Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentzia






2014/04/09

La estrategia de la extrema derecha para las Europeas de mayo de 2014

"Es muy difícil que los partidos de extrema derecha, bien a través de la Plataforma bien concurriendo por separado, logren representación en las “europeas” ya que como hemos apuntado el voto más reaccionario se divide en partidos como PP, UpyD, Plataforma per Catalunya, Ciudadants o el recién creado Vox, pero si para algo les van a servir estas elecciones es para tener un escaparate en el que mostrar su mensaje de odio y xenofobia."


F. Sabate, historiador y antropologo
Rojo y Negro

De cara a las próximas elecciones europeas a celebrar en mayo de 2014 y al eco del éxito de  los partidos neonazis en países tan cercanos como Grecia, Hungría o Francia, la extrema derecha española comienza a organizar su campaña electoral,  aconsejados por dirigentes de los partidos más extremistas, de cara a imitar el modelo que les ha llevado a ser la 3ª fuerza política en Hungría y la 4º en Grecia…

La extrema derecha española siempre ha estado presente en la vida política, a través de grupos como Falange. Sin embargo estos grupos nunca han dado el salto a los Parlamentos  estatales, autonómicos o al europeo, no por no tener una base de apoyo suficiente sino porque su voto ha ido tradicionalmente a Alianza Popular, hoy Partido Popular, y últimamente a UPyD (recordar que grupos y dirigentes neonazis pidieron, en las últimas elecciones generales, el voto para Rosa Díez). Y no habría que olvidar el partido recién creado de Santiago Abascal y Ortega Lara, Vox o Soluciona, nueva formación en torno a Enrique de Diego y el portal de internet Alerta Digital.

En los últimos años estamos asistiendo a una evolución de los movimientos más radicales dentro de la extrema derecha, nos estamos refiriendo a los grupos neonazis.

Tradicionalmente estos grupos se han movido dentro de ambientes muy concretos, los  grupos ultras de fútbol de algunas ciudades (ultras del Madrid, del Atlético, del Zaragoza, Español, Barça, Betis, Valladolid, Logroñés, Valencia…) y se han caracterizado por una violencia extrema, sirva como dato que desde los años 90 se han contabilizado más de 80 asesinatos de inmigrantes, mendigos y jóvenes antifascistas.

Sin embargo, en estos últimos años, estos grupos violentos de neonazis se están reorganizando en partidos políticos, a imagen y semejanza de los partidos europeos. El espectro es muy amplio, desde las distintas Falanges a Alianza Nacional, Nudo Patriótico, MSR, España 2000 o Democracia Nacional, incluyendo  a Plataforma per Catalunya (PxC) de claro tinte xenófobo.

Como partidos políticos tienen una carencia muy clara, la falta de ideología. Estos partidos no tienen una base ideológica más allá de la xenofobia, el racismo y la unidad de España. El otro rasgo que comparten es la admiración hacia el Partido Nacional-Socialista de Hitler, algunos partidos como Alianza Nacional no lo esconden y exhiben simbología nazi y otros como el Movimiento Social Republicano son más “discretos” aunque en sus manifestaciones se pueden ver banderas célticas o incluso se pueden ver fotografías de sus dirigentes en Alemania en manifestaciones de homenaje a Rudolf Hess, el dirigente nazi y ministro de Estado del III Reich.

Entonces, ¿cuál es su base ideológica como partido? A falta de ideología, lo que hacen estos partidos es nutrirse de los movimientos sociales y copiar las ideas y los eslóganes de dichos movimientos, sin importar que sean comunistas, anarquistas o incluso antifascistas.

En los programas de estos partidos neonazis encontramos referencias al anticapitalismo, a la defensa del medio ambiente, a la crítica a la monarquía y defensa de la República, críticas a la Iglesia, la defensa de la Educación y la Sanidad Pública… incluso el MSR usa como eslogan una frase del destacado anarquista Buenaventura Durruti:“Al capitalismo no se le discute,se le destruye”, eso sí, detrás de todo este “refrito” ideológico no ocultan su ideología xenófoba y racista.

Pero esta copia descarada de la ideología izquierdista no es algo nuevo, recordemos cómo a principios del siglo XX la Falange copia simbología de la CNT, como los colores rojinegros, parte del discurso dirigido a los obreros, o las llamadas a la revolución social.

La organización de estos partidos también se basa en los partidos históricos de la extrema derecha, con una organización vertical y con un encuadramiento en secciones. Por ejemplo, el MSR está organizado en cuadros, tiene un cuadro juvenil, otro femenino, otro ecologista y otro sindical, aunque en muchas ocasiones son las mismas personas las que forman los distintos cuadros o secciones, debido a su escaso número.
Este tipo de encuadramiento u organización lo hemos visto en alguna de sus manifestaciones celebradas en Madrid y que recuerdan a las manifestaciones del partido nazi de Hitler, desfilando en “falanges”, con formación casi militar y con multitud de banderas y parafernalia fascista.

Dentro de la organización deestos partidos, está la captación de nuevos miembros. Dos son las víasprincipales, ya “clásicas”, por unlado las gradas de ciertos equipos de fútbol, sobre todo los citados anteriormente, y por otro los Institutos.Con esta última vía ha habido una evolución ya que ahora intentan entrar y captar a través de sindicatos o colectivos de estudiantes, como Liga Joven o Respuesta Estudiantil.

Una nueva vía se suma a estas dos clásicas, y son las redes sociales. Y para lograr sus objetivos han puesto en marcha una estrategia copiada del modelo griego, principalmente, y de otros grupos neonazis europeos, de hecho en las webs de los partidos nazis españoles se hace alarde de las “reuniones de trabajo” con dirigentes de los partidos nazis de Grecia, Ucrania, Hungría, Inglaterra, Francia…

Esta estrategia pasa, primero, por intentar normalizar y visibilizar su presencia en la  sociedad y por ello se ve a grupos de estos partidos infiltrándose en manifestaciones relacionadas con el 15-M en Madrid, o con la defensa de la Sanidad o la Escuela Pública. No siempre logran infiltrase, en las manifestaciones de la huelga educativa del 24-O en Zaragoza grupos de manifestantes impidieron que grupos neonazis se colasen en la manifestación principal.

El segundo paso de la estrategia es vender una imagen solidaria, copiada de Amanecer Dorado, imagen que intentan lograr con reparto de alimentos, de juguetes y ropa a los más necesitados, donaciones de sangre… Son varias las ciudades del Estado que han visto cómo alguno de estos partidos han hecho minúsculas campañas de recogida de juguetes o de donación de sangre.

Pero estas “campañas solidarias” van dirigidas, al igual que en Grecia, a la ciudadanía española, es decir son campañas con un trasfondo xenófobo. La diferencia con campañas hechas por ONG, o grupos de izquierdas, o católicos, es que las campañas de solidaridad de estos partidos de extrema derecha completan esta mal entendida solidaridad con un mensaje de odio y culpabilidad; los culpables de la crisis y de los problemas son los inmigrantes.

Y es este mensaje de odio y la búsqueda de culpables el que dio resultados muy positivos a Amanecer Dorado. Algo que no es nuevo, la búsqueda de un chivo expiatorio llevó a Hitler al poder tras la crisis de 1929 cuando puso una “diana” a la comunidad judía. Los mensajes de los eslóganes de partidos como el MSR o Alianza Nacional no dejan dudas, “español parado, inmigrante expulsado”, “compra producto español”, “los españoles primero”…

Y la tercera parte de la estrategia es la de llevar a cabo acciones “espectaculares” que llamen la atención de los medios de comunicación y ayuden a transmitir su mensaje violento y fascista. El ejemplo más claro es el ataque a la librería catalana Blanquerna en Madrid el día de la Diada o la manifestación que llevaron a cabo en Barcelona el 12 de octubre grupos neonazis llegados de toda España.

Todo esto sin renunciar a la violencia, conscientes de que les da votos y apoyos en una parte importante de la sociedad. Los ejemplos violentos cada día son más habituales; asaltos a varias Facultades en Madrid, ataques a sedes de partidos políticos y sindicatos de izquierdas…

No hay que menospreciar ni restar importancia a estos partidos políticos, aunque su implantación sea muy minoritaria, en algunas localidades tienen concejales electos. Plataforma per Catalunya tiene 60 ediles en Catalunya y España 2000 tiene un concejal en Alcalá de Henares.

La opción más avanzada como intento de unificar de cara a las elecciones europeas a la atomizada constelación de siglas ultraderechistas es la plataforma “La España en Marcha” que reúne las siglas de partidos y asociaciones como Alianza Nacional, Democracia Nacional, La Falange, Nudo Patriota y Movimiento Católico Español. Tuvo su momento de gloria con la irrupción en el acto de Blanquerna el 12 de octubre y la posterior aparición de sus líderes en las tertulias del TDTparty.

Sin embargo, los recelos entre estos grupos y la rivalidad por hacerse con una parte del espectro político de extrema derecha es lo que les impide acabar con su fragmentación.
Partidos como MSR y España 2000 no se han sumado a la Plataforma y concurrirán por separado a las elecciones europeas.

Las elecciones de mayo son una cita muy importante para evitar que en el Estado español cristalicen y logren un espacio electoral los partidos neonazis que estén presentes en toda la comunidad europea, excepto Portugal, Alemania, Chipre, Polonia y poco más.

Es muy difícil que los partidos de extrema derecha, bien a través de la Plataforma bien concurriendo por separado, logren representación en las “europeas” ya que como hemos apuntado el voto más reaccionario se divide en partidos como PP, UpyD, Plataforma per Catalunya, Ciudadants o el recién creado Vox, pero si para algo les van a servir estas elecciones es para tener un escaparate en el que mostrar su mensaje de odio y xenofobia.

Más preocupante es el aumento de las agresiones y la violencia fascista que se puede producir.

Archivo del blog