Independentismoa-antikapitalismoa-autogestioa-oroimena-komunismoa-herria-kontrainformazioa-duintasuna-formakuntza-parekidetasuna-borroka-elkartasuna-eztabaida-sozialismoa-lurralde batasuna-antinperialismoa-dialektika-iraultza-euskara-amnistía-nortasun nazionala-internazionalismoa-langileria-kultura-erresistentziak

2014/10/10

Hasta siempre Louk

Los animales no se equivocan, los animales nunca se equivocarán, son portadores de la sinceridad del cosmos. Mira como se portan los perros callejeros cuando se enfrentan estudiantes y carabineros. Dime si has visto alguna vez a un animalito defender a la policía sin estar forzado. Ases falsos.
Borroka garaia da!
Hoy no voy a escribir sobre ningún ser humano pero sí de un símbolo. Un perro griego conocido popularmente como Loukanikos. Desde Grecia hace unas horas anunciaban públicamente algo que no se conocía; la noticia de su muerte que ocurrió el pasado mayo.

Tras muchos años de batalla en primera fila, este perro callejero que siempre acompañó todas las protestas anti-troika, anti-capitalistas y pro-justicia social, que se enfrentó a la policía y protegió al pueblo con todo lo que tenía, acabó enfermando según explican los veterinarios que lo trataron, en gran medida por los productos químicos y gases lacrimógenos policiales que había estado inhalando constantemente. Ante su estado grave y deteriorado de salud, fue adoptado por un activista que lo cuidó en sus últimos meses de vida.
Loukanikos no es un caso excepcional ni una rareza. Ni es fruto de ningún adiestramiento. Al contrario. Está comprobado que los animales de la calle, muy especialmente los perros callejeros, en protestas sociales, de alguna forma se sienten parte del pueblo y saben donde está la barricada y en que lado está el autoritarismo y cada cual. En Grecia Loukanikos no ha sido el único, hay muchos más. En las protestas estudiantiles de Chile, la primera linea de la kale borroka siempre está repleta de perros callejeros que se enfrentan a los chorros de agua a presión, impiden detenciones y aportan seguridad en avanzadillas. Los adiestrados son los perros de la policía en su doble sentido y los que aceptan su orden. Un orden anti-natural para mentes atrofiadas. La mirada de un perro callejero es más justa que prácticamente casi todos los sistemas políticos, sociales y económicos del mundo actual.

Loukanikos, no te vamos a olvidar. El día de la victoria estarás junto a todos y todas las que se han levantado  contra la infamia.

Entiendo tu furia libertaria
Cuando llegan los matones con sus palos.
Quieren que los tuyos pasen hambre.
No dejes que se acerquen,
vienen por los sueldos,
las pensiones, los ahorros.
Hay que pararlos
que vean tu enojo y tus colmillos.
Comprendo tu ira Lukanikos
Yo también los odio y los combato
les muestro los dientes de mis versos
y la bronca de mi pueblo avasallado.
Insensibles burócratas
Del injusto poder globalizado
sólo entienden de números
y rentas financieras
no quieren ver
el rotundo fracaso de sus planes
tan notorio y evidente
que hasta un perro callejero ya entendió.
Pretenden cotizar
Las plazas donde duermes
Las calles de tu barrio
Quieren que escuelas y hospitales
Produzcan dividendos
Que los jubilados se mueran de tristeza
que paguen los obreros
ambiciones y errores
de fríos funcionarios
Y ordenan la violencia
y mandan a estos brutos
para imponer por la fuerza
un retrógrado proyecto de miseria.
No los dejes acercarse Lukanikos
Que sepan de tu enojo y tus colmillos.

Mundo P


Mas info:

http://borrokagaraia.wordpress.com/2014/01/05/no-todos-los-txakurras-son-iguales/

Archivo del blog