Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/01/17

Gamonal, Catalunya y la desconexión vasca

"Lo que está ocurriendo en Gamonal está lejos de tener una conexión vasca. Y no hablo de la kale borroka sino del modelo de participación horizontal de democracia participativa, de la auto-organizacion asamblearia como punta de lanza y no accesoria y subsidiaria."

Borroka Garaia da

 La lucha que se está llevando estos días en el barrio de Gamonal en Castilla, que es una extensión de las revueltas que se están produciendo a lo largo y ancho del mundo al calor de la ofensiva capitalista, está dejando muchas reflexiones y copando los medios de comunicación y redes sociales. No es para menos. Se han condensado una serie de elementos que son bastante reveladores en múltiples sentidos. Vaya desde aquí la máxima solidaridad internacionalista con todos los vecinos en lucha y especialmente con los detenidos.
Desde la perspectiva vasca de los sectores populares Gamonal hoy es una imagen contradictoria en muchos sentidos. Que incluso puede llegar a incomodar. No porque resulte extraño lo que está sucediendo sino por otros factores.

Desde los primeros momentos, en un intento de criminalización, desde los poderes del estado se habló de una conexión vasca con lo sucedido e incluso de una exportación de la “kale borroka”. No podían estar más equivocados. En primer lugar porque la kale borroka no la inventó ningún vasco. La kale borroka está presente en el mundo desde el mismo surgimiento de la clase trabajadora, de la policía y de la injusticia. Que fue al mismo tiempo. Y clase trabajadora, policía e injusticia no es algo vasco sino universal.

Lo que está ocurriendo en Gamonal está lejos de tener una conexión vasca. Y no hablo de la kale borroka sino del modelo de participación horizontal de democracia participativa, de la auto-organizacion asamblearia como punta de lanza y no accesoria y subsidiaria. Es decir, apartando parte de los males que han asediado a la izquierda, el protagonista no son ni partidos ni organizaciones sino el mismo pueblo. Y eso no significa que los partidos y organizaciones no sean necesarias, lo son en alto grado, sino que el protagonismo y el que tira del carro es la fuerza popular.

Esa misma auto-organización y fuerza popular es la que hizo en Catalunya prender la mecha del proceso independentista desde las alegales convocatorias de referéndum, movilizaciones e iniciativas en una fase de ofensiva popular por la independencia (julio del 2010- setiembre de 2013) aunque ahora los partidos hayan logrado una subordinación popular a las estrategias y los ritmos del poder de la Generalitat . Precisamente la garantía de que el proceso catalán culmine sin falsas salidas será que que esa subordinación se erosione y vuelva a ponerse en cabeza la ofensiva popular.


Lo mas curioso de todo es que tanto lo ocurrido en Cataluya o en Gamonal no es algo que nos resulte extraño ni vaya en contra del ADN popular vasco. Todo lo contrario.

Tanto un proceso soberanista vasco como una revuelta social en Euskal Herria no van a venir de un acuerdo entre PNV – EH Bildu o ELA y LAB. Para nada. De venir lo van a hacer con las filosofías de fuerza popular, desde abajo y no partidistas,tejiendo acuerdos populares siendo el epicentro la propia sociedad. Que eso luego se traduzca en movimientos sindicales o institucionales es paralelo y en principio no contradictorio. Ahí reside la desconexión vasca.

Archivo del blog