las tensiones sociales que acarrea el sistema) y su evolución imperial afectaran a los herrialdes de Zuberoa, Lapurdi y Baxe Nafarroa con la supresión de sus instituciones soberanas y la persecución del idioma que confina a miles de vascos en campos de concentración.

Mientras el Imperio Español, en declive, se ve en la necesidad de hacer frente a las contradicciones internas y la amenaza francesa. Además debe hacer frente a un futuro en el que se vislumbra el desarrollo industrial y la necesidad de combatir los procesos de independencia de las colonias americanas. Se produce la modernización de sus sistemas militares-centralizadores-represivos. Surge el nacionalismo español moderno y se pone fin a la Inquisición con la aparición de la figura de la Guardia Civil. Reflejo evidente de todo este proceso son las guerras carlistas que adquieren el carácter de guerras de liberación nacional en Euskal Herria y ponen fin a la soberanía de Nafarroa Garaia, Araba, Gipuzkoa y Bizkaia.

Con la perdida de las ultimas colonias de Cuba y Filipinas y de la influencia a nivel internacional, además de las necesidades de uniformización que la sociedad industrial española requiere, el nacionalismo español de carácter reaccionario se va configurando a la vez que lo hacen los sentimientos nacionalistas vasco, gallego, catalán, andaluz… de una amplia base popular.

Podríamos citar a teóricos conservadores como Ramiro de Maeztu, sectores del catolicismo, la dictadura de Primo de Rivera, al fascio italiano y al pasado imperial que hemos tratado de definir, como los principales ejes de influencia del fascismo español que conocerá de la mano de Falange de la JONS su expresión mas concreta a nivel organizativo con las teorías nacionalsindicalistas de Ramiro de Ledesma y las fascistas de Gimenez Caballero .

El franquismo surgido tras la guerra del 36 aglutinara ideológicamente a los sectores mayoritarios de la derecha y de la ultraderecha conformando una ideología impuesta a sangre y fuego que se conocerá como el nacionalcatolicismo y que compondrá el pensamiento de la masa social fascista española durante el franquismo, la transición-transacción y la actual monarquía borbónica.

Fascismo e imperialismo en Euskal Herriak
La perdida de la soberanía vasca tiene evidentemente unas raíces, unos motivos económicos y muestra las diferentes maneras de actuar que tanto el Estado francés como el español han aplicado en Euskal Herriak. El fascismo español y el imperialismo francés. Si en la imposición española el nacionalismo reaccionario (s. XIX) ha tenido un peso determinante y a cristalizado básicamente en un nacionalcatolicismo tras 70 años de dictadura y su continuación juancarlista. En el estado francés el fin de la soberanía vasca viene marcada por una política imperialista. Tras la revolución de 1789 se abolieron las libertades vascas y las nuevas autoridades prohibieron el uso del euskera y el confinamiento en campos de concentración de miles de personas por hablar en esta lengua. Para ello esgrimieron la razón de que su uso beneficiaba a los poderes económicos locales o lo que es lo mismo la intervención jacobina afirmaba con su actuar la existencia de un pueblo y por lo tanto de un marco autónomo concreto de las luchas sociales. La asimilación francesa se desarrollara en estos parámetros y se concretan en la negación constante de la identidad vasca y la negativa a dotarse a los tres herrialdes de instrumentos propios.

Añadir también, que los grandes industriales y poderes económicos vascos bajo ocupación española a finales del siglo XIX se integraron voluntaria y entusiastamente al bloque dominante español. Este hecho cuenta con antecedentes históricos de participación vasca en la creación y configuración del Imperio español. También habría que recordar antecedentes xenófobos en el nacionalismo vasco aunque también es cierto que declaraciones y posiciones políticas de personas y organizaciones de izquierda de ámbito estatal en esa época no se quedaban a la zaga en cuanto a su posición frente a las colonias de ultramar y sus habitantes.

En definitiva, estos dos instrumentos, estas dos prácticas estatales en la aceleración de la uniformización han dado resultados. Solo así se explicaría el retroceso vivido en el aspecto lingüístico, cultural, identitario vasco. Especialmente en el último siglo. Un hecho a tener en cuenta es que la industrialización, el daño ecológico y la perdida progresiva de la identidad caminan también de la mano en amplias zonas, mientras que en otras, la falta de infraestructuras propias de una comunidad provoca la emigración.

La lucha contra el fascismo en Euskal Herriak es una lucha que se da en un marco concreto de acumulación capitalista con sus propias contradicciones y sus luchas sociales aunque viene también marcada por la propia práctica de los Estados. Practica que en el caso del francés adquiere un nuevo fenómeno y que es la asuncion con el debate sobre la identidad nacional francesa, de medidas y políticas esgrimidas históricamente por la extrema derecha del Front Nationale. Debate que fija nuevos ataques a la identidad de los pueblos que lo componen así como en torno a la cuestión de la inmigración.

Si definimos al Estado español como una estructura que tiene sus raíces en el aparato franquista creado tras la guerra de 1939 es por varias razones. Tras la muerte del dictador, convertido en el símbolo del Movimiento Nacional, el sistema se doto de unos instrumentos que propiciasen el cambio de fachada de una dictadura orgánica a una monarquía con aparentes garantías democráticas con capacidad de decisión. Toda una maniobra política simbolizada en la Transición y la Constitución que con un coste político y personal mínimo para quienes ejercieron la dictadura, permitió que en esencia la base del sistema permaneciera inalterable un hecho que encontró una fuerte resistencia popular en Euskal Herriak.

Aunque la actividad de organizaciones armadas ejercieron duras campañas contra las FOP y las elites del Ejercito, lo cierto es que sus estructuras que aquí actuaban como un autentico ejercito de ocupación, no fueron ni disueltas ni depuradas y el reconocimiento histórico de las victimas del franquismo no existió ni a nivel de las estructuras políticas-judiciales del nuevo régimen. El Tribunal de Orden Publico se convirtió en la Audiencia Nacional, el Jefe de Estado continuo siendo el mismo que impuso Franco y no se reconocía la realidad nacional de las distintas identidades y naciones.

El franquismo reestructuro los territorios que controlaba para adecuarlos a las necesidades económicas del capitalismo además de aumentar los niveles de explotación. La pregunta que nos planteamos es si los movimientos contra el fascismo y en general el movimiento popular, superando la represión y la criminalización, pueden conformar alternativas eficaces a la creciente derechización de la sociedad, a la agudización de los mecanismos de control social, a la respuesta directa al fascismo y al imperialismo que ya se manifiesta abiertamente.

La actualidad del sistema y sus consecuencias suceden por que en 1939 el fascismo vencio y su posterior evolucion a servido para fijar las estructuras economicas, politicas y represivas que mantengan el orden capitalista.

Movimientos fascistas en los últimos 30 años
Tras la muerte del dictador el nacionalcatolicismo termino configurándose mayoritariamente en el Reino en torno al Partido Popular, resultado de un proceso en el que las posiciones fascistas del Estado se arredecuaron a la nueva situación de la mano de la provocación ultra en las calles, de la residual acción parlamentaria de Fuerza Nueva, de la acción armada de los GAL, ATE, Triple A… y de la socialdemocracia constitucionalista.

El PP llega al poder en 1996 y esto agudiza y violenta las contradicciones entre la uniformización estatal y el derecho de los pueblos y naciones a la existencia y a definir su propia realidad. Ello dio inicio a procesos soberanistas teniendo a Lizarra Garazi como su mayor exponente. En este ambiente y con una tregua de por medio, comienzan a florecer grupos fascistas a la vez que comienzan a darse episodios de guerra sucia. Bajo la cobertura mediática, organizaciones, plataformas y grupos como Basta Ya! comienzan una agresiva campaña contra el nacionalismo y el movimiento popular vasco agitando las aguas del nacionalcatolicismo con el objetivo de hacer llegar a las instituciones a los sectores españolistas y reaccionarios. Llegan incluso a legitimar la presencia de partidos fascistas en manifestaciones “democráticas” en ciudades vascas. Reaparece de nuevo la Unificación Comunista Española (UCE) grupo que desarrolla una política basada en la unidad nacional española, en sus ataques al independentismo y en posicionamientos favorables a la represión con un barniz izquierdista.

Si bien tendríamos que hablar de un único entramado ultraderechista en Euskal Herriak con diferentes ramificaciones, conexiones, organizaciones, grupos y partidos políticos también es cierto que tienen ciertas diferencias.

Al referirnos a grupos fascistas estaríamos hablando de grupos vinculados a grupos de poder de lo que definimos como nacionalcatolicismo. Estaríamos hablando del partido Alternativa Española (AES), mas a la derecha que UPN y el PP y de los grupos cívicos antes citados que se han ido disolviendo yendo a parar algunos miembros al partido nacionalista español UPyD. Otros de los partidos que se han visto fagocitados por el PP han sido los diversos partidos falangistas que nunca han querido, no han sabido o no han podido quitarse el hecho de haber sido absorbidos por el franquismo. Ejemplo de ello es Falange Vasca que con la publicación de un reportaje en el que se les relacionaba con la guerra sucia dio por terminada su etapa al amparo del PP y alguno de sus miembros fue a parar a organizaciones cívicas antes descritas. En Iruñea también existe el partido Frente Nacional con un líder proveniente de Falange. FN esta presente en Nafarroa desde hace poco y lo hace junto con la importación desde los Paisös Catalans del partido España 2000. Y como no el Opus Dei.

En cuanto a grupos fascistas juveniles o nacionalrevolucionarios (nr) habría que hablar de Bastión Norte que inicio hace ya varios años una etapa de cierta actividad en Bilbao y alrededores con campañas racistas y xenófobas, una web, pintadas nazis y españolistas… y que desapareció coincidiendo con la aparición de un blog y algunas campañas del partido nacionalrevolucionario español Alianza Nacional, sobre todo en Ezkerraldea. En Gasteiz también estuvieron operativas las Juventudes Nacional Revolucionarias (JNR) y también en Iruñea y Erribera.

También habría que hablar del Movimiento Social Republicano (MSR) y de su aparición en Euskal Herriak con una delegación en Nafarroa y otra a nivel de la CAV y que a diferencia de los demás grupos nr reconocen (a su manera) la existencia de la identidad vasca.

A principios del 2000 hicieron su aparición los euzkonazis con varias webs que con el tiempo han dejado de funcionar pero que han sido sustituidas por blogs de contenidos similares en cuanto a xenofobia y su manera de enfocar la realidad vasca con una mezcla de independentismo y nazismo-racismo, en algunos casos se trataría de un grupo de ideología nazi relacionado con otros similares en Castilla y Galiza y que mezclarían nazismo con tradicionalismo. Coincidiendo con estas webs han hecho su aparición el grupo Combat 778 en Gipuzkoa.

Y como ultimo grupo nos encontraríamos con lo que fue Batzegada, una versión renovada del tradicionalismo, que estaba federada con grupos catalanes y que actúo hace ya varios años en la zona de Gipuzkoa y que también se movió por Lapurdi. El grupo que reivindico numerosos sabotajes en Euskal Herriak con pintadas, bombas y cócteles molotov, Falange y Tradición recogía parte de la herencia tradicionalista de Batzegada y el nacionalcatolicismo además de tratar de adecuarse a la realidad local de alguna de las localidades donde actuaba escribiendo las pintadas en el euskera propio de la zona.

Hace poco apareció la web Resistencia Norte, que actúa en Bilbao y que publica en su web tanto elementos propios de los nr como del tradicionalismo y tiene enlaces al MSR.

En cuanto al Fronte Nationale habría que valorar su evolución posterior tras asumir el partido de Sarkozy de buena parte de las propuestas electorales de Le Pen. En Lapurdi, Baxe nafarroa y Zuberoa ronda el 10% de los votos. De vez en cuando suelen llevarse a cabo diversas acciones propagandísticas de asociaciones patrióticas francesas como la ultima sobre los minaretes en Baiona.

Aquí la actividad fascista viene determinada en la mayoría de las ocasiones por la práctica del Estado en cuanto a su actitud con el problema vasco. La experiencia, algo tardía, de la oleada de grupúsculos fascistas (ns y nr) de corte juvenil que especialmente durante los noventa se manifestaron a nivel de todo el Reino de España con numerosas muertes de inmigrantes, jóvenes antifascistas, personas con tendencias sexuales diversas… llega con la aparición de BN aunque en la zona del Gran Bilbao fuese relativamente frecuente la aparición de pegatinas, propaganda, pintadas del tipo de las Bases Autonomas (BBAA) No seria tan extraño que el circular de material de formación (libros, fanzines, revistas…) tuviera sus frutos en la creación de algún grupo sin proyección publica. Estaría todavía sin saberse si la muerte a golpes del joven Alejo Aznar en Erromo (Getxo), sin duda un acto fascista cometido por varios jóvenes ya condenados, estuvo motivado por una decisión política del nivel del que estamos hablando.

Militares, policías, escoltas… ¿podrían estar detrás de estos grupos? No seria de extrañar visto lo visto. Esto no quiere decir que no exista un poso ideológico concreto que permita el surgimiento de este tipo de grupos y organizaciones. Quizás sea afirmar demasiado pero tres serian las principales razones sobre las que pilotarían la organización de estos grupos:

La primera seria la experiencia acumulada en los dos últimos siglos por el Estado español en su ocupación del territorio vasco, esto se traduciría en la creación de estructuras militares y de inteligencia en el seno de la población, que medirían la necesidad de la aparición de estos grupos controlados por la estrategia del Estado.

La segunda serian grupos nr o ns contrarios a la identidad vasca y a la inmigración que suelen actuar de manera independiente con apoyo de grupos del resto del Estado. También estarían los euskonazis o nacionalsocialistas vascos que habiéndose formado o tomado parte en las luchas populares por la autodeterminación se habrían marchado a posiciones y practicas fascistas como contraposición a la inmigración americana y africana.

La tercera serian organizaciones amparadas bajo el FN francés y la derecha jacobina.

Movimiento Antifascista Vasco
La lucha del movimiento antifascista vasco es la lucha del pueblo contra la tiranía, un pueblo que cuenta con una amplia tradición libertaria, combativa, comunitaria y solidaria en múltiples luchas, hablamos de Euskal Herriak y sus múltiples luchas unitarias de resistencia. La finalidad del movimiento anticapitalista, que se define de manera radical en la abolición del Estado, por el comunismo y el mantenimiento de la identidad nacional como contraposición a la uniformización, ha estado encaminada a extender la conciencia antifascista y a trabajar en su autogestión, a participar en alternativas populares concretas contra el capitalismo y a hacer frente mediante la acción directa a iniciativas fascistas.

Hasta ahora en los diferentes encuentros que se han producido en Euskal Herriak por parte de los que participamos en el movimiento antifa se ha planteado la necesidad de seguir trabajando en la organización de plataformas, grupos… que extiendan el trabajo antifascista en cada lugar y continuar con la coordinación.





Archivo del blog